Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Presencia empresarial de España ha sido motor impulsor para la economía cubana

Por: Ricardo Cabrisas Ruiz
| 4

Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros. Foto: Archivo.

Discurso del vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas Ruiz, en la inauguración del Foro Empresarial Cuba-España. La Habana, 23 de noviembre de 2018.

 

Excmo. Sr. Pedro Sánchez Pérez-Castejón, presidente del Gobierno del Reino de España.

Estimado Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

Excma. Sra. María Reyes Maroto, ministra de Industria, Turismo y Comercio de España.

Excmo. Sr. Juan Fernández Trigo, embajador del Reino de España en la República de Cuba.

Distinguidos empresarios españoles y cubanos:

Señoras y señores:

 

Tengo el honor de darle una calurosa bienvenida en mi país a usted, excelentísimo señor Pedro Sánchez, y a la delegación que lo acompaña, así como inaugurar este Foro Empresarial Cuba-España.

Las relaciones políticas entre Cuba y España atraviesan actualmente un momento muy positivo, con diálogo al más alto nivel, cuyo precedente fundamental fue el encuentro de ambos presidentes en Nueva York en septiembre pasado. Hoy, esta importante visita, luego de más de 32 años, marca una nueva etapa y un relanzamiento de nuestros vínculos en todas las esferas, incluida la económica-comercial y la cooperación.

Cuba agradece a España su posición histórica de rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra nuestro país y sus efectos extraterritoriales, que constituyen el principal obstáculo para un desarrollo pleno de nuestras relaciones económicas, comerciales, financieras y de cooperación.

Igualmente, reconocemos su papel constructivo dentro de la Unión Europea, particularmente para la firma y entrada en vigor con carácter provisional del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre Cuba y esa institución.

En su posición de tercer socio económico global de Cuba, y ostentando la primera posición dentro de la Unión Europea, España, a pesar de las dificultades anteriormente mencionadas, ha logrado que sus empresas tengan un buen nivel de posicionamiento en la economía del país y que estén participando de manera activa, aunque todavía no al nivel de las potencialidades existentes, en nuestros planes de desarrollo económico y social. Así lo reflejan los 35 negocios que tenemos en operación en las diferentes modalidades.

Se destaca en el sector del turismo, donde las empresas españolas gestionan un 90 por ciento de los hoteles de cinco estrellas y casi la mitad de aquellos con nivel de cuatro estrellas. En este sector, existen aún amplias posibilidades de desarrollo, especialmente en el campo de las inversiones.

El gobierno cubano otorga, asimismo, gran importancia a la participación del capital extranjero en el programa de desarrollo hasta el año 2030. En este sentido, la concreción de negocios de inversión extranjera con España ha demostrado ser un motor impulsor para nuestra economía, cuyo impacto repercute de forma directa en la solución de importantes desequilibrios estructurales.

Cuba proyecta su comercio exterior hacia objetivos que permitan intercambios sostenidos y diversificados, que conlleven una reducción de nuestra elevada dependencia importadora y una mayor capacidad productiva con alta tecnología y eficientes encadenamientos productivos; que hagan realidad el proceso paulatino de sustitución de importaciones que se lleva a cabo en el país.

Para eso es necesario invertir en infraestructura, fortalecer y modernizar la industria cubana, diversificar nuestro comercio exterior e incrementar nuestra oferta exportable de productos tradicionales y no tradicionales, así como fomentar la exportación de servicios, principalmente de salud y de la industria biofarmacéutica.

La economía cubana se enfrenta a una situación coyuntural compleja, con limitaciones en sus recursos financieros y en la disponibilidad de divisas, lo que ha incidido en atrasos por operaciones de comercio corriente, ante lo cual los empresarios representados en la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba han demostrado su confianza y  comprensión en que el país liquidará estos adeudos.

Ratificamos nuestro compromiso de continuar trabajando sobre la base del  principio de dar cumplimiento, de manera gradual, a todos los compromisos contraídos.

Es importante señalar que el reordenamiento de la deuda con la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) a corto plazo, por operaciones corrientes, permitió reabrir la línea con cobertura a corto plazo hasta un tope de 30 millones de euros, amparando operaciones realizadas con créditos documentarios del Banco Nacional de Cuba. Esto es sin duda una base importante para continuar el desarrollo del comercio bilateral.

De igual manera, a partir de la firma de los acuerdos bilaterales para la regularización de la deuda a mediano y largo plazos entre los gobiernos de la República de Cuba y del Reino de España en mayo de 2016, se derivaron dos programas de conversión de deuda, el de corto plazo y el de mediano y largo plazos, en los denominados fondos de contravalor.

En este contexto, hasta la fecha se han celebrado ocho reuniones de los comités binacionales aprobándose 11 proyectos, de ellos seis empresas mixtas, cuatro empresas radicadas en la Zona Especial de Desarrollo Mariel y un proyecto estatal.

 

Agradecemos siempre la confianza del empresariado español, quien sigue apostando por Cuba.

Confiamos en que su experiencia en el mercado cubano brinda un amplio espacio para su inserción en nuestros planes de desarrollo.

Las condiciones actuales exigen buscar un mecanismo de trabajo bilateral sistemático que permita definir los intereses comunes, según las condiciones objetivas, y centrarse en lo viable.

Estamos seguros de que el crecimiento y el fortalecimiento de nuestros vínculos económicos y comerciales permitirán seguir desarrollando nuestra industria, nuestros fondos exportables, así como el sector del turismo, esfera en la que España es líder.

Es nuestro propósito trabajar de conjunto para explotar estas potencialidades, y para ello, tanto el empresariado cubano como el español contarán con el necesario respaldo de las autoridades de ambos gobiernos.

La presencia de los presidentes de nuestros respectivos países en este Foro refleja la voluntad política de hacer efectivo ese apoyo.

Esperamos que esta visita, y los resultados de este encuentro, contribuyan positivamente al desarrollo de nuestros vínculos económico-comerciales.

Reitero el agradecimiento a usted Sr. presidente, y al empresariado español, por la confianza y la comprensión mostradas.

Muchas gracias.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José dijo:

    Ojalá llege pronto la reunificación.

  • Jorge R 09 dijo:

    Por lo que veo se mantienen los problemas financieros del país y la deuda que fue renegociada en 2016 continua sin cubrirse. Al menos España accede a otorgarnos créditos de corto plazo, supongo que el resto de los países ni siquiera eso. Estamos de nuevo con el juego de dominó casi trancado por completo.

  • Aldo dijo:

    Parece que el motor esta fundido, porque la economia cubana no da signos de moverse, porque si no tiene ni la capacidad de que haya hospitales con higiene, donde los baños descarguen adecuadamente, haya alimentaciones adecuada, etc y si no podemos ni recoger los desechos sólidos en nuestras ciudades y las aguas albañales pululan por nuestras calles, pues no es nada halagador.

  • susel dijo:

    EL PROBLEMA ES QUE ESTAMOS SIEMPRE AL PRINCIPIO DE TODO Y AL FINAL DE NADA PÁ CUANDO SE VERA UN AVANCE EN EL BOLSILLO DEL TRABAJADOR

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también