Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Lazos, espuelas y monturas: Cazadores de búfalos en el sur espirituano (+ Fotos y Videos)

Por: Enrique Ojito, Arelys García
En este artículo: Cuba, Fotografía, Sancti Spiritus, Sociedad
| 41 |

Búfalos en La Sierpe. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

Si hubiera Luna llena, la costa sur se dibujaría en los ojos de los monteros, quienes plantaron la fogata en el terraplén, rumbo a El Pocito, en los arrabales de La Sierpe, allá por Romero. El chispeo de la leña alumbra a retazos los rostros de Liusbel, Yuyo, Ñico, Yoandy y del resto de la tropa, presta para la caza de búfalos apenas claree.

Como siempre, los hombres se alejan de los trillos, hechos a casco puro por las bestias; por ahí salen en la noche en busca de hierba al otro lado del camino. Pero al retornar a sus escondites, la “cordillera”, a base de ganaderos y caballos a lo largo del terraplén, les cortarán el paso. Para mantener a raya los búfalos, habrá que sonar hasta latas, y ese rechinar despertará los guariaos de la llanura.

La prudencia aconseja esperar el amanecer para la captura; mas, desde que “los muchachos ven un búfalo en la noche parecen perro amarra’o; si los dejas, le van arriba”, comenta Vladimir González, especialista de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro.

Solo quedará matar el tiempo junto a las brasas de la fogata. Y por más que les den la vuelta, los monteros de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Heriberto Orellana siempre paran en la misma historia: el día en que tuvieron la muerte “ahí mismitico”, como dicen.

“Hace días me las vi negras en El Macío”, recuerda Liusbel Álvarez Ríos, quien nació montado en un caballo. El búfalo dio un halón que le arrancó la montura, y el hombre se desplomó sobre el potrero. El animal, que cayó de frente hacia el montero, clavó las patas delanteras en la tierra, “salió a 100 kilómetros pa’ cogerme y me dije: ahora sí me mataron”.

A sombrerazo limpio, Ñico (Antonio García Sánchez) espanta los mosquitos, que se le cuelan hasta por los botones de la camisa. Asegura que su primer susto lo tuvo en un sitio que únicamente aparece en la geografía de los monteros: La caguacera. Cuando el búfalo quedó desparramado en el suelo, este santiaguero, aplatanado en Peralejos, iba pisándole los cascos.

“El animal se levantó y viró en U como un buldó; le enterró los tarros al caballo por la barriga y le sacó el mondongo. ¡Uffff! El susto no es en ese momento; viene cuando pasan dos o tres horas y cuando estás acostado en la casa”.

Hace más de 20 años que estas anécdotas corren de boca en boca entre los monteros de la UEB Heriberto Orellana, así como de las Unidades Básicas de Producción Cooperativa Sur del Jíbaro y de Mapos, desde que la dirección de la empresa determinó capturar los machos adultos.

La detección de un foco de tuberculosis en la zona en el 2003 encendió la alarma, y sobrevino la orden de sacrificar toda la masa, aclara José Luis García, director de Ganadería de la empresa.

Pero quizás haya más búfalos que jejenes en esa costa sur. Cada año, los ganaderos cazan entre 700 y 1 000 animales; sin embargo, “los muy condena’os se reproducen como las ratas”, ilustra Yoandy Domínguez Fonseca, al frente de la brigada de Romero, mientras también calienta las horas de espera al lado de la fogata.

En 1992 comenzó en La Sierpe la historia de estos animales, traídos desde la Empresa Pecuaria Genética Los Naranjos, de Artemisa, y ubicados en la granja Botijuela, en la entonces Pecuaria Ceba Sur. Allí los búfalos, en su mayoría de la raza Pantano, parecían leones en jaula; “su control se hacía insostenible”, advierte José Luis. Rompían las cercas; obstruían la vía, se acercaban a los bateyes, devoraron sembradíos de plátanos…

Ese año, se decidió trasladarlos a Romero, donde la alta natalidad se confabuló con la inadecuada atención a la masa. Cercas al piso, estragos por doquier. Diques rotos, arrozales devastados… “Aunque eso ha mejorado, cuando esos bichos se envician en un campo, te lo chapean ‘a rente’”, subraya el jefe de Producción de la UEB, Luis Enrique Sánchez Hernández.

Patato —así lo llaman por toda la comarca— refiere, además, que después del sacrificio de los búfalos en la losa sanitaria de El Recurso, sus carnes son trasladadas para la UEB Toricuba, en Guasimal, lugar de procesamiento de acuerdo con las normas de Veterinaria. De allí salen, básicamente, en forma de embutido y picadillo, destinados a la venta en ferias y al consumo en los comedores de la empresa de La Sierpe.

