Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Sociedad  »

Un día cualquiera en La Habana

| 13 |

Como en toda gran ciudad, La Habana nunca es la misma: cambia de un día para otro, de uno a otro lugar, siempre que usted camine y mantenga despierta la mirada. Hay diferentes ambientes, muchos caminos para recorrer y buscar detalles e imágenes siempre nuevas. Hoy te proponemos detener la mirada en su gente.

El bebé de la casa. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

La paz de estar en familia. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

En una bici que me lleva a todos lados. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

Hoy sí tengo balas. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

El amor te hace volar. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

El pan nuestro de cada día. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

Como está la Wifi. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

Perdida entre letras. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

El guardián. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

Habana, si tus ojos me abandonaran...Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Adelante dijo:

    Llégate al mercado de 23 y C plaza rev, verás un día no cualquiera.
    Que aspecto admistrador y sus trabajadores.

  • omar dijo:

    Ahora sí. Gracias

  • Armando Enrique dijo:

    La Habana ha sido siempre una bella ciudad y con la participación de todos podemos mantenerla. El gobierno tendrá la tarea de demoler todos los locales que estando en estado de derrumbe puedan representar un peligro para la vida de los ciudadanos. El gobierno tendrá la tarea del saneamiento diario logrando que sea una tarea a conciencia. El gobierno tendrá que exigir que las cosas se hagan con calidad. A la población le tocará mantener el orden, la disciplina, la limpieza y el constante embellecimiento de las áreas que le rodean, sea en la vivienda o en los centros laborales. La tarea tiene que ser diaria, no podemos esperar un domingo al mes para embellecer nuestra cuadra. Cuántas personas no hay en una cuadra que pueden ayudar, sí todos cooperamos tendremos una ciudad más linda. No podemos tener complejos en que me vean barrer el jardín de mi cuadra porque no pasa el trabajador de comunales, como tampoco debemos esperar a que nos citen para desarrollar tan importante tarea. Limpiar la cuadra es sentirnos limpios, es sentirnos conformes con nosotros mismos. Hay que cuidar lo que el gobierno construye para nuestro disfrute. El sentirse a gusto en ambientes agradables estimula el desarrollo cultural de las personas y hace cambiar su forma de manifestarse.

  • alexis Guilarte Fuentes dijo:

    BUENO asi son casi todos los dias en la habana como muestran sus encantos faltan algunos desencantos .como la presencia de caracoles gigantes en algunas calles ,cosa inusual pero suceden pues estando por esa bella urbe hospedaddo en el hotel vedado en el parque que esta casi en frente observe a esos moluscos paseandose en la esquina de 25 y 0 como si se conectaran con la wifi con los citadinos.
    nada pero eso le queda igual a la habana ,considero que debe trabajarse mas en la hhigiene que existe en las calles en centro habana,habana vieja la parte que esta fuera del casco que cumplio sus 500 años.

  • aapc dijo:

    Lo cotidiano de nuestra vida diaria, del pueblo cubano, de su capital. De las personas que quieren a su patria, que defienden su patria, que mantienen nuestra identidad como nación, que irradian nuestra cultura. A pesar de lo sinsabores de las colas y de nuestro enemigo que nos quiere ahogar cada día. Ese que vio USTED es el pueblo, el pueblo invencible.
    Un trabajo muy bueno muy sencillo para encontrarnos siempre. MUCHAS GRACIAS.

  • Catalejo dijo:

