Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Inaugurada exposición “Formato roto” de la artista Diana Balboa (+ Fotos)

| 1

Por Marianela Dufflar

En la tarde del martes fue inaugurada en el marco de la XI Edición de la Feria Arte en la Rampa, la exposición “Formato roto” de la artista de la plástica cubana, Diana Balboa.

Diana, quien se ha destacado por recrear al tema de la música en su obra, desde la pintura, el grabado, el dibujo y la cerámica, esta vez nos propone a través de disímiles objetos la trascendencia que puede tener el arte de los sonidos en objetos que al descubrirlos, nos sorprenden. Desde una tabla de planchar en desuso, hasta el respaldar de un viejo y melancólico sillón, Diana lo convierte en instrumento musical y hace que tenga un nuevo significado, un nuevo concepto, que nos acerca a su especial sensibilidad y a su eterna pasión por la música.

Las palabras de presentación de “Formato roto” estuvieron a cargo del poeta, Sigfredo Ariel.

Asistieron a esta inauguración Abel Prieto, Ministro de Cultura, Abel Acosta Viceministro de Cultura y Presidente del Instituto Cubano de la Música, Rubén del Valle, Presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas, Jorge Alfonso, Director de Industrias Culturales del  Ministerio de Cultura y Presidente del Comité Organizador de Arte en la Rampa, Luis Morlote, Presidente de la Asociación Hermanos Saíz, Jorge Ruiz Páez Presidente de ARTex, Guillermo Solenzal, Director del Fondo Cubano de Bienes Culturales e importantes personalidades de la Cultura entre ellos Sara González y Reynaldo González, Premio Nacional de Literatura, así como seguidores de la artista y público asistente a la feria.

“Formato roto” estará expuesta en Arte en la Rampa hasta la primera quincena de agosto.

Exposición "Formato roto", de la Artista Plástica Diana Balboa, en el marco de la Fería Arte en la Rampa. Foto: Marianela Dufflar

Exposición "Formato roto", de la Artista Plástica Diana Balboa, en el marco de la Feria Arte en la Rampa. Foto: Marianela Dufflar

Exposición "Formato roto", de la Artista Plástica Diana Balboa, en el marco de la Fería Arte en la Rampa. Foto: Marianela Dufflar

Exposición "Formato roto", de la Artista Plástica Diana Balboa, en el marco de la Feria Arte en la Rampa. Foto: Marianela Dufflar

Exposición "Formato roto", de la Artista Plástica Diana Balboa, en el marco de la Fería Arte en la Rampa. Foto: Marianela Dufflar

Exposición "Formato roto", de la Artista Plástica Diana Balboa, en el marco de la Feria Arte en la Rampa. Foto: Marianela Dufflar

Sigfredo Ariel, poeta, presentó la exposición "Formato roto". Foto: Marianela Dufflar

Sigfredo Ariel, poeta, presentó la exposición "Formato roto". Foto: Marianela Dufflar

Diana Balboa y el Ministro de Cultura Abel Prieto durante la inauguración de la exposición "Formato roto". Foto: Marianela Dufflar

Diana Balboa y el Ministro de Cultura Abel Prieto durante la inauguración de la exposición "Formato roto". Foto: Marianela Dufflar

Palabras del poeta Sigfredo Ariel en la presentación de la Exposición “Formato roto” de la artista Diana Balboa.

Algunas herramientas musicales

Sigfredo Ariel

Lo que no servirá para ser percutido, servirá para ser pulsado o animado por un soplo. Lo que no aprovecha el ritmo, cantará la melodía. En la imaginación, ese adentro raro, o en el mundo más o menos restringido de nuestras posibilidades auditivas todo puede ponerse a sonar en este mismo instante. Cuanto objeto haya sido creado en este mundo podrá conocer su interpretación y re-formulación a través de la música. Rastros de madera, tela, papel, plástico o metal se integrarán en una misma canción sin época. Diana Balboa, con su orquesta de inconcebible formato, hace posible tal prodigio.

Se le atribuye a Shakespeare una frase que dice más o menos: “desconfiad de todo aquel que no ame la música”. Y tal certidumbre parece recorrer esta colección de piezas pintadas, grabadas, esculpidas o edificadas, sin detenerse en la nimiedad de  naturalezas, disciplinas u oficios: Diana Balboa-pintora-grabadora-luthier no reconoce más frontera que la del sueño. Desde hace tiempo viene aproximándose al arcano de la música, uno de los más inextricables misterios que existen porque es sustancia que entra y sale del espíritu libre, sobre el cual, por suerte no hay nada escrito.

