Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

La Osa Mayor tiene una estrella más, “Alcor B”

En este artículo: Ciencia, Galileo Galilei, Osa Mayor
| +

alcor-estrella-osa-mayorEl descubrimiento de “Alcor B”,  una de las estrellas que forma la cola de la Osa Mayor y que tiene en su órbita una pequeña enana roja, fue resultado de un estudio realizado por un equipo internacional de científicos, que ha sido publicado en The Astrophysical Journal. A partir de entonces esa constelación tiene una estrella más, la número 20.

El grupo de científicos, que incluye astrofísicos del Museo Americano de Historia Natural, la NASA, el Instituto Tecnológico de California y la Universidad de Cambridge, detectan la estrella mediante una innovación denominada “movimiento paraláctico común”. Estos científicos son miembros del proyecto 1640.

El movimiento paraláctico, según plantean los expertos, es la forma en que las estrellas cercanas se mueven aparentemente en un patrón repetido anualmente en relación a la de estrellas más lejanas, simplemente porque el observador en la Tierra está circundando al Sol y ve esas estrellas en diferentes lugares cada año.

Ben R. Oppenheimer, del Museo Americano de Historia Natural declaró: Nosotros utilizamos esta nueva técnica para determinar que un objeto orbita una estrella próxima, una técnica que representa un homenaje a Galileo, quien sentó un tremendo pronóstico. Hace 400 años estableció que si Copérnico estaba en lo cierto  de que la Tierra orbitaba al Sol, podría demostrarlo mediante la observación del “movimiento paraláctico” de las estrellas más próximas. Increíblemente, Galileo recurrió a Alcor para comprobarlo, pero no dispuso de la precisión necesaria para conseguirlo, dijo.

“Si Galileo hubiera sido capaz de ver los cambios en la posición de Alcor, él habría obtenido evidencias conclusivas de que Copérnico estaba en lo correcto”.

El nacimiento de Alcor

Alcor y sus parientes de la Osa Mayor se formaron de la misma nube de materia hace unos 500 millones de años, algo inusual para una constelación, ya que otras similares están compuestas de estrellas no relacionadas entre sí. Alcor comparte una posición en la Osa Mayor con otra estrella, Mizar.

Ahora Alcor presenta a su compañero

En marzo pasado, los científicos instalaron su coronografía y óptica adaptiva en el Telescopio Hale del Observatorio Monte Palomar y lo dirigieron a Alcor. “Justo allí, puede localizar un tenue punto de luz próximo a la estrella” declaró Neil Zimmermann, miembro del equipo.

Nadie había informado de este objeto antes, y estaba muy cerca de Alcor, así que llegamos a la conclusión de que probablemente se trataba de una estrella asociada desconocida“.

Los científicos comprobaron que Alcor B se movía junto a Alcor

Meses después se volvió a observar a las estrellas, a la espera de probar que eran compañeras determinando el casi inapreciable movimiento de ambas en relación con otras estrellas más lejanas cuando la Tierra se mueve en torno al Sol, en otras palabras, calibrando su movimiento paraláctico. Si la supuesta compañera era una estrella asociada se movería junto con Alcor, y así se comprobó.

Alcor y su nueva compañera se encuentran a unos 80 años luz y orbitan entre sí al menos cada 90 años. A lo largo de un año, la pareja se mueve en una elipse sobre el cielo a  lo largo de 0,08 arcosegundos de la órbita que describe la Tierra en torno al Sol.

Este movimiento es alrededor de mil veces más pequeño que lo que el ojo humano puede discernir, pero una fracción de este movimiento pudo ser fácilmente medida por la tecnología de estos científicos.

(Con información de ScienceDaily)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también