Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

China y sus retos

| 14

congreso-chinoEl Partido Comunista de China celebra su XVIII Congreso en medio de una coyuntura internacional que obliga al gigante asiático a plantearse cambios en su estrategia económica. Antes de analizar esos retos, es importante recordar la situación actual de China y las perspectivas.

Bajo el mandato de Hu Jintao, el país cuadriplicó su Producto Interno Bruto y quintuplicó sus exportaciones, las cuales, junto a la inversión extranjera, son la base de su colosal desarrollo. Otro detalle, según previsiones de organismos internacionales, este año China superará a la economía de la Eurozona, y en solo dos años empujará a la de Estados Unidos a un segundo lugar.

En la actual cita partidista Beijing busca adaptar su modelo económico a las nuevas circunstancias mundiales y hacerlo menos vulnerable. Sus dos principales mercados, Estados Unidos y Europa, están en crisis y los altos índices de desempleo en ambas regiones afectan el consumo de los artículos fabricados en el país asiático, además, debido a esta dependencia, los chinos también han tenido que salir a apuntalar al euro.

Recordemos la última cumbre China-Unión Europea, cuando el premier Wen Jiabao se comprometió a depositar dinero en los fondos creados para palear la crisis de algunos países europeos. Es un paso obligado, pero bastante caro y lleno de incertidumbres.

Entonces… ¿Cuál es el camino? ¿Cómo la dirigencia china resuelve el problema del mercado de una economía esencialmente exportadora? Para muchos analistas la solución está, en parte, en impulsar el consumo interno, crear un mercado nacional para las producciones nacionales y así depender menos de las exportaciones, aunque esto no quiere decir que China deje de ser un gran exportador.

Para estos cambios el gigante asiático debe prepararse, un primer paso es aumentar el nivel de vida de la población. Hay una clase media en ascenso, pero el propio gobierno reconoce que aún queda mucho por hacer en materia social.

Para que los chinos consuman más, debe perfeccionarse el sistema de seguridad social, sobre todo en materia de salud y educación. Se debe desarrollar la infraestructura al interior del país y aumentar los gastos sociales en todo el país.

Los analistas también señalan la necesidad de reestructurar el control de la migración interna, se estima que en los próximos diez años unos 400 millones de trabajadores rurales se trasladen a las ciudades, y ese factor, por supuesto, ayudará a desarrollar esa demanda interna.

Quiero precisar algo. A diferencia de Estados Unidos y Europa, el gobierno chino se caracteriza por tener una visión pragmática de sus problemas y la voluntad de enfrentar sus retos con soluciones favorables para todos; a tal punto, que los dirigentes nacionales no consideran al país como una nación desarrollada a pesar de su alto crecimiento. China tiene un punto a su favor: sabe lo que debe hacer y tiene el dinero suficiente para impulsar los cambios necesarios.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • YO dijo:

    tu foto no ilustra china. no es posible que tenga que abrir el articulo para poder ver algo de china.

  • Baro dijo:

    Y no será que el pragmatísmo de occidente con su supuesta crisis ha hecho “elentecer” ó “frenar” la economia china, veamos a quien beneficia más la actual crisis mundial a china o a occidente (a quienes les viene bién para sus fines imperiales)

    Por lo demás me parece que al contar con una sexta parte de la población del mundo china tiene en su mercado interno un gran potencial, solo que su moneda nacional deberá primero convertirse en moneda “dura” y competitiva

  • Amda dijo:

    Y no será que el pragmatísmo de occidente con su supuesta crisis ha hecho “elentecer” ó “frenar” la economia china, veamos a quien beneficia más la actual crisis mundial a china o a occidente (a quienes les viene bién para sus fines imperiales)

    Por lo demás me parece que al contar con una sexta parte de la población del mundo china tiene en su mercado interno un gran potencial, solo que su moneda nacional deberá primero convertirse en moneda “dura” y competitiva

