Imprimir
Inicio » Opinión  »

El rol de Estados Unidos en las crisis mundiales

| 5

En un discurso en la Academia Militar de West Point, en mayo pasado, mientras Barack Obama delineaba los aspectos más importantes de su política exterior, expuso la forma en que la Casa Blanca ve al resto del mundo y el marco en que, según él, deben llevarse las relaciones internacionales. Ante jefes militares, cadetes y sus familiares, Obama dijo: “Estados Unidos es la única nación indispensable. Eso ha sido cierto durante el pasado siglo y seguramente lo seguirá siendo el próximo siglo”. Minutos más tarde, después del habitual despliegue retórico añadió: “Creo en el excepcionalismo estadounidense con cada fibra de mi ser”.

Desde ese discurso, varias crisis regionales se han profundizado, miles han perdido la vida y paralelamente se han puesto en tela de juicio los verdaderos alcances del multilateralismo y del Sistema de Naciones Unidas; se evidenciaron los obstáculos que se deben sortear para construir un mundo multipolar.

Estas líneas pretenden una breve revisión sobre la lógica de excepcionalismo e indispensabilidad y su significado en el desarrollo de algunas crisis en regiones del planeta. Sin duda un factor determinante es la participación estadounidense.

UCRANIA. Hace algunos meses, el derrocamiento del presidente democrático de Ucrania, Víktor Yanukovych, desencadenó una tensión entre Rusia y Estados Unidos que hace rememorar la vivida en la Guerra Fría. Hasta la fecha cerca de 1.000 civiles han perdido la vida en ese conflicto que además del golpe de Estado trajo consigo la anexión de Crimea por Rusia, la acción directa de grupos de ultra derecha en Ucrania, la conformación de milicias prorrusas, el execrable derribo de un avión de pasajeros, el bombardeo de ciudades y el surgimiento de una catástrofe humanitaria con decenas de miles de desplazados.

Según relata Ron Paul, excongresista estadounidense, la alta funcionaria de la Secretaría de Estado, Victoria Nuland, declaró sobre Ucrania que el gobierno de los Estados Unidos “ha invertido más de 5 mil millones de dólares… en el desarrollo de las instituciones democráticas y en habilidades en promover a la sociedad civil y una buena forma de gobierno”. Ron Paul nos recuerda que es la misma funcionaria que fue grabada recientemente planificando en detalle el derrocamiento del gobierno legítimo ucraniano. El trabajo para este desastre, recalca Paul, ha sido realizado por la NED (Fundación Nacional para la Democracia, por sus siglas en inglés), Usaid y el ejército de organizaciones no gubernamentales que fueron financiadas por años en ese país.

La escalada de violencia continúa, las sanciones contra Rusia, los bombardeos contra el centro de Donetsk y el apoyo económico y militar estadounidense a Kiev. Las consecuencias de este conflicto aún son impredecibles y se dan en el marco de las aspiraciones expansionistas de la OTAN (Organización de Tratado del Atlántico Norte) tal y como fue descrito en West Point por Obama.

GAZA. El más reciente capítulo de la periódica agresión militar de Israel contra Palestina ha dejado, según la ONU, un saldo entre la población palestina de casi 2.000 personas muertas, el 85% de ellos civiles asesinados, incluyendo a más de 400 niños y más de 200 mujeres; casi 10.000 heridos, entre ellos cerca de 3.000 mujeres y 3.000 niños.

También se reportó la muerte de 11 funcionarios de Naciones Unidas y más de 200.000 desplazados por la violencia. Fueron bombardeadas escuelas de la ONU, que servían de refugio para quienes escapaban de los ataques israelíes, hospitales e incluso cementerios. Las víctimas fatales israelíes ascienden a 60 militares y tres civiles.

Los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por el cuarto ejército más poderoso del planeta y miembro de facto de la OTAN no fueron las únicas consecuencias de esta agresión. Hasta el momento, Israel logró inmovilizar al Sistema de las Organizaciones Unidas. El Consejo de Seguridad no aprobó resolución alguna para detener la agresión, la Asamblea General no jugó en la práctica ningún rol, la Corte Penal Internacional no ha iniciado ninguna acción. Solo el Consejo de Derechos Humanos decidió conformar un grupo de expertos que se limita a investigar los hechos. La resolución tuvo un solo voto en contra, el del mismo Estado que por su poder de veto en el Consejo no permite la membresía plena del Estado palestino.

