Imprimir
Inicio » Opinión, Entretenimiento  »

Telenovelas y series, mucha tela por donde pasar la tijera

| 10

El curso sobre Telenovelas se impartió en la sede de Casa de Las Américas. Foto: Paquita Armas.

Gracias a Víctor Fowler me enteré que, Organizado por el Consorcio de Estudios Avanzados en el Extranjero / Centro Divisional de Cuba de la Universidad de Brown (iniciativa que tiene su sede en la Casa de las Américas) con la dirección de Rainer G. Schultz, se ofrecería una clase sobre Telenovelas, en el contexto de cursos que le imparten a estudiantes extranjeros, especialmente de los Estados Unidos.

La protagonista del tema fue June Carolyn Erlick, directora de la revista The Harvard Review of Latin America, autora de varios libros entre los que se encuentra Telenovelas en el mundo latino. Se trata de un ameno volumen con seis capítulos: Descubriendo las telenovelas; Agentes de cambio: Más allá del melodrama; Más allá de Bety: Género y sexualidad; Amor gay, besos gays; “Negro, blanco y moreno: telenovelas y raza y Narconovelas: más allá de los noticieros. Le sigue un texto conclusivo que resume el bregar por un género que sigue estando en la preferencia de la mayoría de los televidentes.

Por supuesto, que El derecho de nacer, radionovela del santiaguero Félix B. Caignet, aparece en el libro como el ejemplo por excelencia del primer folletín que cautivó a los radioyentes y luego a los televidentes. La autora subraya que hoy la telenovela no tiene exactamente la misma estructura e iguales asuntos.

Para June, si la telenovela nació y se desarrolló en América Latina, zona donde de alguna manera reflejó el entramado social, hoy camina por Estados Unidos y fructificó en Corea del Sur y Turquía. Las telenovelas realizadas actualmente en esas dos últimas naciones han penetrado a públicos de diversas latitudes, y valdría la pena estudiarlas como un interesante fenómeno en el mundo audiovisual actual.

En opinión de June con Netflix, YouTube, Facebook y todas las redes sociales, la telenovela encuentra otras formas de difundirse y sus conflictos transitan de un país a otro.

Como una continuación lógica, por la importancia del tema, no me perdí en la Sala Caracol de la UNEAC, auspiciado por la Asociacion de Cine, Radio y Televisión, el Taller de teleseriados en TV (Las telenovelas y series dramatizadas).

Moderado por la realizadora Magda González Grau se debatió sobre tres asuntos:

  • ¿Qué telenovela hacemos? Relación con los públicos. Análisis de las audiencias y los productos que tenemos en pantalla,
  • Melodrama Vs. Reflejo de la realidad. (Los guiones de la telenovela cubana), con una introducción de Francisco López Sacha
  • y... ¿Cómo la hacemos? Diseños de producción.

Tanto en uno como en otro encuentro, se extrañó una mayor presencia de profesionales vinculados a ese espacio, que podían aportar sus experiencias y a la vez ¿por qué no? aprender.

Ilustrativa resultó la intervención de Sacha a la hora de armar un argumento. Para él uno de los defectos más comunes de las telenovelas es no contar con un argumento que indique de alguna forma, el principio y fin de la historia.

Ese es un asunto que en el audiovisual de hoy tiene varias aristas, porque si bien el folletín tradicional puede carecer de argumento, no es el caso de algunas series ni las telenovelas actuales. En su texto Telenovelas en el mundo latino, la investigadora y periodista norteamericana apunta varios ejemplos en los que los cambios de las últimas décadas han hecho que las historias de triángulos amorosos, muy comunes en los folletines, estén aderezadas por las transformaciones en los roles femeninos, las diversas opciones sexuales, incluso el narcotráfico. Avenida Brasil, un suceso en el país sureño, fue la muestra telenovelesca de la asunción de planos sociales superiores de estratos clasistas mejorados en su situación económica por los gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff.

