Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump resucita el TIAR

| 9

Foto tomada de LR21.com.uy.

Desgastado el liderazgo por delegación del fantoche Juan Guaidó y agotada en la etapa la maquinaria del gol­pe de Estado contra el gobierno constitucional y legítimo de Nicolás Maduro, el pasado 11 de septiembre la administración Trump decidió iniciar una nueva fase de su política de cambio de régimen en Venezuela, y con apoyo de Brasil usó a Colombia para activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Viejo instrumento del panamericanismo de guerra de Washington, el objetivo inmediato del TIAR será multilateralizar las sanciones coercitivas contra Venezuela en los campos comercial y financiero −incluido un posible bloqueo naval que interrumpa las exportaciones petroleras responsables de 95 por ciento de los ingresos del país sudamericano−, y/o la ruptura de relaciones diplomáticas, consulares y económicas de varios gobiernos derechistas del área.

Junto con el TIAR (Río de Janeiro, 1947), la OEA, cuya carta fundacional surgió en el marco de la novena Conferencia Internacional Americana (Bogotá, 1948), fue uno de los mecanismos para la seguridad colectiva interhemisférica utilizados por la diplomacia estadunidense en su lucha contra el comunismo de Moscú durante la guerra fría, como se llamó la confrontación política, ideológica y militar entre el Este y Oeste en la inmediata posguerra, tras la derrota del nazifascismo.

Como aparato estratégico intercontinental, el TIAR −calificado como el primer pacto de la guerra fría−, fue instrumentado por Washington para que cumpliera un papel similar al de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa occidental. A partir de 1948, en particular luego de la llegada del general Dwight D. Eisenhower a la Casa Blanca en 1953, EU abandonó la idea de exportar su democracia mediante estrategias reformistas y optó por políticas conservadoras y punitivas hacia América Latina y los países periféricos del mundo libre.

El entonces secretario de Estado, John Foster Dulles, hizo de la seguridad militar y policial de corte contrainsurgente el primer punto de la agenda de Washington, y alentó el establecimiento de regímenes dictatoriales civiles y militares, procapitalistas y antizquierdistas en América Latina. En los hechos, el pacto de defensa mutua plasmado en el TIAR −la idea de uno para todos y todos para uno− significó la continentalización de un monroísmo de nuevo tipo que, según diferentes coyunturas y con sus respectivos puntos de continuidad y ruptura, ha sido sometido a constantes procesos de actualización y relaboración doctrinaria y estratégica por el Pentágono y el Departamento de Estado.

Ante la irrupción del socialismo en Cuba, la estrategia de John F. Kennedy consistió en alinear a los gobiernos autoritarios y dictatoriales de América Latina y el Caribe en su lucha contra el Castro-comunismo, combinando la zanahoria de la Alianza para el Progreso con el garrote de la fracasada aventura mercenaria de Bahía de Cochinos.

Luego, bajo las dictaduras militares de seguridad nacional, el neomonroísmo devino en lucha antisubversiva, y tras la autodisolución de la URSS en 1989, adaptó su ropaje a la guerra a las drogas (sustituto del fantasma comunista) y las guerras sucias y de baja intensidad (Granada, El Salvador, Nicaragua, Panamá), hasta la fase actual de guerra al terrorismo post-11 de septiembre de 2001.

Los 11 países que apoyaron ahora activar el TIAR −del total de 18 firmantes− fueron: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y República Dominicana. Cinco países se abstuvieron: Costa Rica, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay; Bahamas se ausentó. Cuba fue excluida del TIAR en 1962 y México se retiró del TIAR en 2002. Venezuela, que con Bolivia, Ecuador y Nicaragua abandonaron el tratado en 2012, estuvo representada por un enviado de la oposición política.

La representante mexicana ante la OEA, Luz Elena Baños, dijo que es inaceptable usar un mecanismo que contempla la fuerza militar y subrayó que si bien México no es parte del TIAR, sí está obligado a pronunciarse en contra del uso político que se pretende dar a lo que considera un delicado y controversial instrumento.

