Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Elecciones presidenciales en Estados Unidos 2020: ¿Cómo se comporta el voto cubanoamericano?

| 52

Estados Unidos es el tercer país más poblado del mundo, con 331 millones de habitantes. Según la Oficina del Censo de ese país cerca de 60 millones son de origen hispano o latino, de ellos 2 millones 300 mil son de origen cubano. Se estima que más de 1 millón 300 mil nacieron en la Isla y el resto son descendientes con 50% o más de sangre cubana. La mayoría residen en los estados de la Florida, Nueva Jersey, Nueva York, California y Texas. Se calcula que más de 1 millón 200 mil, que representa el 70%, viven en la Florida.

Para las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, están registrados para ejercer su derecho al voto aproximadamente 268 millones de estadounidenses, de los cuales 32 millones son de origen hispano o latino. Dentro de ese grupo minoritario más de 1 millón son cubanoamericanos, de ellos alrededor de 650 mil están registrados en la Florida.

Es precisamente ese estado –el tercero que más votos electorales otorga con 29 al igual que Nueva York–  uno de los más competitivos para llegar a la Casa Blanca.  La mayoría de los especialistas consideran que si el mandatario Donald Trump no triunfa en la Florida perderá la reelección. Se debe tener en cuenta que desde Calvin Coolidge en 1924 todos los candidatos republicanos que ganaron las elecciones presidenciales también vencieron en la Florida.

De ahí que ese estado se ha convertido en un campo de batalla entre el Partido Republicano y el Partido Demócrata, donde aún no hay nada decidido. Al estar muy reñida la contienda según las encuestas, los equipos de campaña tratan de asegurar los votos de los cubanoamericanos que ejercen cierta influencia en los resultados. Tradicionalmente los votantes de esa comunidad han favorecido al Partido Republicano, aunque esa tendencia se ha ido debilitando en los últimos años.

También existe una proyección de magnificar el voto cubanoamericano, que representa solo el 6% del electorado de la Florida y menos del 1% del total del país. En los condados floridianos de Miami-Dade, Broward y Monroe, donde se concentra la inmensa mayoría de los votantes cubanoamericanos, su voto no ha sido decisivo cuando se trata de elecciones presidenciales. Es significativo que en esos tres condados siempre han ganado los candidatos demócratas, sin importar el nivel de preferencia que hayan tenido entre los votantes cubanoamericanos.[1]

Resulta ilustrativo que en las elecciones de 2008 y 2012 donde fue electo y reelecto el demócrata Barack Obama, no ganó por el voto de los cubanoamericanos y sin embargo logró ganar la presidencia y en particular el estado de la Florida. Por cierto durante la campaña de 2012, Obama se distanció de las posiciones de la extrema derecha cubanoamericana y sorprendió con un resultado alentador al obtener cerca del 50% de los votos de esa comunidad, la mayor obtenida por los demócratas hasta la fecha.

Téngase en cuenta que su predecesor George W. Bush en las elecciones del 2000 obtuvo el 75% del voto cubanoamericano y en su reelección en 2004 alcanzó el 78%, con una política de abierta confrontación con Cuba. Sin embargo, el candidato republicano John McCain que perdió frente a Obama en 2008, logró el 64%, lo que indicaba un considerable cambio en el electorado de origen cubano. También la candidata demócrata Hillary Clinton aunque perdió frente a Trump obtuvo el 46 % de las boletas de los cubanoamericanos, según las investigaciones.

Son diversos los factores que explican la evolución que tenido en las últimas elecciones el voto cubanoamericano, con una tendencia por los candidatos más liberales. Dos hechos, de cierta forma relacionados, saltan a la vista como causas del resultado electoral en 2012: el temor de muchos a que la política hacia Cuba regresara a sus fundamentos más hostiles y el rechazo ideológico de las nuevas generaciones al extremo conservadurismo de los republicanos. Resulta evidente que el tema de las relaciones con Cuba constituye una necesidad existencial de los nuevos inmigrantes, que los colocó en franca oposición con las propuestas republicanas encaminadas a limitar estos contactos. Pero esta contradicción no resulta tan clara en el caso de los jóvenes nacidos o criados en Estados Unidos, cuyo vínculo con su patria de origen tiene un valor más difuso e incluso muchas veces ni se materializa en la práctica.[2]

Existen diversos estudios que clasifican a la inmigración cubana por la fecha y el contexto en que llegó a Estados Unidos. Los que lo hicieron antes de 1980 cuando ocurrió el puente marítimo del Mariel, son votantes registrados y respaldan generalmente las políticas de hostilidad de los diferentes gobiernos estadounidenses contra la Revolución Cubana. Los inmigrantes posteriores a 1995 cuando se firmaron nuevos acuerdos migratorios entre Cuba y Estados Unidos durante el gobierno del demócrata Bill Clinton, en su mayoría son votantes registrados y abogan por un acercamiento hacia su país natal, al igual que los descendientes de la comunidad de segunda y tercera generación.

A ese último segmento se suman los inmigrantes que se asentaron a partir de 2013 que fueron favorecidos por la actualización de la política migratoria cubana, dirigida a lograr que los movimientos migratorios sean de forma legal, ordenada y segura, así como para fortalecer su relación con la emigración. Por primera vez parte de ese grupo que ya están registrados votará como ciudadanos estadounidenses en las elecciones presidenciales del 2020, muchos de los cuales apoyan la existencia de relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países, y la expansión de los viajes a Cuba.

A partir de la política de acercamiento del gobierno de Obama con Cuba y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países en 2015, se experimentó un crecimiento considerable de las visitas de los cubanoamericanos a la Isla. Más de 292 mil lo hicieron en el 2015, casi 330 mil en el 2016, más de 432 mil en 2017, y más de medio millón en el 2018 y 2019, pese a los obstáculos impuestos por la administración de Trump.

Resulta interesante el estudio anual, conocido como “la encuesta Cuba de la Universidad Internacional de la Florida de 2018”, titulada “Cómo los cubanoamericanos en Miami miran las políticas de Estados Unidos hacia Cuba”, realizado a finales de ese año y en el cual consultaron telefónicamente a 1 001 residentes del condado de Miami-Dade. La investigación reveló que la posición de un candidato con respecto a Cuba ya no es una prioridad para el elector cubanoamericano en Miami, sino que se preocupa por los mismos problemas que los que no son de origen cubanos y los otros latinos en Estados Unidos. [3]

Según el estudio las preferencias de los cubanoamericanos a la hora de decidir su voto indican una tendencia fuerte a preocuparse más por temas locales o nacionales que los afectan directamente en su entorno. En orden descendente, para el elector cubanoamericano los aspectos de mayor relevancia para conformar su intención de voto serían: economía y trabajo, salud, control de armas, inmigración, impuestos, votar por su partido (sin importar prioridades), terrorismo, política internacional, otras prioridades y, por último, la posición del candidato con respecto a Cuba. La mayoría de los encuestados favorece el aumento de las relaciones con la Isla.

