Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Cierra premio Casa de las Américas con galardones para Argentina, El Salvador y Cuba

| +

Premio Literario Casa de las AméricasEl premio literario Casa de las Américas 2010 cerró hoy su edición 51 reconociendo a autores de Argentina, El Salvador y Cuba en sus principales categorías, tras una semana de trabajo en la que el jurado valoró 436 obras de 22 países.

El galardón, que cada año alterna su convocatoria en distitas categorías, recibió en esta ocasión obras en los apartadosó en Poesía por su libro “Crónicas de muertes dudosas”, mientras que el chileno Guillermo Rivera, el panameño Javier Alvarado, y el cubano Manuel García Verdecia recibieron menciones.

Sobre “Crónicas de muertes dudosas” el jurado resaltó que se trata de “una obra de actualidad digna de la mejor poesía latinoamericana”, al combinar “lirismo, investigación y un llamativo sentido del humor”.

En Teatro, el premio fue para la pieza “Al otro lado del mar”, de la salvadoreña Jorgelina Cerritos, a quien el jurado felicitó por la poesía y sencillez de su propuesta, y su “inteligente reflexión sobre la condición humana”.

En esta categoría las menciones fueron para Uruguay, con la pieza “Barbarie”, de Sergio Blanco, y para Cuba, por “Las dos caras de la moneda”, de Cheddy Mendizábal  lvarez.

El poemario “Approaching Sabbaths”, de la trinitense Jennifer Rahim, obtuvo el galardón a la mejor obra de Literatura caribeña en inglés o creol, un apartado que entregó una mención honorífica a “I name me name”, del jamaicano Opal Palmer Adisa.

En cuanto a Literatura brasileña la decisión recayó en “Aprendiz de Homero”, de Nélida Piñón, quien reflexiona sobre “su propia condición de aprendiz y revela cómo asimiló, con esfuerzo y persistencia, el arte de narrar”.

Además, se entregaron menciones para “Operación Cóndor. El Secuestro de los
uruguayos”, de Luiz Cláudio Cunha; “Memorias de un intelectual comunista”,
de Leandro Konder, y “Graciliano Ramos: un escritor personaje”, de María Isabel Brunacci.

El premio especial de ensayo dedicado al “Bicentenario de la emancipación
Hispanoamericana”, convocado este año de manera excepcional, lo obtuvo el cubano Sergio Guerra por “Jugar con fuego.

Guerra social y utopía en la independencia de América Latina”.

Por su parte, el presidente de Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, dio a conocer los premios honoríficos “José María Arguedas”, de narrativa; “Ezequiel Martínez Estrada”, de ensayo, y “José Lezama Lima”, de poesía, a libros publicados en 2007 y 2008.

Esos reconocimientos recayeron en el narrador ecuatoriano Francisco Proaño,
por “Tratado del amor clandestino”; la argentina Adriana Rodríguez, por el ensayo “Relatos de época: una cartografía de América Latina (1880-1920)”, y el poeta panameño Manuel Orestes Nieto, por “El cristal entre la luz”.

El jurado, que durante una semana deliberó en la ciudad central de Cienfuegos, estuvo integrado por intelectuales de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Cuba, Ecuador, Perú, Venezuela y Reino Unido.

Como parte del Premio, Casa de las Américas también organizó exposiciones,
conferencias sobre teatro latinoamericano actual y literatura caribeña y lecturas de poesías.

En 2009 esa institución cultural cubana celebró sus cinco décadas, y este año festeja el medio siglo de su Fondo Editorial, que surgió con el objetivo de publicar las obras premiadas en el concurso literario.

El Fondo, que tiene casi un millar de títulos, de ellos unos 400 galardonados con el premio, editará durante 2010 un catálogo histórico con los textos de sus diferentes colecciones.

Desde su creación en 1959, tras el triunfo de la revolución liderada por el ahora ex presidente cubano Fidel Castro, el Premio Casa de las Américas ha estimulado y difundido la actividad literaria de Latinoamérica, y es considerado uno de los galardones con mayor historia y prestigio en la región.

A lo largo de estos 50 años el reconocimiento ha recaído en figuras como el ecuatoriano Jorge Enrique Adoum, el argentino Ricardo Piglia, el salvadoreño
Roque Dalton, el chileno Antonio Skármeta, el uruguayo Eduardo Galeano y la
guatemalteca Rigoberta Menchú.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también