Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Historias de la Lucha contra bandidos: Osvaldo Ramírez me llenó la cabeza de humo

Por: Israel Hernández Álvarez
| 41
Osvaldo Ramírez interpretado por el actor Roque Moreno. Foto: TVC

Osvaldo Ramírez interpretado por el actor Roque Moreno. Foto: TVC

Cuando se sentó frente a Raúl Menéndez Tomassevich y Aníbal Velás, altos oficiales de la Lucha Contra Bandidos (LCB), Pancho el Grande fue más que elocuente: “Si me montan en ese aparato —un helicóptero militar que jamás había tenido ante sus ojos—, yo voy a decirles el lugar exacto donde se encuentran Osvaldo Ramírez y su gente”, les prometió.

Filiberto Cabrera Carrazana, Filo o Pancho el Grande, fallecido hace algunos años en Condado, fue por aquellos tiempos el colaborador de alzados más buscado por los órganos de la Seguridad del Estado, que andaban tras la pista del último eslabón de la complicada red de información y suministro creada por el Comandante de bandidos en un área de 200 kilómetros cuadrados extendida desde el mar Caribe hasta el Escambray profundo.

Tal y como ha recreado en sus más recientes capítulos la serie LCB: la otra guerra, fue otro colaborador de bandas conocido por G-2 quien aportó la información clave para localizar a Filiberto Cabrera (Pedro el Grande en la teleserie, interpretado por el actor Michaelis Cué), que a la postre resultó determinante para la ubicación y captura de Osvaldo Ramírez y sus hombres.

Escambray desempolva de sus archivos la entrevista titulada originalmente “La Seguridad cortó la cadena”,* realizada a Pancho el Grande en ocasión del aniversario 40 de la victoria contra el bandidismo.

La Seguridad cortó la cadena

Triste amanecer para el maestro Conrado Benítez aquel 5 de enero de 1961. Un tiroteo da la señal de que los milicianos están cerca. Los alzados deciden abandonar el lugar, pero antes ejecutan la sentencia. Emilio Carretero, Macario Quintana, el Marinero y Tomás San Gil lo sacan de la improvisada jaula en la que lo tenían prisionero. Le dan golpes, culatazos y lo pinchan con una bayoneta. Un hilo de sangre corre desde un oído del adolescente; su nariz está fracturada y el rostro, inflamado por las golpizas. Algunas de sus costillas han quebrado. Por si fuera poco cortan sus genitales.

Después de colocada la soga al cuello, el jefe ordena que la halen. El cuerpo del joven es suspendido y bajado a cortos intervalos prolongándose así la agonía en el momento de la muerte, la que comparte con el campesino Heliodoro Rodríguez, al que también torturan sin clemencia.

Esa “proeza” de la banda de Osvaldo Ramírez García, la más numerosa y agresiva de las que actuaron en las montañas del Escambray en la primera mitad de la década del 60 del pasado siglo, estremeció al pueblo cubano.

Otras “hazañas” de este cabecilla y su gente igualmente enlutaban a hogares y diseminaban el miedo entre moradores de los intrincados parajes del macizo escambraico, por ello algunos campesinos analfabetos, con poca información y confundidos se convirtieron en colaboradores de la contrarrevolución.

Transcurrían los días y se iban conociendo nuevos crímenes de los malhechores. La CIA realizaba planes con el propósito de destruir la Revolución y en  sus intentos concibió lanzar una invasión a Cuba a principios de 1961, la que no pudo ejecutar hasta abril y fue derrotada en menos de 72 horas. Previamente desarrolló la Operación Silencio, consistente en abastecer de armas y otros pertrechos a sus mercenarios en el grupo montañoso de Guamuhaya, pero de poco le valieron sus esfuerzos.

La dirección de las Fuerzas Armadas Revolucionarias realizó la Operación Jaula, puesto que el Escambray fue cerrado en esa forma. Unos 80 batallones de milicias, integrados por 60 000 hombres, se movilizaron hacia ese macizo. El intenso trabajo desplegado por la Seguridad del Estado y las operaciones llevadas a cabo por el Ejército Rebelde y los milicianos permitieron localizar la concentración de las bandas y en particular la de Osvaldo, quien en ocasiones burlaba al Ejército, por lo que algunos habitantes del escarpado lomerío comenzaron a endiosarlo en supersticiosas conversaciones.

Además de las características topográficas de la zona, era evidente que personas conocedoras de esos sitios ayudaban al jefe de bandidos. Por eso lograba evadir la persecución de las milicias y del Ejército Rebelde. Pero la Seguridad no cesó hasta ubicarlo con exactitud en la zona de San Ambrosio en abril de 1962.

