Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

El reto de vivir tan cerca del mar (+ Video)

| 18
huracan-irma-cuba-malecon-3-580x408

Durante el paso del Irma por La Habana potente olas cubriron el morro. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

El impacto que el huracán Irma dejó en la costa norte del país, fundamentalmente en los asentamientos costeros, nos hace reflexionar sobre la importancia de la Tarea Vida, programa del estado cubano para enfrentar y mitigar los efectos del cambio climático. Más de 193 mil personas en Cuba viven en zonas vulnerables, fenómeno que se debe agravar con la elevación del nivel del mar. Ante esta situación y los cada vez más sistemáticos huracanes, saltan las alarmas. Sobre este particular trató la Mesa de este jueves y de la cual te ofrecemos un amplio resumen en Cubadebate.

Al evaluar las afectaciones provocadas por el huracán Irma en el país en los ecosistemas costeros, el MSc Rudy Montero Mata, especialista principal de la Agencia de Medio Ambiente dijo que los principales daños se concentran en la zona norte, no obstante porciones de algunos territorios del sur también sufrieron.

“Tres fueron los impactos principales: los fuertes vientos, las inundaciones costeras por penetración del mar y las inundaciones por intensas lluvias. La mayoría de las afectaciones en el fondo habitacional se debieron a la tipología constructiva presente en estos lugares, al mal estado técnico y sobre todo a la ubicación en una primera línea de costa de las viviendas”, comentó.

Isabela de Sagua, veinte días después del huracán Irma. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Isabela de Sagua, veinte días después del huracán Irma. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El especialista indicó además que se aprecian afectaciones en la biodiversidad, resultando más dañadas unas 32 áreas protegidas como fue el ecosistema Sabana-Camagüey.

“Se evidenció que nuestros principales elementos naturales de la protección costera como son las playas arenosas, los sistemas de manglar, las crestas de arrecifes y los pastos marinos amortiguaron el impacto del oleaje provocado por el fenómeno natural. Ejemplo de ello fue lo ocurrido en la zona norte del litoral habanero, sobre todo en el área de Tropicoco donde hace poco se hizo un proceso de reconstrucción de dunas y este no permitió la penetración del mar”, detalló.

Montero Mata agregó que el más reciente meteoro validó la veracidad de los estudios realizados por el CITMA sobre los lugares de mayor vulnerabilidad y alertó que teniendo en cuenta la elevación del nivel del mar para el año 2050 (unos 27 cm), las afectaciones pueden ser superiores.

“Teniendo en cuenta el plan de estado se ha identificado las zonas priorizadas, muchas de las cuales fueron afectadas por su alta vulnerabilidad. Se hace importante el trabajo con los gobiernos locales para el reordenamiento y los planes de desarrollo en estos lugares”, acotó.

En otro momento del programa el especialista principal de la Agencia de Medio Ambiente opinó que es vital continuar elevando la percepción de riesgo no solo entre los decisores o científicos sino también en la población, pues “es una responsabilidad ciudadana”.

Vivir en la costa: ¿Un problema?

Cojímar tras Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Cojímar tras Irma. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Por su parte Carlos Manuel Rodríguez Otero, jefe del departamento de Investigación y Desarrollo del Instituto de Planificación Física, declaró que los especialistas en el tema llevan a cabo un análisis sistemático referente al cambio climático.

“Más del 60 por ciento de la población mundial viven en zonas costeras, sin embargo en Cuba solo el 10 por ciento está asentada cerca del mar. Desde el año 1993 se comenzaron a estudiar las temáticas referentes a 262 asentamientos de este tipo que existen en el país”, agregó el especialista.

Sin embargo, en dependencia del impacto de un huracán se pueden ver afectados hasta 500 poblados costeros. Según Rodríguez Otero, Irma ratificó el resultado de los estudios y al mismo tiempo los escenarios que el cambio climático establece para Cuba de 27 centímetros en el ascenso del nivel del mar para el año 2050 y de 85 centímetros en el 2100.

