Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Símbolos patrios, memoria y tradición ética

| 40

bandera-cubana1En el carapacho de una tortuga, el triángulo rojo y la estrella solitaria. El quelonio, en su lento avance, deja un rastro de franjas azules y blancas. La imagen difundida en la blogosfera ilustró un comentario sobre alcances y retardos en cierta zona de la economía nacional. Se puede estar o no de acuerdo con el contenido de la polémica nota, pero la grotesca manipulación de uno de nuestros símbolos patrios no debe ser pasada por alto.

El uso y abuso de estos atributos ha sido un tema recurrente en los últimos tiempos. Existe un marco legal que define las características, la naturaleza y las normas para su utilización. En 1983 la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley no. 42 y luego en 1988 el Consejo de Ministros estableció el reglamento mediante el decreto no. 143. También sabemos que se dan pasos muy firmes para la actualización de la legislación vigente.

Vivimos, lamentablemente, momentos en que desde los centros hegemónicos del poder y con una irradiación a escala global se han trivializado los símbolos. Hay que ver una parada festiva en cualquier ciudad estadounidense y observar una lluvia de confetis con los colores de la bandera norteamericana y personas disfrazadas de Tío Sam montadas en zancos. Hay que ver caricaturas e imágenes distorsionadas de los padres fundadores de la nación.

En varios países de la región y en los propios Estados Unidos se han alzado voces contra el irrespeto a los símbolos patrios; dígase la proliferación indiscriminada en artículos de vestir y utensilios, y hasta su reproducción en prendas para animales domésticos.

Antes de fin de año, en una comparecencia televisada, Eusebio Leal alertó: «Existe una vulgarización de los símbolos nacionales a propósito con una idea absolutamente comercial por parte de personas que tergiversan un poco la necesidad y convierten en comercio lo que no es comerciable. (…) Imitando las malas costumbres de un comercio brutal que entra en el país no solo desde los Estados Unidos, sino desde cualquier otro lugar, traen de allí múltiples cosas que son de una vulgaridad extraordinaria y creo que no se puede responder a la vulgaridad con otra».

Por otra parte, el intelectual Fernando Martínez Heredia ha recordado cómo «gana cada vez más terreno a escala mundial la homogeneización de opiniones, valoraciones, creencias firmes, modas, representaciones y valores que son inducidos por el sistema imperialista mediante su colosal aparato cultural-ideológico. Una de sus líneas generales más importantes es lograr que disminuyan en la población de la mayoría del planeta —la que fue colonizada— la identidad, el nacionalismo, el patriotismo y sus relaciones con las resistencias y las revoluciones de liberación, avances formidables que se establecieron y fueron tan grandes durante el siglo XX. La neutralización y el desmontaje de los símbolos ligados a esos avances es, por tanto, una de sus tareas principales».

Nuestra relación con los símbolos patrios debe ser entendida, sin embargo, más allá de toda consideración formal. Cada uno de ellos representa un vínculo muy profundo con la memoria histórica y la tradición ética de la nación.

La manera en que los asumimos tiene mucho que ver con la conciencia cívica en que nos hemos educado. En tal sentido, vale tomar en cuenta el análisis formulado por Abel Prieto cuando llamó a discernir entre las «fuerzas, corrientes, tendencias que provienen de la cubanía, y se orientan en favor de la defensa de nuestro perfil nacional, de su completamiento y profundización» y otras «por fortuna minoritarias, que se nutren de una cubanidad castrada, parten de aceptar lo más superficial y externo de la cultura cubana para subordinarse en lo esencial y convertirse, de manera más o menos consciente, en cómplices de la desnacionalización de Cuba».

La bandera, por ejemplo, es mucho más que un objeto material. Lo que le confiere máximo valor transita por las vidas que se han entregado por ella, la épica que se ha consustanciado en su representación. Es un enunciado de la Patria; respetarla constituye un acto de confirmación ciudadana.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • mabuya dijo:

    Cito a Ravsberg:
    “Mi respuesta fue que cambiaría esa imagen si con eso ofendía aunque sea a una parte de los cubanos. Evidentemente, cuando se habla de forma respetuosa podemos comprendernos mucho mejor”

    A mí tampoco me gustó la tortuga, pero lo más importante no es la imagen, es el texto.
    En ese artículo se habla del lento proceso de crecimiento del trabajo por cuenta propia, de los retos en la actualización del modelo, de cosas que ralentizan, detienen, aminoran el ritmo de nuestro desarrollo, ponen en cámara lenta nuestro proyecto de vida.

