Inicio » Noticias  »

A salvo los 33 mineros: ¡Viva Chile! + Fotos y Video

En este artículo: Chile, Minas, mineros
13 octubre 2010 | 67

mineros

Luis Urzúa, jefe de turno del yacimiento San José en el momento del accidente del pasado 5 de agosto, fue el último de los 33 mineros en ser rescatado luego de más de dos meses de confinamiento a 700 metros de profundidad.

Poco antes de ser rescatado, Urzúa agradeció al primer rescatista, Manuel González por todos los esfuerzos realizados durante su rescate.

”Me siento feliz, estamos a gusto y muchas gracias a ti Manuel por estar en esas condiciones en la mina. Hay que tener una hombría y carácter como el que tú tienes”, dijo.

Urzúa, de 54 años, de profesión topógrafo, es el único minero proveniente de un hogar de clase media y es hijo de un desaparecido de la dictadura de Augusto Pínochet (1973 – 1990).

También es sobrino de Sergio Irribarren, concejal de su pueblo natal, Vallenar, localizado al sur de Copiapó.

El último de los 33 mineros tiene 31 años de experiencia bajo tierra y es conocido como el hombre del liderazgo por su aplomo, prudencia y por comportarse como un capitán que no abandona su barco.

El jefe del grupo se dedicó gran parte del tiempo que pasó bajo la tierra a dibujar los planos del área donde se encontraban los trabajadores en el yacimiento para idear alguna ruta de escape.

En los primeros días de encierro, cinco de los 33 hombres se rebelaron contra su autoridad, pero Urzúa logró alinearlos y crear armonía en el grupo.

Urzúa fue el hombre que habló con el ministro de Minería, Laurence Golborne cuando éste se comunicó con los trabajadores a través de un telefonillo.

“Le habla Luis Urzúa, soy el jefe de turno (…). Estamos bien, esperando que usted nos rescate”, le contestó Urzúa al ministro durante la llamada.

A diferencia del resto de los obreros, la familia de Urzúa no ha permanecido en el Campamento Esperanza, levantado improvisadamente cerca de la mina prácticamente desde que sucedió el accidente.

Esta familia también ha sido la única que no ha hablado con la prensa debido a una petición que el mismo Urzúa les hizo cuando les envió la primera carta durante su confinamiento.

El rescate de los 33 mineros comenzó este martes pasadas las 10H00 locales (13H00 GMT).

El primer rescatista en descender a la mina fue Manuel González quien tardó sólo 16 minutos en bajar al refugio de los trabajadores.

Florencio Ávalos fue el primer minero en ser rescatado del yacimiento San José y tardó menos de 20 minutos en emerger a la superficie.

Una de las cosas que más ha caracterizado a este operativo ha sido la rapidez puesto que a las 20H00 locales (23H00 GMT) de este miércoles 28 de los 33 mineros habían salido de la mina.

Uno de los momentos más dramáticos del rescate fue la liberación de Yonni Barrios, de 50 años, quien era conocido en el grupo como el doctor.

Gracias a sus conocimientos de enfermería, Barrios se encargó de elaborar informes médicos de sus compañeros y vacunarlos contra varias enfermedades.

Este grupo de 33 mineros se distinguió por su diversidad: un ex futbolista; Franklin Lobos; un religioso como José Henríquez y un topógrafo, en el caso de Urzúa.

Entre los obreros también se encontraba el boliviano, Carlos Mamani, de 24 años de edad, único extranjero del grupo y quien fue visitado por el presidente de su país, Evo Morales, quien viajó a primeras horas ade este miércoles para darle la bienvenida su compatriota y ofrecer ayuda y trabajo en su país natal.

(Con información de Telesur)

Luis Urzúa Iribarren

El jefe de los 33 mineros atrapados en Chile, el topógrafo Luis Urzúa, fue finalmente hoy el último en salir de la mina San José, donde estuvo atrapado 70 días, más que ningún otro hombre sobre la tierra.

Convertido a la fuerza en el líder de un grupo obligado a vivir en oscuridad perpetua, Urzúa mantuvo el orden, el humor y la cohesión entre sus gente, dándoles misiones y sentido de solidaridad.