En este marco la planificación física ha estado constantemente haciendo análisis, primeramente de los asentamientos que tendrían un impacto por efecto de cambio climático, así como el nivel de peligro que tiene para los mismos, atendiendo a su proximidad y características de la costa.

“Nuestro trabajo ha tenido una serie de análisis, vinculados a la búsqueda de soluciones, que pueden ser desde el punto de vista de un acomodamiento en el mismo lugar buscando mayores alturas y la relocalización , que constituye una de las más difíciles para la población debido a los hábitos y costumbres”, declaró el directivo.

Además mencionó el tema de las demoliciones en las zonas donde el impacto es más fuerte y además el ejemplo que ha dado el Estado al abordar esta temática desde las instituciones e instalaciones estatales.

Por último destacó que es importante que haya una percepción del problema y un reconocimiento para tomar medidas en caso de ser necesarias.

Total de asentamientos afectables por el Cambio Climático——-121

Población afectable——-34,454

Viviendas afectables——–11 956

Viviendas temporales———3 646

Instalaciones afectables——.1 383

Asentamientos en la costa norte——67

Asentamientos en la costa sur——–54

Urbanos——55

Rurales——–66

El jefe del departamento de Investigación y Desarrollo del Instituto de Planificación Física expresó que a partir de este conocimiento se sabe cuáles asentamientos deben ser acomodados, relocalizados o regulados urbanísticamente que permitan a un menor costo lograr desactivar los asentamientos.

La calle Genios, en Centro Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La calle Genios, en Centro Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Medidas de adaptación:

  • Asentamientos con algún tipo de acción de adaptación hasta el 2016: 93
  • Asentamientos con medidas de reubicación hacia zonas más protegidas: 65
  • Asentamientos con planes parciales para la reubicación de la vivienda: 25
  • Asentamientos con reubicación total fuera del borde costero: 22
  • Asentamientos con medidas de reacomodo, rehabilitación y protección: 56
  • Asentamientos regulados: 121

El último momento de la Mesa estuvo dedicada a conocer las acciones que desarrolla la Defensa Civil en el país para mitigar los efectos del cambio climáticos en los asentamientos costeros. En este sentido el Teniente Coronel de la Reserva Wilfredo Cobas Dávila, jefe del departamento de operaciones del Estado Mayor de la Defensa Civil dijo que ante todo es imprescindible comprender el riesgo para poder gestionar su reducción de manera progresiva y ordenada.

“Estamos hablando de unos 272 asentamientos costeros en los que viven 193 mil personas. Las mismas están expuestas a las inundaciones costeras pero también a los desbordamientos de los ríos o sus viviendas se ubican a aguas debajo de las presas”, concluyó.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Manuel dijo:

    Buen trabajo este, brinda información interesante y alerta sobre lo que se debe hacer en el futuro inmediato porque evidentemente en la medida que el tiempo ha transcurrido los daños son superiores como resultados de estos fenómenos naturales.

    Ahora, y a tono con lo que anoche en la Mesa Redonda se trató, y las palabras de cierre de la Mesa por Randy Alonso:

    ….hay que pensar en el futuro, las autoridades correspondientes deben trabajar en la adopción de medidas estratégicas, que pasan por lo constructivo, para evitar o minimizar estos daños….

    Por ejemplo, el Malecón habanero: desde cuándo se habla de los proyectos de construir barreras rompeolas que aguanten un poco, mar afuera, los embates del mar en temporadas ciclónicas que limite la inundación de la franja costera de la capital de Cuba?

    Reitero un comentario que realicé hace unos días sobre este asunto, en el que me refería a los proyectos que ha trabajado la CUJAE para construir variantes que limiten las inundaciones en el Malecón. Hay que invertir para estas obras porque los daños cuestan mucho más que la inversión.

    Saludos,

    • sachiel dijo:

      Totalmente de acuerdo con usted, Carlos Manuel, y agregar que los residentes en zonas de peligro, tampoco deben esperar por papá Estado para resolver problemas.