Estados Unidos se ha convertido no solo en el principal aliado de Israel en los organismos multilaterales, sino que esa alianza significa más de 30 mil millones de dólares en cooperación (léase complicidad) militar. Además, la información proporcionada por Edward Snowden, la inteligencia y espionaje que Estados Unidos practica es un “ingrediente clave” para la agresión israelí.

La política estadounidense es decisiva para la continuación de las agresiones militares israelíes, la impunidad de sus crímenes, la construcción del muro, los asentamientos ilegales, el bloqueo contra Gaza, y en síntesis, para la ocupación israelí en territorio palestino. El apartheid en Sudáfrica duró mientras se mantuvo el apoyo de Estados Unidos, pasará lo mismo con la ilegal ocupación israelí en territorio palestino.

RUINA. Oriente Próximo y parte de África se han convertido en otro escenario de gran inestabilidad. En estos días, los medios de comunicación han desplegado las imágenes de las atrocidades cometidas en contra de civiles en un territorio sin fronteras antes controlado por Iraq y Siria.

Desde hace más de dos décadas, los últimos cuatro presidentes de Estados Unidos han desplegado consecutivamente ataques contra Irak. Desde bombardeos hasta el derrocamiento de Sadam Husein. La mentira de las armas de destrucción masiva fue la excusa para la invasión y posterior ocupación militar. El ahora denominado Estado islámico se formó como un grupo aliado de Al Qaeda y de resistencia armada a la ocupación estadounidense de Iraq. Esa ocupación que duró casi una década está marcada por otras atrocidades: la cárcel de Abu Graib, Guantánamo, el asesinato de miles de civiles y la repartija de los recursos naturales de ese país. Ese fue uno de los caldos de cultivo para la aparición del llamado Estado islámico.

Noam Chomsky señala que el martillo de Rumsfeld y Cheney fue “luego recogido por el presidente Obama para destruir Libia. El resultado es que Libia está ahora desgarrada por la guerra entre milicias, mientras que el terror yihadista se ha desatado en gran parte de África, junto con una avalancha de armas que llega también a Siria”. En esta zona del mundo, la lógica de la OTAN es la conocida de “divide y reina”; si no funciona, entonces, como apunta Dan Glazebrook, se aplica la de “divide y arruina”.

La situación en Pakistán y otros lugares puede tener similitudes en cuanto a la formación de un caldo de cultivo que generará nuevos y más extremos escenarios de violencia. Según un estudio de la Oficina de Periodismo de Investigación de Gran Bretaña, citado por RHC, los ataques de drones en ese país han quitado la vida a cerca de 4.000 personas, más de la tercera parte civiles y entre ellos 200 niños, en diez años. En febrero de 2014, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán dijo: “Las incursiones de los drones estadounidenses son inaceptables, esa es la única posición lúcida porque matan a personas inocentes y violan la soberanía de Pakistán”.

MULTIPOLARIDAD. Queda claro que la lógica bélica estadounidense tiene como objetivos, entre otros, el control geopolítico a través del debilitamiento o destrucción de algunos Estados, el control de sus recursos naturales, fundamentalmente del petróleo, y la expansión de su industria armamentística.

Los procesos históricos son largos y la última década ha sido testigo del surgimiento de países con la posibilidad de influir mucho en el escenario mundial cuando menos en materia comercial, además de esfuerzos materiales de construcción de espacios de integración regional independientes de Washington, como en el caso de América Latina y el Caribe. El dominio estadounidense y de sus aliados en las instituciones internacionales, su poderío militar, financiero, tecnológico y mediático, demuestran que queda aún mucho para consolidar un mundo “multipolar” y construir un Nuevo Orden Mundial.

(Tomado de La Razón)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • lcb dijo:

    Creo que sería útil subsanar una carencia en el punto iniciado en MULTIPOLARIDAD. Debía añadirse entre los objetivos de los estadounidenses, los beneficios que recibe el complejo militar industrial como consecuencia de todas estas crisis. No se puede olvidar que el armamento solo se vende si hay conflictos o peligros de que surjan. El mercado donde se realiza la mercacía armamento es la guerra.

    Yo creo que a estas altura sean muy pocos los ingenuos que piensan que a los grandes centros de poder les preocupen mucho las vidas humanas. Hechos en la historia que lo demuestran hay demasiados.

