Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Discurso para la historia

| 10
Foto: AP

Foto: AP

Hay ocasiones en que la palabra –exclusividad de la especie humana– adquiere consistencia de historia. La oración del puneño José Domingo Choquehuanca a Bolívar es un caso. El discurso del presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln en Gettysburg es otro. El de Raúl Porras en contra del aislamiento de la Cuba revolucionaria es imperecedero ejemplo. Hoy pude leer con detenimiento la intervención de Raúl Castro, presidente de Cuba, en la Séptima Cumbre de las Américas, y tengo la convicción de que su texto habla desde la historia y para la historia.

Sin ser un compendio histórico, el discurso de Castro marcó hitos y abrió horizontes sobre el proceso histórico no solo de Cuba. Recordó, por ejemplo, que en 1800, en los Estados Unidos se pensó en agregar a Cuba a la Unión del Norte y que en el siglo XIX surgió allí la Doctrina del Destino Manifiesto, “con el propósito de dominar las Américas y el mundo”.

Frente a ese impulso expansionista, José Martí, el héroe de la independencia de Cuba, escribió, semanas antes de su sacrificio, que su lucha por la independencia de Cuba debía servir para defender la independencia de toda Nuestra América.

Reveló el presidente cubano aspectos poco conocidos de la agresión estadounidense contra su país. Recordó, así, que en abril de 1960, apenas un año después del triunfo de la revolución, “el subsecretario de Estado Lester Mallory escribió en un perverso memorando -y no encuentro otro calificativo que darle. Este memorando fue desclasificado decenas de años después; cito algunos párrafos: ‘(…) la mayoría de los cubanos apoya a Castro. No hay una oposición política efectiva. El único medio previsible para restarle apoyo interno es a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las penurias económicas, debilitar la vida económica (…) y privar a Cuba de dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno’”.

El dirigente cubano trazó luego el itinerario de sacrificio y lucha de Cuba, pero también sus logros y su firmeza socialista. Otro aspecto de su oración fue el repaso de su solidaridad con otros pueblos, en particular con Puerto Rico.

El gran abrazo hemisférico se expresó en estas palabras:

“Las relaciones hemisféricas, en mi opinión, han de cambiar profundamente, en particular en los ámbitos político, económico y cultural; para que, basadas en el Derecho Internacional y en el ejercicio de la autodeterminación y la igualdad soberana, se centren en el desarrollo de vínculos mutuamente provechosos y en la cooperación”.

(Tomado de Diario UNO)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • benito dijo:

    como si de la lucha contra el ebola se tratara, en fin , efectivo.

  • Javier Rodrguez Diaz dijo:

    para exigir pedir o como le queramos llamar tenemos que hacer un cambio de mentalidad radical y aunque esta frase quede a la medida es una realidad que no hacemos nada con hacer nuevos negocios con nuestro socio por naturaleza si las cosas siguen igual y no cambian

  • Rosquete dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con el titulo asignado al presente artículo:”Discurso para la Historia”

    No cabe la menor duda de que la calidad de este extraordinario alegato de Raúl se recordara por muchísimo tiempo en Cuba y en toda nuestra América .

    El 20 de diciembre del 2014 en este mismo sitio expresé lo siguiente a tenor del discurso del compañero Raúl, en la clausura del IV Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones: “Orgullo inmenso de tener los Jefes que nos ha dado esta hermosa Revolución, con los cuales muchísimos cubanos estamos dispuestos a realizar lo que sea necesario. Sobre Raúl, ya no es su solo su ejemplar postura de tantos años de lucha desde su más temprana juventud hasta hoy en día, cuestión que de por sí sola bastaría para ubicarlo en un especial lugar en la historia de la Patria, sino la hermosa constatación de su genialidad a la hora de conducir los destinos de nuestra nación en este complejo e interesante momento de su historia”.

    Cada día los hechos lo confirman más.

    Hoy, vuelvo a corroborar con mayor vehemencia aún que antes lo que expresé ese día del pasado año.

    Felicidades General Presidente.

  • The watcher dijo:

    El encabezamiento del articulo dice…Discurso para la historia o Discurso de historia…yo pregunto porque ese discurso en la Cumbre de las Amercias fue indudablemente de Historia y de Cuba….

    • Leandro dijo:

      Coincido en que es un discurso para la historia, porque el discurso de Raúl, aunque magistralmente se sustenta en la Historia, no solo de Cuba, no se queda en ella: es la Historia para comprender el presente y trazar el camino hacia el futuro.

  • arceniosanchez dijo:

    vivo en panama, pero mi patria es Cuba, aca lo que mas impacto a la gente , incluyendo todos los medios de comunicacion fue su sinceridad y franqueza al referirse a Obama, destacando y reconociendo su honestidad y si origen humilde

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Para mi el General de Ejercito siempre ha sido uno de los poliiticos mas capaces de todos los tiempos.Su paso por el MInfar es historico donde fue ademas un verdadero pedagogo.
    Un discurso lleno de referencias historicas y ademas para la historia.
    Decir las verdades de frente es un signo de valentia,que nos hace sentirnos orgullosos de nuestro presidente.
    Disculpen la falta de acentos,pero no me aparecen.

