Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

Suicide Machine asesinado por Facebook

| +

Lisandro Pardo

NeoTeo

A pesar de que su título puede sonar un poco fuerte, Suicide Machine es un sitio que le permite a los usuarios “suicidarse al estilo Web 2.0″, borrando todos sus datos de las redes sociales principales. Hasta hace poco tiempo, un usuario que se encuentre harto de su perfil digital podía ingresar a este sitio y purgar su presencia de las redes sociales por completo, pero ahora ha surgido un inconveniente. La gente de Suicide Machine recibió el año nuevo con un bloqueo total por parte de Facebook. Todos los que deseen eliminar su perfil de Facebook a través de Suicide Machine serán recibidos con una restricción de IP por parte de la red social. En Suicide Machine están buscando una forma de evadireste bloqueo, pero mientras tanto, se plantea la pregunta: ¿”Sí” o “no” al “suicidio digital”?

La vida social en la Web 2.0 no es para todos. El nivel de atención que los usuarios entregan a las redes sociales varía mucho según el individuo, pero hay casos en los que ni siquiera cinco minutos por día resultan tolerables. Los mensajes, las alertas, los avisos, las promociones, los eventos, y todas esas cosas que un usuario puede llegar a recibir en su correo electrónico proveniente de una red social pueden agotarle la paciencia a cualquiera. El sitio Suicide Machine le permite a estos usuarios hastiados de las redes sociales erradicar por completo su presencia en sistemas como Twitter, LinkedIn, MySpace y Facebook. Más de doscientas mil personas han utilizado el servicio del sitio para “suicidarse en la red”, un número bajo en relación con los millones de usuarios conectados a redes sociales, pero que demuestra que no todos están felices con su vida en la Web 2.0.

La gente de Suicide Machine comenzó el 2010 con una pequeña sorpresa: Facebook ha comenzado a bloquear el sitio de forma activa. De acuerdo a la imagen publicada en el sitio de Suicide Machine, en Facebook han puesto el número IP del sitio en la lista negra, y todos los que intenten purgar su perfil de la red social se encontrarán con un error. Facebook no dio ningún argumento para defender su decisión, sino que fue una acción completamente arbitraria. Si la actividad de Suicide Machine interfiere de alguna forma con el contrato-licencia que los usuarios deben aceptar antes de ingresar a Facebook, probablemente cuenten con un fundamento legal para hacerlo, pero hasta ahora no se ha visto nada por el estilo. Los encargados de Suicide Machine se encuentran trabajando para rodear este bloqueo, y permitir una vez más a los usuarios acabar con su existencia dentro de Facebook. La mayor virtud con la que cuenta Suicide Machine es la automatización del proceso de “suicidio”.

Si un usuario decidiera eliminar su presencia digital de la red manualmente, le tomaría en promedio más de nueve horas hacerlo, mientras que con Suicide Machine, el trabajo estaría hecho en menos de una hora. Las redes sociales presentan a los usuarios múltiples facilidades para que se inscriban a ellas, pero cuando llega el momento en el que el usuario desea “salir”, se encuentra con más piedras en el camino de las que debería haber. Suicide Machine presta un servicio interesante, pero lo cierto es que no debería ser necesario un sitio como este, si las redes sociales contaran con protocolos de cancelación claros y directos. Puede que la palabra “suicidio” sea muy chocante, pero todo usuario debería tener el derecho a decir “basta”, y perderse en el ruido blanco de la Web 2.0.

Fuente: http://www.neoteo.com/suicide-machine-asesinado-por-facebook.neo

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también