Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Carta a Silvio Rodríguez: Travesía Trova-Patria

En este artículo: Cuba, Cultura, Música, Silvio Rodríguez
| 11

Hermano Silvio:

Hace un tiempo alguien me dijo “la historia de Cuba, casi se puede contar a través de la historia de la música cubana.” Te confieso que de momento aquella afirmación me pareció exagerada pero luego, meditando, recordé lo que mí padre y mis tíos me habían enseñado y que sumé a mis experiencias también por cuenta propia.

Recordé que los géneros de la música cubana casi en su totalidad, tienen una historia muy unida a la identidad y nacionalidad de los cubanos, pero me di cuenta que la cancionística, y en especial la trova, de todos los tiempos, tiene una gran significación  y que un gran porcentaje de la obra de los trovadores estaba dedicada a la patria y sus luchas, a la soberanía, a los héroes y a nuestras guerras de independencia.

A finales de la guerra del 95, Pepe Sánchez compuso una obra que tituló “Cuba Libre”la que terminaba con la frase “patria o muerte” como una premonición de lo que muchos años después Fidel convertiría en el grito de guerra de todo un pueblo.

Pepe Sánchez también escribió “Himno a Maceo” y el compositor guantanamero José Sabin compuso a principios del siglo XX “Maceo y Martí” que todos conocemos como “En opuestas regiones”.

En 1851 se estrenó “La Bayamesa” de Céspedes y Fornaris que se convirtió en un canto de amor y lucha  y luego Sindo Garay compuso “Mujer Bayamesa” que relata con aguda belleza la valentía de la mujer cubana con aquello de “pero si siente de la patria el grito, todo lo deja, todo lo quema, ese es su lema, su religión”.

El  santiaguero Ramón Ivonet, que llegó a obtener los grados de teniente coronel y fue el abanderado de Antonio Maceo en la invasión a occidente era un excelente trovador.

Doriteo Arango  director de la banda de música que acompañaba a Maceo ejecutó el Himno Invasor de Loynaz del Castillo  que inicialmente se llamaba Himno a Maceo y este pidió que le pusieran Himno Invasor. Luego en 1903, el también santiaguero y uno de los grandes de la trova, Alberto Villalón, le pondría música a “Martí” con letra de Francisco Eligio y luego compondría  “La Palma”, dedicada a Máximo Gómez y cuando este murió hizo otra composición que le llamó”La Palma Herida”

En fecha tan temprana como 1918 Rosendo Ruiz escribiría el himno “Redención”, en que por primera vez, se mencionaba la palabra socialismo en homenaje a la revolución rusa y que se estrenó un 1ro de mayo…

En 1926 Sindo Garay compuso “El huracán y la palma” y todos sabemos que la palma es una de las identidades más simbólicas de la patria que el huracán no podía derribar. En la década del 40 del pasado siglo Salvador Adams realizó su obra “Altiva es la Palma “como un homenaje precisamente a la altivez de Cuba.

La lista sería, para orgullo nuestro, interminable y refleja la actitud consecuente con la patria y sus luchas de los músicos y especialmente de los trovadores cubanos.

Al triunfo de la revolución aparecieron los nuevos trovadores, herederos de aquel movimiento que hoy llaman Trova Tradicional.

Por razones familiares, que tu bien conoces, desde mi infancia me moví entre trovadores, de los cuales aprendí la mayoría de los temas que cantaba en los actos cívicos de mi escuela pública, todos los viernes, donde con pupitres ruinosos y pizarras de cualquier color, sacrificados profesores y profesoras, nos enseñaban ante todo a amar la tierra que nos vio nacer y a no traicionarla nunca y allí aprendimos de los mambises y de otros próceres que siempre defendieron la identidad y la nacionalidad cubanas con sus errores y aciertos y sin concesiones anexionistas para los que nos veían como “la fruta madura”.