Repartió los espacios en las galerías subterráneas y logró que sus hombres comieran sólo dos cucharadas de atún cada 48 horas, cuando el salvamento parecía imposible y no había contacto con la superficie.

Toda su humanidad quedó reflejada además en su primer contacto con las autoridades.

Antes que pedir ayuda, preguntó por el destino del grupo de mineros que había abandonado el fondo del yacimiento, minutos antes del derrumbe del 5 de agosto.

Cuando supo que estaban vivos, estalló en gritos de alegría con sus compañeros, con quienes compartía sólo desde hacía dos meses, tras su incorporación como trabajador a la mina San José.

En su primer contacto telefónico con el presidente Sebastián Piñera, trasmitido en vivo al país, Urzúa describió sus angustias y sueños.

“Bajo un mar de rocas, estamos esperando que todo Chile haga fuerza para que nos puedan sacar de este infierno”, dijo el minero al mandatario el 24 de agosto.

“Sé que ha sido un infierno, pero es un infierno que le ha significado a todo nuestro país una resurrección en el ánimo, en la fuerza, en la esperanza”, lo interrumpió el presidente.

El liderazgo formal y humano de Urzúa, cuya familia no quiere hablar con los medios, fue puesto a prueba en algunos momentos al interior de la mina, cuando un grupo de mineros desafió su autoridad.

La situación finalmente fue resuelta y los mineros, que querían intentar un riesgoso rescate desde abajo, aceptaron seguir el plan de su líder y el gobierno.

En las horas finales, el jefe de turno volvió a dar muestras de su carácter, dando pinceladas de humor.

“Por fin se lo llevaron, nos tenía a todos aburridos”, bromeó cuando los rescatistas izaron al minero Mario Sepúveda, uno de los más animados del grupo.

En la superficie, quizá dándole la razón otra vez a Urzúa, el rescatado Sepúlveda gritó, salto, abrazó a las autoridades, llamó a los rescatistas a gritar por Chile y prometió sexo a su esposa.

El minero Franklin Lobos sonríe después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2

El minero Franklin Lobos sonríe después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2

l vigésimo séptimo minero rescatado Franklin Lobo (i) llega a la superficie dentro de la cápsula Fénix.

El vigésimo séptimo minero rescatado Franklin Lobo (i) llega a la superficie dentro de la cápsula Fénix.

El minero rescatado Óscar Reygadas llega al hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero rescatado Óscar Reygadas llega al hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero Johnny Barrios (i), de 50 años, saluda a su pareja al llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero Johnny Barrios (i), de 50 años, saluda a su pareja al llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero rescatado Darío Segovia es recibido a su llegada al hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero rescatado Darío Segovia es recibido a su llegada al hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero rescatado Darío Segovia es recibido a su llegada al hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero rescatado Darío Segovia es recibido a su llegada al hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero Franklin Lobos es trasladado en una camilla después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero Franklin Lobos es trasladado en una camilla después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

Bárbara Sánchez, hija del minero rescatado Jimmy Sánchez, espera a su padre a las afueras del hospital regional de Copiapó (Chile).

Bárbara Sánchez, hija del minero rescatado Jimmy Sánchez, espera a su padre a las afueras del hospital regional de Copiapó (Chile).

El minero Franklin Lobos (d) celebra después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero Franklin Lobos (d) celebra después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El niño Oriel Contreras, sobrino del minero Víctor Zamora, llora mientras observa la transmisión de su rescate.

El niño Oriel Contreras, sobrino del minero Víctor Zamora, llora mientras observa la transmisión de su rescate.

El minero Samuel Avalos celebra después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2

El minero Samuel Avalos celebra después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2

El minero Renán Ávalos Silva (c) sonríe después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero Renán Ávalos Silva (c) sonríe después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero Renán Ávalos Silva es trasladado en una camilla después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

El minero Renán Ávalos Silva es trasladado en una camilla después de llegar a la superficie a bordo de la cápsula Fénix 2.

Fotos: EFE

El rescate del minero 33: Luis Ursúa

Se han publicado 67 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel dijo:

    La verdad que son dignos de admirar. Sus rostros al salir son de Heroes.Que sencilles!. felicitaciones al gobiernode Chile que estuvo pendiente de cada detalle y al final todo les salio’ bien. Felicitaciones a todas las personas y paises que ayudaron a sacar a la luz a estos hombres humildes.

