Imprimir
Inicio » Noticias  »

Pese a crisis mundial Cuba mantiene producción de níquel

| +

La Habana, 10 jun (AIN) La brusca disminución de los precios del níquel en el mercado, ocasionada por la crisis económica internacional, obliga a la industria cubana a reducir los costos de producción y elevar la calidad de ese renglón exportable.

A diferencia de otros países donde cientos de miles de trabajadores fueron despedidos por el cierre o la paralización de las labores, en la Isla el sistema socialista rediseña estrategias para afrontar este duro momento.

Entre las medidas que se llevan a cabo con vistas a mantener en explotación yacimientos y fábricas está el empleo de petróleo crudo nacional en el proceso y la búsqueda de reservas productivas vinculadas con una mayor

eficiencia en las labores de extracción.

Todas las acciones están encaminadas y planificadas de acuerdo con las posibilidades objetivas del país, sin paralizar el amplio programa inversionista que se desarrolla en todas las ramas de la Industria Básica, coinciden en señalar expertos de ese ministerio.

Otras de las prioridades que potencia el Estado para mantener la vitalidad de la industria niquelífera son la formación de una fuerza laboral altamente calificada y proteger, a la vez, el medio ambiente con la rehabilitación y reforestación de las áreas afectadas por el laboreo minero.

En mayo del 2007 Cuba cotizó el níquel a 54 mil 300 dólares la tonelada, lo que constituye su más alto precio en el país y actualmente su descenso ronda los 10 mil dólares.

Holguín cuenta con el mayor por ciento de las operaciones al disponer de tres plantas dedicadas a la producción en los territorios de Moa y Nicaro, donde se localizan los grandes yacimientos de laterita, ricos en contenido de níquel y cobalto.

Cuba vende níquel y cobalto a compañías en Europa, América del Norte y Asia, lo que representa el 27 por ciento de las exportaciones de la nación.
Sus reservas de minerales lateríticos oscilan aproximadamente entre 900 y mil 200 millones de toneladas, pero no obstante ello, sigue siendo una prioridad para los trabajadores de la industria la batalla por reducir los costos y mejorar la calidad, en aras de ser competitivos.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.