Los de mi generación, si son honestos, saben de lo que escribo. Vino el triunfo revolucionario en 1959 y otros trovadores tomaron la bandera y continuaron la tradición de cantarle a la mujer, a los amores familiares y a la patria nueva, soberana y libre. Esos trovadores también fueron y siguen siendo contestatarios  y rebeldes contra lo mal hecho, nuestras insuficiencias, errores, intolerancias y burocratismo. Silvio con “Resumen de noticias”, Pablo con “Pobre del cantor, Noel con “Comienzo el día”, Vicente con “Créeme” y Carlos Varela, Gerardo Alfonso, Frank Delgado, Santiago Feliú y muchos otros que vinieron después y siguen llegando, nos dieron y nos dan, una lección de patriotismo y dignidad que enaltecen nuestro orgullo de ser cubanos.

Desde sus obras, también se puede relatar la historia de esa etapa de Cuba; lástima que algunos hayan perdido la memoria y hagan  tabla rasa de lo alcanzado y vivido. Los viejos trovadores y también  los nuevos no lo admitirán.

Ahora, en los nuevos tiempos, aparece entonces un personaje hosco y lóbrego llamado Carlos Alberto Montaner a querer dar clases de historia y conciliaciones políticas en las que falsea aspectos de las guerras del 68 y 95, cuenta a su manera la historia de la republica secuestrada en 1902, pasando por los “buenos y conciliadores machadistas”. Por ese camino llegará seguro  a Batista y sus bondades.

Con ese señor, que según algunos aspira a ser Presidente de Cuba cuando caiga la revolución  es un terrorista confeso, no hay nada que hablar o dialogar. Hay muchos cubanos honestos en los E.U.A y otras latitudes con los cuales si valdría hablar y reconciliarnos.

No fuimos nosotros quienes entronizamos el odio, la violencia, nunca fuimos a Estados Unidos a agredir, a asesinar inocentes, ni a preparar atentados a aviones de civiles, no se puede hablar de nuestros defectos cuando no se es capaz de denunciar a Posada Carriles y sus crímenes evidentes y confesos o abogar por la libertad de lo que están injustamente presos por luchar contra el terrorismo que tanta sangre ha costado a nuestro noble pueblo.

Los tiempos cambiaron un poco o a lo mejor mucho, pero nuestra utopía siguió en pie y la preferimos al servilismo y  la entrega a nuestros enemigos.

En nombre de esa utopía cometimos muchos errores y hasta injusticias. Personajes que hoy no están hicieron de la doble moral un modo de vivir y actuar y de seguro inocularon en muchos el virus de la simulación, la cual hoy permanece en muchos y que hay que echarlos a un lado. En ese camino andamos.

Es cierto, hay tozudeces que nos han hecho daño y que hay mucho que cambiar  y rectificar. De eso nos encargaremos nosotros  mismos, a nuestra manera, lejos de los recodos y turbios afanes de personajes como Montaner y otra larga  lista conocida.

Como tus has dicho en ocasiones, tenemos que lavar nuestros trapos sucios en la casa sin darle “ni tantito así” a un enemigo que desde 1959 nos atacó por querer ser libres y trató de aplastarnos, no con aplanadoras sino con bombas nucleares.

Ojalá que todo sirva para ser un “tilín mejores”, pero, desde nuestra barricada en la cual estoy seguro siempre estaremos  uno al lado del otro

Tu hermano

Ciro Benemelis Durán

PD: leyendo tu cancionero me encontré con este texto escrito en 1968, sorprendentemente actual

