Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La guerra es una obra coral

| 4
Lanzamiento de un cohete Tomahawk en Siria. Foto: AP.

Lanzamiento de un cohete Tomahawk en Siria. Foto: AP.

El gobierno de Estados Unidos habla de que los ataques se iniciaron por la amenaza concreta de un grupo asociado a Al Qaeda llamado Khorasan. La simple acción de googlear el nombre revela que cualquier mención a este grupo tiene apenas días (como mucho, semanas) de antigüedad. Sí aparece el nombre mencionado como una región de Irán.

Lo que no es nuevo es el argumento usado por Barack Obama para ordenar los ataques: que este grupo del que poco se había oído hasta ahora estaba planeando ataques en territorio estadounidense.

El mismo argumento usado una y otra vez en guerras que dejan países (ajenos) destrozados, poblaciones enteras en la miseria y a los poderosos de siempre más poderosos todavía. Porque ¿ha cambiado algo para bien en Afganistán, Iraq y Libia desde septiembre de 2001? Se puede discutir el tema, pero la palabra que primero viene a la mente cuando uno repasa la historia reciente es “no”. Los talibanes no mandan más en Kabul, pero sí en el resto de Afganistán e incluso una parte de Pakistán. Saddam Hussein está muerto y sepultado, pero Iraq es tierra arrasada. Libia ya no depende de un “tirano”, sino de varios tiranuelos, jefes tribales que se dividieron el país y hacen negocios con Europa y Estados Unidos como siempre.

¿Qué es lo que ocurre hoy en Siria e Iraq sino consecuencia de todo lo que se viene haciendo mal en Medio Oriente? No nos referimos solamente a lo más reciente, a los últimos ataques, sino a toda la historia que se arrastra desde la segunda mitad del siglo 20, en la que Estados Unidos y la Otan, pero también los árabes e Israel, contribuyeron a construir.

Esto es una obra coral, como se dice ahora. En ella, Estados Unidos convocó a un grupo de países árabes para dar una pátina de supuesta legitimidad a los bombardeos: Arabia Saudita (el país con la aviación militar más poderosa de la región y una de las más fuertes del mundo), Emiratos Arabes, Jordania, y Qatar, se unieron a la cruzada. Bahrein no bombardeó pero dio apoyo logístico.

La importancia de la presencia de árabes entre quienes llevan adelante la ofensiva reside en que sean sunitas los que combaten a otros sunitas, los muy fanáticos integrantes del Estado Islámico.

Siria había dicho anteriormente que no toleraría ataques en su territorio, pero mantuvo a su fuerza aérea inactiva durante los primeros ataques. Esto indicaría algún tipo de acuerdo con Estados Unidos y los países árabes intervinientes para esta acción. Al gobierno de Bachar al Assad le conviene que alguien le saque de encima al EI. Después verá cómo se saca de encima a Estados Unidos.

Respecto de Irán, la teocracia aprobó los ataques occidentales contra el EI en Iraq, pero no hizo lo mismo en el caso de Siria, su aliado. Se cree que un cambio de actitud en ese sentido podría producirse en la trastienda de las negociaciones por la cuestión nuclear que aún se mantienen.

No hay que menospreciar el poder del fanatismo y del terror. De ambos el EI tiene de sobra. Esos mismos factores son los que producen que, una vez acalladas las bombas, nuevos líderes (más fanáticos) se levanten en lugar de los anteriores y retomen la guerra. Es lo que ha sucedido desde que todo esto comenzó. La política de Estados Unidos no tiene otra cosa que ofrecer. Es más de lo mismo.

(Tomado de La Voz, Argentina)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto dijo:

    En mi opinión, muy modesta, el objetivo final de esta operación militar de Estados Unidos y sus partners (no se ultiliza la palabra aliados en esta ocasión) es Siria. Estados Unidos se propuso desde hace tres años continuar en Siria la llamada primavera árabe. La resistencia de ese país, sus fuerzas armadas y su gobierno, con el apoyo de la diplomacia rusa- que dictó cátedras a nivel mundial en torno a ese conflicto- le pusieron un freno y amenazaron con hacer fracasar ese objetivo. Después de evaluar- en mi criterio erróneamente- que Rusia está débil y frágil por el conflicto en Ucrania y lo que se le viene encima con las sanciones y la integración de Kiev a la UE y el Pacto Atlántico, ahora se inventó lo del ISIS para bombardear a Siria e intentar conseguir su objetivo inicial, a la vez que hace más dependiente a Iraq de Estados Unidos y pone en aprietos a Irán en un flanco demasiado extenso y posiblemente vulnerable. Me parece que por ahí va la cuestión. No comparto la parte final de la opinión de la autora.

    • Po dijo:

      bueno robert, es mejor dejar que el EI triunfe y una vez logren conquistar todos los territorios que salen en su utopico mapa, en el cual se incluye españa entera, vengan y empiezen a bombardearnos…porque como usted comprendera, en Cuba no hay musulmanes, ni tampoco islamitas, por lo tanto somos enemigos…..es lo que propones?