No hay que ir a Brasil. La cara oculta de la luna, transmitida en Cuba, trató de la trasmisión del SIDA, incluso en una adolescente, con un derroche de polémicas que abarcó toda la sociedad. En la actualidad Entrega, con ese maestro que se sale del carril ortodoxo para impartir unas clases atractivas de Historia para los estudiantes, la venta de exámenes, existencia de funcionarios corruptos y otras subtramas desprendidas de la realidad, es una muestra que ese género no está casado necesariamente con lo banal.

Acerca de los diseños de producción hubo un rico intercambio entre Alfredo Calderón, director de la Casa Productora de Telenovelas y los asistentes al taller. Existen buenas noticias: Hay telenovelas listas para transmitir, teleteatros, cuentos y teleplay en plan con el presupuesto, y lo que creo que es una buena nueva; programas para adolescentes y niños.

Resultó interesante en los días de taller en la UNEAC, el respeto hacia el comportamiento de los públicos, según lo expuesto por especialistas del Centro de Investigaciones Sociales. Pero como dije recientemente: “Sé que el Centro de investigaciones sociales, del ICRT, CIS, tiene esa tarea. ¿Es suficiente? ¿Se sabe por edad, opción sexual, género, qué espera la población de las obras audiovisuales y radiofónicas que se realizan?”.

En el libro Revolución, socialismo, periodismo de Julio García Luis (lo debe leer cualquier persona que desee comunicarse) se razona: “Tener un sistema de retroalimentación de la población mucho más eficiente, rápido y completo. Sabemos muy poco, lo que tenemos hoy es realmente primitivo. Un sistema de comunicación no puede estar subordinado al mismo que puede ser criticado”.

Ese volumen se imprimió en el 2013 pero responde a una acuciosa investigación para el doctorado que realizo Julio durante varios lustros.

Si con todos los productos audiovisuales es necesario el estudio de los públicos, estos análisis resultan imprescindibles –aunque no se hagan con todos los recursos– en las telenovelas y los seriados. Es la única forma de no equivocar el tiro. Si con La otra cara de la luna subieron la cantidad de personas que se hicieron el estudio del VIH, con Entrega el maestro, el buen maestro, es objeto de admiración y reconocimiento por la mayoría de la población, es que en no pocas oportunidades, la ficción tiene más fuerza que un mensaje transmitido en otro género.

(Tomado del Portal de la Televisión Cubana)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Javier Acosta Sardina dijo:

    Creo verdaderamente en el impacto de las telenovelas tanto bien como para mal de tal modo que muchas personas se embarcan en una aventura migratoria persiguiendo ese archiconocido american dream pero se esparce y penetra de diversas maneras y la telenovela sirve en ocasiones como vehiculo valga hacer la salvedad de que me estoy refiriendo en este caso a las foraneas y las nacionales ser tambien cuidadosos con el reflejo neto de la realidad y los conflictos que podemos vivir los cubanos no se trata de edulcorar la realidad sino de analizarse cada escena porque creanme el impacto es profundo.

  • Leovanis correa dijo:

    El decursar de las telenovelas en Cuba ha tenido sus altas y bajas a nivel de realización y de aceptación por el público algunas muy populares e inolvidables como sol de batey, tierra brava y otras que no han corrido con la misma suerte, en donde está la magia y el nivel es con los tiempos que corren las palmas para entrega que siendo actual no cae en los cánones ( alejados de la tv cubana) seguidos por telenoveleros de paquetes hasiduos a series y telenovela turcas, colombianas o mexicanas ya en de primento. Aunque las telenovelas tienen un sentido el entretenimiento, se debe seguir pensando desde aquí y que somos y adonde vamos, para mí es el éxito de las telenovelas que hacemos para los cubanos de hoy.

  • María de los Angeles dijo:

    Saludos Paquita
    Es una pena que no se aprovechen más esos espacios de debate .Le pregunto si se tiene el dato, al menos por encuestas, de qué tiempo promedio ocupan las personas en el seguimiento de series y novelas. Supongo es alto,como alto por tanto es el nivel de influencia en la siquis de esas personas. Hay dos hitos en la TV cubana reciente: la telenovela Entrega y la serie de la lucha contra bandidos. Ambas han provocado un impacto fuerte en la población. La gente reflexiona en torno a sus mensajes.
    Hay que hacer más de eso, sobre todo en un país que se trabaja por construir otro tipo de sociedad. La competencia es desleal, por la cantidad de seriales y novela de otra factura que nos llegan y que dejan poco a poco y muy sutilmente juntos a sus “aparentes reflexiones morales” un mensaje de un estilo de vida donde el consumismo es la meta y donde para nada se exaltan las conquistas sociales de grupos vulnerables, tan solo las “conquistas individuales”.

