Imprimir
Inicio » Especiales  »

Mil millones de razones para estar enfurecidos…

| 9

Por Juan Nuiry (*)

Con este título comienza un articulo que recientemente leí de la autoria de José Graziano da Silva, Director Regional de la FAO para América Latina y el Caribe quien se refería a la inaceptable cifra de mil millones de hambrientos que existe hoy en el mundo, señalando que “una de cada seis personas sufre hambre  crónica y no sabe si logrará alimentarse adecuadamente cada día…las consecuencias son trágicas.  Causa la muerte de un niño cada seis segundos.  Y roba la posibilidad de una vida digna a millones de personas”.

No es ético quedarnos indiferentes ante este genocidio que muchos han denominado como  “guerra silenciosa”. Es por eso que considero oportuno brindar apoyo al estimado amigo Jacques Diouf, Director General de la FAO, quien el pasado 11 de mayo,  una vez más lanzó un SOS al mundo,   a través de la Campaña “Poner fin al hambre en el mundo”.

Como cubano y revolucionario,   personalmente me uno al  llamado de urgencia realizado por Jacques Diouf, que nos convoca a realizar esta Campaña Mundial El, como ejemplo tiene un aval: haber luchado sin descanso desde que fue nombrado Director General de la FAO por la erradicación del hambre en el mundo.  En su desempeño sugirió diferentes formas de cómo encarar el proceso, pero a pesar de su gran persistencia y tenacidad,   queda aun el beneficio de la alerta y la movilización, acción que ha realizado con mucha fuerza,  para demostrarnos  la catástrofe que se avecinaba,   si todos no le dábamos a tiempo la atención que se requería…

Ha vuelto a la carga el Director General y le asisten mil millones de sobradas razones para poner al mundo en estado de alerta.

Desde Cuba, quizás no nos percatamos las consecuencias de este terrible flagelo mundial.  Aquí existe voluntad política y se lucha por lograr las soluciones que tanto necesitamos.  La producción de alimentos,  en  momentos actuales de emergencia mundial, es asunto de seguridad nacional.   Se buscan y se toman medidas permanentemente.  Somos un país pobre, vivimos modestamente, padecemos escaseces y vivimos al día sorteando los efectos de la actual crisis económica y financiera internacional.  El  quehacer cotidiano nos refleja el duro impacto del bloqueo económico impuesto.  Estamos llenos de dificultades.  Trabajamos  de conjunto con los países del ALBA, somos solidarios y recibimos también solidaridad.  Buscamos la integración de nuestra región como camino seguro para el desarrollo y no vemos como un slogan, que un mundo mejor es posible.

Denunciar que globalmente se poseen los recursos naturales, financieros y científicos para hacer que el hambre en el mundo pase a la historia,  no ha sido prioridad de los que ostentan el poder y el capital financiero.  Ni mucho menos ha sido noticia de primera plana en los grandes medios.  La inexistencia de voluntad política para la solución inmediata del hambre en el mundo,  o  cualquier otro hecho relacionado, constituyen temas  que irritan a los más ricos del planeta, y tal actitud, obvia y no da la cara a posibles soluciones.  Mientras tanto, esta indiferencia continúa lacerando lentamente la vida misma de millones de seres humanos que esperan apoyo y recursos para destinarlos a la agricultura y la alimentación, recibiendo en cambio solo bombas invisibles, que aceleran  al explotar calladamente,  cualquier presagio de guerra de exterminio de toda la humanidad.

Estoy seguro que muchos podrán pensar ¿pero que podremos resolver nosotros individualmente  ante esta situación?  A esto le sumo el escepticismo de otros  ante la posibilidad de éxito de este tipo de Campañas.  Algunos leerán el llamado, lo sentirán  lejano y lo tomarán solamente como información adicional.

Personalmente  rompo la inercia y opino que este Proyecto,  que también se conoce como 1billonhungry, es una invalorable herramienta que nos invita a ponernos las pilas para contribuir a llamar la atención sobre esta terrible problemática mundial.  Para los cubanos, es una oportunidad invalorable, es un acto de solidaridad y justicia, por eso invito a que no desvaloricemos su dimensión…

Aunque individualmente no podamos conseguir los recursos necesarios para revertir esta situación en el mundo, firmando la petición,  dejamos claros a los que toman las decisiones políticas, que este tema  debe ser prioridad uno en los destinos de un país.

Un millón de firmas pide este proyecto lanzado por FAO y apoyado por celebridades en el mundo.  En distintos países, artistas, intelectuales, estudiantes, profesionales, deportistas,  campesinos, gente del pueblo,  se suman a esta cruzada de protesta, con profundo espíritu solidario.

