Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Caracas, bancarrota total (en clave de ironía)

En este artículo: Estados Unidos, Venezuela
| 3

Es difícil encontrar en el mundo un entorno urbano que haya retrocedido tanto en la última década. Pasando de ser un lugar de prosperidad y esperanza a una ciudad de desempleo y pobreza, en la que la gente huye masivamente en busca de una vida mejor que aquí se le niega. En este caso no vale disimular o tratar de ocultar la realidad por mayores o menores simpatías políticas. Se trata de datos objetivos, de fría realidad imposible de enmascarar.

El desempleo es una de las claves. Los datos oficiales señalan un paro del 18,1%. Pero las autoridades reconocen que la cifra está completamente maquillada y que alcanza en realidad un 50%. La mitad de la población no tiene empleo. Muchos carecen por completo de ingresos. Un enorme drama social comparable al de los países más empobrecidos del planeta.

La situación de la administración pública es simplemente caótica. Tanto que se puede decir, sin miedo a equivocarse, que la urbe se encuentra en situación de verdadera bancarrota, incapaz de asumir sus deudas ni de desarrollar sus obligaciones en infraestructuras o en funcionamiento de los servicios públicos esenciales, dejando desamparados a sus habitantes.

Éxodo

El éxodo poblacional ha sido una constante en los últimos años. Lo que ha significado que decenas de miles de viviendas, centenares de edificios estén vacíos, muertos. Una ciudad fantasma comienza a configurarse sobre las ruinas de la antaño urbe dinámica, viva, orgullo de sus habitantes y del conjunto del país, que atraía a gente del resto de ciudades y estados.

Los expertos disienten respecto a la deuda real de la ciudad. 20.000 millones de euros para algunos. Otros la elevan hasta los 30.000. Una deuda que ha arrasado con lo público pero también con numerosas empresas privadas que ni cobraron ni cobrarán y que han despedido a miles de personas.

Lo problemas se multiplican. La atmósfera se hace cada vez más irrespirable. La conflictividad social es incluso baja para la gravedad de las circunstancias que atraviesa la mayoría de la población, que en pocos años ha visto caer en picado sus parámetros de calidad de vida.

El desastre va en aumento mes a mes. Día a día. Ahora, destacan las numerosas víctimas de los cortes de agua. Miles de personas que por no poder hacer frente a los pagos, se quedan sin ese elemento sustancial para la vida –para hacer de comer, para lavarse, para limpiar su ropa y sus propios hogares- que es contar con agua corriente en sus viviendas.

Personas, familias, colegios o instituciones, con retraso de más de dos meses en el pago del recibo del agua, ven como se les corta el servicio en una muestra de absoluta falta de humanidad.

Se calcula que 30.000 hogares quedarán sin agua este verano. Tanto que activistas sociales, completamente desesperados por lo que está ocurriendo, han decidido pedir la ayuda de Naciones Unidas.

Todo lo que les cuento es verdad. Salvo un detalle. No es Caracas la ciudad afectada. Es Detroit, en Estados Unidos. Si fuera Caracas, la noticia abriría telediarios y sería eje de los debates radiofónicos y las tertulias televisivas. El periodismo, la información, también, se encuentran en estado ruinoso, en bancarrota total, hace mucho tiempo. Y no solo en Detroit.

(Tomado del blog La Tiraderadera)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pocholo dijo:

    CARACAS TIENE METRO NUEVO, METROBUSES NUEVOS , METROCABLES NUEVOS, ESCUELAS NUEVAS , CONSULTORIOS, HOSPITALES Y CDI NUEVOS,BOULEBARES NUEVOS, AREAS NUEVAS PARA BUONEROS, MILLONES DE CELULARES NUEVOS, CANALES DE TV Y RADIOS COMUNITARIOS NUEVOS, EDIFICIOS NUEVOS DE VIVIENDAS PARA POBRES Y NO TAN POBRES, PERIODICOS NUEVOS, CANAIMITAS PA LOS NIÑOS NUEVAS, TRABAJO PARA LA MAYORIA DE LOS NUEVOS CON TITULOS , UNIVERSIDADES NUEVAS, ARMAMENTO NUEVOS PARA UN EJERCITO NUEVO, MILES DE MERDICOS NUEVOS,MAESTROS NUEVOS,POR FAVOR ALGUIEN QUE ME AYUDE A HACER LA LISTA DE TOIDO LO NUEVO, LO QUE TIENEN QUE HACER CON ESE GOBIERNO NUEVO, ES APRENDER RAPIDO QUE NO PUEDEN REGRESAR A LO VIEJO , PORQUE PERDERAN TODO LO NUEVO, QUE LES DIO “TRIBILIN EL GRANDE”.

  • Miguel dijo:

    Hace algún tiempo ya, que vi algún documental que abordaba la misma temática sobre esta ciudad en los EE.UU. y las imáges que proyectaban eran debastadoras, empresas abandonadas, otras edificaciones en ruinas, las personas en las calles y hacían referencia al decrecimiento poblacional, que era casi inminente; entre otras expicaciones, donde abordaban además, los temas económicos de esa región.
    A mi entender, es una problémica, que poco a poco irá tomando gran parte de esa nación, pues en el mundo comsumista que hoy ahí se vive, a una velocidad increíble, los ricos seguiran siendo más ricos y eliminandose entre ellos, porque los pobres, no tienen oportunidad. No existe un concenso entre la población y las supuestas “autoridades” en tratar de resolver los principales problemas de la propia existencia humana, llegandose a entender, que un mundo mejor es posible.

  • Meteoro Latino dijo:

    Muy real y al mismo timpo irónico lo escrito por el periodista ,pero tampoco está muy lejos de la realidad de Caracas, donde apenas se puede hacer compras por la falta de lo más imprescidible en los mercados y la inseguridad en las calles,la delincuencia, los asaltos el desempleo y el éxodo son desgraciadamnete una realidad en esa Ciudad en esa urbe que en tiempos pasados fuera dinámica,atractiva y orgullo para sus pobladores.
    Yo me refiero a Caracas y no a Detroit .Saludos aunque estoy casi seguro que no me lo van a publicar,mi comentario no es denigrante ,ni ofensivo ni difamatorio,solo les cuento la realidad contada por muchos Venezolanos y Caraqueños que conozco porque yo personalmente no he visitado ese País.Saludos

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Bethencourt

Vea también