Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

En The New York Times hoy: Entreguemos Guantánamo a Cuba

| 33
nyimes-guantanamo1

Ilustración publicada con este artículo en The New York Times

By JONATHAN M. HANSEN
Cambridge, Mass.
The New York Times
Traducido por Cubadebate

En los 10 años transcurridos desde que el campo de detención de Guantánamo se abrió al debate angustioso de si se cierra la instalación o se mantiene de forma permanente, se ha ocultado un fracaso más profundo que se remonta a más de un siglo e implica a todos los estadounidenses, y tiene que ver con nuestra continua ocupación del propio territorio de Guantánamo. Ya es hora de devolver este enclave imperialista a Cuba.

Desde el momento en que el gobierno de los Estados Unidos obligó a Cuba a arrendar la bahía de Guantánamo como una base naval para nosotros, en junio de 1901, la presencia de Estados Unidos ha sido más que una piedra en el zapato de Cuba. Ha servido para recordar al mundo la larga historia del militarismo intervencionista de Estados Unidos. Pocos gestos tendrían un efecto más saludable en el sofocante callejón sin salida de las relaciones cubano-estadounidenses, que la devolución de esta pieza codiciada de tierra.

Las circunstancias por las que los Estados Unidos llegaron a ocupar Guantánamo son tan preocupantes como su última década de actividad allí. En abril de 1898, las fuerzas estadounidenses intervinieron durante tres años en Cuba, en el momento en que los cubanos luchaban por su independencia y tenían esta guerra casi ganada, de modo que convirtieron la Guerra por la Independencia de Cuba en lo que los estadounidenses siguen la costumbre de llamar «Guerra Hispano-Americana». Los funcionarios estadounidenses luego excluyeron al Ejército de Cuba en el armisticio y les negaron un lugar a Cuba en la conferencia de paz de París.

«Hay tanta ira natural y angustia en toda la isla», comentó el general cubano Máximo Gómez en enero de 1899, después de la firma de la paz, «porque el pueblo no ha podido celebrar realmente el triunfo tras el fin del poder de los antiguos gobernantes.»

Curiosamente, la declaración de los Estados Unidos en torno a la guerra con España incluye la garantía de que Estados Unidos no buscó intervenir «la soberanía, jurisdicción o control» sobre Cuba y que su intención era «dejar el gobierno y el control de la isla a su pueblo.»

Pero después de la guerra, los imperativos estratégicos primaron sobre la independencia de Cuba. Los Estados Unidos querían el dominio de Cuba, junto con las bases navales desde las cuales lo ejerce.

Introdujeron al general Leonard Wood, a quien el presidente William McKinley había nombrado gobernador militar de Cuba, y con él las disposiciones que se conocieron como la Enmienda Platt. Dos de estas disposiciones fueron particularmente odiosas: una garantía de que los Estados Unidos ejercerían el derecho de intervenir a voluntad en los asuntos cubanos, y la otra, que instituía para siempre la venta o arrendamiento de estaciones navales. Juan Gualberto Gómez, delegado principal de la Convención Constituyente de Cuba, dijo que la Enmienda haría de los cubanos «un pueblo vasallo».

Presagio de la crisis de los misiles cubanos, proféticamente Juan Gualberto advirtió que las bases extranjeras en suelo cubano sólo traerán para Cuba «conflictos que no saldrán de nuestra propias decisiones y en los que no tenemos ningún interés».

Pero era una oferta que Cuba no podía rechazar, como Wood informó a los delegados. La alternativa a la Enmienda fue la continuación de la ocupación. Los cubanos recibieron el mensaje. «Hay, por supuesto, poco o nada de la verdadera independencia, que se fue de Cuba con la Enmienda Platt», comentó Wood al sucesor de McKinley, Theodore Roosevelt, en octubre de 1901, poco después de que la Enmienda Platt fuera incorporada a la Constitución cubana. «Los cubanos más sensibles comprenden esto y sienten que lo único consistente ahora es buscar la anexión.»