La campaña de Trump

En la Convención Nacional Republicana celebrada a finales de agosto de 2020, el candidato republicano Donald Trump amenazó con que su contrincante demócrata Joe Biden sería “el destructor de la grandeza americana”. Presentó como línea de mensaje fundamental que “estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista derribe nuestro querido destino”.

En ese enfoque han estado manejando el tema de Cuba durante los cuatro años de gobierno y en la presente campaña, al presentar al socialismo como un modelo fracasado. Varios de los oradores durante la Convención Nacional Republicana se empeñaron en denigrar al socialismo y al comunismo, un término manipulado históricamente por los gobiernos estadounidenses para difundir temor.

La campaña de Biden

Sobre Cuba el candidato demócrata Joe Biden ha reiterado que, en caso de ganar las elecciones, retomaría la política implementada por Obama y daría marcha atrás a las políticas de Trump. A inicios de septiembre en una entrevista con NBC 6, filial en Florida de la cadena de televisión nacional, Biden dijo que planea volver a instaurar la política de acercamiento de las relaciones diplomáticas que instauró el presidente Obama:

“Estoy tratando de dar marcha atrás a las políticas fallidas de Trump que han causado daño en los cubanos y sus familias. No ha hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos”. Su plan, agregó, es seguir una política que “adelante los intereses y empodere al pueblo cubano” para que “determinen su propio futuro”.

A 42 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos es muy difícil pronosticar sus resultados por el alto nivel de incertidumbre y lo reñida que se presenta hasta la fecha. No obstante, en la recta final de la campaña el 53.4% de los estadounidenses desaprueba la gestión de Trump como mandatario y según The New York Times la campaña de Biden tiene una gran ventaja financiera de recaudación de fondos de unos 141 millones de dólares sobre Trump.

El candidato demócrata también aventaja a su contendiente republicano por un promedio de 6.5 puntos en la intención del voto en las encuestas de opinión nacional. Según el portal especializado Real Clear Politics, el 49.5% de los encuestados señalaron que votarían por Biden, mientras que el 43 lo harían por Trump. De igual forma va liderando en la Florida, pero por un promedio de solo 1.6 puntos. Según Real Clear Politics el 48.6% de los encuestados señalaron que votarían por Biden, mientras que el 47 % lo harían por Trump. De ahí que el voto de los cubanoamericanos tendrá cierto imparto en el resultado de ese estado, y solo pudiera decidir en caso de ser muy cerrada la competencia.

Es por ello que ambos partidos le otorgan prioridad a esa comunidad en su agenda de política interna y electoral, la cual está muy polarizada. Resultará interesante el segundo debate presidencial anunciado precisamente en la ciudad de Miami el próximo 15 de octubre y donde el tema Cuba acaparará la atención de ambos candidatos para movilizar el voto de los cubanoamericanos.

Para cualquier análisis sobre el tema se debe tener en cuenta que en los últimos años el voto de los cubanoamericanos no es monolítico ni votan en bloque, como tradicionalmente se vanagloriaba la extrema derecha. Existe una tendencia que refleja la evolución hacia posiciones más liberales y contra el conservadurismo, principalmente en los jóvenes. Conocer exactamente sus cifras resulta casi imposible porque las boletas no definen el origen de las personas y el voto es secreto. No obstante, los estudios se realizan por las encuestas que se realizan “a pie de urna”.

Existen estudios que indican que antes de la pandemia había un repunte del electorado cubanoamericano a favor de la reelección de Trump, motivado fundamentalmente por los indicadores que estaba mostrando el actual gobierno sobre la recuperación económica. Sin embargo, esa tendencia pudiera haber cambiado en los últimos 6 meses por el golpe que sufren las minorías en el actual escenario de crisis agravada por el impacto de la pandemia de la COVID-19, que alcanza los casi 7 millones de personas contagiadas y más de 200 mil muertes en todo el país, de ellos más de 13 mil fallecidos en la Florida.

A ello se le suma la recesión económica que ha provocado que aproximadamente 30 millones de personas hayan tenido que solicitar beneficios de desempleo y casi 40 millones estén amenazados de ser expulsados de sus viviendas por los impagos acumulados. Además, el impacto que tienen las masivas protestas contra el racismo y la brutalidad policial que afecta la ley y el orden en toda la nación.

Aunque es muy difícil de cuantificar, es creciente el apoyo de la comunidad cubanoamericana a Biden de forma pública y también de manera “silenciosa”, porque el nivel de intimidación es muy alto. Muchos se callan e incluso dicen que están por Trump, pero realmente van a votar por Biden, según informan algunos estudios. Las razones principales tienen que ver con Cuba, con el daño que está provocando a familiares y amigos el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de Trump –incluso en plena pandemia– y las limitaciones referentes a los viajes.

El próximo 3 de noviembre los estadounidenses de origen cubano tendrán fundamentalmente dos opciones a la hora de votar: por Trump porque les parece fuerte para liderar el país y se creen la propaganda de miedo de “amenaza del comunismo” de ganar Biden o contra Trump por el retroceso civilizatorio que impone con su odio y por otras preocupaciones como el control de armas, inmigración, los programas de salud y seguridad social. En cuanto a las relaciones con Cuba, votarán por el candidato republicano de la extrema derecha que apuesta por continuar afectando la vida del pueblo cubano o por el candidato demócrata que aboga por un mejoramiento de las relaciones con la Mayor de las Antillas. Votarán por el odio o por el acercamiento, por la confrontación o por la convivencia civilizada entre ambas naciones.