Este guajiro, conocedor de la cacería de búfalos, dice que los monteros empatan dos lazos para maniobrar mejor al animal y estar más lejos del peligro, como le sucede ahora mismo a Yunior González Hernández (Yuyo), que tira resueltamente el cordel grueso en busca de los tarros del búfalo.

—¡Te tengo, carajo!

Pero como el búfalo es roble duro, Liusbel tiene que secundar a Yuyo. El animal se encabrita. Hacen falta más monteros; ahí están Ñico, Yoandy. Sus lazos cortan el aire y se tensan por los estirones del cuadrúpedo, que jadea, que se retuerce como culebra hasta que sus patas quedan rendidas en el fango.

En pocos minutos, el búfalo será halado con un cable por el tractor para subirlo a la carreta. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

Con lentitud, la bestia sube los tarros en señal de vida; los monteros la conducen a un marabú, de la época de Colón, y de allí la atan con un rejo. Solo después, Yuyo y su cabalgadura respiran.

“Como ven, al caballo podemos perderlo en minutos, pero hacerlo cuesta mucho trabajo —señala Yunior—. Esa es la vida de uno aquí en la costa. Esos bichos ya me han mata’o dos. El primero fue en una ‘tumba’ de arroz. Cuando el búfalo le metió el tarro, lo levantó y me lo tiró arriba. Estuve como 15 días con una rodilla chivá. La suerte fue que un compañero lo voceó y entonces le cayó atrás a él”.

La solidaridad es ley entre los monteros, aunque no aparezca escrita en ninguna parte. Mejor así. Gracias a ese mandamiento natural, quienes han ido de captura siempre han regresado a casa con vida y al otro día han vuelto a colgarse las espuelas a las botas. “Si hay alguna negligencia, se conversa con la gente”, recalca Domínguez Fonseca, el jefe de la brigada, cuyos integrantes viven casi todos en San Carlos.

En días de captura, salen del poblado alrededor de las doce de la noche en una carreta hasta las instalaciones de la UEB en Romero, donde ensillan los caballos, para luego atravesar potreros hacia el sitio de cacería. Rara vez fallan en su elección por aquella filosofía montuna de que cuando el majá sube al palo, el palo tiene jutía.

A cada búfalo cogido —al que los ganaderos intentan no maltratar— lo amarran con el rejo al tronco cercano que más resista, y vendrán por este la jornada próxima. El ritual para subirlo a la carreta-jaula no es menos riesgoso. Ni cuatro lazos en los tarros a veces parecen suficientes a la hora de arrimarlo al transporte, entre los ladridos de los perros y el voceo de los hombres, encajados en sus monturas.

Cuando el animal queda detrás de la carreta, monteros con brazos de lince le enlazan las patas y lo tumban, como hoy, en que los resoplidos del búfalo casi revientan la grabadora de los periodistas.

—¿Qué usted le está haciendo ahora?, indagamos.

—Zafándole los lazos; ahí le pongo el cable para que el tractor hale al animal después.

—¿Para subirlo a la carreta?

—Sí; pero póngase para atrás.

A decenas de metros, una voz venida casi desde el marabuzal…

—Enriqueee, ven para acá, muchacho.

Es Arelys, mi compañera también en esta aventura reporteril.

Uno a uno, la brigada logra trepar los animales en una verdadera puja, aún más al borde del mediodía, hora en que la mona no carga la hija, al decir de Patato.

Con cinco búfalos en su lomo herrumbroso y pestilente, la carreta ya parte por el terraplén hacia el matadero de El Recurso; tras esta, los monteros van a galope, hasta que se les pierde de vista. Y en ese instante, El Diablo, el caballo de Liusbel, se levanta sobre sus patas traseras en ademán de triunfo.