  • Ismaelillo dijo:

    La historia contada siempre es parcializada y favorable a quien la cuente. Un mismo hecho histórico tiene muchas lecturas. Una de las principales acusaciones que se hace a Estados Unidos es que dominaba económicamente a nuestro país por el gran número de inversiones realizadas desde la época colonial y durante la República, pero resulta que ningún país subdesarrollado se puede desarrollar sin inversiones extranjeras. Las existentes en Cuba funcionaban muy bien, pagaban muy buenos salarios y cumplían las leyes laborales y de seguridad social. Ahora, una de las esperanzas que tenemos para salir del subdesarrollo en que vivimos es precisamente la inversión extranjera, y entre ellas ocupa un lugar destacado las de Estados Unidos, después del levantamiento del bloqueo-embargo. La derrota militar de España en la Guerra Hispano-Americana con la colaboración del ejército libertador cubano fue fundamental para el logro de la independencia, no hay pruebas de que el ejército español en Cuba estuviera próximo a ser derrotado por las fuerzas cubanas, muy inferiores en número, en armas y municiones, en vituallas y alimentos. Los Mayores Generales Máximo Gómez y Calixto García, General en Jefe y Lugarteniente General, afirmaron tal cosa, por el contrario, agradecieron la intervención armada de los Estados Unidos y la valoraron como fundamental para el logro de la independencia. La intervención fue coordinada y autorizada por el Gobierno de la República en Armas y por el Ejército Libertador. Al momento de iniciarse la intervención las fuerzas cubanas no controlaban ninguna ciudad o pueblo, ningún puerto de mar. Gómez llevaba meses perseguido por las tropas españolas, acompañado por menos de cien hombres, mal armados, con pocas municiones, mal vestidos y mal alimentados (En su diario de Campaña está perfectamente reflejada su situación). Los mambises que vemos en las fotos, tomadas después del apoyo del Ejército de Estados Unidos o después de la rendición de España, armados y bien uniformados son los armados y uniformados por el Ejército de Estados Unidos.
    Ciertamente la Enmienda Platt empañó profundamente esa ayuda, en las discusiones de los Constituyentes en contra de su incorporación al texto constitucional uno de los argumentos más firmes esgrimidos por ellos era que la consideraban innecesaria porque el gobierno cubano que fuera electo firmaría esos acuerdos con el de Estados Unidos por el agradecimiento a la valiosa ayuda prestada para alcanzar la independencia. El diferendo entre Cuba y Estados Unidos, surgido después del triunfo del pueblo cubano sobre la dictadura de Fulgencio Batista, como reconoció Raúl en su discurso, surgió y fue incrementándose en la medida que eran afectados los intereses económicos y geopolíticos de los Estados Unidos en nuestro país. Los dos países tienen responsabilidad en su origen y agravamiento progresivo. Quienes más hemos sufrido esa ruptura de relaciones y el establecimiento posterior del bloqueo-embargo somos los cubanos todos, pero principalmente los más humildes, los cubanos de a pie, que somos por esa misma razón los más interesados en que termine ese diferendo, se restablezcan plenas relaciones diplomáticas, comerciales y sociales entre los dos pueblos, entre tantas cosas por los casi dos millones de cubanos o sus descendientes directos radicados en ese cercano y poderoso país. Es una obligación de nuestro gobierno hacer todo lo posible porque se alcance ese acuerdo lo más pronto posible, porque cada día que se prolongue ese diferendo es un día más sin esperanzas de un mejoramiento de nuestra precaria situación económica.

  • Orlando dijo:

    Copio de Cubadebate:

    Hay ocasiones en que la palabra –exclusividad de la especie humana– adquiere consistencia de historia. La oración del puneño José Domingo Choquehuanca a Bolívar es un caso. El discurso del presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln en Gettysburg .

    —–

    Es muy facil creerse el ombligo del mundo. Opino que Raul Castro esta manejando

    el diferendum con los EE UU de una manera sumamente inteligente. Je. Je,

    Y pienso que el General, en su laberinto, apreciaria que un individuo que

    no comparte sus doctrinas lo admita

    Opine antes, que la manera desenfadada con que comenzo a hablar me parecio genial

    Je Je y no quisiera retractarme enojado

    ?Algun comentarista conoce la oracion de ese punero ? Hace un rato le eche una ojeada

    para comparar.

    ?Alguien ha leido el discurso de F D R donde declara la Guerra a Japon 24 horas despues

    del dia a partir del cual el mundo , segun dijo Roosevelt , viviria en la infamia”

  • alejandro dijo:

    discurso para la historia cn sentimientos y sentido de pertenencia nrradas por uno de sus principales pprotagoistas y dirigentes que pasaron las vicisitudes de la guerra revolucionaria.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también