  • Josè Garcìa Àlvarez dijo:

    Aunque se esta comentando de las telenovelas,quisiera aprovechar el espacio para referirme a la programaciòn de pelìculas por TV, y preguntar ¿ por què las pelìculas que se estan exibiendo son de habla Inglesa? .Hay obligatoriamente que esperar a los mièrcoles para poder ver una pelicula en Español, y se trasmiten tan tarde que el que trabaja no puede ni verlas.¿ Sera que con tan buenas pelìculas " de nuestra Amèrica en habla Ispana esten agotadas ya?. Este tema seria bueno que fuera abordado tambien ,por lo que le pedimos ha la compañera de este comentario nos hacercara a la realidad del asunto al que me refiero.

    • Leroy dijo:

      José García Álvarez será q le da pereza leer los subtítulos? Y es cierto q Nuestra América lo ponen tarde. Pero no creo que haya mucho cine en español que atrape tanto como para poner varios en la semana, si acaso de España. Lo digo para población en general, no cine de autor que es el que se hace normalmente en LA.
      En cuanto a la telenovela cubana sí creo que Entrega creó todo un revuelo, ha sido un fenómeno y eso me alegra. Pienso que la telenovela cubana se debe nutrir fuertemente de la realidad para que tenga éxito, o de época que he podido apreciar han gazado de popularidad. Santa María del Porvenir tuvo tremenda factura, Al compás del son también. Entrega yo lo clasificaría como serie con tintes y fórmulas de telenovela. Es curioso que se haya comentado poco este artículo...eso les da un indicador de lo que el tema interesa me atrevo a decir. Saludos.

  • carmen dijo:

    hola tambien coincido con las peliculas porque no hay peliculas en español si hay bastantes y buenas que se pueden dar por la television aproposito porque repiten tanto las peliculas por multivision los domingos si tenemos peliculas buenas que oferta y sbre toda cubanas asi como tambien las series que la televion explote mas ese recurso y sobre todo de nuestro pais con temas actulaes si hya excelnetes productores y actores

  • comercial dijo:

    Los turcos le han dado banco a los demas realizadores de telenovelas,(LAS MIL Y UNA NOCHE, CENET TODO VUELVE, EL SULTAN,OMERT SUEÑOS PERDIDOS, algunos ejemplos. Es hora que ya en cuba exista un canal o un espacio reservado dramatico premiun para proyectar estas novelas, SERIES tanto nacionales como extranjeras, sino tienes que cogerlas en el paquete , que ya es un estilo de vida del cubano debido a la excases de dramatizados y series por parte de la television cubana, EJ CUBAVISION QUE SU SLOGAN ES EL CANAL DE LA FAMILA CUBANA LO VA A PERDER LOS SABADOS EN LA NOCHE ES UN DIA PERDIDO EN LA TELEVISION , SOLO LA NOVELA Y DESPUES LA PELICULA Y SI ES EL DOMINGO MENOS TODAVIA. SI NO TIENES LA CARGA ESTAS EMBARCADO, SOLO EXEPCIONES LA SERIE TRAS LA HUELLA,PENSANDO EN 3 D , SOLO LA VERDAD, LUCHA VRS BANDIDOS, LA 7MA PUERTA Y POR SUPUESTO LAS NOVELAS EXTRANJERAS QUE SOLO EXIBIMOS BRASILEÑAS HASTA QUE BOLSONARO QUIERA, NO APROVECHAMOS LAS NOVELAS MEXICANAS , ESPAÑOLAS, TURKAS: EJ RUBI QUE ES MEXICANA, NO PONEMOS SERIES DE NARCOTRAFICANTES EN LA TELEVISION Y EN LA CARGA( PAQUETE) QUE ES GLOBAL EN CUBA ESTAN SON LAS QUE MAS TIENEN ACEPTACION EJ SEÑOR DE LOS CIELOS, EL CHAPO, EL CAPO Y ESO NO HAY QUIEN LO EVITE, NO PONEMOS PROGRAMAS DE PARTICIPACION QUE ESTIMULEN EL CONSUMO Y EL PAQUETE ESTA LLENO DE ESTAS EJ VOZ KID, LA VOZ Y OTRAS. CON EL ACCESO A INTERNET Y LAS REDES SOCIALES YA ES INEVITABLE QUE ESO SE CONSUMA, QUIEN TIENE QUE REGULARLO ES LA FAMILIA, OTRO ES EL ESTADO PERO CON OFERTAS MAS ATRACTIVAS DURADERAS: LA COLMENA TV, LUCHA VRS BANDIDOS , TRAS LA HUELLA, YA UNO NO EXISTE NI SE HABLA, PROGRAMAS COMO SABADAZO QUEDARON EN EL IMAGINARIO, EL BLOQUEO AFECTA PERO EL BLOQUEO CREATIVO E INNOVADOR AFECTA MAS. OTRO TEMA LA MALA CALIDAD DE LOS SERVICIOS QUE BRINDA LA TELEVISION DIGITAL EN CUANTO A LA ACTUALIZACION DE LOS MISMOS, ESA CARTELERA DIGITAL NUNCA ESTA ACTUALIZADA, SI TE LLEVAS POR ELLA NO VES NADA, TODO FUERA DE HORARIO, DESACTUALIZADA, NO SE QUIEN TENDRA QUE VER CON ESTO, PERO NO ES SOLO UNA PREOCUPACION MIA ES DE LA MAYORIA Y NADIE DA RESPUESTA.HAY QUE EXIBIR TODO PARA ENTONCES COMBATIR LO MALO , BANAL Y DEFENDER ESTIMULAR LO BUENO LO EDUCATIVO , LO PROFESIONAL SINO ESTAMOS NEGANDO LA DIALECTICA Y ESTAMOS FORMANDO CRISTALES QUE CUANDO SE ENFRENTAN A LA REALIDAD SE ROMPEN O SE EMPAÑAN.

  • R.Montané dijo:

    Sólo quiero señalar que encuentro en cada telenovela brasileña, en sus diálogos, un uso exquisito del idioma español en todos los sentidos. Los actores nuestros, no todos, pronuncian correctamente y la dicción en general, no es buena. En cuanto a las series y películas españolas son buenas, pero , por lo menos a mi, se me hace muy difícil entender lo que hablan. La telenovela Entrega me pareció muy buena, sobre todo porque se plantearon con mucha ética problemas de relaciones humanas complejos. No se si técnicamente será posible mejorar los subtítulos pues se hace muy difícil leerlos. He tenido la oportunidad de ver TV en otros países y no creo que podamos decir que la nuestra es mala, aunque se abusa un poco de programas de entrevistas que en ocasiones hay dos o tres rodando por diferentes canales al mismo tiempo.

  • nandor10 dijo:

    Las novelas cubanas quitando la del momento, todas estaban por el mismo camino, de reflejar la realidad y la parte fea....
    Muchos problemas, que son reales, pero que yo no quiero que me los muestren cuando a esa hora de la noche lo que deseo es relajarme.
    Ejemplo: si veo diariamente mala conducta en la calle,groserias, hijos mal educados, familias y vecinos fajados,delincuentes sin trabajar en el invento ect ect que necesidad tengo a las 9:00 pm sentarme a ver lo mismo que veo diario. Me gustaría ver temas de nuestra historia, no se más ficcion, algo que te relaje, por eso me gusta más las brasileñas, quizás ponen sus problemas y sus realidades, pero me distrae más, que ver lo malo de mi realidad.saludos

  • Yosmani Cabrera Madrigal dijo:

    Prefiero las novelas cubanas, muy actuales concretas, sin convertirse en culebrón como las brasileñas que las alargan cayendo en retóricas y estirándolas como un chicle que parece no reventarse jamás. Entrega, la telenovela cubana, una gran en ENTREGA.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también