      Las comunidades deben tener unión propia, solicitar y tambien crear con iniciativa, y no permitirse el lujo de dificaciones endebles que despues cuestan el doble, por la primera edificación y despues por el daño a recibir el impacto de la naturaleza.

      No debe tolerarse, bajo ningun concepto, construcciones que pongan en riesgo futuro la vida de sus habitantes. O cumplen los requerimientos técnicos necesarios, o sencillamente ahi no pueden vivir.

  • Revenge dijo:

    Quien va a pescar si no hay comunidades costeras de pescadores? Como se le va a reponer a esa gente su sistema de vida? Las poblaciones de la Habana, Manzanillo, Baracoa, y tantas otras ciudades tambien van a ser reubicadas? Hay otras variantes de solucion, y para mi de las mas factibles es impulsar obras de proteccion o construir las viviendas sobre pilotes, horcones o columnas.
    Hace unos 15 años casi que se concreto un proyecto de barrera a lo largo del Malecon, el cual no se llego a realizar porque los 3 millones de dolares que costaban hacian falta para otra cosa. Yo no se cuanto le cuesta a la ciudad, al pais, cada penetracion del mar con los consiguientes costos en limpieza, atencion a los damnificados, perdida de bienes, contaminacion de las aguas, desaparicion de inventarios y daño a las edificaciones. Pero estoy seguro de que en 15 años han sido mucho mas de 3 millones.
    Yo no creo que la solucion pase necesariamente por alejar a la gente del mar. Si los hoteles pueden estar cerca del mar, las casas de las personas tambien. Tenemos la mala costumbre de botar el sofa: no eliminamos el problema, sino que nos quitamos de arriba el esfuerzo de solucionarlo…

    • vox (ppCARLITOS) dijo:

      Muy de acuerdo con usted. Hace unos días entrevistaban a un señor que su comunidad había sido reubicada a nada menos que a 12 Km de la costa. ¿Qué hace un pescador a 12 Km de la costa? Eso esa persona no lo soporta, no lo tolera. Las reubicaciones pueden ser de otro tipo pero los asentamientos en la costa no los puede quitar nadie es como quitarle a un ser humano su sueño.

  • ae dijo:

    Tengo conocimiento de todo lo explicado por Carlos Manuel, el funcionario del IPF, pero sin embargo continúo observando que se levantan nuevamente las viviendas estructuralmente muybvulnerables y en los mismos lugares tal y como se puede observar en la foto que inicia este comentario en Isabela de Sagua. ¿Quién va a parar esto?.
    SOBRAN LOS COMENTARIOS

  • daniel dijo:

    Carlos Manuel, la inversión cuesta, pero más nos cuesta a largo plazo la recuperación continua, sin contar lo que les cuesta a las personas perder lo suyo, sus pertenencias.

  • IVM dijo:

    y si esto es asi porque siguen haciendo hoteles frente al malecon habanero, no será que estas comunidades de pobres pescadores quedaron olvidadas,¿quien va a pescar?¿de que van a vivir esos pobres que toda la vida lo unico que han hecho es pescar? o es que el nivel del mar sube para las provincias centrales y en occidente no. CUBA es una isla y en todas las islas siempre hay poblacion que vive cerca del mar, ¿porqué los españoles fundaron baracoa,santiago, la habana.trinidad cerca del mar?

  • Santiago dijo:

    No creo que la solución sea trasladar los asentamiento, por lo menos las ciudades, una de las más pequeñas de las que están junto al mar es Baracoa, ¿a quién de les ocurre trasladarla de lugar?, el costo no lo podría asumir el país ni con ayuda extranjera, además que tiempo traería esto, tampoco creo que sería la solución de lo que están haciendo ahora en esta ciudad, que es eliminar los edificios de mediana altura y dejando desprotegidas todas las viviendas que se encuentran detrás de ellos con relación al mar, precisa mente creo que una de las soluciones es construir edificios de no menos de 6 o 10 plantas, no de frente al mar, sino de lado, el huracán Mateews prácticamente destruyo un edificio que esta frente al mar, cuando digo frente es que sus balcones y la mayor área del edificio queda paralela al malecón, a este les arranco todos los balcones, por los daños se va a demoler, sin embargo a otro que queda perpendicular al malecón no le hizo absolutamente nada, creo que sería la solución, construir todos los edificios de forma perpendicular a la costa, además de hacerles al muro del malecón una superficie curva cono hay un proyecto por ahí que las olas rebotan hacia atrás si formar mucha turbulencia, en mi modesta forma de ver las cosas esa es la mejor de las soluciones, desde luego el proyecto del muro del malecón lleve una inversión, pero creo que menos cara que estar reconstruyendo cada dos o tras años toda la infraestructura que dañe el mar.

  • claudia dijo:

    El fondo habitacional en Cuba está tan mal que solo hace falta una brisa o una llovizna y se producen derrumbes en la viviendas, solo hay que mirar las casas y edificios que muestran las fotos, las casas de madera necesitan reparaciones para sustituir horcones , techos y tablas de sus paredes, los edificios NECESITAN reparaciones, en esas imágenes se ven paredes de cemento PODRIDAS, cierto que Irma fue intenso, cierto que el cambio climático nos afecta, mucho más por ser una isla pero: nos afecta también que no se les de mantenimiento a los edificios, nos afecta y MUCHISIMO que no se poden los árboles ordenadamente y sobre todo cuando sabemos que la temporada ciclónica es dede el 1 de Junio hasta el 30 de Noviembre, nos afecta y MUCHISIMO que no se les de mantenimiento a las redes de alcantarillas.
    No se hace en tiempo lo que a cada tiempo le corresponde y después vienen los desastres, los derrumbes de todo tipo, miles de personas afectadas y las JUSTIFICACIONES, coincido que poner barreras rompe olas en el malecón mitigaría el efecto destructivo de las penetraciones del mar, que cuesta caro es verdad, pero más cuesta recuperar todo lo que se pierde en cada evento meteorolócico.
    Lo de la recuperación de las dunas puede surtir efecto, no soy especialista en la materia, pero recuerdo cuando en nuestras playas estaban plantadas las uvas caletas y los pinares, el mar no penetraba tanto, ahora hay que reubicar a 193 mil personas, yo me pregunto cómo se podrá llevar a la realidad ese plan si aún hay personas afectadas por otros eventos anteriores que no han podido recuperarse, cuando aún hay muchas personas viviendo en albergues, vamos a reubicar a los que viven en las zonas costera muy bien y qué vamos a hacer con los que viven por ejemplo: en la Habana Vieja, Centro Habana, Cerro, 10 de Octubre, los reubicaremos también, formaremos otra provincia?
    En el artículo se dice que desde 1993 hay un estudio sobre como protegernos de las penetraciones del mar en el malecón, a estas alturas, con 24 años de ese estudio, tiene edad suficiente para ser un LICENCIADO.
    Hay que preguntarse si realmente nuestro país está en condiciones económicas y financieras para asumir esos planes de reubicación poblacional? Alguien ha sacado los cálculos numéricos para saber de cuanto dinero estamos hablando? Será más caro o barato realizar este proyecto o REPARAR correctamente y POR EL ESTADO el fondo habitacional, remarco el estado porque hasta hace unos años atras habían brigadas estatales que reparaban los edificios, ahora fundamentalmente lo tienen que hacer los que los habitan y pueden estar seguros que en muchos casos esas personas no cuentan con un presupuesto ni conocimientos para emprender esa tarea reconstructiva y entonces: un vecino arregla a su manera su apartamento pero el que vive encima o debajo no tiene como hacerlo, pregunto se resuelve algo con esto?, más aún, para reparar las paredes exteriores se necesita andamios y otros que casi siempre los tienes que alquilar y cobran una millonada por la reparación de 1m2, al final unos arreglan y otros no pueden.
    En la Habana Vieja y Centro Habana se estan haciendo en estos momentos varios hoteles al igual que en el resto del país, esto se intensificó a partir de la reanudación de las relaciones con los EEUU y tiene cierta lógica porque se apostó a que recibiriamos un gran número de turistas extranjeros y con esto nuestas finanzas mejorarian pero, a mi criterio muy personal, se nos fue la mano porque pensando en el futuro nos concentramos en hacer hoteles y para eso se necesita dinero y recursos, aunque sean obras conjuntas con otros paises nosotros también gastamos, hoy con muchos hoteles en sus cimientos, a medio hacer o terminados y a partir de toda la campaña y medidas recrudecedoras del bloqueo de los EEUU y su fascista presidente, el turismo en la isla ha decaido evidentemente, cabe preguntar cual será la ocupación real, efeciencia, utilidad, rentabilidad y aporte al presupuesto del estado del Turismo en Cuba si cada día se ven menos turistas en las calles, amen de esos + de 4 millones de los que habló el ministro del ramo en la TV.
    Expongo todo esto porque a mi entender el presupuesto del país tiene que distribuirse con los pies sobre la tierra, es como el dinero en una familia: si usted tiene un hijo o hija pequeños y va a la tienda donde sacaron zapatos de hembras y varones, usted si puede le compra un par para que lo use, no le compra 6 pares de diferentes tallas pensando en que después le crecerá el pie.
    Nosotros somos un país con escasos recursos, llevamos más de 50 años bloqueados por los EEUU, las necesidades se van acumulando al no poder solucionarlas en su momento por eso hay que establecer un equilibrio para desarrollar fuentes de ingreso de divisa al país como el turismo pero también en la conservación de nuestros bienes materiales porque al final las pérdidas son millonarias y siguiendo la premisa inamovible de que la Revolcuón nunca abandonará a ninguno de sus hijos, ante eventos como Irma, el gobierno destina grandes recursos y hace ingentes esfuerzos para ayudar a los dannificados, que serían muchos menos si tomasemos medidas preventivas y no me refiero a la Defensa Civil ni al Instituto de Meteorología porque ellos están a la orden todos los días.