  • Roberto Dante dijo:

    IRAK, LIBIA, SIRIA, MALI. NEOLIBERALISMO Y NEGOCIOS DEL SIONISMO
    roberto dante – Lanús, Argentina –

    Parafraseando a Alejandra Conti, yo corregiría que “La guerra es una obra coral asesina”. Es una estética de la muerte alimentada por los dobles discursos.

    El siempre lúcido Jaime Petras me aporta un pie para las siguientes reflexiones:
    La historia de las calamidades sufridas por las sociedades que integraron e integran nuestro mundo esta plagada de dobles discursos. Los intereses de los que dominaron o dominan a nuestros pueblos se rigen por el 1º principio del gallinero: “las gallinas ponen huevos aquí y cacarean allá…, lejos”.

    A las grandes corporaciones económicas nada les importa sobre “el factor religioso” en Medio Oriente; pero lo utilizan para acrecentar las múltiples divisiones existentes. Ejemplo: sunies vs. Chiitas, yihadistas vs. el “desgobierno” de Irak… Mientras Al Qaeda se reproduce exponencialmente junto a su “enemigo” IL.
    – ¿Contra EE.UU. e Israel?; o, por la financiación que reciben de estos imperialismos.

    – La Tierra Prometida Como Auto Ghettos

    Cito: “Israel (será) el país más vallado del mundo; en el norte con el Líbano y Siria, al este con Jordania, en el centro con la muralla que serpentea entre Israel y Cisjordania, y ahora con Egipto”. Cualquier semejanza con “El (pequeño) Muro de Berlín” es una deducción antisemita; cacarean, los sionistas
    .
    Recuerdo la sentencia del profeta Ezequiel: “Y los enemigos sabrán que soy el Señor cuando haga caer mi venganza sobre ellos”. – El mismo dio sustento a los sionistas (NO SON LA MAYORIA DE LOS JUDIOS) para interpretar la misma, desde un punto de vista equívoco, para justificar su accionar represivo contra cualquier actitud que cuestionara sus intereses colonialistas en Medio Oriente.

    No puedo dejar de mencionar la habilidad con que manejan la divulgación de la “idea de pueblo perseguido” (Lo cual es verídico si lo unimos a los negros, asiáticos –“amarillos”-, pueblos originarios americanos, armenios, gitanos, y sigue la lista…); pero los sionistas solo publicitan sobre si mismo. No les interesa desenmascarar una historia oficial, sino crear una “nueva historia oficial” que les de sustento ideológico para su proyecto colonialista.

    -“Cuando un perro ladra y ladra, lo hace por miedo”.
    Decía mi abuela materna, gallega y analfabeta. Cito su dicho porque es aplicable al “griterío” de la diplomacia israelí.

    Los “Netanyahus” solo desarrollan políticas expansionistas. Acusan al Gobierno Sirio de inestabilizar a Oriente Próximo; mientras, junto a EEUU, Gran Bretaña y Arabia Saudita financian a la oposición a Assad y mantienen el incremento del Gran Negocio del tráfico de armas que siempre necesitan de “las guerras” para incrementar sus fortunas corporativas.
    Este asunto también está incluido en los planes del Pentágono, según manifestó recientemente ante el Congreso de Estados Unidos el Almirante William H. McRaven, Jefe de las Fuerzas Especiales, cuando planteo que “Va a ser necesario un esfuerzo internacional para garantizar la seguridad de estas armas cuando Assad caiga, y él caerá” (veremos…).
    En paralelo, Israel, junto a su siervo Obama – como pasó en Irak con las hipotéticas armas biológicas que nunca aparecieron -, acusan “sin pruebas” a Irán de intentar desarrollar uranio enriquecido para crear armamento atómico. Ignoran, sin ruborizarse, que Israel ya superó las 200 cabezas nucleares (hecho reconocido por el Ministerio del Interior israelí) sin que recibiera ninguna amenaza de ataque de la OTAN y, ni siquiera, algún apercibimiento contundente de la ONU.

    Mientras tanto las vallas y los muros se reproducen alrededor del fundamentalismo sionista y pueden llegar a asfixiar a sus propios miembros, que son incapaces de comprender el espiral euclidiano en el que están cayendo al mantener a rajatabla – en el Sinaí – sus políticas guerreras,

    A pesar de los hoy “indignados israelíes” que en estos días manifiestan su frustración ante la pérdida de sus bienestares económicos y que compartirían lo escrito por Saul Landau en: “Israel, en otros tiempos una tierra de kibbutzes igualitarios, se ha convertido en una nación agresiva y derechista dirigida por la ortodoxia religiosa y deseosa de más territorios. Vean el mapa”. No llegan a comprender que este humanismo idealista nunca formó parte de las Tesis del “Estado judío” de Hertzel, para quién “El sionismo es el pueblo judío en camino”.

    – ¿En camino hacia una integración multiculturalista? No…En camino hacia el expansionismo sionista que rechaza las diferencias culturales; en pos de intereses tan “espirituales” como son los de sus “businessmen”.

  • carlos dijo:

    SERA QUE LOS GRINGOS YA TIENEN OTRO PLANETA DONDE IR A VIVIR QUE QUIREN ACABAR CON ESTE. O SERA QUE SON SUICIDAS…………………

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alejandra Conti

Alejandra Conti

Es columnista del diario La Voz, de Argentina.

Vea también