    Un día cualquiera en la habana, es un día más agitado como las olas del mar, desde que te levanta es corriendo detras de la guagua que no paran, van llenas. Los que pueden ir al mercado a comprar para reverder después te lo puedes encontrar haciendo cola en diferente lugares, comprando al por mayor para suerte de ellos y desgracias de otros. Un dia cualquiera en la habana te puedes encontrar cualquier dependiente del Estado perdiendo el tiempo en el mostrador, porque como le van a pagar el mismo salario, no tienen iniciativa de nada , solo trabajan de 8 am a 5 pm. Y pierden el tiempo jugando con sus celulares , y te lo hacen perder cuando a veces ni se percatan que usted está frente a ellos esparando a que lo atiendan. Hay muchas tela por donde cortar ese bloqueo interno que nos desgarra, nos hace daño a nosotros mismos. Soy cubano y me siento orgulloso de serlo, vivimos en el país más seguro del mundo, tenemos muchas cosas buenas , pero ¿Hasta cuando las cosas malas que nos hacen daños las vamos a permitir? El sabado pasado estuve desde las 7:55 AM hasta más de las 11.00Am para comprar pollo, en el mercado de 3ra y 70. Cuando llegué ya habia cola, el mercado abrió sobre las 9:00 AM y la cola era inmesa, yo me pregunto: ¿Por qué no se vende pollo en los demás mercados y tiendas en CUC de la Habana? ¿Por qué no se busca la manera de hacerle la vida más facil a la gente creando más condiciones para vender este producto de gran demanda para todos? La gente tomaba fotos de todo aquello, hasta los mismo extranjeros que entraban al parqueo del Mercado de 70 y 3ra se asombranban de la cola que había. Lo que hace falta es tener vergüenza y iniciativa para acabar con las trabas la mala distribucción que tanto afecta a la población. Un día cualquiera en la Habana, es un dia tan intenso que nadie se puede imaginar de solo pensar en ese sabado!

    • aapc dijo:

      Catalejo: Un día en la habana es de optimismo, siempre pensando en un futuro mejor y en resolver definitivamente los problemas que mencionas. Que se producen irremediablemente porque somos un país bloqueado y con una guerra a muerte para que no nos llegue nada y reine la incertidumbre, la inseguridad el derrotismo, la apatía. Por eso un día en la Habana es de luchar, de caminar unidos, de cerrar filas. Pero sobre todo de pensar en un futuro luminoso y de paz.

  • José Luis Martínez Leyva dijo:

    Hola amigos reporteros hacen un maravilloso trabajo me gusta lo q veo en estás páginas un saludo

  • Otro cubano dijo:

    Un día cualquiera en La Habana, pasas por cualquier parque donde haya una ceiba o palma real y estan rodeadas de restos de animales ofrecidos a dioses falsos, con una peste indescriptible, focos de enfermedades y desagradable vista. Y ya no solo a los pies de estos árboles sino en cualquier esquina encuentras todo este tioo de cosas sin que ninguna autoridad se pronuncie al respecto. Ahora se habla de depositar los escombros en ciertos puntos y la basura en los contenedores en determinados horarios, como debe ser, pero de la epidemia referida nada de nada.

  • Rigoberto Torres dijo:

    Ni una cola en esas fotos? No está no es La Hababs de verdad!!

    • Jorge Ignacio Díaz dijo:

      Rigoberto Torres... El sol tiene Luz y tiene manchas... Dijo nuestro Héroe Nacional... Al parecer tu solo vez...

    • Ramon Lamar dijo:

      Tampoco se ven las lomas de basura y los edificion en derrumbe. Pero aun asi es La Habana, la capital de todos los Cubanos!

  • Liriano dijo:

    Esta Habana nuestra fascina al buen observador!!! Desde la mañanita bien temprano muestra todo tipo de matices, yo la recorro todos los días desde Playa hasta el Municipio de Regla y trato siempre de alcanzar la ventanilla, todo lo que me rodea tiene algo interesante que contar. Expresamos mucho sin hablar ´´alegría, tristeza, optimismo, preocupación, rutina, etc.´´. Como a la gran mayoría me golpea cada una de las trabas diarias que enfrentamos ´´colas, transporte, alimento, etc.´´. ´´La lucha diaria´´ esta dura, pero eso no significa que con eso debamos justificar lo mal hecho, estos no son tiempos de robar, ni mucho menos aprovecharnos de los demás, esto cambia la esencia que nos distingue y sella como ´´cubanos´´, que con todos estos problemas hemos demostramos que existe humildad, empatía, sentido del humor, generosidad; cualidades que están muy por encima de lo material y todo lo que estúpidamente no llena la vista confunde a muchos con estupideces. Aplicar la regla de oro no es difícil y les recuerdo que es sano para el espíritu ´´ haz y trata a los demás como te gustaría que te trataran´´. Saludos y buen día.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Abel Padrón Padilla

Abel Padrón Padilla

Fotorreportero de Cubadebate. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2008-2018) y en el periódico Trabajadores. Correo: abel@cubadebate.cu

Vea también