Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Salvador Sánchez Cerén: El ALBA ha profundizado la integración y la democracia

| +
Salvador Sánchez Cerén. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma

Salvador Sánchez Cerén. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma

Discurso pronunciado por Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador, en la XIII Cumbre ALBA-TCP, La Habana, Cuba, 14 de diciembre de 2014, “Año 56 de la Revolución”. (Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Presidente Raúl Castro;

Presidente Nicolás Maduro:

Es para mí un honor participar de este encuentro representando a mi país, El Salvador.

Agradezco al presidente de la hermana República de Cuba, Raúl Castro, por la invitación especial a participar de esta Cumbre del ALBA.  Es un fraterno gesto, que interpreto como un merecido homenaje a nuestro líder, el compañero Schafik Handal.

Saludo el histórico acuerdo y la Declaración Conjunta del ALBA suscritos el 2004 por Cuba y Venezuela —naciones hermanas, símbolos de integración y desarrollo social inclusivo—; declaración firmada por dos grandes líderes:  Fidel Castro y Hugo Chávez, que dio inicio a este proyecto de esperanza y dignidad.

El ALBA ha profundizado en la integración y la democracia para el desarrollo de nuestros pueblos, promoviendo justicia e igualdad de oportunidades sociales, la cultura y el conocimiento, la soberanía económica con nuevas capacidades productivas y comerciales.

Gracias al ALBA se han alcanzado importantes logros en nuestros países:  en alfabetización, salud y educación, así como en la reducción del hambre y la pobreza.  Por mencionar algunos:  los programas de alfabetización y posalfabetización han permitido declarar territorios libres de analfabetismo a Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, inspirando y apoyando a otros, como es el caso de El Salvador, para seguir por ese mismo camino.

Los logros del ALBA han sido posibles por una nueva plataforma económica, basada en la inversión social, integración energética, fomento de inversiones de capitales de la región, concertación de posiciones en la esfera multilateral y defensa de la soberanía de nuestra América.

El ALBA es un noble legado que nos deja nuestro amigo y compañero Hugo Chávez y estamos llamados a cuidar, querer y compartir ese legado, como lo ha hecho nuestro compañero Fidel y todos ustedes acá presentes, junto a sus pueblos.

El proyecto de ALBA-Petróleos de El Salvador se inició en el 2005, gracias al impulso enérgico de un hombre visionario, patriota del sueño libertador e integracionista de Simón Bolívar y Morazán, nuestro querido hermano Schafik Handal, un líder que del FMLN y a través de las alcaldías gobernadas por el FMLN comenzó este proceso que ha traído beneficios a la población salvadoreña.

Este año El Salvador ha dado un paso importante en ese camino hacia la integración regional con nuestra incorporación a PETROCARIBE.

El modelo de comercio justo que impulsa el ALBA ha favorecido el intercambio comercial y el crecimiento productivo del sector empresarial a todos los niveles en El Salvador.

Nuestro gobierno, a través del Ministerio de Economía, está negociando un acuerdo de alcance parcial y también incursionando en la iniciativa del Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE).

Nosotros iniciamos una nueva etapa en el 2009 y a partir de 2014 el pueblo salvadoreño tomó la decisión de profundizar los cambios ya iniciados.

Queridos hermanos y hermanas latinoamericanos y caribeños:

Vivimos un momento único, es el momento de seguir consolidando los idearios y programas sociales de un proyecto justo, solidario y humano; construyendo juntos bienestar, paz y felicidad para nuestros pueblos.  Ese fue siempre el sueño del presidente Hugo Chávez.

Los países latinoamericanos y caribeños estamos llamados a la integración y transformación de nuestras sociedades.  Los nuevos tiempos en nuestros pueblos lo demandan.

Continuemos ampliando la cooperación entre nuestros países y, sobre todo, creciendo en solidaridad y dignidad.  Sigamos avanzando, respetando nuestro medio ambiente, escuchando la sabiduría de nuestros ancestros y caminando hacia una verdadera independencia, soberanía y democracia.

Juntos estamos haciendo germinar la semilla de la América nueva de la que habló José Martí; juntos seremos la más grande nación por su libertad y gloria, como lo soñó Simón Bolívar.

Antes de finalizar quiero reiterar, como lo hemos hecho en las instancias internacionales:  Fieles al principio de autodeterminación de los pueblos, nos oponemos a cualquier medida unilateral, como el bloqueo a Cuba y la inclusión en listas discrecionales de este país o de cualquier otro.  En ese sentido expreso nuestra solidaridad y defensa de la Revolución Cubana y la Revolución venezolana.

Muchas gracias (Aplausos).

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también