Imprimir
Inicio » Opinión  »

Martínez Heredia, Guiteras y el socialismo cubano

| 5

Diario La Jornada

Después de mi artículo sobre el libro Tony Guiteras,  un hombre guapo, de Paco Ignacio Taibo II numerosos lectores se interesaron en adquirirlo y tener más información de Guiteras.  Debido a las vacaciones no me fue posible averiguar si habrá una edición mexicana, pregunta reiterada. Sin embargo, pude releer en estos días el libro Guiteras 100 años (Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2007) con su espléndida selección de textos de la ensayista Ana Cairo que incluye testimonios de numerosos compañeros y contemporáneos de  Tony y valoraciones entre las que destaca la muy penetrante que hiciera Che Guevara al cumplirse 27 años de su caída en combate y el ensayo “Guiteras y el socialismo cubano” del investigador Fernando Martínez Heredia (FMH). Por el breve espacio era imposible, como deseaba, comentar una selección tan abarcadora y decidí concentrarme en el trabajo de FMH debido a la trascendencia de sus contribuciones. De ellas se deriva la conclusión de que no es posible entender bien la actual revolución Cubana sin estudiar la del 30, una de las más complejas de América Latina en la primera mitad del siglo XX y, en particular, la personalidad y ejecutoria de Guiteras, único gran líder revolucionario en ocupar un alto cargo gubernamental en Cuba (virtual primer ministro) en el propio siglo y antes de 1959, en un gobierno que, como apunta el autor resultó precursor del surgido en ese año  puesto que aunque fuera en su breve existencia de poco más de tres meses logró lo que parecía imposible en un país sujeto a la dependencia y al más estricto control imperial: ser independiente de Estados Unidos y no tranzar nunca con este, lo que no es únicamente debido al firme antimperialismo guiterista sino también al nacionalismo de Ramón Grau en esa época -figura revalorada con precisión en sus virtudes y limitaciones por FMH- y a la radicalidad del movimiento de masas. Aquél gobierno, afirmaría Guiteras poco después de su derrocamiento por la alianza Roosevelt-Batista, “mostró un mundo de posibilidades al pueblo de Cuba… mostró a los revolucionarios el camino”.

FMH desborda la creatividad a que nos tiene acostumbrados, exhibiendo una serie de hallazgos de gran trascendencia para situar en una nueva perspectiva la revolución del 30 y por ello singularmente valiosos para la lucha revolucionaria de hoy en América Latina. Es sólida y novedosa su argumentación al afirmar que Guiteras -“el más cabal continuador de Mella”- estableció el nexo entre la política revolucionaria cubana anterior y la futura, es decir, entre la revolución de independencia y el ideario de José Martí y el ataque al Moncada, el Ejército Rebelde y la revolución de liberación nacional y socialista liderada por Fidel.  Y que Tony es junto a Mella el símbolo del “socialismo cubano”, cuya presencia en Cuba se dio en paralelo (y en choque) con el “socialismo soviético”.

El autor nos lleva a través de los hitos principales en la meteórica vida de Guiteras y nos revela la enorme importancia de la práctica política, incluida su fecunda obra de gobierno, en el desarrollo de su pensamiento revolucionario no obstante que como parte de su refinada formación intelectual  leyera a Marx, a Lenin y a otros autores de izquierda. Es muy relevante la actuación de Tony como guerrillero que comprende la necesidad de la violencia revolucionaria y de la combinación de la lucha de liberación nacional con el socialismo y de la unidad en la lucha antimperialista, en esto también precursor de la revolución Cubana actual. FNH sintetiza el cuadro político-social e ideológico que provoca la gran rebelión social de los 30, la diversidad y heterogeneidad de las fuerzas y personalidades en pugna y los errores y limitaciones que llevaron a la derrota de la revolución. Entre estas, los gravísimos disparates a que la Internacional Comunista empujó a su sección cubana, el Partido Comunista de Cuba (PCC), formado por hombres y mujeres entregados y muchas veces heroicos. El sectarismo fue central en estos errores, que llevaron al PCC a actuar frecuentemente contra la realidad social, a aislarse y hasta contraponerse a revolucionarios como Tony, al que la Internacional llegó a catalogar de “socialfascista” mientras él se desvivía por cerrar filas con el PCC, entregar poder a los trabajadores y armarlos.