    No solo dibujando una tortuga se ofende a la bandera. También la burocracia en una institución oficial, con la bandera cubana al fondo, es un insulto a la bandera cubana.
    Pero nadie les arranca la bandera o les prohíbe usarla.

    La persistencia de secretismos o falta de ejemplaridad en organizaciones o entidades con la bandera en sus emblemas, es un insulto a los símbolos patrios.

    La circulación de dinero en el mercado negro, los revendedores que se enriquecen, el salario que no alcanza como bien reconoció Raúl, en billetes y monedas que tienen el escudo o la bandera, es un insulto a los símbolos patrios.
    A la Cuba que soñaron Fidel y Martí. A la Cuba del hombre nuevo que quería el Ché.

    El maltrato en servicios públicos, sean gastronómicos o de cualquier otro tipo, en entidades que al final ponen “… de Cuba” o “… de la República” es un insulto a los símbolos patrios. No será al dibujo, a la imagen, pero sí a lo que significan.

    Entonces, todos aquellos que nos hayamos molestado con la tortuga, ya el blog de ese hombr la quitó. Quitemos nosotros la razón para el contenido del artículo.
    Entonces seremos más patriotas, más revolucionarios y honraremos a la bandera mejor.

    He sido respetuoso y cumplido con las reglas de publicación, espero me publiquen.

    • cas dijo:

      Mabuya no comparto su opinion, no mezcle los simbolos patrios con los problemas subjetivos que complican la situacion economica y social del pais, son dos cosas totalmente diferentes, le recomiendo vuelva a leer con detenimiento el articulo de De la Hoz y no se deje llevar por el Sr.Ravsberg, saludos cas.

      • Negrin dijo:

        El irrespeto a nuestros cubanos compatriotas es una forma de irrespetar la bandera patria.

    • Samira dijo:

      Mabuya:

      El Sr. F. Ravsberg no necesita abogados defensores, más bien necesita alguien que le cuente mejor la historia de Cuba, y quizá otro alguien que le ayude a moderar su ego.

      • Morera dijo:

        Coincido con Samira, el Sr Ravsberg ha vivido en Cuba pretendiendo ser un supercubanologo,conocedor de la mas suprema de las verdades sobre Cuba, dando a diestras y siniestras lecciones a los cubanos sobre su propio país, aprovechando las evidentes ventajas de las que hace mucho gozan los no nativos dentro de Cuba. Esta claro que debería moderar su ego y nunca olvidar que en Cuba siempre podrá sentirse como en su casa pero que no olvide que es solo un invitado y eso te impone ciertos limites. Parece que muchos le hacen la pelota y se lo ha creído ( en Cuba),tambien parece que en otras latitudes lo han puesto en su sitio.

    • ariandcuba dijo:

      Realmente iba a escribir algo semejante a lo por usted expuesto. Lamentablemente muchos se van por la tangente y se ocultan tras la bandera y otros símbolos, tal vez para esconder ciertas carencias y justificar ciertos abusos. Yo me siento defensor de mis símbolos patrios, pero no creo que realmente sea mayor ofensa una bandera en un pullover o gorra, o tal vez, incluso en la jicotea de Ravsberg, que la ofrenta de muchos de los encargados por el estado cubano para servir al pueblo, fallando en sus obligaciones, y excediendose en sus funciones. Ojalá Cubadebate no se escude tras la bandera y publique este comentario.

    • DE CUBA CON ♥ dijo:

      100% CON SU COMENTARIO.

      Aqui cada cual entiende como puede y su comentario está clarísimo y en su lugar.

      Nadie se había percatado? Pues claro que no ya que no se ha hecho un reportaje sobre el tema.

      Si se va a defender simbolos e historia que empiecen por las TRD……

  • el jose dijo:

    Siento igual que usted de alguna manera la ofensa…vi la imagen en las redes sociales…creo también que debe actualizarse como bien dice las leyes al respecto y critico el exagerado discurso que hay últimamente al respecto, de inteligentes e ignorantes…acá van algunos elementos a considerar dicho por alguien del pueblo!!!