  • GATO GRIS dijo:

    Se encontraron en la arena, los dos gallos frente a frente, el gallo negro era grande, pero el rojo era valiente!

    Pineda cipayo! no pudiste mas, se te cayeron las plumas y tuviste que hablar en ingles.

    Luis Urzua militante y cuadro popular fue el ultimo en salir, un verdadero gallo rojo!
    VIVA LA CLASE OBRERA CHILENA

  • Anett dijo:

    muy féliz por este gran rescate….muy emocionada….Gracias Dios y gracias a la colaboracion de todo el personal, los rescatistas…el presidente y su primera dama…a todos….MUCHAS GRACIAS..LOS MILAGROS SI EXISTEN !

  • H. LO dijo:

    “En algunos sitios se ven algunos recuerdos de los obreros que han muerto trabajando en el cobre, escarbando la tierra durante decenas y decenas de años, profundizando centenares de metros en busca del cobre, hacñia el norte, hacia el oeste, hacia el este, hacia el sur y hacia las profundidades de la tierra, sin que todavia se sepa sus dimensiones. Y parece ser que durante decadas y decadas todavias ustedes, los obreros del cobre, continuaran extrayendo las riquezas que la naturaleza les ha ofrecido.” Fidel Castro a los mineros de CHUQUICAMATA 14 de Noviembre de 1971 (casi cuatro decadas) Luego agrego: “Si otros pueblos de la antigüedad tienen grandes obras, de las cuales se sienten todavia orgullosos; si algunos tienen grandes templos; otros hicieron grandes carreteras, otros construyeron piramides y esos pueblos se hicieron famosos por aquellas obras, algun dia tambien a la posteridad quedara como un monumento que honrara a las generaciones que han trabajado en esas minas las inmensas terrazas que los trabajadores han construido en ese sitio.” Palabras profeticas del comandante Fidel hace casi 4 decadas, Esperemos que la tragedia de los 33 y el lugar del accidente sea tambien un santuario a los trabajadores del cobre y a la seguridad laboral.
    Buenas noches y a no olvidar que el cobre es chileno y debe ser el sueldo de todos los chilenos como lo hizo Salvador Alende bajo su gobierno.

  • librado dijo:

    que bueno que ya estan aqui amigos hermanos estoy orgulloso de ustedes porque tardaron mucho tiempo a y adentro son balientes porque 70 dias de estar en la oscuridad nadien puede resistir gracias a dios que todos salieron bien y que no ubu ningun muerto todo el mundo resaba por ustedes para que todos salieran con vida

    adios los quiero a todos cuidense

  • Sayda dijo:

    Felicito al pueblo Chileno por la bendicion q recibieron el dia de hoy,sacar con vida a sus 33 mineros, y felicito a su Presidente se porto a la Altur desde Guatemala Saludo

  • gisael dijo:

    le doy gracias a dios poruqe todos ustedes salieron con vida se que fue muy doloroso para ustedes y para su fmilia porque no los pudieron ber pero aora ya estan nuebamente guntos y ojala nunca se separen de su familia… los quiero a todos ustedes mineros por que son muy balientes …

    biban los 33 mineros biba chile

    cuidense

  • joaquin dijo:

    FELICITACIONES CHILE! a disfrutar mineros y recastistas con amigos y familiares

  • CLAUDIA dijo:

    HEMOS ESTADO TODOS PENDIENTES DE ESTA HEROICA LABOR, FUE UNA GRAN FELICIDAD SABER QUE TODOS ESTAN EN PERFECTA SALUD, DIOS SIEMPRE NOS DA UNA NUEVA OPORTUNIDAD, GRACIAS A DIOS HERMANOS CHILENOS, Y A LA LABOR ORGANIZADA DE TODOS LAS PERSONAS QUE COLABORARON.
    LAS LAGRIMAS DE TODOS LOS EXPECTADORES HAN CORRIDO UNA Y OTRA VES POR NUESTRAS MEJILLAS DE ALEGRIA Y NERVIOS.
    YA TODO CULMINO DISFRUTEN LA NUEVA VIDA JUNTO A SUS SERES QUERIDOS, UN GRAN ABRAZO.