Un colaborador muy buscado

Feliberto Cabrera Carrazana fue uno de los colaboradores de bandidos más buscados por la Seguridad. Sus declaraciones resultaron claves para descubrir el lugar donde se encontraba la banda de Osvaldo y poder aniquilarla.

Pancho El Grande reconoció haber sido engañado por Osvaldo Ramírez y los bandidos. Foto: Roberto Rivero/ Escambray

Pancho El Grande reconoció haber sido engañado por Osvaldo Ramírez y los bandidos. Foto: Roberto Rivero/ Escambray

“Yo conocía a Osvaldo desde que él estaba de jefe del Puesto de Caracusey porque le vendía algunos productos. Al alzarse me fue a ver a mi casa, allá en Ceiba de Hoyo Pinto, en la zona de Méyer. Me dijo que el comunismo era un fantasma y que Fidel había traicionado al pueblo de Cuba porque tenía ansias de poder; me llenó la cabeza de humo. Yo, sin nivel cultural, llegué a creerle y por eso me convertí en colaborador suyo”.

Han pasado más de cuatro décadas de aquellos días. Pancho el Grande, como lo bautizaron los bandidos en forma de burla por su pequeña estatura, cuenta con 83 años y recuerda momentos entre los contrarrevolucionarios.

“Un día Osvaldo me mandó a buscar y demoré un rato porque estaba trabajando. Cuando llegué me insultó y expresó que a él nadie le ponía rabo. Le expliqué que estaba chapeando, pero no entendía. ‘Si todo el mundo chapea —me gritó—, ¿dónde nos vamos a esconder?’. Entablamos una fuerte discusión, la suerte fue que un alzado me haló por un brazo y me llevó hasta una cañada. ‘¿Tú estás loco? —me dijo—, ¿cómo vas a discutir con ese hombre? ¿No ves que está borracho y es capaz de matarte o mandar a matarte’?”.

Durante varios meses este campesino fue práctico de aquella gente y cada vez cumplía más órdenes. En unas operaciones fueron capturados algunos bandidos que dieron referencia de los colaboradores, quiénes movían a Osvaldo en “cadena”, es decir, uno lo llevaba hasta un punto y otro continuaba guiándolo. Eso fue lo que le ayudó a sobrevivir.

Si me montan en el helicóptero, yo les digo dónde está

Al capturarse la banda de Noel Peña, este comienza a hablar de la “cadena” que movía a Osvaldo. También se refirió a un tal G-2 que conocía la misma y dijo que vivía en Trinidad, cerca de un garaje. Inmediatamente oficiales y agentes de la Seguridad siguen la pista hasta dar con el mencionado contacto del jefe máximo de los alzados. Al principio no quería confesar, pero luego dijo todo y por él se supo que Pancho el Grande era el principal eslabón.

“Cuando me detiene la Seguridad —relata Pancho el Grande— me llevan ante Raúl Menéndez Tomassevich y Aníbal Velás, oficiales de la Lucha Contra Bandidos. Hablaron mucho conmigo, me explicaron que la Revolución se había hecho para ayudar a los campesinos y a los pobres, me pidieron que fuera sincero.

“Les manifesté que estaba dispuesto a declarar, pero que antes quería ver a Delfín Marcos porque los alzados decían que la Seguridad lo había cogido preso y luego lo fusiló a pesar de haber declarado. Me lo presentaron y me dijo que yo debía colaborar como lo había hecho él porque se dio cuenta de que los bandidos lo habían engañado. Me convencí de que tenía razón”.

Pancho el Grande dio las coordenadas exactas, incluso participó como práctico. “Les pregunté que si desde un helicóptero se podía ver bien hacia abajo. Me respondieron que sí; entonces les expresé: si me montan en ese aparato yo voy a decirles el lugar exacto donde se encuentran Osvaldo y su gente. Desde arriba les indiqué por dónde debía ir el cerco… Luego aterrizamos y seguimos a pie. No los encontramos, pero al tercer día se establece el combate en unos aromales. De ese primer choque salen corriendo y dejan las mochilas y un sombrero que identifiqué como el de Osvaldo.

“Se hizo de noche, por lo que continuamos la operación al otro día. Los tiros estaban satos. Al poco rato alguien da la noticia de que el jefe de la banda había muerto, y así fue”.