Pero el aporte señero de FMH es proclamar a Guiteras como uno de los padres del comunismo cubano y no sólo un gran revolucionario antimperialista.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • F. Juan Águila dijo:

    ME PERMITO SOMETER A CONSIDERACIÓN DE LOS EDITORES ESTE FRAGMENTO DE MI LIBRO “lA REVOLUCIÓN Y YO,PARA QUE HAGAN LO QUE ESTIMEN PERTINENTE.

    Antecedente de Nacionalizaciones, etc. Antonio Guiteras Holmes.

    Para analizar los antecedentes de las primeras medidas de nacionalización y reivindicaciones hay que retroceder a 1933 cuando Antonio Guiteras Holmes asumió la cartera de Gobernación en el Gobierno de la “Pentarquía”
    Guiteras, nació el 22 de noviembre de 1906 en Filadelfia, Pensilvania Hijo de padre cubano, Calixto Guiteras, y madre norteamericana Marie Theresse Holmes, nació en el seno de una familia de posición desahogada. Desde niño creció oyendo las historias de su tío, José Ramón Guiteras, quien diera su vida por la libertad de Cuba durante la primera guerra de independencia y las de su tío abuelo irlandés, John Walsh, quien fuera uno de los más importantes líderes de la independencia de Irlanda. Su padre, hombre culto y de pensamiento liberal, supo inculcarle su amor por la Patria y a José Martí. La familia Holmes, por problemas de enfermedad del padre, se traslada a Cuba en 1913, radican en Matanzas un año y luego se trasladan a Pinar del Río.
    Esta formación que desde pequeño recibiera en su hogar, formaron a un joven íntegro, que al ingresar al bachillerato se mostraría sensibilizado por la realidad política que vivía el país. Guiteras no estuvo ajeno a la Reforma Universitaria, ni a la agitación estudiantil encabezada por Julio Antonio Mella interesándose profundamente en ella.
    Desde el Instituto de Pinar del Río, donde cursaba sus estudios, participó activamente en las actividades que allí se realizaban para apoyar las acciones revolucionarias del estudiantado. Ya desde esta época se va destacando sus sentimientos antiimperialistas y condena enérgicamente la política de injerencia del embajador de los Estados Unidos en Cuba.
    Conoció y admiró a Mella, a quien apoyó en su huelga de hambre, y participó activamente en el movimiento popular que se desarrolló para liberar al líder estudiantil.
    Estas actividades fueron fortaleciendo cada vez más su formación revolucionaria.
    En 1927 integra el Directorio Estudiantil Universitario (DEU), lo que implica su primera aparición en el escenario político cubano. A partir de entonces siempre apareció en primera fila en la lucha contra la tiranía y enarboló los ideales democráticos y antiimperialistas, al igual que los demás líderes estudiantiles.
    Durante el periodo comprendido entre los años 1929 y 1932, continúa enriqueciendo su experiencia política y revolucionaria y su accionar estuvo dirigido principalmente a la obtención de armas para la insurrección que derrocaría a la tiranía de Gerardo Machado (1925-1933)).
    En 1932 decide romper con los viejos caudillos nacionalistas y fundar la Unión Revolucionaria (UR), en la que agrupa todas las pequeñas organizaciones que ya lideraba.
    Los conocimientos que poseía acerca de la lucha por la independencia en Irlanda, de las guerras de independencia cubanas y la decepción que sentía con relación a los anteriores desempeños bélicos en que había participado, lo llevan a concebir que la única forma de lograr que la insurrección tuviera éxito era realizándola en el Oriente del país.
    Desde el UR, Guiteras lanza el “Manifiesto al pueblo de Cuba”, donde expuso un programa centrado en la unidad de todas las fuerzas anti-machadistas. En este Manifiesto, Guiteras demuestra que: “sólo la fuerza de la unión de todos los hombres —aunque posean diferentes tendencias políticas— envueltos en la lucha, por lograr un régimen de libertad y justicia, podría lograr el triunfo de una verdadera Revolución”. El punto central de este documento fue el llamado a la lucha armada como vía más práctica para derrocar la dictadura.
    Guiteras revela, desde aquel entonces, su personalidad como un político que sin ceder principios sólo hace público aquello que es imprescindible.

    Gobierno de los Cien Días*

    Luego de la caída de la dictadura de Gerardo Machado, Guiteras es nombrado, por el gobierno emergido del movimiento militar revolucionario del 4 de septiembre (La Pentarquía), como gobernador de la provincia de Oriente, en la cual tenía un impresionante prestigio como jefe militar y revolucionario. Fue llamado para integrar el Gabinete de Ministros del gobierno, en el cual ocupó el cargo de Ministro de Gobernación, desde el cual tomó medidas en favor del pueblo y que afectaban los intereses del gobierno norteamericano en Cuba.

