Gran Templo Masónico de La Habana

Noticias, Sociedad  »

| 55 |
El Gran Maestro Lázaro Cuesta Valdés reconoció el aporte de Osorio, al ofrecerles su tiempo, conocimientos y resultados. Foto: René Pérez Massola Fue un trabajo colectivo para rescatar un símbolo de la ciudad.Foto: René Pérez Massola Osorio llegó al edificio masónico a ofrecer su ayuda desinteresada como innovador. Foto: René Pérez Massola

“Esta es la mía”, exclamó Osorio, el intrépido, cuando escuchó aquel día, mientras trabajaba en su taller, una entrevista radial donde el Gran Maestro de la masonería cubana pedía colaboración para echar a andar otra vez la esfera terrestre que corona al emblemático edificio habanero, propiedad de esa organización fraternal.