    Es seguro que no me publiquen, me está pasando a menudo, pero igual di mi criterio porque me siento con ese derecho y porque mi mayor deseo es que la obra de la Revolución siga adelante contra viento y marea, porque amo a esta pequeña, bella y digna islita, porque como lo dijo nuestro inmenso, inolvidable y querido lider Fidel: Revolución es cambiar todo lo que tenga que ser cambiado……

  • dannis dijo:

    hay mas soluciones que no son estas que aqui se explican. Al igual que el campesino debe vivir cerca de la tierra cultivable en el campo, el pescador debe vivir cerca del agua. Por otra parte no se habla nada de las afectaciones que medidas como esta traeran en lo social, se estan refieriendo a poblados que tienen años de historia y su propia idiosincracia. Tomemos la enseñanza de lo que ha pasado en aquellos bateyes de los centrales que se cerraron y de la noche a la mañana fueron poblados muertos.

  • Duncan dijo:

    Sobre la Tarea Vida hay elementos que no quedan claros. Por ejempl,o la playa Mayabeque en melena del sur es el mas preciado elemento de recreo que tiene los Meleneros donde prácticamente no vive nadie pero si tenemos muchos Meleneros nuestras casa de recreo para las vaciones pues no podemos ir ni a las playas del este ni a varadero usualmente pues nos cuesta mucho. Constantemente vemos amenazada la posibilidad de tener una casa en la playa atenta contra la tarea vida que yo veo bien pero por que no se hacen los mismos procedimientos de protección ambienttal que se hacen para los hoteles y pone a los habitantes a colabora por los recursos

  • man.r dijo:

    Coincido 100×100 con dannis. Cada comunidad tiene su cultura enraizada, sus costumbres.
    Seria como pedirle a los venecianos que se muden o a los Paises Bajos que no hagan ni un dique mas y se vayan para el centro de Europa

    • Sailin dijo:

      Es difícil separar el pez del agua ,el agua del rio ,el sol y las plantas, un país de sus costumbres pero mas difisil es separar a una persona de su tierra, de su hogar donde vivió su niñez y su juventud aunque en ocasiones sea necesario.

