Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

E=m.c 2: Una mirada inusual a la empresa

En este artículo: Cuba, Economía
| 17 |

e-mc2

A veces comenzamos a leer y lo hacemos de un modo que semeja una especie de parchis literario, donde avanzamos en la lectura de varias obras a la vez. En medio de esa vorágine concluí E=m.c 2 Empresa. Una mirada inusual a su organización empresarial, un libro que me atrapó desde las primeras páginas por la excelente simbiosis que logra el autor entre las ciencias naturales –matemática, física, química y biología humana – y la dinámica de las organizaciones empresariales.

La obra del ingeniero en Energética Nuclear José Carlos Melo Crespo, nos sumerge en un laberinto que diseccionamos como en un juego y que nos sorprende –de modo expectante – con la fórmula más famosa de la historia: E=m.c2. En ella confluyen la energía, la masa y la luz, como síntesis de toda la naturaleza y cuya universalidad no excluye a la empresarial. Einstein adujo que una revolución del pensamiento era el principal reto de su época y sentenció: “¡Triste época la nuestra!, es más fácil dividir un átomo que cambiar un preconcepto”. Como propone el autor –sustentando su tesis en la segunda y tercera leyes de Newton- toda empresa necesita una aceleración que multiplique su fuerza, para desde una dimensión prospectiva alcanzar niveles que contrarresten la resistencia al cambio. De lo contrario, condicionaremos la eclosión de mecanismos autofágicos que inevitablemente nos desplazarán de la anarquía a la destrucción.

El escenario propuesto para el análisis de la toma de decisiones es un estadio de béisbol o fútbol. La analogía me hizo rememorar la película Moneyball – centrada en el mismo tema. Al comentarla en el programa de la televisión cubana “Espectador Crítico”, señalé como clave del éxito la capacidad de Billy Beane –Gerente General de los Atléticos del Oakland – para lograr ventajas competitivas desde una aguda visión para la toma de decisiones, apoyándose en las teorías sabermétricas que se impusieron durante la temporada del 2002 en el béisbol de las Grandes Ligas estadounidenses. El tema es recurrente en la obra de Michael Lewis -autor del libro en que se basa el filme- pues también fue abordado con gran acierto en El póker del mentiroso. Es interesante la actual tendencia a diseccionar las estrategias gerenciales desde la perspectiva del mundo deportivo, como lo demuestran las obras dedicadas a Pat Riley –entrenador de la NBA- o a José Mourinho y Joseph Guardiola –D.T. en las ligas del fútbol europeo. Según el autor de E=m.c2… el ambiente de la toma de decisiones debe impregnarse de sinergia – en estrecha simbiosis con la inteligencia emocional -, un concepto que expone de manera expedita como la posibilidad de que 1+1 sea igual a 3.

Existen muchas otras ideas desarrolladas en la obra y que devienen medulares para el universo empresarial:

• Cualquier organización tiene la capacidad de construir un sistema de gestión, desde una perspectiva piramidal y problémica, usando como herramienta los cinco ¿por qué? o causa-raíz. Del mismo modo que lo hicieron Mendeléiev en 1869 o el químico alemán Julius Lothar Meyer un año antes, las empresas deben construir su propia tabla periódica como elemento primigenio para el diseño y gestión de sus procesos fundamentales.

• La única posibilidad de que se trabaje en equipo en una organización, es desarrollando una “reforma agraria” que elimine los “latifundios” y las “fincas”, convirtiendo el escenario empresarial en espacio de todos.

• La ley de conservación de la energía expone la tesis de que la materia no se crea ni se destruye, sino se transforma. Por tanto, la cantidad de recursos que entran en una organización –reflejados en su sistema contable – debe permitir la trazabilidad de su línea evolutiva, de vital importancia para el diseño y ejercicio de los instrumentos de control.

• La productividad se manifiesta a nivel empresarial como en un ecosistema, donde existen los productores primarios –plantas y otros organismos esenciales – y los secundarios –seres vivos. Analizando el tema en una dimensión empresarial, la productividad se expresa como el modo en que se utilizan de manera eficaz los recursos tróficos –alimentarios. Es decir, como se establece la relación entre las entradas y salidas en un sistema, teniendo en la práctica social como elementos base la tierra, el capital, el trabajo y la organización –en este caso la empresa como estructura organizacional.

Si es amante de las ciencias, la obra E=m.c 2. Empresa. Una mirada inusual a la organización empresarial lo atrapará desde las primeras páginas. En él rememorará aquellas obras de nuestra niñez y adolescencia, donde nos deleitamos con temas científicos expuestos desde una perspectiva recreativa. Al avanzar en la lectura –que agradezco al director de la editorial Academia Néstor del Padro– rememoraba obras como La quinta disciplina de Peter Senge, Compitiendo por el futuro de Gary Hamel y C.K. Prahalad o La Meta de Eliyahu Goldratt, que desarrollan la tesis de crear empresas inteligentes desde una perspectiva de la organización como sistema abierto, dinámico, capaz de mutar ante los desafíos que imponen los perennes cambios y turbulencias del universo empresarial.

