Imprimir
Inicio » Opinión  »

Leonard Weinglass: La arrogancia de la Administración estadounidense no es una sorpresa

| +

  Leonard Weinglass  

Leonard Weinglass, conocido abogado defensor de los derechos civiles que representa a Antonio Guerrero, uno de los Cinco presos políticos cubanos encarcelados en Estados Unidos, le dijo a Bernie Dwyer, de Radio Habana Cuba, en una entrevista telefónica desde su oficina en New York el viernes 23 de enero, que el equipo de la defensa se siente muy optimista con respecto al resultado de la presentación oral de los argumentos de la apelación que tendrá lugar el próximo 10 de marzo en Miami. Sin embargo, señaló que, por supuesto, como ha sido desde el primer momento en este caso, queda por ver si el clima que existe alrededor del mismo permitirá que los hechos y la ley prevalezcan.

[Bernie Dwyer (BD)]: Nos estamos acercando bastante al 10 de marzo, la fecha fijada por el Undécimo Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta para la presentación oral de los argumentos en Miami sobre el caso de los cinco cubanos encarcelados en Estados Unidos. ¿Pudiera comentarnos acerca de lo que usted y los demás miembros de la defensa han estado haciendo?

[Leonard Weinglass (LW)]: Los cinco abogados del caso están trabajando muy duro en la preparación de los argumentos orales. En los últimos dos días la corte nos informó que el nuestro será uno de cuatro casos que escucharán ese día, el 10 de marzo y, de hecho, seremos el último caso de ese día. Esa es una señal relativamente buena pues, como somos el último caso, existe la posibilidad de que seamos escuchados por más de 15 minutos.
No hay garantía de eso, por supuesto, pero la posibilidad existe. Además, en un par de días presentaremos una moción formal ante la corte solicitando que se nos conceda un tiempo adicional debido a la extensión del juicio y a lo vasto del registro de documentos. Tenemos la esperanza de que nos den más de tres minutos a cada abogado o de los 15 en total, pero aún está por ver.

[BD]: Ustedes tendrán 15 minutos para la presentación oral. ¿Tiene el mismo tiempo la fiscalía?

[LW]: Así es. Si la corte nos concede una hora o media hora entonces lo más probable es que lo haga también con la fiscalía.

[BD]: De acuerdo con su anterior experiencia, ¿podrá tener alguna señal o indicio durante la audiencia, o inmediatamente después, de la reacción de los jueces ante los argumentos orales?

[LW]: La corte se reservará su decisión y nosotros recibiremos el veredicto por escrito probablemente de dos a cuatro meses después. Sin embargo, durante la presentación se pueden obtener algunos indicios de, al menos, la forma de pensar de la corte a partir de sus preguntas.
No siempre es posible saber de forma exacta cuál será el veredicto tomando en cuanta esas preguntas pero por lo menos sabremos cuáles serán las cuestiones polémicas, si las hay, que la corte considera.

[BD]: ¿Le importaría refrescarnos la memoria sobre los principales aspectos de la apelación?

[LW]: Hay muchos. En primer lugar vamos a argumentar que la evidencia en el cargo número 3 contra Gerardo Hernández fue insuficiente legalmente para condenarlo por supuestamente haber conspirado para cometer asesinato.

En segundo lugar, argumentaremos que la evidencia en el cargo número 2, el de conspiración para cometer espionaje, contra mi cliente y los otros dos acusados con él, fue insuficiente.

En tercer lugar, sostendremos que la sede no debió haber sido Miami. Este será un argumento muy poderoso pues Miami fue la peor jurisdicción donde pudo haberse celebrado este juicio. También alegaremos que las sentencias fueron excesivas e ilegales de acuerdo con la ley estadounidense. Hay que señalar que aunque no hubo ni una sola página clasificada involucrada en este caso, mi cliente Antonio Guerrero está cumpliendo la misma condena a cadena perpetua a la que fueron sentenciados algunos de los más conocidos espías en la historia norteamericana y que suministraron cientos y hasta miles de páginas de información clasificada a la Unión Soviética.

Es por eso que hablaremos de la naturaleza excesiva de las sentencias.

