Imprimir
Inicio » Noticias  »

Denuncian al menos cinco muertos debido al golpe de Estado en Honduras

| +

padre-asesinado-hondurasGuatemala, 7 julio (EFE).- Activistas humanitarios guatemaltecos que regresaron de una visita a Honduras denunciaron hoy en Guatemala que “al menos cinco personas han sido ejecutadas extrajudicialmente” tras el golpe de Estado del 28 de junio.

Los activistas, que integraron una misión humanitaria encabezada por la Nobel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú, denunciaron que “la militarización del país (Honduras) y el uso indiscriminado de la fuerza sin control ha derivado en la violación de derechos humanos tan elementales como el derecho a la vida”.

“Hemos podido constatar al menos cinco ejecuciones extrajudiciales derivadas directamente de esta situación, así como violaciones a los derechos a la movilización, expresión, manifestación y reunión”, aseguraron los activistas en rueda de prensa.

Claudia Samayoa, directora de la Unidad de protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en Guatemala, dijo que entre las víctimas hay dos jóvenes asesinados el domingo por el ejército en las afueras del aeropuerto internacional de Tegucigalpa.

También mencionó el asesinato del periodista Gabriel Fino Noriega, corresponsal de Radio América, y la muerte de dos simpatizantes del derrocado presidente Manuel Zelaya.

El cadáver de uno de estos últimos fue hallado descuartizado, dentro de un tonel.

La otra persona al parecer fue atropellada por un vehículo militar cuando se dirigía a una manifestación de rechazo al golpe de Estado.

Sobre la muerte de Fino Noriega, fuentes de Radio América dijeron en su día que el ataque contra el periodista “está desligado” y no tuvo “nada que ver” con la crisis política.

Mario Domingo, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), agregó que como reacción a “las manifestaciones de resistencia al golpe” se han producido “180 detenciones vinculadas con el toque de queda”, y que hay 18 personas procesadas por acusaciones como “asociación ilícita y sedición”.

“El estado de sitio y el toque de queda impuestos autoritariamente dejan a la población en un estado de total indefensión ante arbitrariedades y abusos por parte de las fuerzas de seguridad, parcialmente militares, que tienen control del territorio”, agregó Domingo.

Los activistas guatemaltecos también denunciaron la censura informativa del Gobierno de facto, que “impide que se sepa lo que realmente está pasando en el país”.

“La censura se ha expresado en ciertos medios y en la reapertura de algunos de ellos, condicionándolos a que no pueden usar las palabras ‘golpe de Estado’. Los grandes medios mantienen una estructura mediática”, aseguró Samayoa.

Según Menchú, la desinformación de que son víctimas los hondureños “lesiona la dignidad” de ese pueblo”, y permite a las fuerzas de seguridad reprimir a los opositores.

“Vivir en Honduras es como vivir en un cuarto oscuro, donde no se sabe lo que está pasando afuera. La información que hay es para legitimar el golpe de Estado, no hay otro punto de vista más que legitimar el golpe”, denunció la Premio Nobel.

El informe sobre la visita realizada por los activistas guatemaltecos, aseguró Menchú, se hará llegar a todos los organismos mundiales defensores de los derechos humanos para que “se conforme un grupo de apoyo y acompañamiento para la solución de la crisis” en ese país centroamericano.EFE

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también