Esperamos muy sinceramente que esta acción masiva,  impulse y cree solidaridad en  aquellos que aun no la tienen.   Más que ganar esta contienda, se trata de que esos miles de niños de rostros famélicos que a veces muestran las fotos, puedan recuperar su derecho a la alimentación.  Darle frente a esta situación es un modo imprescindible de preservar la paz y dar oportunidad a estos millones de personas, totalmente desconocidos y olvidados, a que salven su debilitada existencia.

Fidel Castro recientemente en una entrevista con periodistas venezolanos resaltaba el poder de la palabra.  Estoy plenamente de acuerdo con el y con el impacto positivo de la movilización de los medios de comunicación en favor de la verdad.

El ha sido un previsor siempre.  Lo fue cuando en 1996, en la FAO en Roma, durante la Cumbre Mundial de la Alimentación dijo:  ” el hambre, inseparable compañera de los pobres, es hija de la desigual distribución de las riquezas y de las injusticias de este mundo”…sentenciando que: ” ¿Por qué se invierten 700 mil millones de dólares cada año en gastos militares y no se invierte una parte de estos recursos en combatir el hambre, impedir el deterioro de los suelos, la desertificación y deforestación de millones de hectáreas cada año, el calentamiento de la atmosfera, el efecto invernadero que incrementa ciclones, escasez o exceso de lluvias, la destrucción de la capa de ozono y otros fenómenos naturales que afectan la producción de alimentos y la vida del hombre sobre la tierra?

¿Dónde esta la ética, la justificación, el respeto por los derechos humanos más elementales, el sentido de estas políticas?

Fidel llamó a capítulo a toda la humanidad cuando dijo:”Las campañas que doblan hoy por los que mueren de hambre cada día, doblarán mañana por la humanidad entera si no quiso, no supo o no pudo ser suficientemente sabia para salvarse a si misma”……

Cada país debe hacer su parte. La comunidad internacional también deberá jugar su papel.  Los niveles de recursos destinados a la agricultura y la alimentación en muchos países siguen siendo insuficientes y no hay visión política para comprender que aumentando y reafirmando políticas nacionales de seguridad alimentaria, leyes que promuevan el derecho a la alimentación, y otras, pueden ser medidas que los Estados deben impulsar para frenar esta espiral de pobreza y hambre, en que el mundo ha caído en los últimos años.   Hay que avanzar y hacer letra viva  las promesas incumplidas.  La propia FAO ha reiterado que con  las inyecciones de capital recibidas recientemente por los bancos en el mundo para sobrevivir  a sus bancarrotas, se hubiera podido atacar de frente este inaceptable mal, que siempre queda postergado, en una eterna lista de espera, de parte de los que ostentan el poder y el capital financiero internacional.

Recordamos la Cumbre Mundial de la Alimentación en 1996 en Roma, pues Cuba fue protagonista activa en todo aquel proceso, cuando lideres de 185 países acordaron  el pálido y modesto objetivo de reducir hacia 2015, la cifra de hambrientos a la mitad – a menos de 420 millones de personas. (El número de subnutridos en aquel año era igual a 840 millones).  Luego en el 2000, la Cumbre del Milenio  ratificó esta decisión,  convirtiendo el  Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre,  en uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Nos enfrentamos a promesas incumplidas, mientras el reloj avanza  y el mundo continúa a un ritmo tal, que los resultados de este Objetivo 1 no causarán asombro ni escándalo,  cuando se constate en Septiembre, en una Sesión Especial de los ODM en Nueva York, que ni remotamente esa pálida y modesta cifra,  la comunidad internacional fue capaz de resolver…

Por todo lo expresado es oportuno adherirnos a este llamado que hace FAO, con quien nuestro país ha tenido siempre estrechas relaciones. ¡Cuantas veces soñé al salir de las largas sesiones y discusiones en esos predios en Roma, en la necesidad de unir voluntades  ante la urgencia de aquellos acuerdos aprobados por consenso!

El lema de este año del Día Mundial de la Alimentación, el próximo 16 de octubre es “Unidos contra el Hambre”   Invito entonces,  a hacer de todos,  la petición de “Poner Fin al hambre en el mundo”.  Este proyecto ha utilizado como ícono un silbato amarillo, para romperle el tímpano a aquellos que no quieran oír…. de que hay mil millones de hambrientos en el mundo y mil millones de razones para estar enfurecidos y no seguir soportándolo.