Además, hay una serie de asuntos relacionados con el juicio. El fiscal cometió actos de conducta inapropiada, ese es un punto; en segundo lugar, la defensa no pudo desarrollar su trabajo de forma apropiada porque la fiscalía injustamente retuvo información alegando que era secreta y la defensa tenía derecho a acceder a ella. En tercer lugar, el gobierno violó sus propias normas al entrar por la fuerza en los apartamentos de Gerardo Hernández y otros para secretamente "bajar" información de sus computadoras, todo eso violando la ley estadounidense.

También alegaremos que la defensa por necesidad fue injustamente retirada del caso.

Según la ley de Estados Unidos, una persona tiene derecho, e incluso es alentada, a violar la ley si al hacerlo reduce la posibilidad de violencia o daño físico. En este caso, las pruebas presentadas muestran claramente que los Cinco trataban de reducir la violencia o el daño físico contra el pueblo cubano causado por la red terrorista del Sur de la Florida. Es por eso que ellos tenían el derecho de no registrarse como agentes extranjeros; tenían el derecho de poseer documentos que escondieran su indentidad. Estas son infracciones menores y la ley permite las infracciones menores si se está tratando de evitar un mal mayor.

Ese es el punto en este caso; el juez no le premitió a los abogados de la defensa alegar eso ante el jurado. Eso estuvo mal y vamos a reclamar enérgicamente.

O sea que como ve hay varios puntos en este caso, los cuales requieren de bastante tiempo y es casi imposible lograr cualquier tipo de justicia en la presentación oral si no se nos conceden más de tres minutos a cada uno.

[BD]: Uno de los puntos centrales en la apelación es que Miami era el peor lugar posible para celebrar el juicio de los cinco cubanos prisioneros políticos. Ahora los argumentos orales se presentarán el 10 de marzo en Miami.¿Perjudicaría eso el caso?

[LW]: Esperamos que no. Los jueces, por supuesto, son del Undécimo Circuito y eso significa que, aunque no sabemos quiénes son los tres que tendremos,  la mayoría de ellos no son de Miami. Algunos sí lo son pero esperamos no tener jueces de Miami. Es posible que hasta tengamos un juez que no pertenezca al Undécimo Circuito, pero no sabemos quiénes van a ser.

Pero, tradicionalmente, los casos que no pertenecen a Miami y tienen apelación ante el Undécimo Circuito en Atlanta son trasladados a Miami para la presentación oral. Nosotros pensamos que se haría una excepción en este caso pues estamos alegando prejuicio en esa jurisdicción. Desafortunadamente, el undécimo circuito decidió que la audiencia tendría lugar en Miami de todas formas.

No diría que esto nos perjudica pero sí indica una falta de sensibilidad por parte de la corte ante nuetro argumento en contra de la jurisdicción de Miami.

[BD]: ¿Son optimistas usted y los demás miembros de la defensa con respecto al resultado de la presentación oral en Miami?

[LW]: Francamente, tuvimos una larga discusión en una conferencia telefónica el pasado jueves. Ya todos hemos leído nuestros documentos, aproximadamente unas 700 páginas de argumentos escritos, y hemos leído la respuesta de la fiscalía, unas 100 páginas, y todos tenemos la opinión que, basados en los argumentos escritos que hemos leído, nuestro caso es  muy, pero que muy fuerte contra el gobierno.

Incluso creemos que casi debemos confiar solo en la fuerza de nuestros argumentos escritos en contraposición a los del gobierno.

Por eso estamos muy optimistas en relación el estado de los hechos del caso y el estado de la ley. Por supuesto, como ha sido desde el primer momento en este caso, queda por ver si el clima que existe alrededor del mismo permitirá que los hechos y la ley prevalezcan.

Esperamos que así sea pero nos sentimos muy optimistas acerca de la fortaleza de nuestro caso.

[BD]: Su cliente, Antonio Guerrero, fue trasladado de su prisión en Colorado a otra en Springfield, Illinois, durante la semana en que su mamá lo visitaba. A ella no se le informó nada hasta que fue a verlo la última vez antes de regresar a Cuba. ¿Puede hablarnos sobre eso?