  • Roberto Dante Di Benedetto dijo:

    Y EL GUERRRO OBAMA – NOBEL DE LA PAZ -CON LICENCIA PARA MATAR
    roberto dante – Lanús, Argentina –

    Recordemos que Obama, premio Nobel de La Paz, ya se había alegrado y felicitado por el asesinato de un ser humano (aunque fuera la de Bin Laden, un ser impiadoso). Al que no le dio la oportunidad de un juicio limpio. Como al imán Anwar Al Aulaqi asesinado por fuerzas especiales de EEUU.
    En el caso de Al Aulaqi con el agravante de que los servicios de inteligencia de las agencias de Estados Unidos, francesas, británicas y hasta El Mossad NUNCA aportaron una sola prueba sobre sus afirmaciones que proclamaban sus conexiones con Al Qaeda. Esta inmaterialidad de pruebas fue ignorada por Obama, que por los resultados conocidos, no vaciló en ordenar su muerte.

    – ¿De qué Democracia nos habla el demócrata Obama?
    De la que financió a los talibanes en Afganistán para detener el avance de la URSS. , Y luego los declararon “terroristas” cuando se opusieron a los intereses imperialistas de EEUU sobre su territorio nativo. ES el discurso de la doble moralidad ¿Pero de esto NADA dicen los intelectuales de los grandes medios europeos? NO. La libertad y la democracia son “figuras retóricas literarias” para los Grandes Poderes Económicos del Mundo.

    – “Los intelectuales son hoy los perros guardianes de los que mandan”. Escribió Alain Badiou. (Filósofo contemporáneo).
    Esto, en el caso de la mayoría de la prensa europea y estadounidense, se manifiesta en una interpretación miope de los acontecimientos que vive el mundo. No son “ingenuos” sobrecargados de información manipuleada; ELLOS son los generadores de esa manipulación. Como en los tiempos feudales son “siervos” al servicio del Señor o Señores de turno. No hay adultos inocentes. Colonizan miles de millones de mentes no entrenadas para la opinión crítica. Seducen a las mentes púberes y abandonan sus cuerpos a la humillación de la miseria y la indiferencia del sistema neoliberal. Y lo más grave: según el “World Development Report ” del Banco Mundial, LA MITAD DE LA POBLACIÓN MUNDIAL VIVE CON MENOS DE TRES DÓLARES DIARIOS. Y la tendencia hacia la pobreza sigue en aumento.

    En esta pobreza, material y moral, germinan las insurrecciones populares que se vuelven contra la indignidad a la que EEUU y la UE los someten. Los musulmanes no son “diabólicos”; sólo son pobres, de pobreza total (Menos los Emires, Jeques y miembros de las monarquías traidoras que juegan el juego de los colonialistas y de los imperialistas); NO tienen futuro. Su vida “no es vida”; es de una lógica cartesiana el que se transformen en bombas humanas.

    Los “Bin Laden” NO son inocentes; pero fueron programados para una interpretación de la vida desde la muerte. Son un subproducto de la maquinaria capitalista en su modo de expresión más funesto.
    No ocultemos la complejidad de las razones político-económicas de lo hechos históricos, basándolos en pretendidas razones religiosas. El fundamentalismo religioso es deplorable, tanto, como el materialismo capitalista que nos está llevando por caminos sin retorno; ya sea por la militarización de los conflictos político-económicos; y/o como por la degradación del medio ambiente.

    Como afirmó Simón Bolívar “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria a nombre de la Libertad”. Esto VALE para todos los pueblos acorralados de Asia, Medio Oriente y Noráfrica.

  • basha dijo:

    Este personaje ejecuto doble traición, desde el punto de vista social a la raza humana en general y a los suyos en particular. Premio nobel de la guerra, la miseria, la mentira, la falta de moral y étical Se cree que su nación es indispensable y su gobierno es un exterminador de los seres humanos y la naturaleza..Bandido imperial, sin codigos, explotador de sus congenes, a lo largo y ancho del planeta. Todas las naciones y en especial sus pueblos son imprecindibles y necesarios, menos él y su gobierno corrupto y bandolero.

  • LaPatriaEsElOtro dijo:

    ellos haya crisis o no la haya siempre van a seguir en la misma, es su objetivo las 24 hs.

  • Javier Ramìrez dijo:

    A Obama y a Netanyahu les ocurre algo parecido al Sindrome Helsinky. El primero no sòlo sirve sino tambien ama a los fascistas torturadores de sus ancestros y asì lo expresò sin ruborizarse siquiera, en West Point. Y el segundo ha adoptado la ideologìa y los mètodos de los ultrafascistas (nazis) que masacraron a su pueblo y ahora pretende exterminar a los palestinos para copar del todo sus territorios. Ambos necesitan ayuda siquiatrica, pero antes hay que relevarlos o pueden desencadenar una conflagraciòn sin precedentes.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Sacha Llorenti

Sacha Llorenti

Es el Embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Vea también