Aunque ha trascurrido más de un siglo de haber presenciado el más universal de los cubanos José Martí las elecciones presidenciales de 1884 en Estados Unidos, en las cuales el candidato demócrata Grover Cleveland derrotó por un estrecho margen al republicano James G. Blaine, comparto por su vigencia su valoración sobre este proceso:

“Es recia, y nauseabunda, una campaña presidencial en los Estados Unidos. Desde mayo, antes de que cada partido elija sus candidatos, la contienda empieza. Los políticos de oficio, puestos a echar los sucesos por donde más les aprovechen, no buscan para candidato a la Presidencia aquel hombre ilustre cuya virtud sea de premiar, o de cuyos talentos pueda haber bien el país, sino el que por su maña o fortuna o condiciones especiales pueda, aunque esté maculado, asegurar más votos al partido, y más influjo en la administración a los que contribuyen a nombrarlo y sacarle victorioso.

“Una vez nombrados en las Convenciones los candidatos, el cieno sube hasta los arzones de las sillas. Las barbas blancas de los diarios olvidan el pudor de la vejez. Se vuelcan cubas de lodo sobre las cabezas. Se miente y exagera a sabiendas. Se dan tajos en el vientre y por la espalda. Se creen legítimas todas las infamias. Todo golpe es bueno, con tal que aturda al enemigo”. [4]

 

Fuentes:

[1]  Ramón Sánchez Parodi: La sociedad socialista cubana: actualidad, desafíos y perspectivas, Ponencia en el CIPI, La Habana, 2012, p. 9.

[2] Jesús Arboleya Cervera: Cuba y los cubanoamericanos. El fenómeno migratorio cubano, Fondo Editorial Casa de las Américas, La Habana, 2013, p. 166-167.

[3] Guillermo J. Grenier and Hugh Gladwin: 2018 FIU Cuba Poll: How Cuban Americans in Miami View U.S. Policies Toward Cuba, in:https://cri.fiu.edu/research/cuba-poll/2018-fiu-cuba-poll.pdf

[4] José Martí: Obras Completas. Editorial Nacional de Cuba, La Habana, 1963, T 10, p. 185.

 

Se han publicado 52 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Este es un excelente, magnifico trabajo del destacado intelectual cubano Abel González Santamaría. Despues voy a comentar mas ampliamente, porque es un articulo de la mayor relevancia e importancia.
    Solo quiero expresar que Facebook no me dejo compartirlo porque dicen que algunas personas se han quejado de que contiene "material ofensivo", lo cual es imposible porque acaba de salir hace solo unios minutos! Le pido a todos que lo compartan psata que se sepa que no contiene ningun "material ofensivo". Estamos bajo un impresionante ataquye mediatico, y este valiodo articulo le pega en la sien a nuestros enemigos!

    • Lala dijo:

      Intenta un corta y pega

  • M dijo:

    Muy buen análisis.
    Quería aportarle un razonamiento:

    Las ayudas en alimentos y monetarias que ha ofrecido Donald Trump durante la COVID han creado un estado de opinión muy favorable entre las clases media-baja de Estados Unidos y sobre todo entre los hispanoamericanos. O sea: a pesar de la opinión de analistas que consideran que la COVID ha debilitado a Trump, mi opinión es que, al contrario, se ha popularizado.

  • Eduardo Martínez Díaz dijo:

    Conozco y converso con varios cubanos residentes en EU, que tienen familias aquí en Cuba, padres, hermanos, etc, que lamentan mucho el retroceso que ha hecho DT a los canales de comunicación que abrió la anterior administración me refiero a la reducción de los vuelos entre ambos países, el cierre de la embajada de EU aquí, entre otras cosas que distancian mucho más las familias de allá y de acá, cosa que yo también entiendo, pero lo que no entiendo es que la mayoría de ellos dicen apoyar y respaldar a DT por su política económica y de orden interno que aplica, esto no comento pues no vivo allá para poderla aprobar o desaprobar y el argumento que me dicen de este distanciamiento es que todo lo que hizo Obama solamente beneficiaba al gobierno de Cuba, argumento este esgrimido también por DT, Pompeo, Otaola y demás personajes sin percatarse que aunque sea esto real es el pueblo de Cuba el que más sufre directamente todas estas restricciones, nada que a veces en muchas personas la política, el odio y otras razones que provocan un lavado de cerebro son mucho más fuerte que los lazos familiares.

    • m&m dijo:

      Esa es la guerra sucia que han incrementado hace tiempo, poniendo más dinero ara eso

      Mentir, confundir, meter miedo

    • Benigno dijo:

      Por desgracia la prioridad del cubano radicado en EU es su economía familiar, esa que lo puede dejar sin casa, sin seguro médico y trabajo. Todo lo demás tiene que coger la cola.

  • CECILIO dijo:

    BUEN TRABAJO PERIODISTICO,PERO NO VAMOS SER PESIMISTA,TODO PUEDE SUCEDER,Y OJALA LOS VERDADEROS QUE CUBANOS Q. AMAN A SU PATRIA Y ESTEN LEJOS DE ELLA DEN DE EL VOTO POR NO MAS BLOQUEO,Y POR LA UNION FAMILIAR ,Y UN SI POR CUBA.

    • dream dijo:

      Biden dijo que permitiría los viajes y que debilitaría el bloqueo, a cambio de conseciones políticas de parte de Cuba, no lo digo yo, salió la noticia en el NTV y la dió Yunior Smith. ¿Daremos esas conseciones? Claro que no, por lo tanto, como dicen los americanos "back to square one"que quiere decir mas o menos "empezar de cero". En Telesur vi a un analista político creo que Español llamado Iñaki Gil que dijo que Biden era más peligroso que Trump pues es un hipócrita como lo era Obama, yo estoy de acuerdo con él. Por consiguiente, no tengas muchas esperanzas.

      • Mágico dijo:

        dream, para hablar en plata habría que plantearse la situación de la siguiente manera: Biden les ofrece a los emigrados no cuestionar el sistema cubano. El candidato se pronuncia, entre otras cosas, por dales facilidades para envíen a Cuba todo el dinero que quieran y sigan manteniendo a sus familiares. Donald Trump dice que al gobierno de Cuba se beneficia de estas remesas para continuar con su proyecto socialista y promete acabar con el Socialismo. Basándose en las promesas de uno y otro candidato, los emigrados tienen que escoger, entre costear el Socialismo para para seguir alimentando a sus familiares, o eliminarlo.

      • Valentín dijo:

        A ninguno de los dos les interesa el socialismo. Asi que nada cambiará.