Pero con Platt en su lugar, ¿quién necesitaba la anexión? Durante las próximas dos décadas, los Estados Unidos en repetidas ocasiones enviaron infantes de marina con sede en Guantánamo para «proteger sus intereses en Cuba» y la redistribución de tierras que habían sido bloqueadas. Entre 1900 y 1920, 44.000 norteamericanos se establecieron en Cuba, para impulsar la inversión de capital en la isla, que partió de unos 80 millones de dólares a un poco más de mil millones de dólares y llevó a un periodista a comentar que poco «a poco, la isla entera está pasando a manos de los ciudadanos estadounidenses».

¿Cómo lucía esto desde la perspectiva de Cuba? Bueno, imagínese que al final de la Revolución Americana los franceses hubieran decidido permanecer aquí. Imagínese que los franceses se hubieran negado a permitir que Washington y su ejército asistieran a la tregua en Yorktown. Imagínese que negara en el Congreso Continental un asiento a los estadounidenses en el Tratado de París, que expropiaran los bienes de los ingleses, ocupado el puerto de Nueva York, enviara tropas para aplastar a los Shays y a otras rebeliones y luego emigrara a las colonias en masa, robándose lo más valioso de nuestras tierras.

Tal es el contexto en el que los Estados Unidos llegó a ocupar Guantánamo. Se trata de una historia excluida de los libros de texto estadounidenses y abandonados en los debates sobre el terrorismo, el derecho internacional y el alcance del poder ejecutivo. Pero es una historia conocida en Cuba (que motivó la Revolución de 1959) y en toda América Latina. Esto explica por qué Guantánamo sigue siendo un símbolo evidente de la hipocresía en todo el mundo. No hace falta siquiera hablar de la última década.

Si el presidente Obama reconoce esta historia y pone en marcha el proceso de devolución de Guantánamo a Cuba, podría comenzar a reparar los errores de los últimos 10 años que pesan sobre nosotros, por no hablar de cumplir con una promesa de campaña electoral. (Dada la intransigencia del Congreso, no hay mejor manera de cerrar el campo de detención que entregar ese territorio con la base naval incluida.) Rectificaría un agravio secular y sentaría las bases para nuevas relaciones con Cuba y con otros países en el hemisferio occidental y en todo el mundo. Por último, se enviaría un mensaje inequívoco de que la integridad, auto-control y transparencia no son una prueba de debilidad, sino los atributos indispensables de liderazgo en un mundo siempre cambiante.

Seguramente no hay manera más apropiada de observar este sombrío aniversario de hoy, que defender los principios que Guantánamo socavó hace más de un siglo.

*Jonathan M. Hansen, profesor de estudios sociales en Harvard, es el autor de «Guantánamo: Una Historia americana»

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arianna dijo:

    “No hay día en que no recordemos que tenemos un puñal clavado en el costado de la patria, a unos pocos kilómetros al sur de donde nos encontramos ahora. Tampoco perderemos la esperanza de sacarnos ese puñal de forma pacífica, civilizada y haciendo valer los principios del derecho internacional.”
    Raúl Castro Ruz
    http://asiescuba.wordpress.com/2012/01/11/clausura-de-carcel-en-la-base-naval-de-guantanamo-otra-promesa-incumplida-por-obama/

  • jamp dijo:

    «It is past time to return this imperialist enclave to Cuba.»
    Ver para creer. Que en el NYT aparezca el epíteto de «enclave imperialista» para referirse a la Base Aeronaval de Guantánamo, en territorio de Cuba ocupado por EE.UU, gracias a una Enmienda trapacera, es una novedad.
    La rectificación de errores que el profesor Hansen propone al Presidente Obama, Premio Nobel de la Paz, suena lógica y justiciera. Hace falta que él la escuche y que tenga interés en ponerla en práctica, sin que siga limitándose a pedir gestos de parte de la Isla.

  • Edda dijo:

    Excelente análisis del Prof. Hansen. Igualmente excelente es la traducción del artículo que tan precisamente y con justeza describe el símbolo colonial que con toda razón ha agraviado a nuestr@s herman@s cuban@s por más de un siglo.

    Sólo me gustaría recordar que Puerto Rico forma parte de esta historia colonial que deja inconclusa la agenda de una Latinoamérica libre y unida. En la semana en que conmemoramos el natalicio de Eugenio María de Hostos, ese puertorriqueño antillanista respetado por toda nuestra América, recuerdo a nuestros hermanos que mientras Puerto Rico sea una colonia de los EEUU, la América nuestra seguirá irredenta.