LOS FUNERALES DEL INSECTO

Hace un rato, solo, he visto
a un insecto agonizar.
y he pensado: “no hay remedio,
nadie va a  su funeral”.
El insecto agonizaba.
yo empezaba a canturrear
la canción más solitaria
que haya escrito sin llorar.
pues me puse a comparar:
¿Qué hará la tierra con los huesos
del que muere sin regreso,
en virtud de su ambición?
Sus funerales sin amigos,
sus adioses sin testigos,
sus  domingos sin amor
serán  como el del insecto aquel,
muriendo solo, sin después.
Morir así es no vivir,
Morir así es desaparecer.
La pobre gente que dispone
de la vida por oscuros
corredores, ¿qué se hará?
y los que venden la palabra,
los que ríen, los que no hablan,
¿quiénes los despedirán?
Serán  como el del insecto aquel,
muriendo solo, sin después.
Morir así es no vivir,
Morir así es desaparecer.
totalmente

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • David Urra Arias dijo:

    Formidable

  • Ramon Fonseca dijo:

    Muy bella carta y muy actual com dice esa cancion de Silvio que no
    conocia y de ella alos que le ciga el syo que selo ponga

  • Niurka dijo:

    Hermosa carta y muy valisa en estos tiempos

  • Agustín Dimas López Guevara dijo:

    Gracias Ciro, sé que es una carta y no podrías escribir la historia de Cuba en ella, pues muchos son los ejemplos como bien enumeras. Me solidarizo con tus criterios y ojalá (como la canción de Silvio) pase algo que algo, que los buenos cubanos vean las manipulaciones sutiles y ocultas de los testaferros de siempre, y no se presten al juego y el engaño. Sería bueno que escribieras con mayor profundidad sobre esta bella idea y no dejaras de mencionar a Carlos Puebla, Trovador de la urgencia.
    Un abrazo para ti,
    Agustín Dimas López Guevara

  • Rafael Eulogio dijo:

    No podemos dejar de reconocer que nuestra historia es bella por la vía de nuestra cultura, y todavía podrían salir más ejemplos de personalidades que han sabido defender nuestra cultura en muchos lugares del mundo con dignidad y con decoro, sin darle ni tantico así al imperialismo como lo adviertieran Che,Martí, Maceo, Fidel, otros revolucionarios de nuestro país.

  • Eva dijo:

    Hermosa carta. Recuerdo esa canción de Pablo( de aquel que ya no reconozco)que decía: “no vivo en una sociedad perfecta…” pero más justa y soberna, imposible.
    Lo que tengamos que rectificar(y no son pocaslas cosas que tenemos que enmendar)lo haremos con la sabiduría y la inteligencia que nos caracteriza, sin que nadie tenga que decirnos, y mucho menos aquellos que le lamen las botas al Tío Sam,cómo hacerlo. La diginidad y “la gloria que se ha vivido” no es negociable.
    “nadie se va a morir menos ahora
    que esa mujer sagrada inclina el ceño”.
    A los que olvidan que “la patria es ara y no pedestal” recuerden a aquella “señora” miamense que decía el día del regreso de Elián: “Padre, tumba ese avión” y que como ella, allí la extrema derecha y sus emisoras de radio y televisión, nos hacen la guerra con calumnias y mentiras. A esos, “ni tantico así”

    EVA

  • vicente dijo:

    Excelente manera de dar a conocer nuestra historía, el metodo podría extenderse de forma tal que la armonia sea una sola. En esta travesía tambien han existido traidores y oportunistas que como el ya no tan querido Pablo se suman al enemigo. Esto, mas que debilitarnos nos fortalece y saca a relucir al fin a un verdadero simulador. Seguiremos haciendo patria, eso , que no lo duden. !Viva Cuba!