      • m&m dijo:

        Mágico, aquí sabemos que usted votaría (o votará?) Con los ojos cerrados por Trump

      • J dijo:

        Mágico el gran problema que tienen los dos presidentes es que el tema de Cuba hace rato se le debía haber dado de lado. Cuba es un país soberano no un estado de EEUU por tanto no tienen que controlar nada de lo que sucede en aqui, acordé a la carta de las naciones unidas de las cuales ellos fueron un participante fundamental.
        La gran traba para ello es que ese tema actualmente es un negocio redondo para muchos que aunque tienen millones nunca está demas que caiga dinero fácil y estos garantizan un electorado fiel a todo aquel que diga algo contra Cuba.
        Trump no debe tener interés real sobre lo que sucede en Cuba, posiblemente conozca poco que problema real que hay, incluso debe ser lo más probable porque estuvo orgulloso de resibir una medalla de personas que cambiaron por compota, pero hace incapié en ello para garantizar un electorado. Contrario a lo que hizo Sanders mientras competía que se atrevió a reconocer las victorias de Cuba e insinuó que el gobierno de Cuba no era problema de EEUU por lo que la mafia anticubana enseguida vio en peligro sus ingresos y vio una amenaza a sus ancias de anexion.
        Concuerdo con lo que ví en una entrevista a Oliver Stone donde dice que ambos candidatos son de ideología republicana lo que uno es más radical e inhumano que cualquier otro candidato que pudiera postularse.
        Si sale Biden no creo que hayan muchas mejoras con respecto a Cuba pero tengo la esperanza que ponga de su parte para junto con las grandes potencias acabar con tantas tensiones que tienen al mundo al borde de una peligrosa y devastadora guerra mundial. Cada día que está Trump es un día más que estamos en peligro de extinción

      • Jose R Oro dijo:

        La enorme falacia, del tamaño de un elefante, de Magico, es cuando dice "Basándose en las promesas de uno y otro candidato, los emigrados tienen que escoger, entre costear el Socialismo para para seguir alimentando a sus familiares, o eliminarlo: Durante 12 presidencias de los Estados Unidos se ha tratado de eliminar el Socialismo en Cuba, por variadas vias y metodos. Me refiero a las presidencias de:
        Dwight D. Eisenhower 20 de enero de 1953 / 20 de enero de 1961 Republicano
        John F. Kennedy 20 de enero de 1961 / 22 de noviembre de 1963 Demócrata
        Lyndon B. Johnson 22 de noviembre de 1963 / 20 de enero de 1969 Demócrata
        Richard Nixon 20 de enero de 1969 / 9 de agosto de 1974 Republicano
        Gerald Ford 9 de agosto de 1974 / 20 de enero de 1977 Republicano
        Jimmy Carter 20 de enero de 1977 / 20 de enero de 1981 Demócrata
        Ronald Reagan 20 de enero de 1981 / 20 de enero de 1989 Republicano
        George H. W. Bush 20 de enero de 1989 / 20 de enero de 1993 Republicano
        Bill Clinton 20 de enero de 1993 / 20 de enero de 2001 Demócrata
        George W. Bush 20 de enero de 2001 / 20 de enero de 2009 Republicano
        Barack Obama 20 de enero de 2009 / 20 de enero de 2017 Demócrata
        Donald Trump 20 de enero del 2017/ En el cargo Republicano.
        Todos han fallado. Los cdubano - americanos no son estupidos o ignoran todos la historia. La reeleccion de Trump, podra traer mas miserias al publo cubano, pero no va a usando sus palabras "eliminar al Socialismo en Cuba" Solo los tontos o ilusos se creen semejante fantasia.

  • nany dijo:

    Buen y fundamentado analisis sobre la situacion preelectoral en Estados Undios .

  • Leonel dijo:

    Muy interesante. Permite despejar muchas dudas sobre papel de los cubano-americanos en las elecciones. Seria Bueno publicar este articulo en Granma. No todo el mundo lee cubadebate, sobre todo la tercera edad.

  • Ariel dijo:

    No son pocos los que se han tragado el cuento que no votar por Trump llevaría a los EE.UU a un desastre, a la implantación del comunismo, que tanto temor le han inyectado por años a la ciudadanía norteamericana. Ese tipo de expresiones abundan en las redes sociales y temo que influya en el resultado de las elecciones. La manipulación de la información es un hecho que logra actitudes decisivas y muchas personas entre los cubano-americanos aman a Trump y lo respaldan incondicionalmente, de verdad creen ciegamente que es lo mejor para el pueblo cubano. A esos les temo. Confío en el sentido común del pueblo norteamericano para que ese señor no repita otros cuatro años, por el bien de la humanidad y por el bien del planeta.

  • whitebat dijo:

    Por el momento Biden gana a Trump por ocho puntos. Si no pasa nada de nuevo, es muy posible que gane las elecciones sin demasiados problemas. Por otra parte, Trump tiene en su contra casi todos los grandes medios de opinión, especialmente la CNN, el New York Times, el Washington Post y otros grandes medios de opinión de la costa Oeste. Creo que ahora mismo el gran capital está dejando solo a Trump, no le interesa su política, y por supuesto hará lo posible para que no sea elegido. Creo que Trump lo tiene todo en contra. Por otra parte las promesas de Biden con respecto a Cuba, hay que andar con cierto cuidado, porque no creo que sea la misma que la de Obama, porque supuestamente este último fracasó en su objetivo de derrocar el sistema socialista de Cuba. Obama dijo que con su apertura Cuba iba a dejar sus sistema político, cosa que no consiguió.

    • Jose R Oro dijo:

      Whitebhat. Podria por favor usted citar una fuente verificable donde Obama dijera que "con su apertura Cuba iba a dejar sus sistema político" de tal manera. Por esa falacia usted concluye que "Por otra parte las promesas de Biden con respecto a Cuba, hay que andar con cierto cuidado, porque no creo que sea la misma que la de Obama, porque supuestamente este último fracasó en su objetivo de derrocar el sistema socialista de Cuba" Usted es una persona carateristicamente venenoso, mezclandop falsedades con verdades, como hace en este comentario. Lo reto a que me desdiga con fuentes verificables!