    Un abrazo fraternal,

    Edda

  • Dardo Ribas dijo:

    ¡FANTÁSTICO!… que entreguen de una buena vez Guantánamo a Cuba y pidan perdón a los cubanos por semejante atropello, perpetrado a lo largo de más de un siglo.

    Desde el punto de vista jurídico correspondería, además, una importantísima indemnización al Estado cubano. Ya que reconocen la felonía, puede aplicarse en este caso -como en tantos otros-, aquello de «a confesión de parte, relevo de pruebas».

    Pero si de autocríticas se trata, es un buen momento para extenderse en otros tópicos y poner en práctica numerosas reparaciones históricas, a saber, entre muchas más:

    Reconocer que han conspirado, saboteado, causado crímenes execrables, dispuesto bloqueos criminales y atentados contra la Nación cubana y su heroico pueblo a lo largo de los cincuenta y tres años de la Revolución.

    Ahora, si de grandeza se trata, que los EEUU abandonen definitivamente su intervencionismo miserable en toda Latinoamérica y en el mundo.

    Que dejen de fomentar golpes de Estado y magnicidios, apoyando a dictaduras títeres como fueron las de Pinochet, Stroessner, Duvalier, Somoza, Batista, Videla, Fujimori y toda la larga lista de genocidas a los que ampararon, financiaron y justificaron durante el siglo XX.

    Queda claro que todo esto admite ampliaciones hasta el infinito. Tantas han sido las tropelías del imperio en nuestro sufrido continente.

    Crímenes como los perpetrados en Panamá en 1989, por ejemplo, sólo merecen el juzgamiento y castigo de los políticos y militares supértites que ordenaron aquella masacre infame.

    ¿Quieren los EEUU hermanarse con el mundo?…

    Bien, comiencen con Guantánamo y otorguen inmediata libertad a Los Cinco cubanos que tienen prisioneros de manera ignominiosa, por haber cumplido con un deber sublime: investigar las redes terroristas que operaban y operan desde La Florida contra su Patria y que, además, perjudicaron y perjudican a la misma Nación norteamericana.

    Formulen una profunda autócritica de cara al mundo y harán una enorme contribución a la paz universal.

    Dejen de provocar guerras y saqueos espantosos; retiren sus soldados y bases militares de todas partes, desmantelen sus arsenales nucleares e inviten y pacten con quienes los poseen, para que procedan de la misma forma.

    La Humanidad entera reconocería este gesto grandioso y podría subsistir a la posible y terminal tragedia que, larvada, vive amenazándola.

    «Darle una oportunidad a la paz», dejaría de ser un sueño poético y el mundo sería una fiesta.

    ¿Leerá Obama «The New York Times»?…

    ¿O el «Premio Nobel de la Paz» sólo es un alumno aplicado de las directivas guerreristas de los halcones del Pentágono y las corporaciones de la industria bélica?

    ¡Qué gran oportunidad para que el Presidente yanquee pase a la historia como un grande!

    ¡Qué gran oportunidad para la paz mundial si Obama tuviera el valor de impulsar todo esto de lo que hablamos!

    ¿O auspiciar estas conductas es como sugerirle a la hiena que se torne vegetariana?…

  • Eduardo dijo:

    En el argot popular o «callejero», eso se denomina como «chantaje del guapeton del barrio», casi siempre un tipo grandulon y fuerte, con vos ronca y poco melodiosa que se las pasa repartiendo bofetadas a derecha e izquierda, y apoderandose de lo que no le pertenece, cuyas victimas casi siempre mas debiles, lo temen, y no lo enfrentan. Asi se las pasa, hasta un dia que uno de estos se cansa, agarra un cuchillo, y sin pensarlo, lo atraviesa de lado a lado con el arma letal, lleno de odio, y sin decir media palabra. Fin del cuento, a enterrarlo que se acabo la la guaperia y el abuso.