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Estimado Oliver Zamora:
    No tengo la menor duda de que usted es una persona que sabe muy bien de lo que habla en relación a lo que hablan los expertos; el problema es que pienso que hay mucho que cuestionar de los expertos. Hay muchos expertos por el Mundo; expertos en democracia, expertos en derechos humanos, expertos en relaciones internacionales, pero sobre todo expertos en economía. Y al valernos del mismo lenguaje de dichos expertos para hablar de este asunto, es ahí donde nos perdemos y jamás encontramos el camino correcto. Por ejemplo, cuando usted dice: “Entonces… ¿Cuál es el camino? ¿Cómo la dirigencia china resuelve el problema del mercado de una economía esencialmente exportadora? Para muchos analistas la solución está, en parte, en impulsar el consumo interno, crear un mercado nacional para las producciones nacionales y así depender menos de las exportaciones, aunque esto no quiere decir que China deje de ser un gran exportador.” Esto me trae a la mente la mismísima absurda estrategia económica de los gobiernos norteamericanos, los que creen que incentivando el consumo interno es como se ayuda a la mercantilidad (lo que suele llameársele de economía) a mantener un ritmo normal de actividad. Y si bien en eso tienen subjetivamente toda la razón, objetivamente esa es la más obvia de las antítesis de desarrollo y planificación económica. El por que en las apariencias esto sí funciona en los EE.UU, así como en otras economías capitalistas desarrolladas, radica en que esas naciones, pero en especial el país antes mencionado, por un lado han alcanzado un muy alto desarrollo industrial y han mejorado –en los patrones conocidos- el nivel de vida de su población en relación a la situación de otros países, logros que los creen merecedores de que los demás gobiernos del mundo estén obligados a reconocerlos como tales y a darles la razón; por otro lado, es cierto que teniendo a todo el mundo destruyendo –fabricando, produciendo, vendiendo y comprando toda la basura que se produce para la venta- la actividad mercantil reflejará una apariencia de prosperidad que incluso seria hasta envidiada por los que más la critican, los que si pudieran, la transportarían para sus respectivos países –como es el caso de China ahora-. Mas la realidad es que el “éxito” de estas naciones en la antieconomia nada tiene que ver con la aplicación de una lógica ó de algo de lo que alguien pueda decir que realmente entiende lo que se hace, sino que más bien tiene que ver con la suerte aleatoria de una sociedad que aprendió muy bien a que hacer para sobrevivir y mejorar su vida según las reglas del juego creado para competir dentro de ella; todo esto dentro de un mundo alucínate de fetiches y de posibilidades que los incentivaban a buscar mejores posiciones sociales, así como por muchísimos otros factores muy complejos, como la raza, la cultura, el clima del país, etc., y que de una manera u otra intervienen en el éxito ó fracaso figurado del capitalismo en uno u otro lugar del mundo
    Aunque el gobierno revolucionario cubano se haya hecho incapaz de lograr un desarrollo económico y una prosperidad según eran ó son sus intenciones, nunca le faltó la razón ni a Fidel ni al Che en sus rechazos al capitalismo, ni siquiera aun en el presupuesto de que todas las naciones capitalistas hubieran sido mejor manejadas y todos sus ciudadanos vivieran, tanto en Arica como en cualquier otra parte del Mundo, con unos niveles de vida semejantes al de los habitantes de Suecia; todavía Fidel y el Che seguirían teniendo la razón aun hasta cuando nosotros no pudiéramos demostrarle nada mejor que lo que ellos mismos habrían alcanzado. El que nosotros no hayamos sabido ó podido lograr lo que nos proponíamos, no le da de ninguna manera la razón ni a los EE.UU ni a los japoneses ni a los chinos ni a ningún gobierno que se rija por el capitalismo, ni en la forma en como existen ahora ni en la forma en como puedan existir en el futuro. Mas que esto, ni aun cuando nosotros nos hubiéramos quedado con la organización económica-social que teníamos en 1989 y que por los siguientes mil años viviéramos en un semiperiodo especial, aun así el capitalismo sigue siendo un gran absurdo y Fidel y el Che siguen teniendo la razón. Y puedo afirmar esto por que quizás pasen mil y un año más antes de que el capitalismo pase a ser un sistema inasimilable por la inteligencia, por la ética y por lógica humana, pero de lo que no hay duda es de que el capitalismo pasará, pero los ideales del Che y de Fidel no pasarán, aun cuando el conocimiento ó la voluntad humana de nuestro tiempo se haya encargado de sabotearlos, ó de hacerles imposible su realización.

  • Indira dijo:

    Good!!!!

  • Roberto dijo:

    ¿Cuánto de esa multiplicación del producto interno bruto y de la capacidad productiva ha terminado como ganancias de las transnacionales que explotan el trabajo barato en China?
    ¿Cuál es el impacto en el nivel de vida de los Estados Unidos y de la Eurozona de la exportación de plusvalía de esa China cuya economía les “superará” en poco tiempo?
    ¿No se ha visto China también obligada a proteger el valor del dólar desde mucho antes de ir al rescate de la zona euro?
    ¿Cómo podemos tener la seguridad de que China “sabe lo que debe de hacer”?.

