Imprimir
Inicio » Opinión  »

Honduras: ¿Modelo de Alta Intensidad?

| 2

Algún día le preguntarán  Barak Obama el motivo por el cual no le dio un buen tirón de orejas a los golpistas hondureños a su debido tiempo y se sabrá si quiso poner a salvo la ropa, antes de tirarse al agua, o si para salvar su recién estrenado mandato,  le obligaron a irse del río sin estar mojado.

La suposición es arriesgada pero no carece de esencias. The Washington Post dejaba entrever días atrás esas posibilidades aludiendo a ese poder a la sombra que siempre hay en todo gobierno norteamericano, partiendo de antiguos vínculos entre políticos conservadores y los militares de ambos bandos o al hecho nada controversial de que las fuerzas amadas hondureñas, su jerarquía, fue formada por especialistas estadounidenses que emplean los mismos métodos y manuales con que fueron entrenados los torturadores y asesinos que protagonizaron uno de los más monstruosos e infamantes eventos en el cono sur del Continente en los 70-80 o en la misma Centroamérica, probando modelos de baja intensidad con altísimo salvajismo, o usando  de plataforma a unos países para agredir a otros.

Antes de comprobar que hay grandes empresarios afines a los golpistas que ya están huyendo de Honduras, o cuando menos le retiraron su favor a Roberto Micheletti, mantiene total vigencia lo que la delicadeza de los dirigentes latinoamericanos omitió subrayar hasta ahora: la más que probable complicidad entre el Pentágono y los usurpadores del poder.

Y el problema estriba en que pese a haberse unido al resto de los países miembros de la OEA ¿tenían acaso otro remedio? en la condena a la asonada, a diferencia del resto, EE. UU. no retiró a su embajador ni tampoco las ayudas militares o económicas, incluso a pesar de las ofensivas declaraciones contra el presidente norteamericano expresadas por quien oficia de canciller, quizás la persona que debería mostrar mayor diplomacia pero en lugar de eso se comporta como un cacique en su cuartel y despotrica sin mirar hacia donde golpean sus cascos.

La impunidad tiene esas malas señales.

“Yo no soy ingenua. Creo que el ataque no es solamente contra usted, presidente Zelaya, o contra Honduras. Tal vez sea una estrategia más fina y profunda, que no solo involucra a quienes en su país quieren seguir con un modo de redistribución del ingreso, etcétera. Creo que se intenta frustrar una política diferente para el conjunto de todos los países que conformamos la América.” “¡Qué curioso! Durante los últimos ocho años no se habían registrado -salvo el episodio de Venezuela- casos similares. Cambia la administración del país más poderoso del mundo, con una nueva tónica a la que todos aspiramos como cambio, y comienzan a suceder cosas como estas, que parecieran ser que retroceden o ponen en tela de juicio los avances que hemos comenzado a tener en un cambio de administración que había sembrado muchas esperanzas en América y el mundo, en la necesidad de cambiar”. Esa es la visión de la presidenta argentina Cristina Fernández y tiene entre sus bases la experiencia de un pueblo que sufrió las consecuencias de actos similares a las que están en curso.

Y ciertamente ni los mejor inspirados pueden explicar -entre muchos sucedidos- que la administración Bush le cortara ciertas ayudas a Bolivia, por no contribuir a la lucha contra las drogas, dijeron, y el nuevo gabinete estadounidense permitió que fuera aplicada la sanción sin reanalizarla siquiera bajo el lente del “cambio”.

Si nos atenemos a las leyes norteamericanas ya deberían haberle retirado las contribuciones a los golpistas en Honduras pues está establecido que no se otorguen a gobiernos que irrespeten la legalidad democrática.

Ahora hay sangre inocente de por medio y eso implica una responsabilidad mayor. No se olvide tampoco que atribuir culpas propias a ajenos nunca logró eliminarlas.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro dijo:

    Obama anda paseando en estos momentos por Rusia,esta preocupado con implementar su sistema antimisiles,a la vez que ve preocupacion sobre lo que esta pasando en China,Curioso?si en sus propias narices tiene un volcan,el Golpe de Estado Facista ,hasta con sus muertos y heridos,siendo destruido un sistema democratico y ni se ha preocupado,ni referencias a esto ha hecho,no creo en su lenguaje refinado,ya que siempre dice lo contrario,cuando va a los hechos ,USA es la principal responsable de estos hechos,el Silencio otorga y seÑala a los verdaderos responsables.

  • marcos lopez dijo:

    Hay que recordar que ya el antiguo candidato demócrata Kerry, en su campaña por la presidencia de eeuu advirtió, lo cito de memoria, pero pueden rastrearse sus palabras sombrias,que Bush cometía un grave error al concentrarse tanto en Irak, cuando había cosas que estaban pasando mucho más cerca de sus narices, y él “se distraía en Medio Oriente”. Hay que ver lo que está pasando acá cerca nuestro decia. También en la última campaña presidencial los demócratas insistieron, enfrentando al candidato repúblicano, con que el gobierno yanqui no prestaba atención a su patio trasero. Ahora, tal vez, Obama viajando lejos, repite lo que hizo con la matanza de Israel en Gaza: mira para el costado, y no contesta.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también