    Medidas tomadas por Guiteras

    – Ordenó la intervención de la Compañía Cubana de Electricidad.
    – Creo la Secretaría de Trabajo.
    – Implantó la jornada laboral de 8 horas.
    – Estableció el jornal mínimo.
    – Depuró los organismos estatales.
    – Repartió tierras.
    – Proclamó la autonomía universitaria.
    – Realizo la convocatoria para realizar una Asamblea Constituyente.
    – Promulgó la rebaja de los precios de los artículos de primera necesidad.
    – Redujo el precio de la energía eléctrica.

    De estas medidas que demostraban su sentimiento antiimperialista, el mismo Guiteras expresó: <>
    Antonio Guiteras era un gran anti-imperalista pero también anti-comunista, como también lo eran muchos de los revolucionarios de aquella época. Esto señalamos en el capítulo anterior con respecto al “Che” Guevara, por parecernos que el “Che” pudo estar más influenciado por las ideas prácticas de Guiteras que por las de Fidel Castro y que este pudo estar más influenciado por sus ideas del marxismo que por las ideas del “Che”. Será necesario hacer un análisis más profundo sobre el pensamiento político del Che.
    Guiteras también creó la organización revolucionaria Joven Cuba, junto a la cual prosiguió su lucha contra los gobiernos cubanos y que respondían a los intereses de los Estados Unidos.

    * Durante los días 13 y 14 de enero de 1934, Batista convocó y presidió una reunión militar en Columbia en la que propuso destituir a Grau y nombrar al Coronel Carlos Mendieta y Montefur, lo cual fue acordado por la llamada Junta Militar de Columbia. Grau San Martín presentó su dimisión en la madrugada del 15 de enero de 1934 y embarcó rumbo a México, exiliado, el 20 de ese propio mes. Mendieta, entonces, quedó instalado como presidente, el 18 de enero de 1934, reconocido por Estados Unidos el 23 de enero de ese año, en realidad, como se sabe, el embajador Caffery y Batista dirigían los destinos del país. ((Fidel Castro “Reflexiones” El imperio y la isla independiente Tercera parte
    Muerte de Guiteras

    Antonio Guiteras Holmes fue asesinado el día 8 de mayo de 1935, junto al revolucionario venezolano Carlos Aponte, en el Morrillo, Matanzas, por las tropas de la dictadura Batista + Cafería + Mendieta * las que llegaron hasta allí producto de una delación. No olvidar que detrás de Batista estaba Jefferson Caffery, Embajador de los Estados Unidos en la Habana,

    Según palabras de Raúl Roa, autor de la obra “La revolución del 30 se fue a volina”

    “…así se perdió la figura más empinada, el ánimo mejor templado, la voluntad más indomeñable, el brazo más enérgico y el espíritu más puro del movimiento nacional revolucionario”.

  • F. Juan Águila dijo:

    Quiero añadir que los textos en negrita son procedentes de Reflexiones de Fidel

    Además, el “Che” sentía una gran admiración por Guiteras, creo que en 1962 leía algo al respecto. Le llamó mucho la atención su “Pragmatísmo”. Cualidad que también caracterizó mucho al “Guerrillero Heroico”

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Es de lamentar que no sepamos como tener acceso al ensayo original de FMH, todo lo que él escribe es interesante; últimamente se escribe mucho sobre el sectarismo de la Internacional Comunista y el daño que hizo en Cuba, yo agregaria en otros muchos paises, pero no se medita, hasta donde he leído, sobre el hecho de que todos los movimientos religiosos, políticos, sociales o de cualquier tipo han padecido en mayor o menos medida de esta enfermedad, con ella han lidiado todos los grandes personajes de la historia o la han padecido; es necesario estar alerta para no caer, en esta época de florecer del socialismo del siglo XXI, en esta misma práctica.

  • F. Juan Águila dijo:

    Debe generalizarse el hábito de añadir las referencias bibliográficas para posibilitar la ampliación de los temas publicados.

    En: aporrea.org

    Tampoco aparecen

    Prof. Dr. F.. Juan Águila

    Especialista de II grado en Ortodoncia. Ph. D.; Dr. Sc.

    e-mail f.juanaguila@ymail.com

    Web http://www..aguiram.com

  • Miladys dijo:

    Necesito si pueden responderme la caracterizacion del proceso de construccion del Socialismo como objetivo estrategico de la Revolucion cubana………gracias

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también