El parte al Comandante Juan Almeida Bosque confirmaba la información: “…el lunes 16 de abril, alrededor de las 13 horas, se origina un nutrido tiroteo en la zona del Quemado, situada entre Ocuje y El Lumbre, resultaron muertos Osvaldo Ramírez García, titulado Comandante en Jefe del Ejército de Liberación Nacional, y otros bandidos”.

Se rompía de esa forma el mito sobre el cabecilla del Escambray, de quien se decía que siempre escapaba a los cercos, que aparecía dando órdenes vestido de militar, de campesino o de mujer.

Detrás han quedado aquellos episodios de crímenes y monstruosidad. El bandidismo fue exterminado, pero en la memoria de muchos, sobre todo de los familiares de decenas de víctimas, están los recuerdos de los actos de terror y crueldades que cometieron.

La lucha contra el bandidismo se extendió desde el mismo 1959 hasta 1965.

La lucha contra el bandidismo se extendió desde el mismo 1959 hasta 1965.

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amparo Morales López dijo:

    Realmente para mi ha sido muy interesante ver ese serial, pues solo conocía de las historias que contaban mis padres, y por las clases de Historias de los maestros que tuve, pero los felicitos pues ha sido una parte de la Historia Cubana que no podemos olvidar y que lo han llevado a la pantalla con mucha maestría y muy bien documentada.

    • Marilyn la Bella dijo:

      Amparo, la invito a leerse el libro de Enrique Encinosa. Es un complemento de obligada lectura para entender la problemàtica que viviò nuestra sufrida patria.

  • YO dijo:

    Gracias por hacernos conocer a los que no formamos parte de esa generacion esta historia tan dolorasa de nuestro pais.

  • francisco dijo:

    Buen articulo de nuestra historia.

  • Jadya dijo:

    La serie no puede reemplazar a la historia, pero la recrea con tanta seriedad que se sufre viendo cada acto de terror y crueldad cometido por los bandidos así como los actos de valor, entrega y sacrificio de los jóvenes milicianos.

    A nuestros muertos, nuestro respeto y nuestro agradecimiento. También a los héroes de esa gesta que aún están entre nosotros
    A los responsables de la serie (colectivo tras las cámaras y actores), Gracias

  • Alfredo dijo:

    Muy buena la serie “La otra Guerra”, realmente está contando la verdad del bandismo en el Escambray, de la actuación de la Seguridad del Estado y muy importante la actuación de las Milicias representando junto con los colaboradores de la Seguridad al verdadero pueblo revolucionario cubano de aquella época. Muchos jóvenes revolucionarios de ahora me preguntan si eso sucesos fueron así de verdad. Ellos están habidos de que le trasmitan la historia de Cuba a través de estos seriales que son muy educativos. Este serial ha tenido muy buena aceptación por el pueblo. Muy buenos actores, eso da la medida de que Cuba puede hacer cosas grande en la Televisión. Osvaldo no era el único, recuerdo a Tondique que operaba en la zona de Placetas, Villa Clara, otros que están mencionados en éste artículo. En fin fue una lucha larga donde al mando de nuestro Comandante en Jefe salimos victoriosos. Nuestros enemigos critican los fusilamientos, pero estos solo fueron contra los asesinos, y fueron jusgados por los Tribunales Revolucionarios lo que consta en documentos. No había otra opción, fue como único se pararon las muertes contra el pueblo inocente. Solo decir algo más: a esos asesinos los abastecían de armas, alimentos y todo tipo de peltrechos el imperialismo, ese mismo que lo hace ahora en Venezuela y en Siria, lo que en épocas diferentes. Las tácticas no han cambiado para derrocar a los Gobiernos que no se someten a ellos. !Viva la Revolución Cubana!

  • yanigsa dijo:

    Que historia. Bueno que aclaren que este señor Pancho el grande fue engañado porque hasta este momento para mi era un desgraciado.Un tio mio fue parte de los jovenes de la lucha contra bandidos y me cuenta que en la TV no se ve ni la mitad de lo duro que fue aquello. Dice que los bandidos eran m{as menos 100 veces peores que en esa historia.

  • Luna dijo:

    La serie La otra guerra es excelente, yo siempre la sigo. Es bueno que se hagan cosas como esa para que la gente recuerde como fueron las cosas al comienzo. Sobretodo que la juventud sepa.

  • sachiel dijo:

    Y que todavia existan quienes crean que esto ha sido fácil… O peor aún, que nada de esto ha sucedido o no conocen la historia de su patria.

    Llenarle la cabeza de humo a tales personas, siempre ha sido fácil, por eso hay que leer, ver, conocer bien de qué se habla y de que se opina. Y saber esclarecer, convencer y no vencer, para que los errores y horrores no se cometan más.