En 1996 inició la captura de estos animales en la zona de Romero. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

La revisión de la cabalgadura resulta clave antes de comenzar la jornada. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tejeda dijo:

    Realmente un trabajo muy paligroso y necesario. Mi Respeto y Admiracióm

  • yami dijo:

    Quizás mi pregunta es medio ignorante pero aún así la hago.
    Esa carne no es comestible y saludable??? porque de sera así creo que si se maneja bien esa superpoblacion de búfalos tendíamos un buen abastecimiento de carne roja

    • JRM dijo:

      Y muy buena carne que es. ademas se hacen otros productos a través de ella.
      tambien el quezo es muy bueno. pero son animales muy dificiles de domesticar al parecer y muy agresivos. haria falta una isla para ellos solos

      • El_Isabelino dijo:

        La leche un poco más espeza que la de ganado vacuno, la carne muy parecida pero más oscura amigo que la de res, el dulce de calostre se hace como flan tienen que picarlo para dividirlo, si son muy nobles cuando se crian desde pequeños en vaquerías ahora así salvajes son muy peligrosos acá en VC Sagua la Grande hasta existe casos de vaqueros que han perdido la vida en accidentes relacionados con ese dificil trabajo de cazar estos fuertes bufalos…

      • sonia dijo:

        no son dificiles de domesticar, tengo experiencia con esta especie, son animales de los cuales se puede aprovechar todo y pocos exigentes en la alimentación, se reproducen bien y la leche k producen con un minimo de atención puede llegar hasta los 3.5 y 4 litros por bufala. este proyecto de la cria de bufalos ,según tengo entendido, fue idea de nuestro comandante iniciandose por la empresa genetica Los Naranjos. lo k se manifiesta en este reportaje es solo una mala manipulación y manejo de esta especie, acompañada de irresponsabilidad, k llevó a que los animales terminaron en estado salvaje. realmente triste experiencia

    • Aroldo dijo:

      La he comido y es muy buena, bastante parecida a la de vaca pero un poco con menos color rojo, o sea más clara, la leche no la he probado.

      • MILI dijo:

        caballeros comiendo esa carne si la de vaca da mala digestion y imaginense esa

  • Michel dijo:

    No es por nada caballero pero tanto el dialogo como el trato que le dan a ese animal dicen de lo mucho que falta acá para entender que el ser humano no es superior al resto de los animales que habitan nuestra amada tierra.
    Saludos

    • Aroldo dijo:

      Si eso mismo me iba diciendo a medida que leía el artículo y veía las fotos.

  • Yamilet González Becerra dijo:

    Pobre animal…….

    • Cadillac dijo:

      nena estos bichos son peligrosisimos, tu no tienes idea cuanto. y son uan especie super invasora.

      • OBSERVADOR dijo:

        Peligrosísimos son los que llevaron a cabo la idea de introducirlos en Cuba a sabiendas de las características de estos animales, a esos es a los que hay que ¨cazar¨ para que no hagan mas daño, así sucedió con la claria. El daño causado por decisiones de este tipo es millones de veces superior al que pueden causar estos animales…ahhh y si, pobre estos búfalos que están sufriendo semejante maltrato.

      • Arístides dijo:

        Amigo, esos animales no son invasores. Fueron traídos de lejos y soltados en los cenagales de Pinar del Río. Y de que no sean domesticables, tengo mis dudas, porque son bestias de trabajo en el sureste asiático, que yo conozca. Si son peligrosos debe ser por la forma en que viven y se reproducen.

    • Adonis D ángeles dijo:

      ¿Pobre animal? No tienes ni la menor idea de cuan peligrosos son. Los monteros si saben cuántos caballos han muerto en estas cacerías y cuantos de sus jinetes hoy no hacen el cuento. Este animal es peligros aun si provocarlo, y cuando se siente acorralado no hay dios que le quite el rumbo cuando se avienta sobre ellos.

  • José D. dijo:

    Hay que darle las gracias al que tuvo la brillante idea de introducir al búfalo -ahora una especie invasora- a Cuba. Claria, tenca, etc. van de comparsa.

    • Aroldo dijo:

      Acá todo se nos va de las manos, literalmente.

  • @ndrés_93 dijo:

    Waoo… ni imaginarme yo que algo así se hacía en Cuba actualmente… y esas personas cobran estímulos por la 6, mes 13 y demás???…

  • jesus dijo:

    Me parece que antes de que pierda la vida un hombre que realiza esa labor es preferible darle un arma para que lo sacrifiquen en el momento que lo vean y no hay que hacer tanto ritual con los lasos y los caballos.