      • Mágico dijo:

        Señor, José R. Oro, no voy a insistir en lo que dice Whitebat. Pero usted debe de saber, sin que yo pierda mi tiempo hurgando en viejos materiales de la prensa cubana, que Obama fue atacado brutalmente por los medios de la Isla, porque lo consideraban un verdadero enemigo de Cuba. Se le acusaba de ser un taimado oportunista que perseguía con, con métodos diferentes, destrozar el Socialismo. Recuerdo muy bien que por aquellos tiempos escribí, en este mismo sitio, protestando contra los medios; y se publicó el comentario. Le cuento, señor Oro, que por aquellos días de la visita de Obama, los cubanos vivimos grandes emociones, como fue el aterrizaje del avión presidencial norteamericano en el aeropuerto José Martí. También sentimos emoción cuando el comandante Raúl Castro levantó, con la suya, la mano del mandatario, frente a las cámaras de la televisión mundial, y cuando vimos al presidente los Estados Unidos con su familia, paseando por La Habana, debajo de un aguacero. Muy complacidos nos sentimos también, cuando disfrutamos la actuación del presidente junto a populares actores cubanos y la ocasión en que lo vimos otra vez junto a Raúl, en un juego de pelota del Latino. No tengo conocimiento, al menos dentro de la historia contemporánea, que un presidente haya tenido tanta deferencia -de un solo cantazo, como dicen los boricuas- para con un gobierno y un pueblo ajeno. Y a esto habría que añadirle que ya estaba siendo atacado ácidamente por defender el sistema que representaba. ¿Y sin embargo qué? Pues que sus enemigos políticos republicanos tuvieron al final suficiente tela por donde cortar, para echarle en cara a Obama su fracaso al tratar de negociar con el gobierno cubano. Y lamentablemente, fue un fracaso de Obama; porque sus medidas fueron respondidas con un gobierno plantado en que nada debía ser cambiado aquí. Además de desacreditar al visitante, se pretendían también exigencias absurdas, como sumas millonarias por pérdidas atribuidas al bloqueo y hasta la devolución de la Base Naval de Guantánamo. Con eso vientos que soplaron, el viejo comprometido Biden no va a resultas muy bondadoso, mucho menos en su primer período presidencial. Y hablo del primer período, sin dejar de pensar en que tal vez ni lo termine. Ni Biden, ni la Kamala, ni ningún demócrata, estarán dispuestos a aguantar la embestida republicana si benefician en algo al gobierno cubano. Por eso creo que, independientemente de las promesas, si Bide triunfa en las elecciones, su actitud hacia La Habana será mucho menos comprometida que la de Obama.

      • Rodney dijo:

        Estimado José Oro, creo que lo que en esencia quiso decir whitebat , es que tanto Obama como Biden intentan con sus políticas modificar el sistema económico social y político de Cuba - como se han propuesto otros, pero con armas nuevas. De ahí que Biden consideraría lo que en términos de la política estadounidense fueron "éxitos" y "fracasos" en la breve experiencia de 2015-2016, para la implementación de su política. Si observamos bien, fue hacia el final de su gobierno que Obama se pronunció contra el bloqueo. Biden todavía no lo ha hecho.

      • Jose R Oro dijo:

        Deseo comentar lo que dicen Mágico y Rodney que son cosas bien diferentes, pero como Cuba y Puerto Rico "de un pájaro las dos alas"
        Comienzo con Mágico. Nadie le pide a usted hurgar "en viejos materiales de la prensa cubana," ni mucho menos. Usted como siempre acostumbra a desviar lo discutido, trata de descarrilar el debate, como si los lectores fuéramos tontos. Mi reto a whitebat es claro: que demuestre "donde Obama dijera que "con su apertura Cuba iba a dejar su sistema político" de tal manera. Usted no haya dicho nada al respecto, de manera verificable. Es solo bla - bla -bla, él nunca dijo tal cosa, aunque la pensara. Por lo tanto, su comentario que está lleno de suposiciones, no dice nada de lo que yo hablo, solamente es otra filípica anti - comunista y naturalmente pro-Trump de Mágico.
        Para el estimado Rodney. Eso es lo que escribe en cierta manera whitebat, pero no es lo que dice, comento esto Rodney porque veo sinceridad plena y compromiso en su comentario (nada que ver con Mágico, un viejo y conocido enemigo de Cuba, que nunca ha lanzado un strike, solo bolas y falsificaciones). El error consiste en varias cosas. Primero, que para Cuba tener "oxigeno" para establecer los necesarios cambios, sería de gran ayuda un gobierno menos agresivo. No se puede trazar un signo de igualdad entre los peor, lo pésimo y lo menos malo. Este es un punto particularmente lamentable, porque en el coinciden los anti -socialistas y los ultra-revolucionarios, Dije lamentable y no sorprendente, porque ya sabemos harto bien que los extremos se tocan. Segundo, como usted dice, el timorato Obama, solo trabajo con Cuba en lograr una disminución de la agresión contra nuestro país al final de su gobierno. Ahora eso comenzaría desde el inicio del periodo presidencial de Biden, es decir con mucho más tiempo y muy importante sería muy difícil de echar atrás incluso por gobiernos republicanos en el futuro, porque el pensamiento social de los estados Unidos estará “curado de espanto” ante posiciones como las de Trump que, si el no gana la reelección en noviembre, serán irrepetibles ¡Para usted Rodney un fuerte abrazo cubano!

      • Manzanillero dijo:

        Completamente de acuerdo con los escrito por el joven y brillante Abel y con los solidos comentarios de Oro. Lo enemigos quieren desanimarnos y llevarnos a una posicion de pesismismo y abulia. Una vez mas no lo van a lograr!

      • m&m dijo:

        magiquito, lo de Obama fue mayormente show mediatico, pero dentro de eso, sus posibilidadaes y la parte honesta se le reconocio, fundamentalmente la de decir claro el objetivo.

        y que tenemos que cambiar?

        para agradar a los otros?

        a los que llevan mas de medio siglo (e intereses de dos siglos) agrediendo, bloqueando, invadiendo, atacando, metiendo miedo, infectando, apoyando a terrorista, a los culpables sumos de mas de 3000 muertes, a perdidas (si PERDIDAS reales, no las que son realemente ganancias dejadas de ganar de empresas caputalistas)

        el vecino te esta atacando y jodiendo contra tu casa y tienes que hacer en tu casa lo que el diga para agradarle y no jeringue tanto?

        habrase visto tal deseo de sumision y pende...mo?