    • senelio ceballos dijo:

      Sachiel…..Yo entre al Escambray ..Si la mente no me galla en 1980 y sali de el en 1994…VI, CONOCI,VIVI, CAMINE por muchos rios, arroyos y cannadas que mientan aqui y muchos mas..JUNTO TENIAMOS otra generacion, con buldosers, mototraillas, camiones , cemento y de TOPOGRAFOS….Te dire de esa..LINDA, DOLORSA, REAL, HEROICA HISTORIA..no se ha escrito aun todo….ADEMAS Les dire que converse con muchos que lucharon contra los milicianos, muchos deportados desde sus fincas hacia.SAN CRISTOBAL / p. del rio…etc….Muchos decenas y decenas trabajaron bajo mi mando en la brigada MAXIMO GOMEZ 1 y 2 ….Tepuedo decir ..que la ultima pagina pagina..AUN NO SE HA ESCRITO…debemos autoperdonarnos, auto cerrar heridas..No olvidar ese pasado…PARA CONQUISTAR EL FUTURO COMUN..Gracias guajiro del MACAGUABO /espirituano del PICO SAN BLAS /Cienfuegos y de Manicaragua / villaclarenna…

  • frank dijo:

    me fascina esta serie asi como esta entrevista cosas como estas deverian publicar mas a menudo para que nosotros los jovenes tengamos conocimientos de lo que se vivio a principio de la revolucion y asi se sentira mas por nuestra revolucion que nunca debe seder pero ni un tantico al imperialismo. Bravo por esta SERIE que se hagan mas. BRAVOOO

  • El espirituano dijo:

    EL Caballo de Mayaguara dijo en su libro que a él no le gustaba restarle mérito a sus contrincantes. Primero hay que decir que los alzados se enfrentaron a 60 mil soldados! y segundo que resistieron desde 1960 hasta 1965 a pesar de la brumadora superioridad numérica de los tropas del gobierno. La manera en que trataron a Osvaldo Ramirez en el serial es un poco estigmatizada pues dejando a un lado las cosas malas que hizo, hay que abordar los motivos que lo movieron a alzarse, pues la misma desinformaciòn que sufriò Pedro el grande la pudo haber sufrido Osvaldo. Hay que saber que Osvaldo Ramirez fue jefe del pelotòn especial del Directorio en la la lucha antes de 1959, que realizò la acciòn màs valerosa que se resalizò contra las fuerzas de Batista en Las Villas, que fue la liberaciòn de un grupo de revolucionarios que habian sido juzgados en la ciudad de Santa Clara y que iban a ser asesinados antes de que llegaran a la carcel, esa acciòn comando, donde muriò Gonzalez Coro fue una joya de valenntia e intrepides de las fuerzas comandadas por Osvaldo, que dicho sea de paso terminò la guerra con grados de Capitàn.

    • MsC Roberto C. Riccardi Márquez dijo:

      UN VIEJO PROVERBIO: ¨NO ME DIGAS LO QUE HICISTE SINO LO QUE HACES¨.: EL PERSONAJE ERA UN TRAIDOR Y ASESINO. ¿ES QUE ACASO ESTAR ¨DESINFORMADO¨ ES JUSTIFICACION PARA LOS ASESINATOS COMETIDOS.. DA VERGUENZA QUE HAYA QUIEN INTENTE JUSTIFICARLO.

      • Cubana 100% dijo:

        Mastersito Robertitico, al analizar una figura històrica hay que hacerlo en un contexto històrico determindao. Osvaldo participò en la toma de Santa Clara y te leyeras el libro ”Descamizados” de Enrique Acevedo veràs que cuando se produce la toma, los rebeldes fusilaron a 2 ò 3 hombres por ”chivatos”. Los vas a tildar acaso de ASESINOS también? Osvaldo fue un producto de esa época.
        Mastersito tienes que leer un poco màs para que puedas hacer argumentaciones màs sòlidas…becitos

  • menejías dijo:

    Esta serie es muy instructiva, es uno de los mejores espacios que esta presentando la television cubana,

  • JUAN R dijo:

    Hoy dicen en Miami que la serie es cruel y no se habla de los crimenes cometidos.
    Tenga entendido que a Conrrado Benitez lo ahorcaron con un alambre de puas, no con sogas como se dice en el reportaje. El ejecutante fue uno de apodo Pata de Plancha capturado por el Bon No. 1 de Pinar del Río del cual fui integrante

  • Albert dijo:

    Interesante artículo. Yo estoy viendo la serie (La otra guerra) y lo explicado en este artículo se corresponde con lo de la serie. Debemos todos cuidar la Revolución y estar unidos para que nunca ocurran cosas parecidas.