La publicación de obras como esta es imprescindible, en momentos donde la economía cubana transita por raigales transformaciones que deben diseñarse e implementarse desde una visión científica. Vivimos tiempos donde el cambio deviene constante y una monumental realidad la sentencia de los indios Aymara: “…cuando teníamos todas las respuestas, cambiaron las preguntas”.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gonzalo Vanega dijo:

    Para que una empresa pueda actuar de la manera que se propone, que es muy inteligente, debe, en mi humilde apreciación, ser ante todo, el medio a través del cual los trabajadores cumplan sus expectativas de vida, y no lo que es hoy, una organización subordinada a múltiples niveles, sin poder de decisión sobre la utilización de los medios y fuerzas de que dispone, sobre todo, si se tiene en cuenta que el éxito de los procesos productivos depende, ante todo, de la eficacia en la conjugación de los dos principales factores de la producción, la fuerza productiva y los medios de producción, si una organización, cualquiera que sea, no tiene la facultad de hacer eso, no va a ser jamás una buena empresa.

  • Marta Iglesias dijo:

    ?Dónde se puede encontrar el libro?

    • eduardomorabasart dijo:

      El libro está a la venta en la red de librerías cubanas. Es excelente.

  • Bavaro dijo:

    Buen comentario compatriota, voy a buscar el libro…

  • lazaro dijo:

    Por lo que colijo de su artículo estimado Mora podemos afirmar entonces que E=mC2 viene siendo mas o menos equivalente a la fórmula D= e2 más reducida pero fácil de explicar:
    DESCENTRALIZACIÓN= empresa eficiente al cuadrado.
    Ah!
    Una sugerencia, la Sociedad no se rige por los cánones de las Ciencias de la Naturaleza, Usted que parece ilustrado debe recordar que ” los mismos Hombres no se comportan igual en la misma Época ni el mismo Hombre se comporta igual en Ëpocas distintas”
    Siga como de costumbre en el televisor por la mañana!

  • M&M dijo:

    recomnedaria a cubadebate que implementen un sistema de paginado efectivo de los comentarios, por páginas, no “ver los x siguientes comentarios” que es super incómodo, así se puede saltar a las páginas que contienen los comnetarios de interés o ir directo al final y ver los ultimos comentarios y como anda el tema

  • Jose dijo:

    Yo planteé algo semejante hace meses y el paginado de los comentarios no ha cambiado en nada. Durante un tiempo estuve descargando los comentarios por RSS, y un buen día dejaron de bajar, y no he sabido si por culpa de Mozilla o si fue una decisión administrativa. A mi me interesan no solo los artículos, sinó también los comentarios que a menudo sazonan el tema más allá de de lo que el escribidor planeó… Algo que los que podemos leer la prensa en la web resulta a menudo más disfrutable y educativo que la letra impresa y petrificada.

    • Bramontuno 45-A dijo:

      Jose comparto tu opinion

  • Rolando dijo:

    Compañero Mora, me he leído el libro más de una vez y coincido con sus comentarios al respecto, para los que trabajamos en la gestión empresarial es un libro que nos ayuda grandemente a administrar de forma eficiente y obtener los resultados que esperamos de cada acción, de hecho lo estoy poniendo en práctica con muy buenos resultados en la gestión empresarial

  • Gonzalo Rubio Mejias. dijo:

    Pienso que nuestro país ha avanzado mucho en la elaboración y aplicación de tecnologías propias de las ciencias naturales, pero muy poco en las ciencias de la gestión corporativa, haciendo claro está un aparte en la gestión biotecnológica.
    No debemos confundir la Ley de Conservación de la Energía con la Ley de los Ahorros Continuos de Gastos de Trabajo que da lugar al necesario e exigido incremento de la productividad por encima de los gastos de trabajo vivo, es decir a la aparición de nuevos valores cualitativa y cuantitativamente por encima de cada unidad de trabajo vivo invertido. Esta es la base de la imperiosa necesidad de organizar las actividades productivas como organizaciones empresariales. De no organizarse las mismas como empresas corremos el riesgo que nos pase como con la actividad de recogida de residuos sólidos (Unid. Presup. Comunales) en la ciudad de La Habana, donde los recursos materiales puestos a disposición no se usan y conservan todo el tiempo para el que vienen fabricados y la capacidad del trabajo vivo (humano) se mal gestiona; porque aunque muchos no lo acepten, la actividad de recogidas de residuos sólidos ( conocido como “basura”), es una actividad productiva.