    Los problemas que enfrenta China, en un mundo tan complejo, parecen proporcionales a la inmensidad de su población. Esperemos que realmente encuentren las respuestas si dejarse obnubilar por el gigantismo económico, las lentejuelas de inmensas ciudades parasitarias que compitan con las de los centros de poder imperialista y la competencia por ver quién construye objetos más grandes y brillantes.

  • Juana de Armas dijo:

    Roberto, Los chinos no saben lo que deben hacer pero Uds en Cuba saben lo que tienen que hacer Los chinos, esto es el colmo…

  • Jose dijo:

    El Mundo está en caos total, pregúntenos a nosotros, los cubanos de Cuba y les daremos todas las soluciones a sus problemas. NOSOTROS SI SABEMOS QUE HACER; EL MUNDO; NO!!!!

  • carlos gomez vazquez dijo:

    JOSE NO TE MANCHES

  • Serguéi dijo:

    Estimado Oliver Zamora Oria, pienso igualmente que Raúl Sobrino (El Sofista) que efectivamente es usted un joven sumamente instruido y capacitado y que, no solamente en este artículo que escribe sobre la China, sino en todas sus intervenciones televisivas y artículos periodísticos ha mostrado una gran preparación y cultura en disímiles temas y sus comentarios siempre son muy profesionales y maduros; no obstante, a diferencia del Sofista en su extenso comentario sobre su artículo “A donde va China”, en el que me parece sin embargo igualmente ver a una persona sumamente instruida y capacitada, no estoy de acuerdo con él en la serie de críticas que le envía en el que parece colocarlo a usted en una posición de apoyo diríase a las posiciones mercantilistas y hasta neoliberales imperantes en los estados burgueses occidentales básicamente, no concuerdo con el compañero y con todo el debido respeto a él, de que en su artículo se encuentren implícitos de alguna manera alegorías de apoyo al mercantilismo capitalista, al consumismo de mercado ni mucho menos descrédito a las posiciones ideológicas y políticas revolucionarias y socialistas de Fidel y el Che.

    Pienso que verdaderamente las posiciones ideológicas de usted (Oliver Zamora) están clara e incuestionablemente siempre del lado del socialismo y la revolución y es algo que pienso resulta muy evidente para todo aquel que haya seguido no solo sus artículos periodísticos sino también sus innumerables intervenciones televisivas en múltiples espacios. No cabe duda de que el socialismo en general, luego de la debacle sobre todo de la Unión Soviética y de todo el campo socialista europeo, incuestionablemente y de manera inevitable entró en una profunda crisis de credibilidad a nivel mundial en todos los ámbitos y en todavía en estos momentos no puede realmente hablarse de una rehabilitación de sus posiciones y sus ideales casi en ningún rincón del mundo, particularmente sobre China y su modelo de “socialismo con peculiaridades nacionales” como ellos mismos le han dado en llamar, sostengo la opinión que son ellos precisamente los que más “cerca del clavo” han dado con la idea auténticamente marxista de socialismo, esto es, un socialismo auténticamente científico, basado no en apreciaciones pasionales sobre, como decía Federico Engels “La eterna verdad, y la eterna justicia”, sino poniendo el énfasis de la transformación radical de la sociedad en el desarrollo pleno y lo más acelerado posible de las Fuerzas Productivas y la elevación consecuente del nivel de vida ante todo material de los ciudadanos como base para la consecuente y firme transformación espiritual, moral y cultural. Pienso que la esencia de las dificultades y hasta del hundimiento a fines del siglo pasado del modelo de “socialismo real” que predominó desde Stalin en la Unión Soviética en los años 20 y hasta la experiencia socialista cubana en la actualidad, radica precisamente en el hecho lamentable de que toda la vanguardia ulterior de estos países, tanto de la URSS y me atrevería decir que hasta dentro de nuestro propio país, no supieron asumir posiciones científicas sino que se anquilosaron dogmáticamente en una posición parafraseando igualmente a Engels de “socialismo espartano” basado en el sacrificio del bienestar material como único camino para superar la “pudrición espiritual” a que conlleva inevitablemente el consumismo capitalista. Cualquiera con un poco de cultura marxista leninista, que haya leído aunque sea por encima obras clásicas como el manifiesto comunista, o “Del socialismo utópico al socialismo científico” de Engels y varias otras de los llamados clásicos del marximo – leninismo, comprende que en realidad la práctica del socialismo moralista espartano clasifica más bien dentro de las diversas formas de “socialismo reaccionario” que catalogara muy bien Marx precisamente ya en el mismísimo Manifiesto Comunista todavía por allá por 1800 y tantos, por desgracia tal parece que ni Stalin, ni el propio Mao Tse Tung en China ni para ser francos y objetivos, nuestro propio amado y querido líder Fidel Castro, nunca comprendieron verdaderamente a Marx, ni a Engels ni a Lenin, y finalmente no supieron salir del marco de un modelo de socialismo más apegado a apreciaciones precisamente “justicieras y moralistas” que a la ciencia de la transformación de la sociedad que los fundadores del comunismo científico propugnaron siempre y de ahí el fracaso y hundimiento lamentables del socialismo del siglo XX.
    Pienso que precisamente los Chinos son los que ahora con sus reformas están haciendo en la práctica lo que Marx, Engels o Lenin habrían hecho en las condiciones actuales de ese país ni más ni menos. Está claro que para un revolucionario “basado en los ideales” o un “socialista espartano” o un “socialista utópico”, todo ese fenomenal progreso material y el subsecuente incremento del nivel de vida económico – material de cientos de millones de seres humanos pueda parecerle una traición a su ideario de “socialismo moralista” y a la “ética revolucionaria”; pero sin dudas que desde el punto de vista del “socialismo científico” son ellos los que desde hace rato están marcando la pauta en este mundo.