    • Preocupao dijo:

      En efecto. Esto parece cosa del siglo XVIII

    • leonar dijo:

      eso mismo pensaba yo, si van a cazarlos para sacrificarlos, para que poner su vida en riesgo y la de los caballos, mejor un arma y san se acabo, disculpenem los naturalistas y eso, pero primero mi vida ante la de un animal

  • holguinero dijo:

    Siguiendo la idea de Yami, yo he tenido la posibilidad de probar la carne y el queso de búfalo y realmente los dos son muy buenos, lo que no sabia es que en alguna parte de Cuba existiera una población silvestre y tan numerosa de este animal, pues hace bastante que no veía una noticia del avance en la introducción de este animal en la agricultura, conozco muchas parcelas y tierras que no están siendo aprovechadas ni por la agricultura ni por nadie y están llenas de marabu aun cuando son tierras fértiles sobre todo en las provincias orientales, pregunto si no se podrá fomentar con la protección adecuada la cría de esta especie pues por lo que dice el reportaje parece que son de fácil reproducción y no muy exigentes en sus condiciones de vida todo lo contrario a las 4 o 5 reses que vemos en nuestros campos que necesitan de cientos de medicinas, hierba adecuada y un trato de hotel para que algún día lleguen a un cárnico, piensen en eso el pueblo lo va a agradecer pues aunque existan tantos vegetarianos de voluntad la mayoría somos carniboros y de vez en vez nos gustaría disfrutar de un buen Bistec

    • Cadillac dijo:

      pues te difgo que aqui en la zona norte de SSpiritus en Yaguajay por la llanura d ela costa y cerca de esta estan los buffalos por tongas que ni se sabe la cantidad que hay ahora ¿cazarlos? ¿ir a cogerlos???? son salvajisimos y tremendamente peligroso y las hembras mas aun, ellos te ven y te fajan…
      Mira hace tiempo tuve que ir por mi trabajo a Nela y decidimos cortar camino por unos terraplenes la suerte fue un señor que nos advirtio que no nos metieramos por ahi en nuestra motot, Un Jawa con sidecar, pues habia bufalos…nos lo pensamos mejor y dimos la vuelta grande por la carretera…

  • Rogelio dijo:

    Y quien controla estos animales; control pecuario ???

  • Cadillac dijo:

    no se de quien fue la idea de traer bufalos, pero es una plaga, se repòrducen muchisimo y son animales sumamente peligrosos, aca en el norte espirituano estan tambien por monetones y ni se sabe el numero que hay, al punto en que hay algunas zonas, que es mejor ni ir o pasar ya sea a cazar o ir al monte, por el peligro que estos representan, es un animal muy fuerte de piel muy gruesa que corre no rapido pero si mantiene el paso tremendo tiempo por lo que escaparseles no es facil. Aca tambien he oido historias de los cazadores de esta zona, caballos muertos en plena caceria, persaecuciones, bufalos fajandoles a las carretas en fin, añadanle a ello los daños que causan a las cosechas, pues no hay cerca que los aguante….
    el aparticulo ademas de lazos, espulas monturas, falto tmabien poner y mucho co…raje.

    • Kamilo dijo:

      Pero creo que el búfalo vietnamita se emplea como animal de tiro en la agricultura,¿ Entonces de donde rayos trajeron a esta especie,? recuerdo cuando en la empresa agrícola por Sagua la Grande ,,estas Vestías le escaseaba la comida en la costa,salían de noche,metían los tarros por debajo de las alambradas y arrasaban con cuanta siembra encontraban

  • Angel dijo:

    Lo que hay es que buscar la forma de controlarlos, con muros u otra cosa pero parece que se dan muy bien y sin estar arriba de ellos, justo lo que necesitamos.

    • Kamilo dijo:

      Jajaja,construir muros?,tendremos que hablar con el peluza gringo,para cuando termine de hacer el muro de Mexico ,nos eche una mano para cercar a/estos diablos a base de cabilla y concreto

  • Amaury II dijo:

    Un trabajo muy sacrificado para estos montunos, son unos co … rajudos, yo creo que ni pagándome peligrosidad laboral y a mil cuc por cada uno capturado lo haría, pero bueno alguien tiene que hacerlo, suerte para esos sacrificados muchachones y ojala que tengan una buena retribución económica que se la merecen.

  • vilma dijo:

    A comer carne de bufalo la mejor opcion.

  • voltesv dijo:

    Eso es abuso animal. Como El gobierno permite esto?

  • solopio dijo:

    A ver si entiendo. Hay una poblacion exedida de bufalos en algun lugar de Cuba y las personas no comemos carne de res?

    • Luisillo dijo:

      asi mismo es si estan tan propagados y hay tantos como dicen ponganse a vender carne vendansela al pueblo y se resuelven 2 problemas de 1 tiro

      • chavely dijo:

        Es cierto que quiten el picadillo de soya o la jamonada verde y den pikdillo de bufalo o al menos a los enfermos y pregunto xq no le pegan un tiro con perle o con algo asi y ya no hacen sufrir tanto al animal si en definitiva lo van a sacrificar y beneficien al pueblo si tantos hay sueltos.

