Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

VALIENTES: Lombardía, la primera experiencia para el doctor Yosvany

| 10

A sus 31 años cuentan en su currículum las especialidades de Medicina General Integral y Terapia Intensiva y Emergencias de Adultos. Foto: ACN.

Para Yosvany Reyes Mayeta el enfrentamiento al nuevo coronavirus SARS-CoV 2 en la región italiana de Lombardía, constituye su primera experiencia como internacionalista y miembro del Contingente Henry Reeve desde 2015.

A sus 31 años cuentan en su currículum las especialidades de Medicina General Integral y Terapia Intensiva y Emergencias de Adultos, las cuales desempeña en el hospital Joaquín Castillo Duany, en Santiago de Cuba.

En diálogo con la Agencia Cubana de Noticias, vía WhatsApp, manifestó que en salvar vidas radica su mayor satisfacción, por eso no vaciló ante el llamado del Ministerio de Salud Pública para la capacitación, en la capital, sobre el agente infeccioso causante de la COVID-19, sabía que en cualquier momento saldría de Cuba a curar con sus mejores medicinas: el amor y la responsabilidad.

Cuando le avisaron del viaje, ocho horas antes de salir hacia La Habana, apenas pudo despedirse de su madre por teléfono, mas no de Leissam Geraldo, su hijo de cuatro años, que se encontraba fuera de la provincia.

Precisó que fue un momento duro, su madre lloró junto al resto de la familia, conscientes del riesgo de contagio, pero también de sus deseos y voluntad de ayudar a otras personas, y así ratificar los principios de solidaridad y humanismo de la medicina cubana y revolucionaria.

De la atención a enfermos con la COVID-19 en estado grave, señaló que su manejo resulta complicado. Foto: ACN.

Antes, se había preparado para otras emergencias del “Henry Reeve” en Haití y en Bahamas, aunque nunca imaginó su estreno en esas lides en un país del Primer Mundo, oportunidad que valora de muy positiva, en tanto el intercambio de criterios con los especialistas italianos confirma el alto nivel de los profesionales de la salud formados en la Mayor de las Antillas.

De la atención a enfermos con la COVID-19 en estado grave, señaló que su manejo resulta complicado, porque el avance de la infección sobre el parénquima pulmonar disminuye la capacidad ventilatoria y ello compromete la vida de quien la padece, por tanto, debe actuarse con rapidez y precisión en estos casos.

El joven doctor destacó que devolver la salud a las personas deviene su mejor dicha, sobre todo si se trata de un sobreviviente a 38 días en la unidad de cuidados intensivos del hospital general de Crema y con ventilación mecánica, cuyo pronóstico era reservado para el resto del equipo de salud y dentro de unas jornadas podrá regresar a casa.

Hasta la fecha, el encuentro con Mateo, el niño italiano que ve a los médicos cubanos como héroes y cuya imagen con la bandera de la Isla y su ropa de doctor se ha viralizado en las redes sociales, figura entre las vivencias más gratificantes para Yosvany.

Quizás ese abanico de emociones que afloran en él cuando observa a Mateo, guarden relación con la añoranza por su hijo, quien hoy está bajo el cuidado de sus abuelos maternos mientras que sus dos padres le arrancan vidas al SARS-CoV 2: su madre desde el hospital Joaquín Castillo Duany y su padre desde Lombardía, Italia, por primera vez.

(Con información de la ACN)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chang dijo:

    Conozco a ese tremendo médico, colega mío, y una excelente persona, les deseo a él y a toda la brigada q se encuentra en Italia, muchos éxitos, y Cuba entera sabe q estaremos con ellos y conscients d su contribución a la salud mundial. Éxitos

  • FERNANDEZ dijo:

    PREGUNTENLE A J J

    ''good for cubia''
    No lo intentes traducir, solo leerlo es suficiente y no le pidas más a tu ingenio que es suficiente, para que pareciera que es ese idioma del que todos oímos hablar, pocos conocen y muchos menos emplean o aplican en su hacer y decir, no es Esperanto, aunque suena como una voz de esperanza, pareciera que es Ingles, pero al final no es Ingles porque ese gentilicio no existe en ese idioma.
    Suena mucho más fuerte con un sonido difícil de traducir, porque es un sonido del alma, que hace más difícil la traducción literal, en un lugar remoto en la historia desde donde quizás un día, partieron en los genes de alguien que comenzó a vagar por el mundo en algunas olas migratorias tal como esas que hoy donde pocos quieren recibirlas, los pocos que mal lo hacen sin espacio para mas, lo hacen con naso bucos para evitar el riesgo de lo que traen, y en los lugares ricos a donde llegan le dan lo que sobra o quieren quitarle lo poco que llevan en algún morral como en la prehistoria de los genes que los forman.
    Cuantas madres dicen hoy, o quisieran tener la oportunidad de decir “¡GOOD FOR CUBIA!”, suena bonito aún cuando se diga con el acento de cualquier lengua, pareciera un grito en un estadio, el nombre de una película, el titulo de un poema, una expresión de grandes emociones, pero es todo y nada, es una frase dicha por mujeres sauditas que trabajan en una clínica en RIAD, quienes descubriéndose el rostro de forma excepcional, frente a una única doctora cubana que labora en esa clínica, asistieron a la salvación de un bebe de 10 meses de vida, que convulsionaba profundamente y la madre apenas podía referir las causas que la llevaron allí, fue todo tan rápido que la pobre madre no atino ni a saber que pasaba y no supo ni a quien dar las gracias, allá fueron las enfermeras oriundas a felicitar y aplaudir a “la cubana”, quien habiendo dejado en casa segura a su niña y su familia fue a identificarse con sus genes humanos que son lo que al final somos todos, una pelota de genes que se mueve por el mundo con lo bueno y lo malo que cargamos desde la prehistoria y parece que así será por largo rato. Fue todo tan vertiginoso que solo después de una larga reflexión uno logra sentir el efecto de la traducción que intenta pero no logra a plenitud, porque solo allí en ese momento el mundo se hizo chiquito desde la inmensidad, se ablandaron corazones y se disfrutó la alegría de una vida salvada, pero no una vida cualquiera, quien sabe que vida se salvo en ese pequeño cuerpo que el tiempo hará crecer, y quien sabe a cuantos otros salvará o no, cuando los años pasen. Lo que ya es irreversible es ese instante de luz que puso allí esa mano de una cubana que marco ya su vida y la de un pueblo con su acción que llevo a esa expresión que es casi inexplicable, intraducible, incomprensible, y poco menos que increíble.
    “¡GOOD FOR CUBIA!”

  • Leon dijo:

    Hermosa imagen ,esos son nuestros profesionales de la salud,en extremo humanistas .

  • Drf dijo:

    Son gigantes nuestros mèdicos, leer estas historias siempre me sacan lágrimas de orgullo. Vivan los mèdicos cubanos.

  • YCHV dijo:

    Ustedes están haciendo una tarea de gran heroísmo ante el mundo, demostrando como una isla bloqueada tiene profesionales de la salud que están en cualquier parte del mundo salvando vidas, mil veces gracias.

  • aleman dijo:

    detras de esas mascaras y esos trajes se esconden heroes anonimos que seran historia por su valentia y solidaridad incomparable.....cuando el mundo entienda que cada vida ,la mas minima es valiosa entonces seremos un mundo mejor...VIVA CUBA,CUBA SALVA VIDAS , VIVIREMOS Y VENCEREMOS.

  • Elina Lorente dijo:

    Te quiero Cuba gracias

  • JEAM BENITEZ GONZALEZ dijo:

    LOS MEDICOS NUESTROS SON EJEMPLO EN TODO EL MUNDO ADELANTE MIS LEONES CUBANOS QUE LA PATRIA LOS CONTEMPLA HORGULLOZA

  • Lucho dijo:

    Otra historia vida! Enhorabuena! Consagración es la palabra que para mi, resume todo el accionar de este médico en Lombardía, y no sólo este, sino todos y todas l@s que laboran fuera y dentro de la isla. Sólo una persona que ama al prójimo como a sí mismo es capaz dejar un abrazo familiar por las gracias que aquellas personas que hoy agradecen por haberle salvado la vida. Mis felicitaciones a la periodista por la redacción. Espero siga inspirando al lector.

  • Ernesto Noa Mtnez dijo:

    El Dr. Mayeta como todos lo llamamos en el hospital es un excelente asi como todos los profesionales de cuba que dejan atras a sus mas queridos por esta tan sagrada labor de salvar vidas mil aplusos se merecen todos los médicos por tan noble gesto y cumpliendo un los principios dichos por nuestro comandante en jefe el internacuonalismo llegando a todos los rincones mas oscuros del mundo aportando ese granito de arena. Muchas felicitaciones al Dr. Mayeta de parte de todos sus colegas que como yo médico igual que el me sumo a sus lauros dentro y fuera de la isla felicidades te lo mereces

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también