  • Jose R Oro dijo:

    Como se expresa de manera diáfana por el autor Abel González Santamaría, hay grandes cambios en lo que fuera antes el control republicano sobre el voto cubano - americano. Antes de la Revolución, los cubanos que ya vivían en los Estados Unidos eran mayormente demócratas y revolucionarios, enemigos del batistato, una cantidad de ellos se “repatrio” a Cuba. Después vino la primera oleada del 1959 y de los 1960 tempranos, que eran o personas vinculadas al gobierno de Batista, tanto civiles como militares o policías o personas que habían visto sus propiedades nacionalizadas (o incluso confiscadas, como en el caso de las propiedades mal habidas de batistianos), en general llamados “siquitrillados”. La aplastante derrota de la invasión de Playa Girón, provoco en la mayoría de esta comunidad la idea de la “traición de Kennedy” y un viraje hacia candidatos republicanos. Los que arribaron por el “puente” de Camarioca fueron en muchos casos parientes de los anteriores y con la misma orientación política. Las cosas comenzaron a cambiar con el éxodo del Mariel, y en muchos casos a causa de la pobre acogida de los que ya vivían en los Estados Unidos a los recién llegados, donde las posiciones de clase social, raza, regionalismo, etc. predominaban muchas veces sobre el ser compatriotas.
    En la actualidad, creo que lo expresado por el autor Abel González Santamaría, es lo correcto y explica bien las cosas. Hay una cantidad de personas de origen cubano que no apoyan a Trump, pero que pertenecen a un sector “silencioso”, que no se atreven a expresar sus posiciones. Otros como “cubanos por Biden” no son así, demuestran claramente su oposición a Trump y que rechazan casi todos ellos al criminal Bloqueo contra Cuba.
    Trump puede perder las elecciones incluso ganando Florida, pero si pierde Florida, no puede ganar las elecciones a nivel de Estados Unidos. En el marco de Florida, Trump puede perder ese estado a pesar del voto de sectores de origen cubano, venezolano y nica. Pero sin el voto principalmente de los de origen cubano, no tiene posibilidades de ganar Florida. Por ello es que el mantiene esas insólitas políticas anti cubanas y de los otros países mencionado. Incluso el poner el nombre de la jueza ultraderechista cubano – americana , entre las dos o tres opciones para sustituir en el Tribunal Supremo a la fallecida magistrada Ginsburg. Todo eso es para poder captar mas votos de personas de origen cubano y tratar de ganar Florida, donde en realidad la situación esta muy pareja, favoreciendo ligeramente a Biden.
    Felicito de todo corazón a Abel González Santamaría por escribir tan formidable documento. También comparto la sugerencia de Leonel, de que sería bueno publicarlo en Granma, es tan importante que todo el mundo sepa “que el Sur también existe”

    • Mágico dijo:

      Seguramente, señor José, que los Marielitos no apoyan a Trump y están por las buenas relaciones con los que los insultaron, los humillaron, y hasta los apalearon a veces, antes de salir de Cuba.

  • Camilo Díaz Román dijo:

    Gracias por publicar un trabajo tan absrcador y profundo, que permite al lector promedio enriquecer el conocimiento y tener una mejor visión de lo que sucede y el porqué en las elecciones de los EEUU.
    No es intromiv en asuntos internos de otro país, es el impacto que tiene tiene en el mundo, en especial en Cuba.
    El material publicado esclarece las dudas y a mi criterio, el voto de cubanos no determina, quizás las posiciones más conservadoras de apoyo a la extrema derecha irá desapareciendo con la generación instalada antes de 1990.
    Saludos para el amigo Oro, siempre aporta su maravilloso conocimiento.
    Sabemos cuál es el lenguaje que a Facebook no le gusta, el que Álex Burgos le da picazón.
    Gracias doctor Abel, siempre aprendemos .

  • dream dijo:

    Fe de errata: Quise decir concesiones

  • Aurora dijo:

    Muy interesante y pertinente este nuevo trabajo de Abel Enrique. Sus valoraciones bien fundamentadas nos permiten acercarnos más al panorama electoral de ese país y a la situación paticular de los cubanoamericanos. Sin embargo, lo que suceda con sus votos el 3 de noviembre es bien difícil de pronosticar. Muchas gracias, Abel!

  • Rolandomg dijo:

    Buen articulo.
    recomiendo socializar más lo que dijo nuestro José Martí en 1884, en relacion al tema electoral en EEUU, algo que se reitera con mas intensidad en estos tiempos y merece reflexionar en ello.

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    El análisis de Martí parece escrito hoy.

  • Martha del Carmen Mesa Valenciano dijo:

    Muchas gracias, Dr. C. Abel por cada lección de historia que hace en sus textos, “historia y capitalismo”. Como usted, me quedo con la brillantez de nuestro José Martí, que vivió estas desafiantes batallas entre seres humanos por el poder.
    …… no buscan para candidato a la Presidencia aquel hombre ilustre cuya virtud sea de premiar, o de cuyos talentos pueda haber bien el país, sino el que por su maña o fortuna o condiciones especiales pueda, aunque esté maculado, asegurar más votos al partido, y más influjo en la administración a los que contribuyen a nombrarlo y sacarle victorioso…..Una vez nombrados en las Convenciones los candidatos, el cieno sube hasta los arzones de las sillas. Las barbas blancas de los diarios olvidan el pudor de la vejez. Se vuelcan cubas de lodo sobre las cabezas. Se miente y exagera a sabiendas. Se dan tajos en el vientre y por la espalda. Se creen legítimas todas las infamias. Todo golpe es bueno, con tal que aturda al enemigo”….

  • Miguel Fernández Sierra dijo:

    Amigos, en estas próximas elecciones de Noviembre será la primera vez que ejerceré el voto en los Estados Unidos y lo efectuaré pensando en nuestro sufrido pueblo, que tiene impuesto un cruel Bloqueo jamás visto en la historia de la humanidad! Saludos! Miguel Fernández Sierra

    • De una cubana dijo:

      Infinitas gracias Miguel por tu gran corazón de cubano , cuanto quisiéramos que miles pensarán como tu , cuanto deseamos que el imbécil de DT no vuelva a salir , aunque el Biden sea peor , prefiero arriesgarme, pero lo de ese señor no tiene piedad , sobre el comentario de Abel , sin palabra , es un genio de pensamiento

  • alexander dijo:

    En la experiencia sufrida con varios cubanos que viven actualmente en ese país, el voto cubano está casi asegurado para Donald Trump. Yo creo que habría que tomar en cuenta el hecho de que muchos de ellos ya no se interesan por el diferendo Cuba-EUA tanto como por lo que pasa justo donde están. O sea, su trabajo, su economía. -están de acuerdo con la ayuda que dió Donald Trump y en general lo ven como un candidato mejor para EUA. El resto no se analiza. También están siendo bombardeados con la propaganda de que el bloqueo no es dañino para el pueblo de Cuba (quisiera saber como es posible eso) e incluso las tergiversaciones de la Historia. Aunque no descarto los que estén escondidos y voten al final por Biden, creo que en estas elecciones Trump (desgraciadamente para el mundo y nosotros en particular) ganará al menos en La Florida

  • Yelena dijo:

    Muchas gracias por el artículo; lo catalogo como interesante, con buen balance en los componentes analíticos, estadísticos y cronológicos, que permite arribar a conclusiones parciales y ciertos pronósticos, aunque como bien conocemos, cualquier cosa puede ocurrir en cuanto a los esperados resultados. Cierto es, que los tiempos han cambiado, por ende, los votantes también y ello influye y se refleja de forma activa en la política y más en ese país. En sentido general, considero que priorizan mucho el factor económico más aún con lo vivido tras la pandemia.

