Imprimir
Inicio » Opinión  »

El regalo de navidad del Presidente Obama a AT&T (y Comcast y Verizon)

| 2

Democracy now!

Una de las promesas de campaña del Presidente Barack Obama fue la de proteger la libertad de Internet. Dijo en noviembre de 2007: “Asumiré personalmente el compromiso con la neutralidad de la red, porque cuando los proveedores comienzan a privilegiar algunas aplicaciones o sitios web por encima de otros, las voces más pequeñas son silenciadas y todos perdemos. Internet es posiblemente la red más abierta en la historia y debemos mantenerla así”.

Volvamos a diciembre de 2010, momento en que Obama claramente no está asumiendo ese compromiso, motivado por gigantes como AT&T, Verizon y Comcast. Junto a él se encuentra el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), Julius Genachowski, compañero en la Facultad de Derecho de Harvard y compañero de baloncesto, que acaba de lograr que se apruebe una norma sobre neutralidad de la red que los activistas de Internet consideran desastrosa.

El director de la revista Free Press, Craig Aaron, expresó: “Esta propuesta parece estar repleta de vacíos legales que dejarían la puerta abierta a todo tipo de abusos en el futuro, lo que permitiría que empresas como AT&T, Comcast, Verizon y las grandes proveedoras de servicios de Internet, decidan qué sitios web funcionarán, cuáles no y cuáles podrán recibir trato especial”.

Para el comediante devenido senador, Al Franken, demócrata por Minnesotta, las nuevas normas sobre neutralidad de la red no deben ser tomadas en broma, ya que las mismas les permitirían a redes móviles como AT&T y Verizon Wireless bloquear por completo ciertos contenidos y aplicaciones cuando quisieran. Franken dio el siguiente ejemplo: “Permítanme citar un ejemplo. Quizá le guste Google Maps. Bueno, es una lástima. Si la FCC aprueba esta norma, Verizon podrá cortar el acceso a la aplicación Google Maps en su teléfono y obligarla a utilizar su propio programa de mapeo, Verizon Navigator, aunque no sea tan bueno, aunque haya que pagar para utilizarlo, mientras que Google Maps es gratis. Si se les permite a las empresas priorizar contenido en Internet, o si se les permite bloquear aplicaciones a las que se accede en el iPhone, no hay nada que impida a las mismas empresas censurar el discurso político”.

AT&T es uno de los conglomerados que, según los activistas, prácticamente ha redactado las normas de la FCC promovidas por Genachowski. Ya hemos sido testigos de cambios radicales de este tipo. Semanas antes de su promesa de neutralidad en la red realizada en 2007, el entonces senador Obama contrató a AT&T, que fue denunciada por participar en las escuchas telefónicas sin orden judicial a ciudadanos estadounidenses a pedido del gobierno de Bush. AT&T quería inmunidad judicial retroactiva. El portavoz de la campaña de Obama, Bill Burton le dijo a Talking Points Memo: “Para ser claros: Barack apoyará la obstrucción de cualquier proyecto de ley que incluya la inmunidad retroactiva a las empresas de telecomunicaciones”.

Pero en julio de 2008, un mes antes de la Convención Nacional Demócrata, cuando Obama era el posible candidato a la presidencia, no solamente no obstruyó, sino que votó a favor del proyecto de ley que le otorgó inmunidad judicial retroactiva a las empresas de telecomunicaciones. AT&T logró lo que quería, y rápidamente mostró su agradecimiento. La bolsa oficial entregada a cada delegado de la Convención Nacional Demócrata tenía estampado un gran logo de AT&T. AT&T organizó una fiesta para los delegados a la que la prensa no tuvo acceso, para festejar que el Partido Demócrata había firmado su libertad.

AT&T, Verizon, la gigante de televisión por cable Comcast y otras empresas expresaron su apoyo a la nueva norma de la FCC. Los aliados demócratas de Genachowski en la comisión son Michael Copps y Mignon Clyburn (hija del líder de la Mayoría de la Cámara de Representantes James Clyburn). Nuevamente Criag Aaron, de Free Press, dijo: “Tenemos entendido que los comisionados Copps y Clyburn intentaron mejorar estas normas, pero Genachowski se negó a ceder, aparentemente debido a que ya había logrado un acuerdo con AT&T y los lobbistas del cable acerca del alcance de las normas.”

La comisionada Clyburn advirtió que las normas podían permitir que los proveedores de Internet móvil discriminen y que las comunidades pobres, en particular afroestadounidenses y latinos, usen los servicios de Internet móvil más que las conexiones cableadas.

Craig Aaron considera lamentable el poder que detentan los lobbistas de la industria de telecomunicaciones y del cable en Washington D.C.: “En los últimos años desplegaron 500 lobbistas, básicamente uno por cada miembro del Congreso, y eso es solamente lo que declaran. AT&T es la empresa que más dinero ha aportado a las campañas políticas en la historia, desde que llevamos un registro. De modo que realmente se han consolidado. Y Comcast, Verizon y las otras grandes empresas no se quedan atrás. Y estamos realmente viendo este juego aquí, una vez más los grandes intereses empresariales están utilizando su influencia de lobby, sus contribuciones a las campañas para eliminar cualquier amenaza a su poder, a sus planes de lo que quieren hacer para el futuro de Internet. … Cuando AT&T quiere reunir a todos sus lobbistas, no hay sala en la que entren todos. Tuvieron que alquilar una sala de cine. La gente que representa el interés público y que lucha por Internet libre y abierto aquí en D.C. aún puede compartir un mismo taxi”.

El dinero de campaña ahora más que nunca es lo que mantiene vivos a los políticos estadounidenses, y pueden estar seguros de que Obama y sus asesores están pensando en la elección de 2012, que probablemente será la más costosa de la historia de Estados Unidos. Se cree que el uso enérgico e innovador de Internet y las tecnologías móviles han ayudado a Obama a asegurar su victoria en 2008. A medida que la Internet abierta se restringe cada vez más en Estados Unidos, y las empresas que controlan Internet se vuelven más poderosas, es posible que no exista esa participación democrática por mucho más tiempo.

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 650 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 250 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • oscar canosa dijo:

    No veo nada de malo que cada compa~ia quiera que utilizen sus productos. La regulacion de la parte comercial de Internet ya ha comenzado.

  • Celso Aurelio Brizuela (Chester) dijo:

    Como había dicho antes, Internet es la segunda revolución munial de las comunicaciones… después de la imprenta de Gütemberg, y ha contribuido a democratizar la expresión humana y la transparencia.
    Lo malo es que muchos gobiernos temen a la transparencia como a la “peste bubónica”… y prefieren eclipsar sus hechos execrables tras el $ecreto de e$tado (es decir: prefieren la peste bobónica y la estupidez acrítica).
    Por supuesto que Internet ya es imparable y se les ha escapado de las manos a los aspirantes a emperadores del subdesarrollo.
    Ahora cualquier país, como Brasil, India, China, Japón o Rusia, pueden disponer de servicios ajenos a los intereses estadounidenses… que sólo buscan lucros, no libertad de expresión.
    Milles de empresas usan Internet y será difícil prohibir el uso de la web a nadie sin que se busquen redes alternativas a las “políticamente correctas” eigidas por el gobierno norteamericano.
    Y no me refiero al de jure, votado que no elegido por los ciudadanos.. sino a la dictadura corporativa (democrazy) que sojuzga a los ciudadanos y los usa como carne de cañón o carroña de buitres bancarios.

    Chester el lobo estepario

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amy Goodman

Amy Goodman

Periodista norteamericana, directora de la radio-televisora alternativa Democracy Now!

Vea también