  • erik fundora salina dijo:

    EL IMPERIO TERRORISTA DE EE.UU SIEMPRE A QUERIDO DOMINAR EL MUNDO PONIENDO BASES INLEGALES POR TODO EL PLANETA,PERO AUN TENIENDO BASE EN CUBA JAMAS PODRAN DOMINAR AL PUEBLO REVOLUCIONARIO.SI UN DIA INTENTAN APODERARSE DE CUBA LIBRE Y SOBERANA SOLO RECOJERAN EL POLVO DE NUESTRO SUELO,CUBA NI SE VENDE NI SE RINDE

  • Tony dijo:

    Muy valiente este profesor, pero Obama es sordo, ¿Qué presidente norteamericano no lo ha sido?. Su oido solo es capaz de detectar el sodido del dinero.

  • Aldo Luis dijo:

    Escuchen a Silvio Rodríguez…… «pero el señor de los cañones, no mira al cielo, ni lo escucha»…

  • George Rosales Curbelo dijo:

    Nunca podrán indemnizar a pueblo de Cuba, los daños causados no se pueden cuantificar. El dinero que le deben al país por el arrendamiento, que nunca se les ha aceptado porque sería legalizar la base no nos interesa. Que salgan de allí es lo que hace falta, pero que lo hgan ya.

  • Mariana dijo:

    Genial, sobre todo esta parte:

    «Por último, se enviaría un mensaje inequívoco de que la integridad, auto-control y transparencia no son una prueba de debilidad, sino los atributos indispensables de liderazgo en un mundo siempre cambiante.»

  • pedro dijo:

    A Dardo Ribas.
    Como informacion debo decirte que los norteamericanos pagan por arrendamiento del territorio de la base naval la IRRISORIA CIFRA DE
    5.000 Dollares USA al año, que fue lo acordado hace mas de 100 años atras; sin embargo los confiscan o arrestan y no lo transfieren a Cuba por las normas del Bloqueo. Son unos falta de respeto, transcurrieron los 100 años de arrendamiento firmado y no devolvieron el territorio, ya que en el acuerdo firmado, ellos se guardaban el derecho de una forma unilateral a prolongarlo; cosa que acepto el Presidente puesto por ellos en aquella epoca.

  • Jaime Rivera dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo Edda, lo he dicho muchas veces, Puerto Rico continua siendo un país intervenido, una colonia estadounidense y en el Tratado de París se violo nuestro derecho a formar parte de los acuerdos en dicho tratado. España nos había dado cierto grado de autonomía para 1897 (tesis de Pedro Albizu Campos). Sobre Hostos, ese hombre fue el ciudadano de América. Un gran luchador y defensor de la justicia.

    En Latinoamerica la jornada de unión no está ni estará completa nunca sin la libertad e integracion de Puerto Rico como bien dijera solamente Rafael Ortega.

  • Lola Maiztegui dijo:

    Plas, Plas, Plas. Hay cosas, hechos históricos que no se recuerdan , que nadie repite y que en cambio nos ayudarian a posicionarnos mucho mejor (desde esta triste Europa) respecto al largo calvario de humillaciones que Cuba ha debido soportar de su vecino del Norte. Me refiero a la guerra de Independencia España-Cuba. Los EEUU intervienen en la misma provocando la explosión del May( Si señores, los yankees inmolan a una tripulación de norteamericanos para poder culpar a España y quedarse con una Isla que jamás fue suya)….A partir de ahí todo es un despropósito y una herida permanente al pueblo cubano. !Vayanse de Cuba! Desmantelen ese horror de Guantanamo y dejen de una vez de ofender al mundo con sus paranoias. !Que verguenza de Obama!

  • armando C. Hernandez dijo:

    TODAVIA EN EEUU quedan personas con cerebro con el piensan y no tienen la cabeza hueca. ! Viva Cuba Libre !

  • Aristides Rondón Velázquez dijo:

    Saludo con profundo respeto al profesor JONATHAN M. HANSEN a quien el New York Times la ha publiado este articulo formidable.
    El 20 de abril de 1898 el congreso de USA aprobó la Resolución Conjunta en la que se declaraba que aquel gobierno no tenía aspiraciones sobre Cuba, alegaron que concluida la guerra la abandonarían. Fue un colosal engaño al pueblo norteamericano primero, a las potencias europeas que ambicionaban a Cuba, y a los cubanos.
    Luego de concluida la guerra, gracias a la genialidad del holguinero Calixto García que les corrigió el plan de ataque a Santiago
    de Cuba, pues los jefes militares yanquis tenían previsto aplicar un plan similar al empleado por el Conde de Albemarle jefe militar que condujo las tropas del Reino Unido en la toma de La Habana en el lejano 1762, humillaron al Gral cubano al impedirle que entrara a Santiago con sucios pretextos.
    Hay que diferenciar entre intervención y ocupación. A muchos cubanos los engañó la Resolución Conjunta, incluso a Gomez. Ya no teniamos la genialidad politica de José Martí. Concluida la intervención inicaron la ocupación militar el 1 de enero de 1899 y no se fueron hasta dejarnos el apéndice constitucional popularmente conocido como Enmienda Platt.
    Siendo rigurosos podemos afirmar que no le debemos nada ala gran nación en cuanto a nuestra independencia, y con el mismo rigor podemos afirmar que USA si nos debe mucho en cuanto a su independencia.
    Cuando la Revolución de las 13 colonias para liberarse de Inglaterra, Francia les ayudó mucho…a través de España via Cuba. No era tanto para ayudar a las 13 Colonias como para debilitar a Inglaterra, pero La Habana fue la mediadora. Aquí recibieron los revolucionarios norteamericanos protección y apoyo, pues coincidiamos con su justa aspiración.
    Hay una página que tampoco se conoce en la universidades de la gran nación.En momentos en que G. Washigton pide dinero a su financista este le dice que no existe. Fue entonces que Francisco de Miranda, luego Precursor de la independencia nuestra como continente, organizó una recolección de fondos, para la cual fue a Haití en donde no encontró dinero pero si miles de voluntarios, siguio a Cuba con sus acompañantes y en un dia La Habana, sobre todo sus mujeres, le entregaron el equivalente a un millon de libras.
    Fue una formidable inyección que le permitió a Washinton librar la batalla de Yorktown que fue definitiva en la victoria de los revolucionarios de la futura Unión.
    De que los negros de Haití les brindaron ayuda humana, y que las mujeres blancas, mulatas o negras cubanas les sacaron las castañas del fuego, no se dice en aquellas universidades una palabra. Reconocen, eso si, la ayuda de Francia y sus mariscales. ¿Cómo pedirles que acepten que Haití y Cuba les ayudaron? Seria demasiado.
    Desde el punto de vista militar, a mi parece, que la base carece de importancia. Pero ahí están para humillarnos, para crear tensiones cuando sea necesario, para usarla como prisión violando los acuerdos.
    En derecho se acostumbra rediscutir los convenios 100 años después, pero tratandose de Cuba USA los convenios carecen de valor.
    Hace casi 50 años yo estudiaba en la escuela formadora de maestros de Topes de Collantes, un dia nos visitaron los padres de Camilo, Ramón y Emilia. No recuerdo los detalles pero me quedó grabada para siempre una frase del entonces director Marcos Pérez Álvares que dijo: La base naval de Guantanamo es un lunar de verguenza en las costas cubanas.
    Es muy bueno que el ilustre y honesto profesor norteamericano haya escrito esto y que el importante diario lo haya publicado. Pero antes de que evacuen la Base me gustaría que reconocieran la ayuda que les brindamos para alcanzar su independencia, así como que seguimos dispuestos a ayudarles a que la mantengan…si aceptan que nosotros sigamos siendo independientes sin condiciones.
    Mis respetos sinceros a usted Profesor Hansen y al pueblo de norteamericano.

  • Hector Estevez dijo:

    Muyyy buen articulo, sobre todo muy objetivo viniendo de donde viene…

  • marlene tovarblanco dijo:

    Que agradable sorpresa es esta voz que se levanta desde la prestigiosa universidad de Harvard y seguramente no es la única, haciendo gala de un sentimiento de justicia hacia el pueblo de Cuba. porque no es otra cosa sino JUSTICIA lo que corresponde hacer en el caso de Guantánamo.
    Con respecto a Mr. Obama, recordemos que él no gobierna, él cumple órdenes y es solo un speaker del State Deparment, nada más. Es tras bastidores donde se toman las decisiones.
    Qué extraña manera de ser presidente no?