    Esa representación, aluda a lo que cualquiera considere, no es una bandera…lo digo remitiéndome al famoso cuadro,Ceci n’est pas une pipe, en español, Esto no es una Pipa de René Magritte.

    Las propias características que fija la ley, hace que cualquier otra cosa diferente, por el rasgo que sea, no sea entonces catalogado como bandera…entonces de alguna manera, una representación de una bandera en un “delantal” NO es ni puede ser una BANDERA…sino solo eso, una representación de la misma.

    A usted y a mi nos dolió orque lo vimos y por un proceso de semiosis, asociación reconocimos algo propio…pero un aborigen del Amazonas entendería? Sï, que es una tortuga con colores…Saludos!!!

    • senelio ceballos dijo:

      el jose!!…ESTOY con Ud…Me borraron mi primer comentario……Estoy con Ud que una cosa es la bandera y otra cosa …REPRESENTACION DE LA MISMA…..En zapatos deportivos, en camisetaa, gorras etc…Muchos comentaristas aqui mezclan…..las DOS categorias philosoficas…..Por ejemplo…UNA COSA ES HABLAR CONTRA EL GOBIERNO y otra cosa en hablar contra a patria…PATRIA-GOBIERNO…son dos categorias filosoficas diferentes…..Otro Ejemplo….Ud puede ser tecnico en mil cosas, ingeniero, especialista….y NO TENER EDUCACION….mi abuelito EPD….Nunca fue una escuela y tenia mas EDUCACION que muchos de mis tecnicos…..Debemos comprender estimado PEDRO…..Una cosa es una bandera y otra cosa…es representacion, imagen, simbolo de cubania….CARAY!!!

      • DE CUBA CON ♥ dijo:

        Aqui cada cual entiende como puede y su comentario está clarísimo y en su lugar.

        Nadie se había percatado? Pues claro que no ya que no se ha hecho un reportaje sobre el tema.

        Si se va a defender simbolos e historia que empiecen por las TRD……

  • vazquez dijo:

    coincido con lo expresado en el comentario, pero cuando le vamos a poner el cascabel al gato, cuando sea demasiado tarde, los medios de comunicacion y en su conjunto toda la sociedad debemos jugar nuestro papel, los simbolos no son adornos, representan lo mas sagrado de una nacion, su mala utilizacion menosprecia su valor, en ocasiones instituciones del estado violan lo establecido en su uso.

  • eeperanzae dijo:

    Estoy de acuerdo con usted, ayer estaba viendo el programa de Raquel Mayedo, que hablaba de moda, muy bonitas sobre todo las guayaberas de mujeres que no se ven y son tan elegante a mi me encantan, pero que tristeza ver una guayabera que le hicieron a Issac Delgado con la bandera en la espalda ,ya la guayabera era Cuba, la bandera no es una prenda de vestir es un simbolo patrio no hay respeto

  • Amador dijo:

    Cuando asocian nuestra bandera (a partir de la forma de nuestra isla) con un caimán, no es también una falta de respeto? O cuando las muchachas que recibieron al buque americano lo hicieron vistiendo bikinis con las bandera, no es una falta de respeto? Creo que si vamos a condenar, hay que hacerlo paraje, solo eso, si vamos a condenar eso. Para mi, que soy joven y emigrante (y desde mucho antes de ser emigrante) empecé a ver los símbolos patrios más como muros que nos separan o cadenas que nos atan que como representaciones de una idiosincrasia o de orígenes comunes.

    • Sahira dijo:

      Sr. Amador,
      Tal vez como usted está fuera no supo cuanto fue criticado lo de los bikinis con la bandera, ni está al tanto de cuanto se está haciendo para preservar el uso de los símbolos patrios acorde con las leyes y también con los nuevos tiempos.
      No es fácil para algunos pero abogamos por el respeto mínimo indispensable y porque se honre no solo de palabra ni portándola de alguna forma, sino defendiéndola con el corazón.

