Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Leinier Domínguez con mala arrancada en Mundial de ajedrez Blitz

En este artículo: Ajedrez, Cuba, Deportes, Leinier Domínguez, Rusia
| 1
Una mala arrancada tuvo el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez, en Moscú.

Una mala arrancada tuvo el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez, en Moscú.

Una mala arrancada tuvo el Gran Maestro (GM) cubano Leinier Domínguez en el Campeonato Mundial de ajedrez Blitz (relámpago), que comenzó este lunes en el centro comercial Glavnyi Universalnyi Magazin, aledaño a la histórica Plaza Roja de Moscú.
El habanero fue campeón en la edición de 2008, celebrada en Almaty, Kazajstán, pero ahora solo pudo sumar 5,5 puntos en las 14 rondas iniciales y aparece en el lugar 17 al concluir el primer tercio del evento.
Un total de 22 jugadores intervienen en el certamen, seis más que el pasado año. En la lista solo faltan cinco hombres entre los 20 primeros del ranking universal y están nueve de los diez mejores, con la excepción del número uno, el búlgaro Vesselin Topalov (2810).
Además, se incluyen dos mujeres: la «dama de hierro» húngara Judit Polgar (2680) y la campeona mundial rusa Alexandra Kosteniuk (2517). Otro atractivo es la presencia del legendario Anatoly Karpov (2619).
Leinier arrancó con tablas frente al ruso Evgeny Bareev (2634), pero luego perdió tres veces seguidas, ante Alexander Morozevich (2750), Peter Svidler (2754) y Ruslan Ponomariov (2739).
Después, dividió el punto con Alexander Grischuk (2736) y pudo vencer al azerbaijano Shakhriyar Mamedyarov (2719). Sin embargo, inmediatamente encajó otra derrota frente al francés Vladislav Tkachiev (2642).
En las siguientes partidas, el habanero se recuperó un poco y superó al israelí Boris Gelfand (2758), mientras dividía honores con el benjamín ucraniano Sergey karjakin (2723) y con Karpov. Luego, cuando parecía que el vendaval había pasado, cayó en la ronda 11 ante el alemán Arkadij Naiditsch (2689).
Fue un cubo de agua fría, aunque Leinier es un guerrero y después le arrancó un empate al «fenómeno» noruego Magnus Carlsen (2801). Pero la alegría duró poco, pues perdió enseguida con el campeón mundial absoluto, el indio Vishwanathan Anand (2788).
Finalmente, Leinier terminó el día con una victoria sobre Polgar y muchas cosas en qué meditar. Este martes arrancará contra el armenio Levon Aronian (2786).
Evidentemente, el tiempo sin jugar afectó un poco al cubano en este inicio, además de la presión psicológica que significa ser el actual campeón. Para colmo, este certamen es mucho más fuerte que el anterior, no solo por la cantidad de súper estrellas presentes, sino porque se acordó jugar a doble vuelta (42 rondas), con 14 partidas diarias.
A ello súmele que ahora el ritmo de juego es más agresivo: solo tres minutos para cada ajedrecista, con un incremento de dos segundos por movimiento. Fíjense si este Mundial relámpago es una locura, que Carlsen comenzó con victorias sobre el astro ucraniano Vassily Ivanchuk (2739) y el ruso Vladimir Kramnik (2772), pero inmediatamente después perdió con el azerbaijano Vugar Gashimov (2758) y la reina Kosteniuk.
Al término de la primera jornada, Anand va delante con 12 puntos de 14 posibles, seguido precisamente por Carlsen (10). Por cierto, el indio ganó diez partidas este lunes y el noruego nueve.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • CR-7 dijo:

    leinier comenzó con una mala raya en campeonato, pero se repondrá es un ajedrecista con grandes perspectivas, es nuestra mejor carta en el ajedres debemos confiar en su éxito.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también