  • CARMEN dijo:

    Cuba es un pais costero y eso por suerte no tuene solucion tengo casa el la playa PANCHITA DESDE 1933 que mis abuelos la construyerron en un terreno q se compro es cierto que los fenomenos atmosfericos de los ultimos tiempos la han destruido mas de una vez pero ese lugarcito cada uno de los temporadistas que ahi vivimos lo AMAMOS ya en una ocacion tuvimos q pagar nuevamente otro terreno fuera de la orilla ademas solo se permite la construccion de tablas las cuales casi siempre son en mal estado a la orilla no se le ha hecho nada desde 1980 en que se habitaba ahi por lo que el mar claro esta avanza coincido con Revenge si los hoteles estan cerca del mar porque no las casas q ademas comoson de temporadas el estado no asume ni tiene que asumir con ellas que vamos hacer ELIMINAR EL MALECON HABANERO y los paises de terremotos Japon Chile Mexico que hacer si no LEVANTARSE de entre sus ruinas y construir nuevamente con formas mas seguras ,tomar experiencias y evacuar todo lo que podamos pero lo que si considero no es una solucion es eliminar nuestras viviendas y abandonar el terreno que nos vio nacser y pertenece a nuestra idiosincracia .

  • cadillac dijo:

    es impresionante el d eterioro que muestra la foto de la calle en Centro Habana…si llega a pasar el huracan por ahi,…

  • Joel Yu dijo:

    Oiga,vivir de cara al mar es hoy por hoy un suicidio,eso nos lo demuestra cada evento y vientos platanero que pasa cerca de las costas.Siempre me viene a la mente Fidel en 1985 cuando el Kate se persono casi de inmediato en Isabela,converso con sus habitantes,los persuadio y decidio de inmediato la ejecucion de Nueva Isabela.Porque permitimos que se vuelva a reconstruir donde mismo,cuando se ha demostrado que siempre en eventos se pierde todo,hagase del material que se haga.Hay que tener sensibilidad pero tambien responsabilidad.No se debe permitir,mas en estos momentos levantar nada ahi,¿para que?para volver a sufrir lo mismo,para volver a erogar cuantiosos recursos.Pienso que hay que tener sentido comun,todos,habitantes y autoridades,no se puede llover sobre lo mojado.

  • rccc dijo:

    Identificarlo como: “REDUCCIÓN de riesgos” en vez de “ELIMINACIÓN de riegos” ya de por sí advierte una lectura de inconmensurable contenido, dado por la interacción de múltiples elementos complejos, que hacen complejísima la solución integral del tema. Baste por empezar uno de los más críticos: la baja o nula “percepción del riesgo”, que pareciera un “defecto de fábrica” en los animales racionales, puesto que hay evidencias de migraciones instintivas en los irracionales ante la proximidad de fenómenos naturales, como si lo percibieran de alguna forma. La actitud de jugar suerte tipo “ruleta rusa” con los bienes adquiridos, como si fuera con la punta del cañón en la sien, se replica tanto y en lugares diferentes y distantes, lo que supone un comportamiento irracional, disparate o tontería ¿o no, eh? Si las grandes y sensibles pérdidas originadas entre ambos elementos se les sumergen en una supuesta vejiga represando las lágrimas causadas por el sufrimiento, la frustración y la desesperación de perder en solo un lapso de tiempo lo creado en años de sacrificios, irremediablemente el caos regirá la supervivencia a partir de ahí. ¿No será mejor prevenirlo todo por cada cual desde tiempos de normalidad, determinando (entiéndase como identificando) todos y cada uno de los posibles estragos y las vías de de evitarlos? ¿Acaso eso es mucho trabajo, o un extremismo paranoico?
    Lo que le pone tapa al pomo; a mi juicio, es la desidia de no pocos compatriotas carentes de sentido común como para que con sus seguros disparates, debilite o quiebre lo que el esfuerzo colectivo construye conscientemente con conocimiento de causa y efecto. El nivel de instrucción e información esta por igual al alcance de todos, pero no asegura un recepción igual por aquello de que cada persona es un mundo ¿Son realmente temerarios, valientes, osados, los que desafiando peligros deambulan ebrios bajo vientos fuertes, objetos volando, inundaciones, olas descomunales; o estos lo que llevan es otro calificativo y medida cautelar?
    ¿Seguir en esta misma mahomía, será soportable en el decursar del tiempo, cada vez más amenazado con severidad?
    Abogo por la urgencia de una ley bien clara y transparente sujeta al análisis crítico de los ciudadanos antes de que sea refrendada en una votación obligatoria que delimite el comportamiento de la población ante la inminencia de desastres naturales y que tenga por objetivo supremo la salvaguarda de la vida humana, pero también sancione la obligatoriedad de proteger los medios materiales todos.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Pienso que este es un tema extremadamente complicado para tratar no solo en Cuba. Se trata realmente de analizar con la mente puesta hacia adelante todos los inconvenientes de la permanencia de esos asentamientos exactamente en el lugar más vulnerable ante los fenómenos atmosféricos, que si lo vemos con justeza total, llegaron mucho antes que los seres humanos.
    Ese “derecho” que nos damos los Humanos de dominar la naturaleza debe estar sustentado en bases realmente prácticas.
    Vivir a tres metros de la costa, como muchas personas en Jaimanitas y en otros lugares del país, no creo que sea la mejor opción en la actualidad. En su tiempo resolvió en algo el problema de ese sector más pobre de la población al ocupar un lugar nada codiciado por otros sectores, pero ahora grava directamente el desempeño del Estado en tratar de adecuar correctamente el nivel de vida de toda la población.
    Se debe convencer a esos compatriotas que viven en los lugares vulnerables, tal como se hizo en Santa Cruz del Sur, en donde el nuevo asentamiento urbano se construyó más alejado del lugar crítico.
    No es lo mismo lo que sucedió en el malecón. Ahí las condiciones objetivas están garantizadas para que las afectaciones “normales” sean mínimas. Solamente en casos extremos como el que acabamos de enfrentar, las cosas se complican tanto.
    Hay un forista que menciona hacer una obra de protección en el malecón habanero. Me parece que esas son palabras mayores, por la profundidad del mar a solo cinco metros del muro. Si se fijan, detrás del Carlos Marx y del edificio de CIMEX en Miramar, allí se pudieron echar unos “yaquis” de hormigón que protegen la costa. Lamentablemente no se puede hacer frente a nuestro querido malecón.
    Si nuestra economía estuviera a la altura de la japonesa….
    Además, lo dije ya en un comentario en este sitio: Nuestras autoridades del país están en la obligación de establecer y HACER CUMPLIR la declaración de Estado de Emergencia, de Sitio, de Excepción o el nombre que se les ocurra a los especialistas en la materia, para cuando se presente una situación como la recientemente pasada, TODA LA AUTORIDAD CONSTITUCIONAL se ponga en manos del Consejo de Defensa Nacional y limiten o prohíban el desplazamiento de personas en estas zonas comprometidas, SIN IMPORTAR LAS MEDIDAS DE REPRESIÓN que se tomen para exigir su cumplimiento.
    Que no se asombre nadie, que eso sucede en TODOS los países del Mundo, menos en Cuba.
    No es lo mismo un sismo que un huracán, el cual se avisa desde mucho tiempo antes su posible impacto en determinado lugar. Cuando la autoridad competente investida con ese poder diga: Hay que irse y pongan los medios para hacerlo al alcance de los ciudadanos: ¡O te vas o te llevo!!!

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda y del sitio web Cubadebate. En Twitter: @OscarFigueredoR

Thalia Fuentes Puebla

Thalia Fuentes Puebla

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En Twitter: @ThalyFuentes

Vea también