Imprimir
Inicio » Especiales  »

Declaración del Obispado Luterano en Cuba sobre inclusión de la isla en lista de países terroristas

| +

Declaración contra la nueva maniobra imperialista.

Poner a Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo, es una política baja e inmoral.

A la opinión pública nacional y extranjera, desde la Sede Obispal de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba, en la Isla de la Juventud nos pronunciamos contra esta nueva maniobra orquestada por la nueva administración de los Estados Unidos de América en la persona de su presidente el señor Barack Obama y el grupo de politiqueros y empresarios cubanos-americanos fracasados en su intento de desacreditar la humanitaria política de la Revolución Cubana, faro y guía de libertad combinada con humanismo internacionalista.

Es realmente inmoral poner a Cuba Revolucionaria en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, precisamente por aquellos que tienen una escuela para preparar y exportar terroristas hacia países que por su humanismo que irradian al mundo entero, se convierten en piedra de tropiezo para los grandes intereses norteamericanos, de las Transnacionales y las Oligarquías nacionales dirigidas por la política enfermiza del imperio norteamericano.

Nadie que se respete y conozca la línea de la Revolución desde sus primeros pasos, podrá creer semejante mentira. Un país que desde hace más de 50 años viene sufriendo los ataques por diferentes vías, trazadas  todas por el imperialismo norteamericano, bloqueo, invasiones, infiltraciones, actos terroristas entre ellos a círculos infantiles donde los niños por decenas pasan su tiempo en su aprendizaje mientras sus padres están en sus trabajos, un país que se caracteriza por su humanidad compartida, un país que lucha por la vida para todos y todas, nacionales y extranjeras, jamás se prestaría a un juego tan sucio y criminal, arma que sólo la usan en el ejercito norteamericano porque prueba de eso la tenemos en la propia Base Naval de Guantánamo donde han matado a varios de nuestros soldados fronterizos; sabotajes a instalaciones turísticas; contratación de mercenarios sin escrúpulo que asesinan por dinero; entrenamiento de ejércitos paramilitares y bandas de mercenarios, falsos representantes de los Derechos Humanos, cuando lo que son es mercenarios al servicio de una potencia extranjera y donde reciben su paga en la sede diplomática de los Estados Unidos (embajada) para matar a sus propios hermanos, en fin, son muchos los ejemplos que pudiéramos poner para darnos cuenta de que todo lo que hay es una enfermedad crónica de la política del imperialismo contra Cuba Revolucionaria y Socialista.

Nuestra Iglesia y su Dirección dirigida por su Obispo presidente pone en manos de hombres y mujeres, nacionales y extranjeras esta declaración donde no admitimos que se ponga a Cuba en una lista no merecida porque Cuba lucha por la vida y no por la muerte, teniendo conciencia que la muerte es un acto natural dado por Dios, quien la da y la quita pero no con violencia.

Esperamos de todos y todas, nacionales y extranjeras que conozcan estas verdades para que no formen un número más de la banda de politiqueros farsantes que sólo aspiran llegar al poder matando, esa ha sido su política por más de 50 años contra nuestro pueblo y Revolución. Podremos caer muchos en defensa de la patria y su Revolución pero estamos conscientes de que la patria no es de los pocos mal hijos, sino de los muchos que la defienden para los que están por venir tomen en sus manos un sistema donde todos y todas puedan disfrutar de paz y compartir el amor que viene de Dios, despreciando el odio que viene de Satanás (diablo).

Antes de continuar con esa falsa, señores imperialistas y pichones del imperio, analicen con profundidad quienes son los que estamos sufriendo los efectos del terror, fíjense, en cualquier país de cualquier continente, ya sea africano, latinoamericano o asiático, estaremos viendo muchas lagrimas de familias entera por la pérdida de un ser querido, mientras que los verdaderos terroristas, preparados y financiados por el imperio norteamericano tienen libre acceso al territorio unos y otros se pasean por cualquier calle de los Estados Unidos de América.

Por todo lo dicho, la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba con su Obispo presidente al frente respalda la Declaración del Ministerio de Relaciones exteriores de Cuba y las del parlamento Cubano, ambas Declaraciones la hacemos nuestra.

El futuro es de los pueblos, yo soy del pueblo, tú también, eso no lo podrás negar nunca. Súmate no pierdas tiempo, no se dejen engañar por quienes pretenden dominar el mundo sobre las tumbas de generaciones enteras en muchos países.

Venceremos. Amén.

Rev. Ramón M. Benito Ebanks

Obispo presidente

IECLC

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también