Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Lula y el efecto mariposa

Por: Mario Muñoz
| 4 |

Lula fue víctima de un juicio amañado. Foto: La razón

Si encerrar a Luis Inacio Lula da Silva durante 580 días constituyó un grave error de la derecha brasileña, más lo fue ponerlo en libertad y la evidencia esta hoy en las calles del gigante sudamericano.

Su salida de la cárcel ha sido la mecha prendida que necesitaba su pueblo para marchar tras el líder, ahora más fortalecido por sus muestras de valentía y honradez, probadas con su actitud digna y pública ante los verdugos.

Lula fue víctima de un juicio amañado y del rencor de la derecha temerosa de que el hombre que liberó a Brasil del hambre y lo convirtió en la séptima economía del mundo, continuara haciendo de Robin Hood, devolviéndole las riquezas al soberano, algo que conoce su gente y todo el mundo.

La nación latinoamericana ha vivido una prolongada pesadilla durante los últimos años, primero con el desafuero a la presidenta Dilma Rousseff, expulsada de su puesto por un parlamento corrupto que le entregó el mando a Michel Temer, quien le dio el tiro de gracia a la democracia brasileña enviando a prisión al líder del Partido de los Trabajadores.

La estrategia estaba clara, sabían que Lula era el candidato de la mayoría de la población y contaba con todas las probabilidades de ganar las elecciones.

Entonces había que desprestigiarlo y alejarlo de las urnas. Y así lo hicieron.
Tras una campaña de manipulación, de castigo y odio, y ante una izquierda desgastada, en 2018 ganó el candidato de la derecha, Jair Bolsonaro, quien no ha perdido el tiempo barriendo a Brasil de todo cuanto oliera a proyectos de desarrollo social para las mayorías, para los grupos más vulnerables, privatizando a diestra y siniestra, eliminando subsidios y, sobre todo, alineando al pais con todo lo que en materia de política internacional diga o haga el presidente norteamericano, Donald Trump.

Su carta de presentación ante Washington fue la destrucción del programa Mais Médicos, ante los ojos del mundo y de la Organización Mundial y Panamericana de Salud. No le bastó y desplegó toda una campaña para desprestigiar a la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad y ayuda en todo el planeta.

No le bastaron las palmaditas de halago en el hombro y la emprendió, como su ídolo, contra el Acuerdo de Paris para enfrentar el cambio climático. Pero ya ahí, la gracia le está costando un poco más cara, desde que las alarmas por los grandes incendios en la selva amazónica, el pulmón verde de la Tierra, se dispararon.

La actitud negligente y despreocupada de Bolsonaro ante la catástrofe le ha costado más de un jalón de orejas en los escenarios internacionales y le puede costar mucho más, incluso, la aprobación del tratado de libre comercio que loa países del Mercado Común del Sur (Mercosur), están tratando, desde hace muchos años, de implementar con la Unión Europea.

El acuerdo con el bloque comunitario es estricto en sus cláusulas sobre protección del medio ambiente, tema que el que actual presidente de Brasil, cómo su icono de la Casa Blanca, no consideran importante. Sin embargo, ya en la reunión del Grupo de los Siete (G-7), en agosto último, la situación en la Amazonia le costó más de una reprimenda de las mayores economías del mundo.

Hace apenas uno días, y para terminar de ponerle la tapa al pomo, Bolsonaro se lanzó otra vez contra Brasil, cuando alzó la mano junto a Estados Unidos e Israel para votar a favor del bloqueo económico, financiero y comercial que desde hace 60 años los Gobiernos de Washington contra Cuba.

Sin dudas, el representante de la derecha no sabía cuanto daño le haría ese voto a su mandato ante un pueblo brasileño amigo de la isla y agradecido por sus médicos, que llegaron allí para atender a quienes nunca habían recibido atención médica gratuita.

No es menos cierto que las encuestas todavía dan a Bolsonaro el 30 por ciento de respaldo, lo cual refleja que, de ser ciertos los datos, la derecha brasileña cuenta con un número amplio de seguidores.

Sin embargo, creo ya está en la calle el hombre que podría desencadenar el Efecto Mariposa. ¿Será la liberación de Lula ese pequeño cambio ante el caos que desencadene los cambios mayores que tanto necesita el país? Creo que solo hace falta que bata sus alas. Brasil lo espera.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cubano 100Pre dijo:

    DESPIERTA BRASIL, DESPIERTA QUE TU FUTURO ESTA EN TUS MANOS, VIVA LULA, 1000 VECES 1 MILON, 210 MILLONES DE BRASILEROS CONFIAN EN TI.

  • amado dijo:

    La mentira camina años y la verdad la alcanza en un día.
    Algún día los hijos de ese gran país pondrán a cada uno en el lugar que le corresponde: Bolsonaro el tuyo será junto a lo más sucio y podrido: Pinoche, Lenin Moreno. Lula tú estarás junto a los más ilustres hijos de América Latina: Fidel Castro, Hugo Chavez, Evo Morales.

  • Otelo dijo:

    LULA LIVRE, LA LUCHA CONTINUA !!!!!.

  • yaricey dijo:

    que bueno ya liberaron a Lula,estoy muy feliz

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mario Muñoz

Periodista cubano

Vea también