Imprimir
Inicio » Opinión  »

Irma Armas Fonseca, sinónimo de voluntad (+ Fotos)

| 9

fidel irma interior

Este seis de noviembre Irma Armas Fonseca estaría cumpliendo 75 años. Un cuarto de siglo atrás sus compañeros de la Editorial Pablo de la Torriente, familiares, vecinos y yo preparamos como una sorpresa su arribo a los 50 años, porque hubo algún médico que siendo ella  muy joven auguró que no llegaría a la media rueda.

No sólo llegó: en  ese año, 1988, la editorial que fundó, publicaba libros de historietas y de humor grafico, de periodismo y dos revistas de comics, más un  tabloide de ese género que fueron una buena plataforma para “lanzar” a creadores que hoy  son imprescindibles en ese afán de contar la vida en cuadritos. Ha sido la época cuando más historietas se han publicado en Cuba.

Por supuesto, Irma y su equipo no se conformaron con eso: publicaron libros sobre periodismo y organizaron encuentros como los de Mujer y comunicación  y uno cada dos años de historietas, con carácter iberoamericano.

Con el período especial se acabó aquella bonanza, pero Irma a pesar de sus ataques de asma y su corazón cada vez más maltrecho “inventó” incluso hacer juguetes para niñas y niños. Poco a poco se insertó en las actividades de la comunidad y hubo muchos encuentros de figuras que compartieron con los más jóvenes del barrio, o llevó al actor Carlos Ruiz de La Tejera, por ejemplo. Las fiestas por los cumpleaños de la Editorial o de los trabajadores siempre terminaban en bailes en los que competían los más audaces tirando un pasillo.

La Pablo se convirtió en el centro que prácticamente sostenía financieramente a la UPEC nacional y como sello editorial era –es- importante para los periodistas.

Pero la historia de Irma no comenzó con ese centro al que dedicó su vida  durante 25 años. Era muy jovencita cuando un cardiólogo le encontró un soplo en el corazón y le dijo incluso que no podría parir. Luego supo que eso no sería así, pero fue demasiado tarde. Ya no podía embarazarse sin correr grandes riesgos.

irma

Se casó con la Revolución y lo afirmo literalmente, el proceso que vivía Cuba fue su novio, esposo y amante, al que no negó nada: ni cortar caña o marchar durante horas, a pesar de que ese esfuerzo le dañaba. Al principio trabajó en educación, como maestra. Era un buen sueño para ella, mas la escuela le quedaba lejos, en el monte y el médico le dijo que no podía hacer esas caminatas. Trabajó  en la entonces dirección regional de educación de Holguín, donde entre otras tareas, se hizo corresponsal voluntario. Pasó un curso y comenzó a publicar en el Periódico Provincial Sierra Maestra. Fue electa presidenta de la UPEC en Oriente Norte  y en 1973 comenzó a trabajar en la Secretaría de propaganda en La Habana. Terminó su licenciatura y poco después “parió” la editorial.

Cada acto laboral de esta mujer, mi hermana,  estuvo acompañado del riesgo vital. Y no exagero.  Sus ataques de asma la obligaron a ingerir una cantidad de pastillas o ponerse inyecciones  que perjudicaron su corazón, tanto que en los años 80 se hizo un cateterismo –entonces mucho más peligroso que hoy- para una posible operación.  Al fin le abrieron el pecho en el año 2000. Por suerte fue el Dr Angel M. Paredes Cordero, uno de los mejores cardiocirujanos de Cuba quien protagonizó

ese complejo acto quirúrgico. Se recuperó, aumentó unas cuantas libras y cuando mejor estaba comenzaron unas diarreas sanguinolentas. En fin tenía un pólipo en el estómago que por nadita se la lleva de este mundo. Otra operación también muy riesgosa ayudó, pero no evitó una hemoglobina baja con un peso mínimo. Lo aguantó.

Era una fiel asistente al gimnasio de rehabilitación cardiovascular. El 31 de julio del 2003 a ese centro se dirigía, subiendo la empinada calle Paseo desde Línea hasta l7, cuando le dio el primer paro cardiaco. La solidaridad de unos desconocidos y la eficacia del Instituto Cardiovascular, más su voluntad de vivir hicieron que saliera de ese primer bombazo, y de otros dos paros por una arritmia ventricular.