Categórico, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, rechazó la activación espuria e írrita del TIAR, y dijo que ese pacto es un instrumento de genuflexión por quienes quieren legalizar una intervención militar en la patria de Bolívar. El jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana calificó al TIAR de anacrónico y falaz, y aseveró que es un subterfugio diseñado por EU para garantizar sus propios intereses hegemónicos en la región.

Así, el 14 de septiembre llegó a Bogotá el nuevo embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, experimentado operador de golpes suaves y rupturas secesionistas. Los antecedentes de Goldberg en la ex Yugoslavia y Bolivia, aumentan el riesgo de una balcanización de la frontera colombo-venezolana. Su misión podría ser acelerar el papel de Colombia como cabeza de playa para una intervención militar y paramilitar en Venezuela −incluido el montaje de falsos positivos y/o una operación de bandera falsa en la frontera entre ambos países, que vincule a las FARC/ELN con el gobierno de Maduro−, ahora bajo la fachada legal del TIAR.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raydel dijo:

    Me llama la atencion como un país como Haití se presta a semejante montaje imperialista. Un país por el cual Venezuela a hecho tanto por su pueblo. Hoy estuve leyendo una noticia de Haití donde un diputado disparo a manifestantes de la oposicion sin que este fuera condenado. Espero que Venezuela vea cada gobierno que hoy esta en su contra se que los pueblos no tienen la culpa de las acciones de sus gobernantes pero quien le devuelve lo sufrido a ese pueblo venezolano por las acciones ilegales de varios gobiernos. Soy del criterio que en este caso ellos apliquen el ojo por ojo.

  • R PONS dijo:

    BD: YA TRUMP Y SU PANDILLA DE MENTIROSOS NO SABEN QUE INVENTAR LO UNICO QUE LE QUEDA PARA INTENTAR DERROTAR A MADURO Y HACERCE DEL PETROLEO Y OTROS RECURSOS DE VENEZUELA ES UNA AGRESION ARMADA CON EL APOYO DE COLOMBIA Y BRASIL POR ESO SE PREPARA CON LOS NARCOPARAMILITARES RASTROJO, ALGUNOS APATRIDAS Y MERCENARIOS VENEZOLANOS QUE SERAN UTILIZADOS COMO CARNE DE CAÑON Y QUE PIENSAN QUE SERA “FACIL” COMO LE MANIFESTARON A LOS AGRESORES EN GIRON, PERO TODO EL EJERCITO BOLIVARIANO ESTA PREPARADO Y EN ESPERA DE ESTA AGRESION, QUE PESE A LAS BAJAS GANARAN TAMBIEN ESTA BATALLA … GRACIAS

  • Adelante dijo:

    Es difícil una intervención militar, no es descartable pero hay razones para pensar lo contrario.
    1/ Venezuela tiene una alianza muy poderosa con armamento y presencia rusa en Caracas hoy viaja maduro ha Rusia fortalecer está alianza.
    2/ los s 400 tiene Caracas da fortaleza su defensa, más que los militares apoyan a maduro.
    3/ Ni a Colombia ni a Trump les conviene una confrontación militar a gran escala, recordar Colombia es el mayor productor de cocaína a nivel mundial y EEUU su mayor comprador y consumidor, ahí están las bases militares gringas para proteger el narcotráfico, de lo contrario si quieren lo acaban en 24 horas, es un negocio grande entre ambos gobiernos.
    Ni a los países fronterizos les conviene una intervención militar en Venezuela que ya está armada y cohesionado su ejército y pueblo con maduro, ellos lo saben.
    Ahora Colombia enfrenta una nueva crisis que es el rearme de sus guerrillas traicionada por el Uribismo,
    Mayor protector de los paramilitares y tráfico de drogas de América latina allí todos están embarrados hasta el cuello. Su poder radica en una prensa y medios de información capaces de crear falsos positivos lo cree su propio pueblo.
    El pase de cuenta a líderes sociales a llegado a un momento de tal masacre que suman cientos de Miles este año.
    Y por último, naciones unidas no condena al mayor productor de drogas a nivel mundial, ni menos a los EU su mayor traficador y consumidor a nivel mundial.
    Ni menos por los asesinatos de líderes sociales violando elementales derechos humanos.
    Vamos a ver si ahora en naciones unidas sale alguna declaración de condena hacia las graves violaciones de Colombia.
    Esperando.