  • Joseluis Burgos dijo:

    Y que se larguen de una vez y por siempre de nuestra amada patria Puero Rico que ha sufrido el colonialismo por mas de 500 anos y que liberen a los presos politico puertorriquenos Norberto y Avelino Gonzalez Claudio y al prisionero politico que mas tiempo lleva encerrado en las mazmorras Yankees Oscar Lopez Rivera quien lleva 31 anos de encierro por solamente haber defendido la justa causa de la independencia de Puerto Rico. Yankee go Home.

  • Yamilis Mansour dijo:

    La guerra y la paz,ambas necesitan de la informacion y este articulo atipico,en un diario tipico de la sumision mediatica al gran capital,ya lo estamos imprimiendo y pasandolo en la red,no solamente por la arenga a la devolucion del territorio cubano a sus justos duen*os,sino tambien,por la objetiva sinopsis resumida de la historia del conflicto cubano-estadounidense,sobre todo para la gran masa lectora y desinformada que no conoce que la confrontacion,viene desde antes de la revolucion,confirmando per se,que no es el rumbo de la revolucion cubana,lo que determino’la agresion sino la esencia hegemonica misma de este mal cercano que plaga nuestro mundo de guerras e intrigas para futuras guerras,que desde siempre se invento’ sofismas para intervenir y saquear nuestra region a su antojo. -Yamilis Mansour Cubano-Americana (Occupy Mvt California )

  • LEYDI dijo:

    estoy de acuerdo y quisiera q terminara toda esta injusticia

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Gracias a este profesor,JONATHAN M. HANSEN, por escribir este articulo cargado de las verdades que nunca – o casi nunca para no ser radical – se dejan oír allá en el norte, y gracias que sea un estadounidense el que lo escriba.
    Lo extrañó es que los censores del NYT hayan dejado pasar la calificación muy real por cierto de «enclave imperialista».
    Los descendientes de aquellos mambises del 68 y el 95 sentimos como herida ocupada por dardo ponzoñoso que molesta a cada movimiento, ese apéndice yanqui en nuestra tierra, allí se regodea el símbolo del marin obsceno e impúdico sobre la estatua de nuestro apóstol Martí en el Parque Central,desde allí venían oleadas de soldados a las ciudades de Guantanamo, Caimanera a sembrar afrenta, a darle cultivo a la prostitución, al trafico de drogas, a violar y mancillar a nuestras mujeres antes del triunfo de la Revolución, – -después de ese hecho – desde allí se secuestro, asesinó a obreros inocentes, a nuestros soldados que custodiaban la frontera, se violó nuestro espacio aéreo con vuelos rasantes de sus aviones de combate, también se incentiva la emigración ilegal desde territorio cubano con los altos riesgos para la vida para quien lo intenta pues se mueve por campos minados, tambien hasta hoy día se mantiene unas de las prisiones mas ignominiosas e inhumanas que haya construido el ser humano sobre la Tierra, donde se tortura y se mantiene a seres humanos en un limbo sin justicia.
    Solo la cordura y las enseñanzas de nuestro apóstol y Fidel Castro Ruz al potenciar y hacer triunfar una REVOLUCIÖN REAL Y SOCIALISTA ha hecho que se mantenga allí, más no renunciaremos NUNCA a que ese trozo de nuestro territorio nacional pase a manos cubanas.
    !!!Viva la Revolución cubana!!!
    !!Viva la Independencia de Puerto Rico!!!

  • R dijo:

    En verdad muchísima satisfacción nos da a los cubanos leer artículos como este de JONATHAN M. HANSEN. Muy de acuerdo con lo que propones, principalmente donde resumes el objetivo que se persigue, y cito:
    «Si el presidente Obama reconoce esta historia y pone en marcha el proceso de devolución de Guantánamo a Cuba, podría comenzar a reparar los errores de los últimos 10 años que pesan sobre nosotros, por no hablar de cumplir con una promesa de campaña electoral. (Dada la intransigencia del Congreso, no hay mejor manera de cerrar el campo de detención que entregar ese territorio con la base naval incluida.) Rectificaría un agravio secular y sentaría las bases para nuevas relaciones con Cuba y con otros países en el hemisferio occidental y en todo el mundo. Por último, se enviaría un mensaje inequívoco de que la integridad, auto-control y transparencia no son una prueba de debilidad, sino los atributos indispensables de liderazgo en un mundo siempre cambiante.»