  • Alheli dijo:

    ¿Alguna vez podré leer en nuestra prensa un artículo evaluando los īndices de aprobación popular hacia la gestión de la ABPP y otros órganos de gobierno y administración sobre el Covid, la alimentación, la política exterior, la respuesta al bloqueo yanqui, la delincuencia, el funcionamiento de los sistemas de salud y de educacion? No pienso que estos sean siempre negativos, pero nos pasamos la vida 'analizando' a EEUU y desaría que contáramos con similares estudios y artículos de opinión sobre nuestra realidad.

    • chago dijo:

      Me parece que usted intentando ser venenoso lo que ha logrado mostrar lo poco que lee artículos en cubadebate, no hay peor ciego que el que no quiere ver, en cubadebate se hacen análisis de todo tipo, con cualquier tipo de criticas, y se publican a todos, e incluso a los que como usted intentan opacar este vía de análisis, siempre y cuando no haga comentarios denigrantes y ofensivos, disculpe si no comparto su criterio...
      Exelente articulo de Abel, y exelentes analisis los de Jose R Oro.

  • Alexander Delgado dijo:

    Don Trump será reelecto como presidente de los Estados Unidos.Traidores y desertores de nuestra Revolución siempre apoyarán a un gobernante como Trump.

  • Gustavo dijo:

    Exelente artículo, Fecebook es como las personas que se ofenden cuando el contenido de lo que se dice no les comviene

  • Witaker dijo:

    En muchos de los cubanos No se trata de traidores ni patrocinadores del bloqueo ni detractores de los vinculos de los dos paises, simplemente se trata de que muchos cubanos que viven alla y sobre todo los del 80 para aca estan decepcionados por el tratamiento que se le ha dado en su propio pais, pasaportes ultracaros, demasiado corto el tiempo de vencimiento, inverosimiles maltratos cuando vienen, bilipendios, etc. O sea los tratan como si fueran los gusanos aquellos que se fueron al triunfo de la revolucion, no quieren ni venir ya, es una odisea lo que viven y prefieren no venir o irse a otros paises a gastar su dinero, esa es una de las realidades, nosotros debemos comenzar por mejorar los vinculos y las relaciones con ellos, verlos como cubanos que son y que quieren seguir siendolo, potencializar su deseo de venir aqui y no amargarles la vida. La madre patria debe comportarse con sus hijos como debe ser esten donde esten, miren el ejemplo de venezuela como se preocupa por sus hijos en donde quiera que esten, potencializa su regreso, les da facilidades, no los denigra, no los trata mal porque decidieron irse. El presidente Diaz-Canel ha dicho que es necesario y productivo mejorar las relaciones con los cubanos del exterior y no debe quedarse solo en palabras, si lo hicieramos o lo hubiesemos hecho hoy nadie tendria dudas por quien van a votar los cubanos que estan en cualquier pais y nos ahorrariamos discusiones o discrepancias esteriles. Espero me publiquen.

  • informada dijo:

    Profundo y objetivo el análisis del Doctor Abel, joven y talentoso autor del trabajo, sobre todo por la valoración de posibles resultados en diferentes direcciones, que aunque no nos quita incertidumbre, tampoco nos enceguece al respecto. Pero verdaderamente magistral es la definición martiana del último párrafo, de extraordinaria vigencia, de quien conoció el monstruo, por haber vivido en las entrañas. Coincido con otros sobre su publicación en la prensa plana, a fin de una mayor socialización......ah! y realmente Facebook ya apesta!

  • Lorenzo dijo:

    Excelente artículo. Los cubanos que voten por Biden, estarán apoyando : viajar a Cuba, comunicarse con amigos, intercambiar y ayudar a sus familias, es decir lo racional, lo civilizado. Los que voten por Trump, apoyaran: El odio, las carencias materiales para el pueblo cubano, no viajar, pocos contactos con amigos y familiares, es decir lo irracional, lo no civilizado.

  • Ale Mejias dijo:

    Excelente artículo, muy instructivo como nos tiene acostumbrado el autor. El cierre con Martí es genial, sorprende cdo uno lee lo q escribió el apóstol sobre las elecciones de eeuu, pq las describió tal cual y el cuartico está igualito...

  • Alheli dijo:

    Buen artículo pero no se engañen: La comunidad cubana en EEUU, particularmente en Miami, está motivada hacia el voto republicano por dos factores:
    El descenso exponencial de la economía cubana, reflejado en el deterioro general del país y en el aumento imparable de las necesidades que hay que cubrir desde el exterior. Siendo Trump el primer presidente que parece haberse propuesto 'en serio' hacer colapsar el sistema.
    La presión ejercida a favor de Trump por el Partido Republicano en la Florida, a través de instituciones, organizaciones cívicas, clientes y empleadores. No sólo en términos de intención de voto, sino en cuanto a expresiones tangibles de apoyo como contribuciones, actividad en social media, participación en rallies, y colocación de propaganda en viviendas y negocios.
    Similar comportamiento se aprecia dentro de la comunidad venezolana. Creo que en la realidad las opiniones están muy divididas y son muy diversas; y están más en el rango de los sentimientos encontrados que en la pronunciación por un Partido u otro.

  • Billo dijo:

    Soy ciudadano americano desde el 2000 y nunca he votado, pero este ano lo voy hacer y porsupuesto en contra del "Orange Face" Donald Trump, estas elecciones van hacer las mas importante de la historia de los Estados UNidos, El gordo con cara anaranjada no esta capacitado para ser presidente del pais mas poderoso del mundo, "todavia no puedo creer que sigue en la presidencia, es racista, narcisista, arrongante, autosuficiente, prepotente, intigador, mentiroso, la lista es interminable y todo es negativo, ya esta comentando que si pierde no va a garantizar una transicion de poder pacifica.
    No importa que sea Biden o cualquier otro nominado(por supuesto democrata) lo importante es sacar al idiota de Trump, porque 4 anos mas no solo va hacer un desastre para Estado Unidos sino para muchos paises(incluyendo Cuba).