Parecía que de nuevo vencería a la muerte. El dos de agosto le quitaron el levín y comió sentada. Mas, unas horas después sufrió un derrame cerebral en el hemisferio derecho,  con cierta afectación en el izquierdo. No hablaba por supuesto, tenía que estar con levín, lo que más odiaba, convertida casi en un vegetal.

Así duró hasta el 13 de agosto. No creo que fuera por gusto. Si su vida estuvo vinculada a la Revolución, por Fidel daba hasta su último aliento. Y lo dio precisamente cuando su líder, su jefe, su guía, cumplió 87 años.

Tuve que cerrarle los ojos y vestirla de miliciana junto a Fidelito, el casi hijo. La cremaron y sus cenizas se expanden en la holguinera Loma de la Cruz, donde hace menos de dos años depositamos las de nuestros padres. Allí iré a dar yo también para unirme a mi querido padre y a dos entrañables mujeres: una que me dio la vida y otra, Irma, que no cejó en empujarme para que venciera cada piedra que tuve en el camino.

SCAN001411

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ELSY dijo:

    Irma Armas, mujer dedicada a la Revolución, luchadora, incansable, exigente, la tuve de Jefa en las MNR en Holguín, fue ejemplo, una gran pérdida.

  • Mara dijo:

    Conmovedores sus recuerdos. Gloria a una fiel representante de la mujer cubana de todos los tiempos.

  • cosme dijo:

    A irma la conoci en el barrio , y mejor aun cuando fui delegado , todo lo que dices ahi cierto estrecha irma era una mujer revolucionaria y que siempre colaboro y participo en todas las tareas y nosotros como delegado recibimos siempre su apoyo y consejos

  • Miguel dijo:

    Paquita: muy estremecedor.

  • Erik Fundora Salina Clubista # 434 dijo:

    A Fidel Castro Ruz solamente lo podemos acusar de usar un gran chaleco de Moral y Dignidad al cual el Imperialismo le teme tanto como el Diablo a la Cruz, también le culpo de repartir Humanismo por el mundo y sobre todas las cosas es el culpable mayor de que nuestra Cuba sea un País Libre y Soberano, Fidel yo te condeno a Vivir por Siempre y a Guiar a las nuevas generaciones del futuro, Fidel eres culpable de unir al Mundo por un Mundo mejor, Fidel eres culpable de inculcarnos las Paz y el Amor, yo Erik Fundora Salina te condeno a ser por siempre la Estrella que nos ilumine, Hasta La Victoria Siempre, Patria o Muerte Venceremos..

  • josefina dijo:

    Paquita,
    excelente cronica, excelente hermana, excelente persona
    gracias para los que nunca supimos de ella.

  • 007* dijo:

    EXCELENTE NARRACIÓN, PARA UNA EXCELENTE MUJER.

  • IVÁN dijo:

    REAL, BONITO, EJEMPLIFICANTE; DE ESE MATERIAL, ESTÁN HECHOS LOS DE VERDAD, LEJOS DE OPORTUNISMOS Y BUSCADORES DE PRIVILEGIOS A ESPALDAS DEL PUEBLO. OJALÁ, ELLOS, ESOS, LEYERAN ESE ARTÍCULO Y AUNQUE FUERA, MEDITARAN UN POCO Y TUVIERAN UN POCO DE VERGÜENZA Y AMOR PROPIO Y SE DIERAN CUENTA, DE QUE EL PUEBLO LOS IDENTIFICA Y LOS DESPRECIA, NO LOS RESPETA, PERO TIENEN PODER, TOMAN REPRESALIAS O SENCILLAMENTE IGNORAN.
    qUE VIVAN IRMA ARMAS, FIDEL, RAÚL Y MUCHOS MÁS, QUE COMO ELLOS, HAN DEDICADO SU VIDA A HACER REAL Y FUERTE LA REVOLUCIÓN DEL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también