  • Aristides Rondon Velazquez dijo:

    Saludo con profundo respeto al profesor JONATHAN M. HANSEN a quien el New York Times le ha publicado este artículo formidable.
    El 20 de abril de 1898 el congreso de USA aprobó la Resolución Conjunta en la que se declaraba que aquel gobierno no tenía aspiraciones sobre Cuba, alegaron que concluida la guerra la abandonarían. Fue un colosal engaño al pueblo norteamericano primero, a las potencias europeas que ambicionaban a Cuba, y a los cubanos.
    Luego de concluida la guerra, gracias a la genialidad del holguinero Calixto García que les corrigió el plan de ataque a Santiago
    de Cuba, pues los jefes militares yanquis tenían previsto aplicar un plan similar al empleado por el Conde de Albemarle jefe militar que condujo las tropas del Reino Unido en la toma de La Habana en el lejano 1762, humillaron al Gral. cubano al impedirle que entrara a Santiago con sucios pretextos.
    Hay que diferenciar entre intervención y ocupación. A muchos cubanos los engañó la Resolución Conjunta, incluso a Gómez. Ya no teníamos la genialidad política de José Martí. Concluida la intervención indicaron la ocupación militar el 1 de enero de 1899 y no se fueron hasta dejarnos el apéndice constitucional popularmente conocido como Enmienda Platt.
    Siendo rigurosos podemos afirmar que no le debemos nada ala gran nación en cuanto a nuestra independencia, y con el mismo rigor podemos afirmar que USA si nos debe mucho en cuanto a su independencia.
    Cuando la Revolución de las 13 colonias para liberarse de Inglaterra, Francia les ayudó mucho…a través de España vía Cuba. No era tanto para ayudar a las 13 Colonias como para debilitar a Inglaterra, pero La Habana fue la mediadora. Aquí recibieron los revolucionarios norteamericanos protección y apoyo, pues coincidíamos con su justa aspiración.
    Hay una página que tampoco se conoce en las universidades de la gran nación. En momentos en que G. Washigton pide dinero a su financista este le dice que no existe. Fue entonces que Francisco de Miranda, luego Precursor de la independencia nuestra como continente, organizó una recolección de fondos, para la cual fue a Haití en donde no encontró dinero pero si miles de voluntarios, siguió a Cuba con sus acompañantes y en un día La Habana, sobre todo sus mujeres, le entregaron el equivalente a un millón de libras.
    Fue una formidable inyección que le permitió a Washinton librar la batalla de Yorktown que fue definitiva en la victoria de los revolucionarios de la futura Unión.
    De que los negros de Haití les brindaron ayuda humana, y que las mujeres blancas, mulatas o negras cubanas les sacaron las castañas del fuego, no se dice en aquellas universidades una palabra. Reconocen, eso si, la ayuda de Francia y sus mariscales. ¿Cómo pedirles que acepten que Haití y Cuba les ayudaron? Seria demasiado.
    Desde el punto de vista militar, a mi parece, que la base carece de importancia. Pero ahí están para humillarnos, para crear tensiones cuando sea necesario, para usarla como prisión violando los acuerdos.
    En derecho se acostumbra rediscutir los convenios 100 años después, pero tratándose de Cuba USA los convenios carecen de valor.
    Hace casi 50 años yo estudiaba en la escuela formadora de maestros de Topes de Collantes, un día nos visitaron los padres de Camilo, Ramón y Emilia. No recuerdo los detalles pero me quedó grabada para siempre una frase del entonces director Marcos Pérez Álvarez que dijo: La base naval de Guantánamo es un lunar de vergüenza en las costas cubanas.
    Es muy bueno que el ilustre y honesto profesor norteamericano haya escrito esto y que el importante diario lo haya publicado. Pero antes de que evacuen la Base me gustaría que reconocieran la ayuda que les brindamos para alcanzar su independencia, así como que seguimos dispuestos a ayudarles a que la mantengan…si aceptan que nosotros sigamos siendo independientes sin condiciones.
    Mis respetos sinceros a usted Profesor Hansen y al pueblo de norteamericano.