    • Radical dijo:

      Con su comentario es más q suficiente para entender esa gran realidad q muchos no acaban de ver.
      Saludos,

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    El TIAR ha sido invocado en una veintena de ocasiones, nunca contra el principal agresor de mundo, los Estados Unidos, en sus ataques contra Cuba, Republica Dominicana (1965), Panamá (1989). Cuando Argentina llamo a poner en efecto el TIAR durante la guerra de las Malvinas, no se aceptó, por ser Argentina “la parte agresora”. En cambio los Estados Unidos apoyaron a la parte británica, muchos entendidos consideran que de manera decisiva, con el uso de satélites, telecomunicaciones, logística, el suministro de avanzadísimos misiles aire – aire, etc.
    El TIAR fue creado para enfrentar a la Unión Soviética y al campo socialista, y para agredir a cualquier país de la región donde se desarrollara un movimiento progresista.
    Al parecer el nuevo avatar de la continua agresión con la Venezuela Bolivariana, consistiría al decir del ilegitimo Tarre Briceño, de los siguientes pasos:
    • Tratar de imponer un negociación cuyos términos pre-determinados serian la caída del gobierno Bolivariano, por lo tanto inaceptable por completo
    • Seguida pos la ruptura de relaciones diplomáticas o consulares de los miembros del TIAR con Venezuela, la suspensión de relaciones o intercambios económicos, de transporte terrestre, radioelectrónicas, aéreas, marítimas
    • Y finalmente “acciones coercitivas de tipo militar”, estas son las propias palabras usadas por el canalla de Tarre Briceño, es decir la invasión militar del país que lo vio nacer.
    Los Estados Unidos están fuertemente comprometidos con esta forma de actuar que fuera preparada por John Bolton y su equipo de agresión contra Venezuela, antes de ser humillantemente “tronado” por su jefe Donald Trump. Por ello enviaron a esta reunión “al margen” del 74to periodo de sesiones de la Asamblea General a un equipo de altos funcionarios, descritos por la siguiente nota del departamento de Estado de los Estados Unidos:
    "El Secretario de Estado Adjunto John J. Sullivan dirigirá a la delegación de los Estados Unidos a la 30a Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, que sirve como órgano de consulta en aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (también conocido como el Tratado de Río) el 23 de septiembre en Nueva York, Nueva York. Esta reunión, al margen del 74o período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, debatirá los próximos pasos regionales sobre el empeoramiento de la crisis en Venezuela, que sigue representando una clara amenaza para la paz y la seguridad en el hemisferio occidental. La OEA convocó por última vez al grupo del Tratado de Río para discutir la acción colectiva tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.
    La delegación de los Estados Unidos también incluye al Representante Especial para Venezuela Elliott Abrams, Representante Permanente de los Estados Unidos ante el Embajador de la OEA Carlos Trujillo, Subsecretario Adjunto De Estado Para Asuntos del Hemisferio Occidental Julie Chung, y Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental Carrie Filipetti"
    Venezuela y su pueblo derrotarán esta nueva y gravísima forma de agresión que pretende Donald Trump y sus servidores de la Colombia de Duque y el Brasil de Bolsonaro, sin omitir ni por un instante a su creación que es el fantoche de Guaidó.
    Hay que denunciar de la forma más clara y directa esta nueva maniobra de flagrante e ilícita agresión contra un país hermano y contra todo el movimiento progresista latinoamericano.
    El TIAR, junto a la OEA, ya está en el basurero de la historia y se quedará en ese lugar, solo recordados por sus crímenes y genuflexión ante sus amos.

    • Radical dijo:

      Saludos, Oro. Siempre me ha encantado leerle por la amplitud informativa q nos brinda y ud. es como el corrector automático de Cubadebate ante las dudas q se perciben. Aprecio cada intervención suya como la más estelar, no obstante me parece brillante la observación del usuario "Adelante". Si pudiera agregar ampliar algo sobre sus puntos de vista sería genial. El refiere varios asuntos q estoy seguro resultan del interés de muchos.