(*)  Profesor de Mérito de la Universidad de La Habana; Embajador de Cuba ante la FAO (1988-2002)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro Álvarez Osuna dijo:

    Pertinentemente acertado la información del conocimiento sobre la Alimentación y el Hambre mundial, cientifico, ético, pedagogíco y rico en el tratamiento de análisis….gracias por el conocimiento en la información, además de exponer la causa -el hambre- necesidad que coharta la libertad absoluta utopica, como motivo de cambios en las relaciones humanas de todo ,irremediablemente -presente y futuro-
    atentamente.
    Alejandro Álvarez Osuna
    Venezuela

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Recuerdo en este momento a Fray Betto, hablaba de defender los derechos animales, a la comida, a una vivienda, al agua, efectivamente el NEOLIBERALISMO no es capaz de garantizar, no ya los derechos humanos, ni siquiera los derechos animales.
    Y alguien todavia pregunta por la crisis del capitalismo, él no esta en crisis, YA FRACASO.
    Es necesario, como pedía Ruben Martínez Villena, una carga para matar bribones, para completar la obra de las revoluciones…
    Hombres buenos, capaces del amor, de todo el mundo: UNIOS.
    LOS ECOLOGISTAS, SERÁN LOS TERRORISTAS DEL SIGLO XXI.

  • ROBERTO dijo:

    Desde los EE.UU me sumo al llamado del profesor en la lucha contra el hambre. Es bochornoso que los paises ricos hayan sido incapaces de aportar los recursos necesarios para liberar a la humanidad de esta penosa y triste realidad, mientras se dilapidan y gastan cifras inimaginables en la industria de armamentos. Sencillamente, los ricos no quieren compartir sus riquezas ni han dado muestras nunca de querer enfrentar y solucionar esta situación que cobra muchas más vidas que todas las guerras juntas y condena a millones de personas a la miseria. No nos engañemos ni esperemos milagros de buena voluntad de parte de los poderosos. No les interesamos para nada. No contamos como seres humanos. Es mi más profunda convicción que sólo la lucha unida de todos los pueblos necesitados y hambrientos, con la colaboración y el apoyo de todas las personalidades influyentes de este mundo harán el milagro de revertir esta triste realidad. Recordemos siempre al Che cuando díjo: Por que esta humanidad ha dicho basta y ha echado a andar! Hasta que no digamos basta ya y luchemos por nuestros derechos no lograremos la victoria.

  • João Vermelho dijo:

    Parabenizo ao autor do artigo “Mil e milhões de razões para estar enfurecidos”, Estou plenamente de acordo com os termos do texto. Sou de a muito tempo um admirador e apoiador da REVOLUÇÂO CUBANA e do nosso lider FIDEL CASTRO RUZ. Me proponho participar do abixo-assinado por um milhão de assinaturas contra a fome, na campanha organizada pela FAO, aguardo instruções. Ate a vitoria sempre.

  • Tere dijo:

    Una de las herramientas del neoliberalismo para afianzarse en el control total es la introducción forzada de los transgénicos, unas veces de manera clandestina y otras no tanto, como sucede en México con el maíz, a donde precisamente vino la FAO a Guadalajara para dar el aval a estos cultivos como una posible salida para combatir el hambre. ¿No es ésta una contradicción al llamado que hace Jacques Diouf, Director General de la FAO, sabiendo que éstos cultivos son precisamente los causantes en gran parte de “el deterioro de los suelos, la desertificación y deforestación de millones de hectáreas cada año, el calentamiento de la atmosfera, el efecto invernadero que incrementa ciclones, escasez o exceso de lluvias, la destrucción de la capa de ozono y otros fenómenos naturales que afectan la producción de alimentos y la vida del hombre sobre la tierra?”

  • M.SOLEDAD BRIZUELA M dijo:

    QUE TERRIBLE! Y SEGUIMOS SIN TOMAR CONCIENCIA DE AQUELLO, LAS TARJETAS PLASTICAS TIENE ENCUBIERTA LA POBREZA Y SEGUIMOS ENGAÑADOS PENSANDO QUE NO ESTAMOS A PUNTO DE CAER EN ESA SITUACION .
    CREO QUE ES IMPORTANTE , DESENMASCARAR A LAS GRANDES POTENCIAS QUE SE DESGASTAN EN GASTAR DINEROS EN VANALIDADES Y NO EN UN TEMA TAN SENSIBLE PARA LA HUMANIDAD COMO ES EL HAMBRE MUNDIAL.

  • Edgar Mejias dijo:

    Mientras siga existiendo el hambre en el mundo y muchos niños mueran por este motivo,cuando las grandes inversiones se utilizan para las guerras y no para la paz; la razón de nuestra existencia, parodiará al poeta Neruda “Confieso que no he vivido”

  • joaquin bernal camero dijo:

    He firmado también . Felicito a Juán Nuiry por su artículo . Los nobles objetivos de la FAO son alcanzable y si no lo fueran deberiamos luchar hata alcanzarlos . Pienso que el suelo, el agua, la flora, los animales son recursos que tenemos que proteger cultivar y criar con las tecnologías conocidas que hagan sostenibles las mejores prácticas para preservar el planeta , el clima y el medio y salvar la humanidad.

  • Carlos Alejandro Perdomo dijo:

    “Somos el resultado de las decisiones de nuestros antecesores, por lo que nuestras decisiones afectarán el futuro de nuestros sucesores. Así que estamos en el deber de crear un futuro mejor”

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también