  • José Mastrapa dijo:

    Estimado periodista Pedro de la Hoz:
    Este tema se ha venido tratando recientemente con mucha razón por aquellos que como usted tiene una función social muy importante que es la de un periodista en revolución. La Bandera de la Estrella Solitaria, el Escudo de la Palma Real y el Himno de Bayamo son objetos de una desmedida comercialización. En cualquier objeto aparece la Bandera y hasta en números musicales aparece las notas del Himno. Recientemente pude ver por primera vez en mi vida una bandera de tela blanca con el Escudo y hasta me pregunté si eso era correcto. Es tal el respeto que se debe tener por tales símbolos. Como cubano educado en sólido patriotismo tengo especial respeto por los símbolos patrios y sufro verlos donde no deben estar o usarse. Bandera de combate que cubrió y cubre los cuerpos de insignes patriotas, Himno de combate que recuerda la carga al machete mambisa y la Marsellesa y el Escudo con o sobre el que vuelven los héroes. Sangre e historia, glorias, héroes, sentimientos y ahora visutería para obtener ingresos. Creo que estamos lejos de arreglar eso a pesar de nuestras leyes. Es más un problema de conciencia y educación. Nosotros los masones cubanos tenemos mucho respeto por los símbolos. Sus creadores fueron miembros de una de las masonerías más patriotas de la humanidad: Narciso, Teurbe y Perucho pertenecieron a la fraternidad y la Bandera es un símbolo masónico al ser ideada y diseñada por principios y preceptos de nuestra institución con altos significados entre los que se destaca la Libertad. Por ella lucharon miles de sus miembros: Céspedes, Maceo, Agramonte, Gómez, Martí, Vicente, Calixto, Juan Gualberto y muchos más…

  • Frank Pupo dijo:

    Hola Pedro:
    Y que paso con los responsables, de vestir de trusas con la bandera cubana cuando arribo el crucero Adonia?
    Y los responsables de Artex de vender delantales con la ensenna patria?

  • el socialismo real dijo:

    Cuando la pasividad va ganando terreno en el trabajo político e ideológico y cultural allí entre la masa, cuando esa labor es relegada a un segundo plano por la necesidad de buscar fuentes económicas para atraer divisas al país, cuando la vulgaridad y la chusmería se convierte en el día a día de las relaciones interpersonales y el devenir colectivo de la sociedad, cuando su voz y su acción nó llega allí donde más se necesita, otras voces sacarán beneficio de la ignorancia y será esa propia ignorancia la que poco a poco fomentará el cimiento que condicionará el derrumbe del sistema.

  • vircolin dijo:

    Respecto al uso de la bandera nacional yo tengo muchas dudas, hasta hace poco se respetaba de forma rígida el uso de la bandera, recuerdo que en cualquier estadio de pelota a las 6 pm se detenía el juego, se arriaba la bandera y después continuaba el juego. Hoy veo con admiración que se pasa por alto este solemne momento pero se puede ver en todos los estadios del país en horas de la noche ondear la bandera cubana como si fueran las 12 del día. Punto y aparte merece el uso en prendas de vestir, los deportistas en los últimos tiempos utilizan pulovers que son en su totalidad una bandera cubana. No creo que por que se utilice la bandera de esta forma desproporcionada se vaya a ser más patriota, creo que por el contrario somos más patriotas cuando más respetemos y veneremos s nuestra bandera, fundamentalmente dándole el uso que la Ley estipula.

    • José González dijo:

      Y también revolucionariamente ACTUALIZAR LA LEY para los nuevos tiempos incluido su uso en medios digitales, en desfiles con banderitas de papel, en ventas turísticas, en la creación de diseños artísticos que no son realmente la bandera pero que difunden patriotismo…y en el mercado de venta de banderas que no pueden ser taaan caraaaas pues los precios inasequibles a la población para poder comprar una bandera cubana y colgarla desde su balcón en una fecha patria inhiben el uso de banderas mientras se extienden alegremente sus interpretaciones artísticas.

  • r@f@el echevarria dijo:

    ¡y más de los mismo! una pregunta que voy a hacer, yo como ciudadano cubano y que vivo aqui si deseo tener una enseñaa nacional para, los dias festivos – patrios, enarbolarla con orgullo desde el bancón de mi casa como simbolo de cubanía, de patriotismo, de amor e identificación por mi país ¿donde puedo adquirir una? y si no es posible ¿por qué? me parece artículos como estos estan más que reproducidos y en resumen no se llega a nada, en mi opinión se está tomando una forma de pensar bastante cerrada para no decir ultra concervadora, pienso que la constitución se ha de cambiar por lo antes expuesto por mi por que la verdad que esto es el cuento de la buena pipa.