  • lo mio primero dijo:

    El mundo – – – – – – – – no, no, no, no .Cuba + + + + + + sisisisisis .

  • Fernando Quevedo dijo:

    Un camarada en un Hotel de china fue al servicio de internet. Al teclear PCPE(Partido comunista en España) no tuvo acceso en virtud de la ley de seguridad nacional, mientras que la web neoliberal “Intereconomía” o la fascista “Libertad digital” sí podían leerse en China. ¡Desde luego que algunos sí saben lo que tienen que hacer y lo están haciendo!
    Pregunten en Beijing sobre la República Popular Democrática de Corea a lo mejor alguien sabe hubicarlo en el mapa, y será ya mucho. Socialismo Juché creo que ni en Cuba saben ustedes algo, ¿no?

  • Serguéi dijo:

    Estimado Fernando Quevedo:

    Por lo que dice en su comentario debo inferir que usted no es cubano, de modo que ante todo mis respetuosos saludos desde por acá.
    Quisiera aclarar que los criterios que vertí elogiando las reformas de China y a su modelo socialista se referían sobre todo a aquellas de carácter económico, es decir, a la transformación de todas las estructuras y modos de gestión de su economía que le habían permitido a esa nación hacer los progresos espectaculares de que el mundo ha sido testigo estos últimos decenios, en materia de progreso económico, industrial y la consiguiente mejoría incuestionable de las condiciones de vida de la inmensa mayoría de los habitantes de ese súper poblado país durante este tiempo, pienso que precisamente de eso es de lo que trata el socialismo verdadero o científico como desde Marx se le suele catalogar. Pienso que ante todos esos fenomenales progresos que han dejado y continúan dejando boquiabiertos a los más doctos e ilustrados expertos de occidente en estos asuntos, el hecho de que desde un Hotel en China pueda o no accederse a tal o más cuál página en la internet y a otras no, es algo absolutamente ridículo que no puede ser usado como contrapeso efectivo para desacreditar o devaluar lo más mínimo el trabajo admirable del gobierno de la China Comunista.
    Ciertamente como reza el popular refrán “hasta el sol tiene manchas” y no cabe duda de que posiblemente existan muchos aspectos o matices que todavía deben ser mejorados y cambiados dentro de ese país para alcanzar el ideal de una sociedad absolutamente armoniosa y plenamente feliz para todos los ciudadanos, pero aún así, estoy convencido de que en China han estado trabajando con más seriedad y eficacia para alcanzar el sueño de esa sociedad ideal y perfecta que en cualquier otro rincón del mundo.

    Saludos cordiales y hasta otra,

  • Lautaro Fucik dijo:

    LA SABIDURÍA MILENARIA CHINA Y TAMBIÉN SU EXPERIENCIA REVOLUCIONARIA DESDE 1949 SABEN MÁS QUE MUCHOS OTROS….LA COMPLEJIDAD DE LOS TIEMPOS ACTUALES EN MATERIA ECONÓMICA,SOCIAL,CIENTÍFICA,MILITAR Y CULTURAL EXIGEN QUE UNA POTENCIA COMO CHINA PIENSE…LOS PASOS A SEGUIR….SIN ABANDONAR PRINCIPIOS NI DOCTRINA.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oliver Zamora Oria

Oliver Zamora Oria

Periodista cubano. Trabaja en el Sistema Informativa de la Televisión Cubana. Es panelista frecuente del programa informativo Mesa Redonda de la Televisión cubana. Colaborador permanente de Cubadebate.

Vea también