  • agustina dijo:

    que bueno que salieron esos mineros yo q ellos no trabajo mas esta vez se salvaron pera para la otra capas q no :-( …. bueno saludos para todos y para los mineros q salieron con vida ….soy de mexico

  • Adrián dijo:

    Ojalá el gobierno chileno compense adecuadamente el sufrimiento suyo y de sus familias, y que repare muchas de las injusticias sociales que aún existen en uno de los países más prósperos de América Latina.Me emocioné mucho con el rescate de los mineros, parecen héroes de una novela de Hemingway, o de Julio Verne.Saludos hermanos!.

  • cesar dijo:

    La verdad toda una odisea para esta gente ,desde Uruguay un abrazo muy fuerte a todos los mineros y en especial a todas las personas que hicieron posible el rescate ,quedara marcado en la historia de el universo como HAZAÑA CHILENA !!!!!!!!!!!!! SALUDOS DESDE URUGUAY , Cesar

  • Salvador dijo:

    Primero que todo mil gracias Dios mió por tan buena acción,Mil gracias a todo el personal que trabajo arduamente por la eficacia de este rescate que dios los bendiga a todos y que viva nuestra madre naturaleza por permitir que esto que hoy es una gloria y días atrás una gran angustia fuera concedido sin males mayores Gracias madre.

  • manuel cidoncha-hinestrosa dijo:

    YA ESTAN ARRIBA TODOS LOS MINEROS CHILENOS…
    PARA RECORDARNOS QUE ESTO NO VUELVA A PASAR

    Cantan un grillo en la en la profunda noche.
    Después de ver muchas horas en la televisión y vivir los emocionantes momentos de cómo hizaban a los mineros chilenos y los recibían en la superficie a la que llegaban como mágicos duendes y gnomos telúricos hechos heróes por la solidaridad humana, ahora, al rítmo de éste grillo, descansamos y pensamos en lo que hemos presenciado.

    El show mediático ha sido impresionante.
    No olvidemos que la noticia es una mercancía más en el mercado capitalista, y si es de éste tipo…entónces alcanza una dimensión económica que ningún negociante quiere desaprovechar.

    Los comerciales televisivos, durante la retransmisión de los acontecimientos, dada la enorme audiencia, subieron de precio. (¿Se le darán parte de éstas fabulosas ganancias a los mineros?) Vendrán películas, libros, reportajes, ropas, memoralia, souvenirs, programas televisivos, publicidad, etc., que los comerciantes ya empiezan a otear en ésta sociedad de consumo dónde nunca se deja pasar una oportunidad para trastrocar la autenticidad genuína de los sentimientos y afectos humanos en ganancias crematísticas.

    El archimillonario presidente chileno jugó muy bien (era fácil hacerlo dadas las obvias circunstancias) su baza política. Luís Urzúa, el líder del grupo de trayectoria comunista cuyos familiares fueron asesinados por Pinochet, lo dijo bien claro: “Esto no puede volver a pasar”.

    Las palabras que se cruzaron entre éstos dos hombres rezumaban connotaciones y semánticas distintas a las que se cruzaron entre el presidente y los demás mineros. En Urzúa, el archimillonario encontró la representación de una realidad difícil e incómoda, lo captaron las cámaras –a pesar de las máscaras de las apariencias–.
    La verdad que mantuvo Urzúa desde el principio reflejaba el halo –que todos conocían– de un auténtico líder minero que conoce muy bien la trayectoria histórica de su país desde Allende a Piñera. Porque el derrumbe que casi aplastó a los treinta y tres mineros –él lo sabía muy bien– se pudo evitar, pero en el capitalismo mandan más las ganancias que la seguridad laboral, y los mineros saben ésto muy bien porque lo sufren en carne propia y en sus propios ataúdes.

    En “Tele Sur” (loado sea “Tele Sur”) dijeron los familiares de los mineros que si no hubiese sido por la presión que ellos ejercieron, el gobierno nunca hubíese traído la maquinaria especial que necesitaba la operación de rescate mediante la cual fueron salvados. No olvidemos que las familias de los mineros han demandado por diez millones de dólares a los amos de la mina San Jose dónde se produjo el accidente.