  • Kmilo dijo:

    Muy interesante el escrito sobre la LCB. Desde el primer capítulo no me pierdo los sábados el serial por CUBAVISIÓN y me parece muy oportuno el tema que trata, pues ya apenas se hacen series o aventuras que traten las luchas que ha debido enfrentar nuestro pueblo para alcanzar el prestigo que hoy tenemos. Ahora retrasmiten por el CANAL EDUCATIVO la aventura Memorias de un Abuelo, que trata la lucha en la Sierra antes del 59.
    Estamos en la obligación de mostrar a las nuevas generaciones que el camino transitado no ha sido fácil y que mucha sangre ha costado tener esta Revolución. Creo que deben hacerse más series que traten el tema de las luchas de independencia del pueblo cubano, muy muy BUENA la seria DUABA.
    Debemos aprovechar que todavía viven algunos de los protagonistas de las gestas libertarias y explotar sus experiencias. También la de otros protagonistas que se han destacado después del 59, en las luchas internacionalistas; desde el anonimato en el muy querido G-2 (recuerden En silencio ha tenido que ser, Julito el Pescador, Para empezar a Vivir).
    Muy buena factura y muy oportuna LCB La otra guerra.

  • ADG dijo:

    Una historia brillante en nuestra patria, conozco de combatientes de la LCB, sus historias son asombrosas, he estado en Topes de collante en una confortable habitacion, pero he sentido el frio del lugar asi como el clima que cuando en Cuba no hay nube ahi llueve a cantaros, (esos hombres ancianos hoy) se le deberia rendir mas culto

  • Rafael dijo:

    Uno lee la historia de Cuba del periodo 1950-1980, y es proeza tras proeza, gloria tras gloria. En la LCB, lo más relevante fue la participación de la juventud como milicianos, apenas niños como en Girón. Basta mirar la útima foto de este artículo para convencerse.

    Los jóvenes de hoy tenemos un reto inmenso: no permitir que haya sido en vano.

    Ciertamente hay muchos problemas que atacan por todos lados: salarios que no alcanzan para nada, sin casa, ropa y zapatos que valen más que todo un salario, problemas con la alimentación, pérdida de la fé en el futuro, emigración, y muchos etc, y en ese escenario hostil se toman muchas decisiones, pero hemos de saber poner un punto, un límite: LA REVOLUCIÓN ES SAGRADA.

    Viva Cuba!

  • alejandro dijo:

    La serie muy bonita, bien realizada, amena, refleja la realidad y acontecimientos que no fueron contados así en la película.

  • Persy Morell Guerra dijo:

    Buena serie, hacía tiempo que la TV cubana no sacaba algo de verdad que valiera la pena ver…Lo bueno de la serie es que cuenta la historia tal como fue, y no la deja morir. Mi abuelo (Angel Guerra) participó en esa lucha contra bandidos y muchas anécdotas que tiene de esos momentos, sería bueno que se llegaran a verlo en Perea, Municipio Florencia, Ciego de Ávila; sobre todo porque es una de las pocas personas en vida que vivió y conoció al Vaquerito desde que era niño, guataqueaban malanga juntos y mi abuelo me decía que el Vaquerito a la edad de 9 años como tantos niños de la época trabajaba para mantener a su familia, que era muy pobre y numerosa. Me decía que la malanga era más grande que el Vaquerito…..Realmente, en honor a la verdad, del Vaquerito nos acordamos los 30 de diciembre en el aniversario de su muerte, cuando sale algo por la televisión, es una lástima, porque fué un personaje digno de recordar; no por gusto el Che dijo que le habían matado a 100 hombres.

  • Dr. Pedro Véliz dijo:

    Excelente artículo a tono con la excelente serie televisiva que están transmitiendo. Considero que debe escribirse más de esta historia y de tantas otras que ha hecho la Revolución a lo largo de casi 60 años, es un legado que hay que transmitir a las nuevas generaciones, pues no podemos olvidar la historia y hay que ir continuamente a ella.

  • Carlos Abeledo dijo:

    Bravo fue Osvaldo Ramiez!

    • RC dijo:

      ¿LO ESTA JUSTIFICANDO? ÑO……

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Israel Hernández Álvarez

Periodista del periódico de Sancti Spíritus, Escambray.

Vea también