Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Mientras continúe el bloqueo a Cuba, nos bloquean a todos

| 3

Bloqueo-de-EEUU-a-Cuba

A pesar de los reiterados llamados del Presidente Barack Obama al Congreso para poner fin al bloqueo, y de las medidas promulgadas hasta el momento por la Casa Blanca, que son positivas pero insuficientes, la persecución financiera a las transacciones cubanas en el exterior y el alcance extraterritorial del bloqueo aún están vigentes. Cuba continúa sin poder exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde los Estados Unidos, no puede tener relaciones bancarias directas con ese país, ni recibir inversiones estadounidenses en otros sectores de la economía, con excepción de las telecomunicaciones. Persiste el temor dentro del sector bancario estadounidense y de terceros países, a desarrollar relaciones con Cuba, aun cuando los Estados Unidos han autorizado el uso del dólar estadounidense en las transacciones financieras internacionales de la Isla, medida que aún no se ha materializado.

Mientras tanto, el daño económico ocasionado por Estados Unidos al pueblo cubano mediante la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero, asciende a 753 mil 688 millones de dólares. En definitiva, a pesar de lo avanzado, hoy el bloqueo continua atacando el derecho del pueblo cubano a la salud y la alimentación, a la educación, al deporte y la cultura… a su desarrollo humano.

Desde hace décadas este bloqueo ha dejado de ser un problema entre dos países, para convertirse en un problema de todos los pueblos del mundo con Estados Unidos porque ataca nuestro derecho a la autodeterminación. Por eso el 27 de octubre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó, por vigésimo cuarta vez consecutiva, la resolución titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, por 191 votos a favor, sólo 2 en contra (Estados Unidos e Israel) y ninguna abstención.

Por su parte, la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en Quito, Ecuador, entre el 26 y el 27 de enero de 2016, también ratificó el llamamiento al gobierno de los Estados Unidos a que ponga fin al bloqueo. En enero de 2016, el Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), Ernesto Samper, exigió la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo y el fin del bloqueo económico, comercial y financiero. Y en septiembre de 2015, previo a la visita de su Santidad el Papa Francisco a Cuba, el Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, también pidió el levantamiento del embargo económico a Cuba que, en su opinión, perjudica sobre todo a los pobres.

El bloqueo no sólo es una flagrante violación del derecho internacional, sino que ni siquiera se puede decir que es una política legítima de Estados Unidos cómo país, porque la posición de los estadounidenses es cada día mayor en contra del bloqueo. No sólo de miembros y funcionarios demócratas y republicanos, sino también de medios de comunicación como The New York Times y Bloomberg, y la sociedad civil, que confirma en todas las encuestas un respaldo cercano al 70% a favor de eliminar esta política.

En diciembre de 2015, en un comunicado de prensa sobre el aniversario de los cambios en la política hacia Cuba, el Presidente Barack Obama instó una vez más al Congreso a levantar el bloqueo como forma de ayudar al pueblo cubano. Pero el bloqueo sigue y, además de exigirle al Congreso de los Estados Unidos proceder a eliminar el bloqueo a Cuba, Obama debe aún adoptar todas las medidas que estén dentro de sus facultades ejecutivas para modificar sustancialmente lo que hoy sucede. Mientras sigan atacando al pueblo cubano, nos están atacando a todos.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Efraín Otaño Gerardo dijo:

    Yo digo NO al Bloqueo
    Por Efraín Otaño Gerardo
    -I-
    Yo hice una casa nueva
    A base de corazón
    Y fue una Revolución
    Dentro del barrio. Se eleva
    Un poco más alto y lleva
    Una bandera en la sien,
    Mi casa tiene también
    Una efigie de Martí,
    Por eso hay gente de aquí
    Que yo no le caigo bien.

    -II-
    No importa, yo los respeto,
    No hay el por qué ser iguales,
    Diferentes ideales
    Pueden ir juntos, El reto
    Está en no ser obsoleto,
    De pensamiento mezquino.
    Por ejemplo, mi vecino
    Con maléfico capuz,
    Se niega a darme la luz
    Que pasa por su camino.

    -III-

    Estoy de cables, escaso,
    No entiendo por qué razón
    Me pone una condición
    Para brindarme su lazo
    De amistad. Me impide el paso
    Por su patio, hacía el tranvía,
    A cambiar mi ideología
    Me convoca casi a diario
    O no puedo ser usuario
    Del agua, en su tubería.

    -IV-

    Mi vecino es prepotente,
    Pues tiene mucho dinero,
    Él no sabe que primero
    Está el amor. La simiente
    Que se remueve en su mente
    Causa infinito calambre,
    Y quiere atarme en su alambre
    De egoísmo y mala idea,
    Por eso es que me bloquea,
    Para rendirme por hambre.

    -V-

    Me resulta incongruente
    Y hasta me tiene enojado,
    Que yo vaya al otro lado
    Del pueblo, a buscar corriente,
    Agua y comida. La gente
    Va en contra de sus acciones,
    Y por esas convicciones
    Que amparan mi gallardía,
    Quiero mi soberanía
    Sin enfrentar condiciones.

    -VI-

    La alarma toca. Despierto
    De este sueño tan extraño,
    Parece que me hace daño
    Cual si resultara cierto.
    Lavo mi boca. Un concierto
    Me reaviva la virtud,
    Veo una gran multitud
    En TV contra el bloqueo
    De Estados Unidos. Veo
    mi sueño. Hay similitud.

    -VII-

    Un bloqueo burdo y cruel
    De arbitrario desatino,
    Fue el mismo que mi vecino
    me puso en el sueño aquel.
    ¡Cuánta perfidia! ¿Qué hiel
    Consume al que lo defiende?
    ¿Por qué alguien no me atiende
    Con sensatez y cordura?
    ¿Por qué esa propuesta impura
    Que me oprime y que me ofende?

    -VIII-

    Si tanta confianza tienes
    De tu poder y tu “gloria”,
    Si ya olvidaste la historia
    De Cuba, si ahora vienes
    Con variantes que convienes
    Revisar entre ambas partes,
    ¿Por qué entonces no compartes
    Tus riquezas entre todos?
    ¿Por qué no encuentras los modos
    De que tu malicia apartes?

    -IX-

    Todo lo antes expuesto
    Me da razón, según creo,
    Para decir: NO al bloqueo,
    Desde mi sencillo puesto.
    No corro riesgo por esto,
    Soy hijo de un combatiente
    De Girón. Si alguna mente
    No comprende mi plegaria,
    No sería necesaria
    Su palabra vana, hiriente.

    -X-

    Yo digo NO, porque quiero.
    Por esto nadie me paga,
    ¡Pero la razón me embriaga
    Cuando mi canto es sincero!
    Yo digo NO, lo prefiero
    Como alguien que se aferra,
    A querer paz y no guerra.
    Yo digo NO, no me aflijo.
    Yo digo NO, por ser hijo
    De mi Patria y de mi tierra.

  • rafael g. dijo:

    hoy veremos otra contuntente respuesta del mundo ante esa absurda medida . VIVA CUBA Y SU REVOLUCION

  • ana rodriguez dijo:

    mi voto contra el bloqueo,,,,,por mi Cuba independiente y soberana, por un futuro mejor,,,,,Viva la Revolucion

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Adolfo Pérez Esquivel

Adolfo Pérez Esquivel

Político argentino, Premio Nobel de la Paz.

Vea también