    • Albert dijo:

      Yo quiero una también.

  • laly dijo:

    Compañero Pedro de la Hoz, como bien Ud, dice hace tiempo que estamos hablando de los símbolos patria y yo digo también nos estamos desgastando pidiendo a grito que se respeten nuestros símbolos patrios y Ud, hace referencia a la Ley 42 del año 83 y al decreto no. 143 del año 88 y ahora le pregunto para que se hace los decretos y las leyes, si al final hay personas que no respetan estos decretos o leyes y los encargados de que se cumplan tampoco hacen nada, hay que aplicarlos con todo rigor en quien no cumplan lo estipulado en la legislaciones vigentes, esto no solo esta pasando con los símbolos patrios, aun sufrimos de muchas indisciplinas que también están legisladas, para poner un ejemplo vemos a menudos bicicletas, motos , carros, etc multados por infracciones de indisciplinas en las vía, porque no se hace también con quien usan nuestros símbolos en lugares no apropiados, porque ya esta las carretillas que venden productos en len la calle las trae junta con otras banderas, con los escándalos públicos, peleas de perro en plena calle, música que te deja sordo, miles de indisciplinas que cometemos a diario y lo mas triste de todo es que todo esta escrito pero nada de aplica

  • Jolubaro dijo:

    Quisera ver este mismo ímpetu en defensa de nuestra bandera cuando al finalizar un desfile las pequeñas banderas de papel son pisoteadas. ¿Acaso es que solo nosotros los “revolucionarios” tenemos derecho a irrespetarla? Las notas del himno nacional fue introducido en la canción de Alexander Abreu; el diseño de la bandera cubana la usan los artistas en sus obras y es algo que todos toleran y hasta ven bien. Ahora este periodista hace este dibujo usando el DI SE ÑO de la bandera encima de una tortuga, que bien pudo haber sido hecha por un artista, para criticar la lentitud que tenemos y le caen arriba. ¿Y si hubiera hecho un dibujo de un caballo con la bandera pintada en el lomo elogiando la rapidez de los cambios? ¿Lo habrian criticado? Estoy segurísimo que no, porque lo que realmente molesta es el contenido del artículo. Además, él no usó una bandera y la puso encima de una tortuga, usó el DI SE ÑO de la bandera cubana que no es igual ¿Por qué no ponen aquí el artículo en cuestión para que las personas puedan ver de qué se está hablando?

    • ELP dijo:

      Jolubaro, coincido con ud, los campeones en el irrespeto a la bandera somos los propios cubanos, dejarla al sol, agua y sereno por varios dias, no arriarla como siempre se hizo a las 6 PM en cualquier institución pública son cosas cotidianas y nadie hace nada al respecto. Realmente parece que el contenido del artículo de Ravsberg le picó a algun burócrata acomodado de los que tanto abundan y el resultado es una serie de virulentos ataques contra Él.

  • Alfredo dijo:

    Soy un revolucionario cubano que está plenamente de acuerdo con este artículo tan serio.
    No puede negarse que estamos a la defensiva en esto.
    Es inconcebible que prácticamente se vean en la vía pública más banderas del Real Madrid, Barcelona, Bayern Munich y de muchos países, que la cubana.
    Nuestra bandera se vende, en divisas y bastante cara, en tiendas de turismo. Los organismos y entidades también deben comprarla en divisas, y bien caras también, a la empresa que las confecciona.
    La población no puede adquirirla en moneda nacional para ponerla en días señalados en las fachadas de las viviendas o portarla en actos públicos.
    Las que se ven en las actividades son de los organismos o de personas que han logrado obtenerlas por vías no oficiales y muchas se ve que están deterioradas.
    Qué bonito sería ver muchas banderas en nuestras viviendas los días patrios! Parece que por ahora es imposible.
    Coincido con la opinión de que es de muy mal gusto y una falta de respeto vestir a bailarinas con reducidos bikinis con nuestra bandera. Eso puede haberlo ideado una persona con mente de colonizado o de anexionista. Otra cosa no se puede pensar.
    Quién respondió por eso?
    Hay que revertir esta situación lo más rápido posible.