  • Yaíma dijo:

    Gracias por hacernos sentir emoción de revolucionarios, de cubanos y demostrar que aunque no sea ésta una sociedad perfecta seremos consecuentes con “la historia que sea ha vivido”

  • rodolfo gonzales wang dijo:

    Una hermosa carta, llena de recuerdos y de las mejores trovas, creo le dice a Silvio “ya basta”, lo mejorable en Cuba entre los cubanos en casa,allí toca cambiar para mejor y superar defectos, semos amigos y cubanos , eso es lo principal, hasta la victoria, siempre patria o muerte…venceremos

  • Modesto Hidalgo Acosta dijo:

    Excelente carta.
    La reseña que realizas de las canciones solo muestra que arte e historia (arte y política) no tienen nada de ajenos, como algunos han tratado, y tratan, de demostrar. Tu recorrido por la música podrías haberlo hecho por la plástica, la literatura, el teatro, el cine y hasta por la danza. El arte es un arma en la lucha política y los artistas y creadores somos, al empuñarlo, soldados o militantes en la defensa de un ideal de patria que está asociado, definitivamente, al de independencia, soberanía, libertad y justicia social.
    Los creadores que mencionas fueron (son) ejemplo de que “el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor sino de qué lado está el deber”, nunca pensaron solamente en vivir de su arte, sino en usarlo para enaltecer la patria y sus héroes, sus valores, su historia, para luchar.
    Sabemos de los numerosos errores cometidos en nuestro proceso (humano al fin)y sabemos, además, que los seguiremos cometiendo (humanos al fin). Pero sabemos también de los numerosos aciertos y valores aportados por la revolución cubana a la humanidad durante más de cincuenta años. Los errores “metodológicos” son corregibles y en ello trabajamos. Lo que no podemos perder jamás es la esencia de que el socialismo, ese sistema económico social que está determinado por las relaciones de producción, algo que tampoco podemos olvidar, es la única garantía de soberanía, independencia y justicia para nuestro pueblo.
    Los cambios que algunos ansían no nos pueden llevar a jugar a las casitas con el capitalismo y crear quintascolumnas que pongan en riesgo el futuro.
    La constitución de la república está ahí para recordarnos lo que queremos ser.
    El mundo del arte se ha mercantilizado mucho en los últimos veinte años en nuestro país. Algunos artistas han ganado mucho dinero y, según dicen, ya tenemos hasta millonarios en el sector. Algunos de estos “millonarios” (dicen) mantienen su patriotismo y la defensa de nuestro proyecto social; otros han desertado halados por el poder del dinero.
    Siempre hubo judas. Y los habrá. También hubo apóstoles. Y los habrá.
    Si algún elogio merece Pablo Milanés es que al fin se ha quitado la careta. Hay otros que portan careta de apóstol (algún día se les caerá o se la quitarán ellos mismos) y patriotas verdaderos que piensan que “criticar no es morder” y mucho menos traicionar.
    Soy de los que luchamos día a día defendiendo eso que tú llamas “utopía”. No creo que nuestra revolución tenga nada de utópica pero respeto tu imagen. Los revolucionarios cubanos (los verdaderos) nunca han tenido nada de utópicos: “ahora si ganamos la guerra” dijo Fidel con 12 hombres y siete fusiles en Cinco palmas. No es una frase utópica, sino dialéctica. Muestra su visión estratégica, no un idealismo infantil e ingénuo.
    El pablo que no está a la altura de su propia obra no nos hace falta y su ausencia no crea resquebrajaduras. Los verdaderos nos alzamos por sobre los traidores y somos aún más fuertes.
    Tal vez ni leas este comentario pero de todos modos gracias por alzar tu voz para defender lo nuestro.

  • Jose Antonio dijo:

    Hermosa , muy hermosa la carta, no solo con la belleza de una buena redacción, sino por la belleza que nace de lo autentico, con la cual se estrellan hoy traidores como Pablo Milanes, el día 11 me acorde mucho de este personaje, al oir una vez más que un gran hombre como Salvador Allende mrio sosteniendo un fusil regalado pro fidel, hoy la mayoria de los cubanos sin fanatismos esteriles vivimos aferrado a ese Fusil, y no habra Montaner ni traidor ni mercenario que logre callar la voz de todos…

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Benemelis

Presidente del Comité Organizador de la Feria Internacional CUBADISCO

Vea también