  • Roberto Suárez dijo:

    Qué es más peligroso, el hombre o el búfalo??

    • Elpidio Valdes dijo:

      LAS BESTIAS COMO EL BUFALO SALVAJE SE COMPORTAN DE ACUERDO A SU CLASIFICACION – BESTIAS SALVAJES – PERO ELLO NO SIGNIFICA SER INHUMANO Y CRUEL CON ELLOS EXISTEN METODOS PARA CAZARLOS COMO POR EJEMPLO UN FUSIL CON INYECCIONES QUE LO SEDAN Y PERMITEN SU MANIPULACION SIN PELIGRO PARA LA VIDA DE LOS CAZADORES Y SIN CRUELDAD PARA LOS ANIMALES.

      Los que tratan de comparar el bufalo con el hombre tienen la misma mentalidad y formacion humana que los bufalos, siempre atacando todo lo que hace el pais para buscar un beneficio para el pueblo, siempre hay negligentes y despreocupados en todas las labores que realiza el hombre, pues que el bufalo hoy viva salvaje y con peligro para la vida y las plantaciones en esos lugares es el resultado de la negligencia y no de quien tuvo la idea de traerlos al pais pensando en beneficio para el pueblo.

      Su caceria no tiene que ser como lo hacian los romanos en tiempos de del imperio, existen otras formas digamos adormercelo con fusiles que cargan inyecciones que lo adormecen totalmente y asi su carga y traslado no implicaria peligro alguno para el ser humano y si beneficios, y al mismo tiempo permitiria capturar los terneros bien pequenos para tratar de domesticarlos y utilizarlos en labores agricolas y de arrastre.

      Senores no seamos tan hipercriticos y busquemos soluciones que nos beneficien a todos, puesto que la idea del comandante en Jefe Fidel, fue, es y sera siempre buena, lo unico que algunos no la siguen como debia de ser, entonces viene la carga de veneno contra la dirigencia historica, nosotros los agradecidos siempre tratamos de buscar soluciones que no impliquen la muerte de un ser humano y el sufrimiento para el animal.

      Que tengan todos una buena noche y que la vida les depare lo mejor en nuestra bella e incomparable Isla de la Libertad, la Independencia y la Soberania.

  • garcia dijo:

    es cierto lo que dice cadillac soy el Jimagua de cheo el veterinario y es cierto en nela vive mi Familia y es un peligro porque salen a camianr por la noche por el batey y si vienes en Bicicleta o en moto te atacan en camaguey escuche que atacaron una persona en una moto. No solamente buffalos hay qye hablar en su momento de los Perros Jibaros que acaban con el ganada también.

  • ch dijo:

    Eso pasa cuando se introduce en una isla una especie exótica, q además no ha recibido el tratamiento adecuado, recuerdo cuando los soltaron en zonas pantanosas de Camaguey, sin hacer un estudio previo. Así se reprodujeron las mangostas (hurones ) en Cuba gracias a los españoles, las clarias del continente asiático que han acabado con el manjuarí , aunque hay q reconocer q resuelven unproblema alimentario, y así una buema lista que incluye hasta caracoles trasmisores de enfermedades, tanto acuáticos como terrestres.No explican el porque del brote de tuberculosis Lo principal el mal trabajo con los Búfalos. El artículo muy incompleto , o deben hacer otro explicando cdo se introdujeron , el porqué

  • Ernesto dijo:

    ¿y no hay posibilidades de crear condiciones para no sacrificar a todos los capturados y a los mejores desde el punto de vista genético tomarlos como sementales?

    Y pienso en esto último, porque el que mejor se adapté a nuestro clima pudiera servir para hacer crecer una masa ganadera de mucha utilidad en la alimentación

  • EMELE dijo:

    lo lindo es que le dicen “especies invasoras” y ellas no invadieron a nadie , fuimos “nosotros” los que decidimos traerlas sin crear una infraestructura para mantenerlas en lugares protegidos y ahora estan fuera de control, que se haga un balance del beneficio que reportan y del daño que hacen y seguro estoy que es mas el daño que hacen, pues loes que decidieron introducirlos , que se reunan y decidan exterminarlos. Esto de especies invasoras incluye al venado tambien. Tambien se incluyen especies de la flora como es el marabu, que en un inicio era ornamental como el flamboyan

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ojito

Enrique Ojito

Vea también