    El grillo sigue cantando y seguimos reflexionando y rumiando en todo lo que hemos visto.

    Muchas cosas, muchísimas cosas, todas yuxtapuestas y adyacentes unas con otras, ha conllevado éste suceso.
    Politicas,
    sociales,
    laborales,
    económicas,
    emocionales,
    psicológicas,
    tecnológicas,
    ontológicas
    –el hombre frente a la muerte–;
    y esa filogénia que todos llevamos enclavada
    en el subsconsciente colectivo del miedo
    a experimentar lo que esos mineros chilenos
    sintieron por setenta días:
    el miedo a permanecer atrapados,
    en el fondo de la tierra,
    en el cualquier parte,
    incluso en el vientre materno
    (“Trauma de nacimiento”, lo llamó Otto Rank)

    Por eso, con cada uno de ellos que salía al exterior,
    saliamos todos.
    Con cada uno de ellos que escapaba
    al oscuro encierro
    de aquella trampa mortal,
    nos escapabamos todos.
    Con cada abrazo con el que lo recibían sus familiares,
    todos eramos abrazados.
    Fué una transferencia atávica
    cuya catársis la sintió la humanidad.
    Y de ahí nuestra identificación y simbíosis
    con todos ellos.

    Y ésto no pasa todo los dias en nuestro planeta.
    Por eso fue tan importante.
    Ese subconsciente colectivo
    dónde están escondidas las raíces
    de las viscitudes en común por la que ha pasado
    el ser humano a lo largo
    de su difícil y peligrosa evolución,
    se plastificaron, a escala masiva,
    en todos nosotros.

    Y sirvió de aglutinante para que calleran
    las típicas barreras que siempre nos separan.
    Fue tambien el sentir lo bello de la solidaridad humana
    (Aunque el super-millonario presidente que acogía a los rescatados, cómo representante de esa misma sociedad que hubíese podido evitar la catástrofe, representaba, social y económicamente, la antítesis de todos aquellos hombres que abrazaba.)

    Pero por un día,
    frente a la gloriosa y omnipresente televisión,
    nos hicimos la ilusión de dejarnos llevar
    por el hemisferio cerebral
    de nuestra nítidas emociones incontaminadas
    dónde el hombre alberga sus mejores cualidades,
    dónde se ubica esa grandiosa estética
    de la capacidad de solidaridad del hombre
    para con el hombre
    …y dejamos a un lado todas las chirriantes implicaciones
    socio-políticas de un implacable régimen
    que, fácilmente,
    renunciando sus dueños a una infima parte
    de sus colosales beneficios,
    hubíese podido evitar aquel tremendo drama.

    Como dijo un minero en el reportaje de “Tele Sur”:
    “Hubíese sido mejor no esperar
    a un momento tan dificil
    para ser todos hermanos”.

    El grillo ha parado de cantar.
    Tal vez porque nuestros pensamientos han cesado.
    Tal vez porque los mineros chilenos,
    ésta noche,
    acompañados ya de los suyos,
    están durmiendo en sus camas,
    en la superficie de ésta Tierra
    que guarda en sus entrañas esos tesoros
    que sólo ellos saben sacar,
    Mineros de Estrellas que enriquecen
    a aquellos que únicamente eclípses le dán.

    Esperemos, con Luís Urzúa,
    que ésto no ocurra jamás,
    y que todo ello haya servido,
    como otra batalla más,
    contra el inmisericorde capital
    para que todos tomemos conciencia
    de que la vida de los hombres
    que trabajan dentro de la Tierra,
    y en su superficie,
    es más sagrada y mas valiosa
    que las cuantíosas e inmorales plusvalías
    que los amos de las minas y fábricas
    obtienen a costa de que treinta y tres hombres,
    y los múltiples que mueren todos los años,
    hayan tenido que enfrentar
    la Gran Pesadilla de la Muerte
    a setecientos metros de profundidad.

    Y quizás por eso el grillo ha dejado de cantar,
    para recordarnos,
    con su silencio,
    que “esto no puede volver a pasar”.

    Posted by Ad Humanitatem at 12:14 AM

  • F. JUAN AGUILA dijo:

    HA TERMINADO LA TRAGEDIA CON UN FINAL PERFECTO.