  • Jose Carlos Melo dijo:

    Saludos Mora, le reitero una vez más las gracias por su comentario sobre el libro. A los que escribieron sobre el mismo, respeto todas sus opiniones, pero este solo trata de explicar que las cosas se pueden hacer, que podemos ser mejores en lo que hacemos y sobre todo que podemos buscar similitud y aplicar lo que conocemos.
    Para los que no se lo han leído, les recomiendo lean el libro, pues no se trata de ver las cosas de forma fría, si no que buscar HERRAMIENTAS para que la gestión de nuestras organizaciones puedan salir adelante, yo confió en el sistema de gestión de las empresas que aplican el perfeccionamiento, pero una cosa es la letra y otra la práctica.
    Todas las imposiciones de los grupos empresariales o los ministerios sobre las empresas son violaciones de la legislación, pero a nadie le ha visto presentar una queja sobre eso.
    Entonces ¿son los papeles o somos nosotros? sin comentario, verdad.
    Para Lázaro, yo no quise transmitir la idea que usted da al respecto, la centralización real debe llevar a que las empresas funcionen como deben ser, solo las personas deben lograrlo, el problema es que hay que cambiar la mentalidad como dice el Dr. Calviño, pero real, no de papel y cartón.
    Mora seguirá en la televisión, que lo hace muy bien. Yo seguiré dando mis cursos y consultorías, que es mi trabajo.
    Los invito a leer el libro, si se ponen en contacto conmigo, se los dedico, no se los puedo regalar pues ya se me agotaron.
    Tenemos un taller de actualización del sistema de dirección y gestión empresarial el día 18 en el salón solidaridad en el habana libre, pueden solicitar su participación en GECYT, si alguien quiere contactar conmigo puede dejar su correo o teléfono en GECYT.
    Saludos
    José Carlos Melo

  • el oso dijo:

    tengo la suerte (o tal ves la desgracia ) de dirigir una empresa en momentos en que la adecuacion del modelo economico cubano imprime ritmos desacostumbrados para la direccion y donde el “cambio” constituye el mayor reto, de paradigmas estaticos estamos pasando a paradigmas dinamicos, de la teoria acumulada durante muchos años por el empresariado cubano de “dame dinero para poder producir” estamos pasando a la necesaria filosofia de “producir para tener dinero” y hacer viable la teoria del valor de Marx . Sin embargo no solo de buenas intenciomnes (entiendase como leyes resoluciones o decretos,) se debe empedrar el camino del cambio, asignaturas pendientes como valorizar los activos intangibles de nuestras organizaciones, creer en la existencia real de un mercado interno con disimiles segmmentos, reconocer que existe competencia y que solo ganará la empresa capaz de superar a sus competidores, eliminar los paradigmas que arrastramos de un pasado que nos limita a crecer sin miedo en el mundo empresarial, valorar el conocimiento como fundamental competencia en una organizacion, librarnos de las ataduras estatales y las restricciones que limitan las potencialidades para crecer, son solo algunos matices de las cuestiones que necesitan una transformacion en el modo de hacer de la empresa nacional, sin estos elementos E=m*c2 seguirá siendo el gran aporte de Einstein y no el camino para el salto cuantitativo y cualitativo que requiere la empresa cubana.

  • el oso dijo:

    a Jose Carlos Melo
    no se desanime por criterios negativos, recurramos a la estadistica y cuando logremos que en Cuba por lo menos el 10 % de los empresarios (o directores de empresas, porque esta claro que empresarios no somos) se hayan leido por lo menos un libro como este, estaremos mas cerca de creer que vamos por un buen camino…

  • Gancho Perfecto dijo:

    No es nada nuevo lo que plantea el artículo, existen varias teorías que han ayudado a las empresas en la toma de decisiones, la teoría de las restricciones es un ejemplo, o la reingeniería de procesos, o la dirección por objetivos, existen disimiles teorías o temas relacionados con el mejoramiento empresarial, en nuestros país existen varios gurús de la administración, que imparten clases en nuestras universidades, ahora que las empresas cubanas no los apliquen, eso es como abrir la caja de pandora

  • qbano dijo:

    a pesar de no ser nuevo, realmente resulta interesante…!

  • diana@gecyt.cu dijo:

    Los que quieran escribirle al autor del libro pueden hacerlo por melo@gecyt.cu
    El autor Ing. José Carlos Melo es trabajador de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología un estudioso de la gestión empresarial cubana, vale la pena leer el libro.

  • Joaquín bultet dijo:

    Hola carlitos, te escribe Joaquín bultet ,no he leído tu libro ,pero ya me lo imagino . Eres una persona muy inteligente siempre te recuerdo cuando trabajábamos el la planta de irradiación del III A ,yo era del grupo de dosimetria y protección radiológica. Eres in buen amigo y un gran profesional. Nos vemos pronto ,un abrazo.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Mora Basart

Eduardo Mora Basart

Periodista cubano. Conductor de la revista informativa Buenos Días y del popular programa Escriba y Lea.

Vea también