  • Mar dijo:

    Si Obama leyera el New York Times!!! Ese premio Nobel definitivamente fue mal asignado. Una lástima.
    A pity.

  • yunier dijo:

    Sí, pero que no se quede en palabras. Guantánamo es parte del territorio cubano desde la época de los aborígenes y en esta Isla cada centímetro cuadrado pertenece moral y legalmente a LOS CUBANOS. Yankees go home, !que se vayan…!

  • lkpubisher2 dijo:

    Q bueno q en USA sus intelectuales pueden criticar abiertamente en periodicos a su gobierno porque en Cuba desgraciadamente NOOOO

  • OscarHh dijo:

    Es hora ya de que en EE.UU. se levanten las voces de justicia en todos los medios de difusión y por todas las vías de comunicación para que se sepa la verdad sobre los atropellos, vejámenes y crímenes que han apoyado, financiado y amparado desde su propio territorio para agredir y tratar de amedentrar al pueblo heróico de Cuba, imponiendo Un BLOQUEO económico, financiero y comercial por más de 50 años, condenado 20 veces de forma consecutiva en las Naciones Unidas, para tratar de arrodillar al pueblo cubano. No lo han podido lograr y no lo lograrán.

  • Luis Enrique dijo:

    Algo sobre lo que deberá escribirse algún día es no sólo la historia de agresiones e insultos de todo tipo salidos desde ese lugar, y dirigidos contra Cuba y especialmente contra nuestras Fuerzas Armadas, situadas en nuestro propio territorio, sino la sagacidad mostrada por los líderes de la Revolución, tanto en lo político como en lo militar, para no incurrir en el error de actuar abruptamente ante una sóla de las provocaciones que, muy bien pensadas, han salido de esta base, impulsadas con el objetivo que ya conocemos.

  • OscarHh dijo:

    Excelente artículo del académico de reconocido prestigio y que ha sido publicado en The New York Times para que la mayoría del pueblo norteamericano lo pueda leer e ir conociendo la verdad que tanto los gobiernos sucesivos de EE.UU. han querido ocultar. Así deben ser las publicaciones respecto a nuestros Cinco Héroes encarcelados en las entrañas del imperio por luchar contra el terrorismo y las bandas de terroristas que hoy caminan por las calles de Miami con impunidad, amparados por estos sucesivos gobiernos. El único presidente digno y consecuente con Cuba lo fue Carter. Los demás junto con el «Premio Nobel» han ido al basurero de la historia.

  • Berenice dijo:

    Mariana dijo:

    Genial, sobre todo esta parte:

    “Por último, se enviaría un mensaje inequívoco de que la integridad, auto-control y transparencia no son una prueba de debilidad, sino los atributos indispensables de liderazgo en un mundo siempre cambiante.”

    disculpame mariana, y no escribo este comentario para hacerte sentir mal ni para reclamarte, si a ti te parece genial, perfecto, no es de mi incumbencia, de todas formas iba a escribir este comentario, pero de verdad que me molesta que «parezca genial»

    me explico: me parece sumamamente valiente lo escrito en este articulo, este profesor sabe lo que escribe, lo hace con propiedad y esta bien contada una historia que para los norteamericanos es nueva(sin embargo nosotros la conocemos de memoria) esta basada en una muy buena investigacion y profundo analisis, podria pasarme escribiendo adulaciones merecidas una buena parte de mi limitado tiempo de estudiante, pero solo le vi 2 errores imperdonables, el primero nos gusta, sabe bien, que mas quisieramos que el generalisimo hubiera nacido en nuestra tierra, pero no, es dominicano y el otro que si me deja un sabor amargo es el «genial» : una muestra de liderazgo?! claro, al profe (no es falta de respeto, ya dije que era estudiante, es el argot estudiantil) se le fue la musa imperialista y cree (y de paso deja el mensajito subliminal) que los estados unidos, aun en su fase decadente y lleno de errores es el amo y sennor del mundo y que seria una muestra de que «los amos» estarian dispuestos a cambiar con tal de volver a ganarse el respeto de su «siervos mundiales». no se si me explico, no se si alguien comento ya esto que estoy diciendo, pero es que vi el comentario y enseguida se me murieron las neuronas destinadas a mi turno de fisica.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también