  • Jose R Oro dijo:

    La agresion mediatica contra Cuba no para. Tiene varias formas, como todos conocemos. En este caso de las elecciones en los Estados Unidos, la idea distribuida para atacar a nuestro pais es desanimar diciendo que Trump va a ganar inevitablemente, lo cual es tan falso como un billete de 7 pesos, o que Biden va a ser igual o peor incluso que Trump, "porque es un hipocrita como Obama" dice dream y asi hablan otros mentirosos que lo que quieren es decirle a los cubanos que todo en el futuro es negativo. Son muy miserables los que de hecho desean que Cuiba lo pase mal y tratar de agobiar a los cubanos. Entre ellos se encuentran el ya mencionado dream, whitebat, alexander, supuestos "superrevolucionaros" como Alexander Delgado y otros. Todo ello es parte de la agresion mediatica y la vasta empresa de desonimos del pueblo, en medio de la Pandemia y las michas limitaciones que ocurren en Cuba y en el mundo. Mi mayor rechazo a todos ellos, sepan bien que son iguales que los que difaman de nuestros intelectuales, artistas y gobernantes. De gente asi de malvada, hace mas de 8 decadas durante la salvaje agresion fascista que fuera la Guerra Civil española, escribio el gran Miguel Hernandez:
    "¡Fuera de aquí, egoístas de retorcidas manos,
    dispuestos a negar la pureza en la nieve!
    Sois también invasores como los italianos,
    como la dinamita que sobre España llueve"

  • Jose R Oro dijo:

    Hablando no solo de los votantes de origen cubano, pero mas en general del estado de Florida como un todo, se esta produciendo una seria manipulacion de los resultados de las encuestas en Florida, tratando de mostrar que Trump esta empatado con Biden e inclusoi arriba. Desde el punto de vista tecnico si estas empatados en la realidad, pero siempre con Biden arriba, el amapte siempre lo produce el margen de error. Esta es la ultima encuenstacon fecha de ayer:
    El candidato demócrata Joe Biden le saca una ventaja de tres puntos al presidente Donald Trump en una nueva encuesta sobre intención de voto en Florida, y, entre los hispanos, la diferencia es de 56 % frente a 41 %, mayor que la de hace 15 días.
    La encuesta de St. Pete Polls para el medio Florida Politics, que tiene un margen de error de +/- 1,8 puntos, le da un 50 % de apoyo a Biden, un 47 % a Trump y menos de un 2 % a otros candidatos.
    Solo un 2 % de los 2,906 potenciales votantes en Florida entrevistados el 22 de septiembre no ha decidido a quién votar en las cruciales elecciones del 3 de noviembre.
    Significativamente, entre los independientes (los que no están inscritos como votantes del Partido Republicano o el Demócrata), el exvicepresidente Biden le saca una ventaja de siete puntos al presidente Trump.
    Uno de los cambios apreciados en esta encuesta es que por primera vez Biden es el candidato preferido entre los hombres, algo que antes era solo entre las mujeres.
    Cerca del 49 % de los hombres dice que votaría por el demócrata si las elecciones fuesen hoy, frente a un 47 % que elegiría a Trump.
    Se mantiene la tendencia
    Florida Politics señaló que no ha habido cambios respecto a otra encuesta realizada el 7 y el 8 de septiembre en el reparto de las intenciones de voto entre los dos candidatos principales si se tiene en cuenta la población en general, pero entre los hispanos ha crecido el apoyo a Biden, pues en la anterior era 54% frente a 42 %.
    Biden realizó la semana pasada su primera visita de campaña a Florida, donde participó en sendos actos en Tampa y Kissimee, cerca de Orlando, el primero con excombatientes y el segundo con hispanos y puertorriqueños en particular. Su compañera de fórmula, Kamala Harris, estuvo en Miami previamente en un acto con la comunidad afroamericana.
    Entre los blancos de Florida Trump es el que más apoyo tiene (55 %/41 %) y también lo es entre los asiáticos y los originarios de islas del Pacífico (51%/47%), pero entre los afroamericanos Biden cuenta con un 84 % de respaldo y el presidente solo del 10 %.
    Esta vez se les preguntó también a los encuestados si preferían que el nombramiento de quien cubrirá la plaza vacante dejada en la Corte Suprema de Estados Unidos por la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg se haga después de las elecciones o ahora como quiere Trump.
    El 47 % se inclinó por aplazarlo, un 45 % por proceder ya y un 7 % no tiene opinión al respecto.
    Por grupos de edad, el único en el que son más los que quieren que Trump siga en la Casa Blanca qe los que desean que se vaya es el 70 años o más (52 % frente a 45 % por Biden).
    La diferencia mayor a favor de Biden está entre los que tienen menos de 50 años. El 54 % lo apoya frente a un 42 % que lo hace por Trump.
    A pesar de todo ello, es muy importante la intensificacion del trabajo electoral de Biden en Florida y como dice Bernie Sanders, enfocarse mas en el programa social de gobierno y menos en debatir a Trump, de quien ya sabemos que es un canalla.

  • Abel González dijo:

    Agradezco a todos por sus comentarios de forma respetuosa, con la mayoría coincido, aunque con otros tengo puntos de vista diferentes. Aprecio las valoraciones del Profesor José R. Oro, por cierto, muy oportunas y valientes. En los últimos días existe una intención marcada por culpar al gobierno revolucionario cubano de no avanzar en las relaciones con la administración de Obama al final de su mandato, y le exigen al candidato demócrata Biden que sea más fuerte contra Cuba durante la campaña electoral. Pues bien, escribiré un nuevo artículo al respecto para someterlo con toda responsabilidad a la crítica y el debate. Muchas gracias a todos los foristas.

    • Jose R Oro dijo:

      Muchisimas gracias por su gentileza! Su articulo es excepcional y el que usted propone es muy importante. Hay que discutir mucho ese tema, de la mayor importancia! Feklicitacions de todo corazon por este excelente analisis!

Se han publicado 52 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Abel González Santamaría

Abel González Santamaría

Es abogado cubano, Doctor en Ciencias Políticas y Máster en Relaciones Internacionales. Investigador de las Relaciones Interamericanas y Seguridad Nacional.

Vea también