  • joe dijo:

    Estimado periodista,

    En mi humilde opinión, su artículo está más que correcto y coincido con lo que Ud. plantea.
    Ahora bien, si Ud. se detuvo a leer los comentarios, observará que más del 80 % añade otros malos y penosos usos de los símbolos patrios que creo que Ud. debió mencionar también.
    Y aunque su artículo no trata de el tema del avance del trabajo por cuenta propia no es menos cierto que el contenido necesita una respuesta. (fábula del mensajero…)
    Saludos

  • medardo m rivero p dijo:

    EN VARIAS OCASIONES Y SIN ANIMO DE PARECER TEDIOSO, HE TENIDO LA OPORTUNIDAD DE EXPONER MIS IDEAS AL RESPECTO Y CREO, DESPUES DE LEER ESGTE MAGNIFICO ARTICULO DE ALERTTAS QUE NOS HACE EL AUTOR, QUE LAS PALABRAS ENUNCIADAS POR EL DOCTOR EUSEBIO LEAL Y EL LEAL COMPAÑERO EN LA REVOLUCION Y SU CUBANIA, EL COMPAÑERO ABEL.
    ES CIERTO, NO PORQUE LO HAYAN DICHO ELLOS, PUES YA SE DICHO ANTES POR MARTI Y MACEO, LO QUE HABIA QUE HACER Y POWENSAR CON RESPETO A LA CUBANIA, LA ETICA QUE DEBIA SOSTENER EL CUBANO AMANTE DE SU PUEBLO AL RESPECTO.
    LOS ENEMIGOS DEL PROGRESO Y ESPECIALMENTE, LOS QUE CONSTRUYEN SUS PRODUCTOS CON INTENCIONES DE MELLAR LOS VASLORES QUE NOS HAN PERMITIDO LLEGAR DONDE ESTAMOS, NO DEBEN SER IGNORADOS Y PASAR DESAPERCIBIDOS; TAMBIEN HAY QUE COMBATIRLOS Y GANAR EN ESA BATALLA. “LO PRIMERO QUE HAY QUE DEFENDER ES LA CULTURA” NOS CONMINO A HACER EL LIDER HISTORICO DE LA REVOLUCION CUBANA; ESA FUE SU ORDEN: ¡PATRIA O MUERTE¡

  • Diógenes dijo:

    Coincidimos con lo inapropiado del uso indiscriminado de la bandera, pero y del contenido del artículo que encabeza ¿qué dice Granma? ¿Porqué no lo reproduce y rebate?

  • Cavafy dijo:

    …no solo hace faltan tanto las leyes sino el sentido común …a veces ausente en nuestro decir andar, con pasión y poesia lo abordo el ilustre patriota Eusebio, lo cual comparto 100%

  • Moraima dijo:

    Hemos copiado lo que ya se hace en el mundo entero: utilizar simbólicamente los colores de la bandera nacional para cualquier evento, sea festivo, cultural, deportivo, en son de victoria, de alegría, etc. ¿Qué se ve en los stadium de cualquier país en juegos de pelota, de futbol, Olimpiadas… ? Sombreros, espejuelos, pelos teñidos del color de la bandera respectiva, caretas, camisetas, pantalones; en fin, un sin fin de artículos alegóricos. El problema, pienso yo, que no se valoran con el mismo sentimiento en todos los países el significado de los símbolos patrios. Nuestro pueblo siempre ha visto con orgullo nuestra bandera. Y significativamente nuestros deportistas, artistas, por ejemplo, lo utilizan en su vestimenta para significar su orgullo de ser cubanos y de representar a nuestra patria, a veces inadecuadamente. Tenemos una famosa cantante que aparece en un video clip con un vestido que está diseñado con la bandera cubana, cosa que a mi me parece inadecuado; sin embargo, otro grupo cubano muy famoso en estos momentos internacionalmente no utiliza nuestra bandera, pero sí gritan “a los cuatro vientos” la palabra Cuba en todas sus actuaciones, ya con eso reverencian a su patria. Otro ejemplo, pero sí lo hace con respeto es Mark Anthony, que en todas sus actuaciones se acompaña de la bandera de Puerto Rico. Son ejemplos de hasta dónde se puede llegar de una forma u otra en este asunto sobre la bandera. ¿Cómo exigir que no sea objeto de mal uso, sobre todo para lucrar, en delantales, vestidos, zapatillas, pantalones? Exhibirla en todos estos objetos para mí, sea del país que sea, siempre lo he interpretado como una falta de respeto. Por otra parte, ¿no es un orgullo para nosotros que un turista adquiera una banderita cubana ilustrada en algún objeto artesanal para llevárselo y conservarlo como un recuerdo de su visita a Cuba? Otra cosa es recibirlos cuando llegan a nuestro país con vestimenta alegórica a nuestra bandera, algo que es innecesario e inadecuado por cuanto no hay que anunciarles que han llegado a Cuba. Hay muchas formas de darles la bienvenida, no sólo exhibiendo nuestra bandera en la forma que sea. En un problema peliagudo, es cierto, a superar sólo con el convencimiento de cada cual del respeto que merecen nuestros símbolos, y aplicando en su caso cuando se detecte su mal uso lo establecido en las leyes en cuanto a la ofensa a nuestros símbolos patrios. Pero, ¿quién define ese detalle de la ofensa? El Maestro Eusebio Leal está a la vanguardia de la defensa de nuestros símbolos patrios, prestémosle atención y tengámoslo siempre presente para actuar en consecuencia. Y me uno a los que reclaman poder adquirir una bandera cubana –a precios módicos y en moneda nacional, por supuesto– para exhibirla en los momentos de celebración desde nuestras casas.

  • alexander dijo:

    Pienso que todo lo que tenga que ver con la institucionalidad y su cumplimiento necesita voluntad política. No me gusta el uso que se le da muchas veces a los símbolos patrios, pero pienso que debemos actualizar nuestras disposiciones al respecto. Sino vamos a seguir en la discusión interminable y el problema principal que es la valoración sobre los mismos que debemos tener los mayores y enseñarles a nuestros hijos desde la cuna, no se resuelve.
    De por sí el famoso Ravsberg a mi no me acaba de cuadrar por manipulador de la realidad. Es discutible si el uso del diseño puede ser o no, pero si mi bandera o el diseño lo va a usar un personaje semejante, ya me ofende. Prefiero que la usen los cubanos que viven afuera para recordar su terruño, no para dejarla caer como el triste personaje del atletismo que no es cubano aunque alguien diga que lo sigue siendo. He visto fotos de altares en casa de cubanos por todo el mundo, donde en forma muy religiosa se unen la bandera, el escudo, un poco de tierra, la virgen de La caridad del Cobre y fotos o mapas. Me siento contento cuando los usan en su brazo o en el pecho. No hablo sólo de los que defienden a su manera nuestro proceso, sino hasta de los que pese a no comulgar con el gobierno no pierden de vista que siguen siendo cubanos y que nadie puede tocarle su gente desde afuera.
    Entonces no creo que vender banderas caras, dejar las disposiciones hasta tiempos mejores o plantarnos en ideas fuera de tiempo y espacio vaya a resolver el problema. Tampoco creo en aquellos que aprovechan este espacio para no aportar conocimientos, sino para tirar más leña al fuego y sembrar desunión.

  • Renato Lázaro González Garcés dijo:

    En el videoclip de la canción “A mí me llaman Cuba” su autor e intérprete se muestra con una camiseta con los colores y figuras geométricas de la bandera cubana y dentro de sus notas musicales están pasajes de las notas del Himno Nacional de Cuba y es más vieja que el artículo de marras, porque este escritor tan patriota no se pronunció contra ella o es que anda sobre un caballo de palo, que es lo que le dolió del artículo el mensaje escrito o subliminar.
    Cuando se busca el significado de bandera en el diccionario, dice que es una tela de forma rectangular generalmente …., por lo que un dibujo, foto, o gráfica no es una bandera, es una representación, sino que diríamos de las miles y miles de representaciones en forma de banderitas cubanas usadas en actos públicos y luego a pisoteadas y tiradas a la basura.

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Pedro de la Hoz

Pedro de la Hoz

Periodista cubano, jefe de la página cultural del diario Granma.

Vea también