  • Maritza dijo:

    Ya no tienen q inventar, no uieren admitir su fracaso ni la fuerza de la unidad cívico militar en Venezuela, menos del liderazgo de su LEGITIMO presidente por más q les duela. Desprestigio q comparten los q se suman a su politica golpista

    • Jose R. Oro dijo:

      De acuerdo con usted, estimada Maritza, es una acto de desesperacion, y que hay que denunciar de la forma mas vertical.

  • Jose R. Oro dijo:

    Me gusta mucho el artículo del destacado periodista Carlos Fazio. Creo que es materia de obligatoria lectura para todos quienes estén interesados en saber las nuevas agresiones que se planean contra la hermana Venezuela.
    El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), es un pacto supuestamente dirigido a la defensa mutua contra agresores extra – hemisféricos firmado el 2 de septiembre de 1947 en Río de Janeiro. El área geográfica de acción del tratado comprende a América y 300 millas a partir de la costa, incluyendo la región entre Alaska y Groenlandia, en el norte, y en la zona ártica hasta las islas Aleutianas, en el sur las regiones antárticas, incluye toda la región Caribe, hasta Trinidad – Tobago al este.
    Es muy importante ver la fecha en que el TIAR fue firmado. El 5 de marzo de 1946 en Fulton (Missouri) el ex primer ministro británico Winston S Churchill había expresado en un discurso ante estudiantes y profesores del Westminster College i decenas de periodistas:
    “Desde Stettin, en el Báltico, a Trieste, en el Adriático, ha caído sobre el continente un telón de acero. Tras él se encuentran todas las capitales de los antiguos Estados de Europa central y oriental (...), todas estas famosas ciudades y sus poblaciones y los países en torno a ellas se encuentran en lo que debo llamar la esfera soviética, y todos están sometidos, de una manera u otra, no sólo a la influencia soviética, sino a una altísima y, en muchos casos, creciente medida de control por parte de Moscú (...) Por cuanto he visto de nuestros amigos los rusos durante la guerra, estoy convencido de que nada admiran más que la fuerza y nada respetan menos que la debilidad (...) Es preciso que los pueblos de lengua inglesa se unan con urgencia para impedir a los rusos toda tentativa de codicia o aventura”
    Esa es la fecha que se reconoce como el inicio de la Guerra Fría. Este discurso fue el clarín llamando a una nueva cruzada contra el antiimperialismo en el mundo y en especial contra la Unión Soviética, país que acababa de sacrificar decenas de millones de sus hijos en derrotar al bloque fascista (también llamado el Eje) en una lucha de escala y sacrificios desconocidos en la historia. Las tropas soviéticas derrotaron a las tropas alemanas nazis y a sus servidores, rumanos, finlandesas, húngaros, eslovacos, la división “Azul” falangista, formaciones de fascistas noruegos, holandeses, belgas, franceses, croatas, bosnios y portugueses. En los días finales de la guerra, junto a los combatientes de la Republica Popular de Mongolia aplastaron a la principal formación de las tropas terrestres japonesas, el Ejército de Kwantung y sus títeres del Manchukuo.
    Como se observa, Canadá, Guyana, Suriname, Guayana Francesa y las Antillas anglófonas (con la excepción de Trinidad – Tobago y Bahamas), holandesas o francesas nunca fueron miembros de esta organización. Países como Mexico (2002), y una década después Bolivia, Cuba (se retiró formalmente después de haber sido separada en 1962), Ecuador, Nicaragua y Venezuela, se retiraron del TIAR.
    Por ello fue no tan sorpresivo como irresponsable ver que Venezuela se había reincorporado al TIAR, el colmo de la farsa, fue el “gobierno” ilícito y anti - venezolano de Guaidó quien presento la re-incorporación de Venezuela a quien no representa de ninguna forma, con el objeto de ¡Invadir a Venezuela! Para ello, el 6 de agosto, el “imaginario” embajador de Guaidó ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño, depositó los instrumentos de ratificación del TIAR en la sede del Ministerio de Colonias de los Estados Unidos, para de la forma más ilegal tratar de revertir la renuncia a esa organización anunciada 2012 por presidente legitimo Hugo Chávez Frías.
    (Continuará)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos Fazio

Carlos Fazio

Periodista uruguayo radicado en México. Pertenece a la redacción del diario La Jornada y colabora con el semanario Brecha, de Uruguay.

Vea también