Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Entretenimiento  »

Tarde de delfines en el Acuario Nacional de Cuba

En este artículo: Cuba, Fotografía, Gente, Vida cotidiana
| 2

Aún cuando la cumbre que buscaba salvar al planeta Tierra y a nosotros mismos sobre el agresivo cambio climático haya fracasado, e incluso con un poco de aire frío en la Habana, cosa que agradecemos a la naturaleza porque ni el invierno se ha sentido igual, se puede disfrutar del mundo acuático y en especial de los delfines.

Visitar el Acuario Nacional de Cuba y asistir al espectáculo de los delfines posibilita recrearse de las habilidades a veces no imaginadas que tienen estos bellos animales. Se disfruta ver como escogen un ritmo para bailar y luego verlos alzarse con pasos de Reggaeton, porque también ellos están a la moda. El público no resiste emitir sus carcajadas por tales ocurrencias.

O cuando se deslizan por la piscina donde actúan a gran velocidad y luego manifestar sus destrezas en el agua al jugar como pareja ya fuese en intercambios de movimientos donde se sumergen y con el uso de las pelotas. Logran uniformidad en cada uno de sus movimientos y eso hace más bella la actuación, porque realmente ante todo son grandes artistas.

Se siente la alegría y emoción de los niños al observar como los mismos delfines, una vez más a la par, se impulsan y saltan por encima de una cuerda colocada a más de un metro de altura. Más impresionante es cuando se alzan y tocan con su cola aplanada a unas pelotas que cuelgan a casi tres metros de altura.

Los aplausos durante la presentación de los delfines son inevitables. Las risas y asombros también se incorporar a los rostros de los espectadores aunque la visita sea repetida.

Y para sorpresa de muchos al finalizar la actuación se puede disfrutar de un momento de interacción con los delfines, como lo llaman sus entrenadores. Es maravilloso observar a los niños recrearse sin temor, tocarlos, acariciarlos y hasta darle un par de besitos.

Los delfines retribuyen el cariño de los niños. Y de seguro han de agradecer que junto a los niños luchemos por salvar nuestro planeta.

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Espectáculo con Delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Niños interactuan con los delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Niños interactuan con los delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Niños interactuan con los delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Niños interactuan con los delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Niños interactuan con los delfines en el Acuario Nacional de Cuba

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • unkas dijo:

    El delfin acompaña a los marinos nadando delante o al lado de las popas de los barcos. Cuantos marinos han sido salvados por delfines de ahogarse y de ataques de tiburones.
    Son animales sociales e inteligentes. Se dan cuenta de todo.
    Son suaves y parecen de goma. El delfin te llama para hablarte, pero si le hablas con las manos como los sordos no hace sonidos y llama tu atencion moviendose o salpicando.
    La madre tierra sigue teniendo sus frutos y sus habitantes en nosotros esta que mejore y que siga adelante
    ntes

  • Lazaro Rico Gonzalez dijo:

    Que maravilla de fotos y naturalidad y especial estadia en el Acuario.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también