Imprimir
Inicio » Noticias  »

Municipios colombianos reducen analfabetismo con método cubano

En este artículo: Colombia, Cuba, Educación, Yo sí puedo
| +

Yo si puedo, método cubano de alfabetizacónLos deseos de superarse fueron el impulso para que al menos 500 jóvenes y adultos de cinco municipios del departamento colombiano de Cundinamarca aprendieran a leer y escribir con el método cubano, Yo, sí Puedo.

En una graduación masiva en la Institución Educativa Divina Providencia de la Palma, (Cundinamarca) mujeres y hombres recibieron los diplomas que certifican el aprendizaje y la continuidad en la educación básica primaria.

Al acto asistieron la directora de la Fundación Pedagógica Latinoamericana, Luz Constanza Fandiño, y el delegado del Ministerio de Educación de Cuba, Alexander Pompa.

“Nunca será tarde para aprender y para volver a empezar, ustedes son un gran ejemplo de superación; de esfuerzo, de voluntad, de ganas de seguir adelante” enfatizó Fandiño.

Diferentes circunstancias impidieron en el pasado, que los adultos ingresaran a la escuela y permanecieron iletrados durante varios años.

Sin embargo, los hoy graduados encontraron una nueva oportunidad bajo el método cubano y lograron culminar satisfactoriamente un proceso de enseñanza de tres meses.

La directora la Fundación Pedagógica Latinoamericana manifestó que las personas pueden continuar con sus estudios de educación primaria y los invitó a que sigan en el proceso pedagógico, para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

“Tenemos toda la disposición para seguir enseñando, para que culminen sus estudios”, agregó Fandiño, cuya entidad sin fines de lucro es la encargada de operar en el país los métodos de enseñanza “Yo, sí puedo” y “Yo, sí puedo seguir”, este último de post-alfabetización.

Por otra parte, uno de los graduados Guillermo Bravo Hernández expresó que es un motivo de orgullo aprender a leer y escribir después de mucho tiempo, porque ya puede escribir los encargos que le hacen cuando va a la Palma a cinco horas de camino desde su vereda Ortigal.

“Lo que aprendí me ha facilitado la vida, ya no tengo que pedir el favor a nadie para que escriban mi nombre” puntualizó.

En tanto, la Gobernación de Cundinamarca espera con estos resultados disminuir los índices de analfabetismo en el departamento y contribuir a mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también