Ha producido cientos de grabados – su serie litográfica Gracias por la música data del primer año de este siglo-, de alabanza a cantantes e instrumentistas, de su voluntad por haber público (y notorio) el goce de concebirse en medio de una lengua luminosa: la música hermana de la poesía, de la que en remotos tiempos, por desgracia, comenzó a desentenderse.

Diana nos hace comprender ahora la poesía del ángulo, de la curva, del gesto del cuerpo material que sirve para interpretar o acompañar la voz; ilumina la historia o la alusión-ilusión del objeto arrinconado (sea arpa veracruzana, sea caja de botellas, tecla, bastidor, cuerda o moldura), atribuyéndole nueva, jubilosa función, concediéndoles la oportunidad de volver a existir, de volver a ser, paralizando el curso de la desintegración a la que parecían condenados sin remedio.

En lienzos y dibujos estuvieron también, primero, avíos musicantes, desarticulados, más sospechados que sugeridos, en ocasiones, tañidos por unos seres de fábula de conjetura medio cubista, uno de los idiomas figurativos que su expresión a menudo prefiere: en el interior de una ojiva toca aquí un trío fantasmagórico no se sabe qué nostalgia… En una tela otros personajes soplan imposibles caramillos…

“Arpa de troncos vivos”  llamó Lorca a Cuba. No es casual que uno de sus trabajos de esta muestra se titule así, pues entre las músicas que rodean a Diana, en centro primordial, está la múltiple sonoridad nuestra, y porque como buena cubana, no concibe la realidad sin música.

Por eso, el respaldo de una silla se convierte en signo guitarrero, un piano salta enloquecido, una bandeja se aproxima a un banjo. De superficies planas escapan hasta lograr corporeidad fragmentos y elementos disímiles: una brújula, un reloj, una trompeta,  de juguete… formación orquestal en la que cada uno de  los instrumentos hace un solo, o narra una singular melodía, lírica o burlona bailable o cantábile: basta con detenernos frente  a cada una de las piezas para escucharlas.

Acrílico sobre lienzo, grabado, instalación, ensamblaje, mixtura sin discriminación, donde todo se integra y a la vez se desarticula en este concierto de una orquesta sin contorno que podrá crecer- seguir creciendo- hasta el infinito.

Basta para ello que Diana Balboa continúe poniendo en la música su laboriosidad madura, su arte jovial, su confianza toda.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Enmanuel Castells (Cuba) dijo:

    Cuando Sigfredo Ariel dice (y cito): “pues entre las músicas que rodean a Diana, en centro primordial, está la múltiple sonoridad nuestra, y porque como buena cubana, no concibe la realidad sin música”, yo agregaría: “no concibe la realidad sin música ni poesía”, porque esta exposición toda es un enorme poema musicalizado desde todas las herremientas con que Diana armó esta belleza de arte.
    Conocí personlamente a esta singular mujer en una expo de Nelson Domínguez el año pasado en la galería Origenes debajo del Gran Teatro de la habana, donde me reencontré con la sin par Sara González, y Diana hizo papel de memoriosa pues Sara y yo anduvimos hace cuántos años? por la Sierra Maestra, Barrio Nuevo-San Pablo de Yao, etc, junto a Guaicán con Pepe Ordáz, Senel Paz antes de Fresa y Chocolate, Rebeca Chavez antes de Ciudad en Rojo…y por allá se hizo la letra de la canción DE DONDE NACE EL AMOR…guajiro de monte adentro…
    Claro que sabía de su talento, su audacia, su discreción, su perseverancia, su calidad humana, su hermosa sonrisa achinada, su amor limpio y diáfano, sus sueños y todo eso se ve en esta magnífica exposición que merece (lo merece de verdad) mayor cobertura mediática por todos los poros que destilen promoción, publicidad y reconocimiento.
    Las palabras de Sigfredo llevan implícitas el aliento de una mujer grande.
    Te felicito, Diana. Desde tus cuadros-obras-instrumentos-esculturas-montajes-qué se yo…sale toda la música de Cuba que es de verdad, música del alma.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marianela Dufflar

Marianela Dufflar

Colaboradora de Cubadebate. Master en Relaciones Públicas, Especialista en Comunicación de ARTex, Premio Espacio 2015 de Relaciones Públicas.

Vea también