    Los 33 mineros han salido vivos. Ahora les espera la recuperación, junto a sus seres queridos, que es la más importante.

    La colaboración de muchos países con sus instituciones importantes junto a especialistas chilenos de todo tipo, necesarios para el gran triunfo.

    Después de la recuperación, donde algunos quedarán con alguna secuela la búsqueda de un nuevo trabajo, según se publica.

    Se preparan las reclamaciones, lógicas y muy merecidas.

    Sin embargo, ¿harían falta más accidentes laborales?, no solamente en la minas, donde a pesar de haber un bajo porcentaje de trabajadores (1 %), alcanza el 8 % de todos los accidentes.

    He comentado, por otros motivos, que cualquier accidente es evitable si los controles establecidos o los que falten por establecer son incluidos y todos cumplidos, no habrá porque lamentarlos.

    ¿Cuánto vale la vida de un ser humano?, ya sea minero o de otro sector. ¡No tiene precio!. Las “indemnizaciones” no lo devuelven al seno familiar cuando fallece, la “Habilitación”, muchas veces, es imposible después de lesiones que le invalidan para el resto de sus vidas.

    ¿Hasta cuando los empresarios, “inescrupulosos”, (Persiguiendo abaratar los costos de producción para obtener mayores ganancias)mal tratarán al “hombre” o “mujer” trabajadores y le otorgarán el trato que merecen, manteniendo las condiciones de trabajo adecuadas?

    Ahora vienen las cámaras y las publicación en todos los “medios”, los de las noticias de impacto, las de ¡Última hora!, ¡las espectaculares1. También las desaconsejadas entrevistas, exclusivas, etc.

    Como dije ayer, hoy repito que me siento orgulloso por el trabajo de CubaDebate al permitirnos seguir la tragedia, prácticamente día a día. No se podía buscar otro medio, muchas veces.

    Una tragedia de la que han estado pendientes sus familiares y todo el pueblo chileno, desde el principio, encabezado por su presidente, hay que decirlo, hasta el final.

    Estoy seguro que nuestro pueblo, por el elemental principio que es para todos la “SOLARIDAD”, también lo ha seguido y ha festejado el felíz FINAL.

    ¡VIVA CHILE!

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    ES UN EJEMPLO AL MUNDO DE LO QUE ES CAPAZ DE HACER EL SER HUMANO.
    CONSTRUIR UN PROYECTO DE VIDA EN LA PROFUNDIDAD DE LA TIERRA Y SALVAR VIDAS DESDE LA SUPERFICIE.
    AHORA LOS MINEROS Y EL PUEBLO DE CHILE SE SENTIRAN MAS FUERTES Y UNIDOS PARA SEGUIR AVANZANDO COMO LO HACEN

  • RAUL DS dijo:

    Siempre tuve fe, que saldrian con vida, por la rapidez y seriedad que se emprendieron las tareas de rescate, bien por el Gobierno Chileno, hicieron lo que tenian que hacer, Gracias a Cubadebate por mantenernos infomados del asunto, Felicidades hermanos Chilenos…….

  • Livan de Jesús Baxter Ferrer dijo:

    Muy gratificante noticia, Por el poder de erguirse se mide a los hombres.

    Saludos.

    Livan de Jesús Baxter Ferrer
    Secretario General
    Comité PCC
    EQRO
    Miembro del Buró no Profesional del
    Comité Municipal PCC
    Nuevitas, Camaguey. Cuba

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Felicidades a todos!
    Que se toman las acciones necesarias para un trabajo seguro a los mineros.
    Que bueno que todo termino bien.
    Gracias Chile!,Gracias Bolivia!
    Gracias America Latina!

  • Roberto Chaple dijo:

    Rescatados los 33 héroes de las profundidades de su amada tierra chilena. Todo el mundo estuvo pendiente de esta heroicidad. Felicidades al gobierno chileno por los esfuerzos realizados para salvar a sus hijos y darle nuevas esperanzas. Creo que ha sido la noticia más trascendente de este nuevo siglo. Un derroche de tecnología. Viva el hermano pueblo de Chile y les deseo mucha salud a esos 33 héroes de las profundidades.

  • Mostrando 20 de 67 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 67 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también