[LW]: Desafortunadamente, Antonio fue trasladado sin previo aviso cuando su mamá estaba en Colorado visitándolo después de llegar de Cuba. Él fue llevado a Springfield, que es donde se encuentra el centro médico adonde son llevados todos los prisioneros federales que requieren de atención médica. Creo que allí está siendo sometido a una cirugía menor y a un examen físico. Permanecerá allí por un período de tiempo, más del que él quisiera, pero usualmente los tienen allí por varios meses aunque en realidad lo podrían regresar en cuestión de semanas.

Hasta donde conozco, él todavía está en Springfield, Illinois. Nosotros hemos hablado dos veces por teléfono. Está bien, allí todavía. La única queja que tengo es que al llegar lo colocaron nuevamente en el "Hueco" (celda de castigo) a pesar de que fue allí por razones médicas y fue mientras él estaba en el "Hueco" que su cirujano lo consultó acerca del procedimiento médico que seguirían.

Creo que fue algo muy inhumano lo que le hicieron a Antonio. Pero, a pesar de ello, eso fue lo que le hicieron durante los primeros cinco días allí. Ahora está fuera del "Hueco" y esperamos que reciba la atención médica que requiere.

[BD]: ¿Se dio alguna explicación del porqué lo pusieron allí al llegar a aquella prisión por atención médica?

[LW]: No, ellos no dieron ninguna razón. Cuando le pregunté a Antonio me dijo que ese es el procedimiento normal, lo cual es sorprendente debido a que los que van allí, y a él se le trasladó en un vuelo, lo hacen para recibir un tratamiento médico de emergencia. Uno nunca esperaría que a alguien que va a recibir atención médica lo traten así al llegar al centro médico donde lo van a atender.

[BD]: A Olga Salanueva y Adriana Pérez, esposas de René González y Gerardo Hernández, respectivamente, se les han negado recientemente las visas para viajar a Estados Unidos a visitar a sus esposos en prisión. Esta vez, el servicio de inmigración estadounidense dijo que ellas no pueden solicitar visas alegando razones humanitarias porque representan una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos. ¿Cree usted que exageran?

[LW]: Por supuesto, no existe ninguna prueba creíble que demuestre que Olga o Adriana o los hijos de Olga, sean una amenaza para los Estados Unidos. Es completamente inimaginable que ellos puedan alegar eso.

En segundo lugar, el tema de las visitas familiares a los prisioneros federales fue tratado el pasado año por la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos y, en una decisión extraordinaria, la Corte Suprema sostuvo claramente que si la Constitución de los Estados Unidos protege algún interés, ese es el de mantener la familia.

En ese caso ellos decidieron que una agencia gubernamental no podía destruir una familia al obstruir las relaciones de un recluso con su esposa e hijos. Creo que la Constitución de los Estados Unidos anula cualquier estatuto, incluyendo los de inmigración.

O sea, es una violación muy clara y básica de la Constitución estadounidense impedir que estas familias, la de Olga y la de Adriana, se mantengan unidas.

Es más, cuando revisamos las regulaciones del Buró de Prisiones Federales encontramos que las mismas exigen que sean permitidas las visitas familiares por la simple razón que ellos han comprobado que cuando un recluso es visitado regularmente por su familia, deja de ser un problema, se convierte en un mejor recluso, menos hostil y mejor para la institución. O sea, que incluso es un interés para la Prisión Federal, como está escrito en las regulaciones, que a los reclusos no solo se les permita sino que se les aliente a ser visitados por sus cónyuges e hijos porque así se convierten en mejores presos.

La Constitución de Estados Unidos y las regulaciones carcelarias claramente favorecen las visitas de Olga y Adriana. El gobierno estadounidense ya ha recibido una carta de protesta de Amnistía Internacional en la que se señala que el derecho internacional establece que a todo recluso debe permitírsele ver a sus familiares. Este es claramente un requisito humano del derecho internacional. En fin, está claro que tanto en el plano constitucional como internacional ellas tienen el derecho de visitarlos, incluso según las regulaciones del Buró Federal de Prisiones.

[BD]: Las autoridades estadounidenses parecen estar obstinadas en esa actitud y continúan negándole las visas. ¿Cree usted que haya algo que pueda hacerse al respecto?

[LW]: Estamos viviendo un momento muy especial. El gobierno no le permite a las personas que están detenidas en Guantánamo, los llamados "combatientes", el derecho a tener abogados. Incluso personas detenidas en Estados Unidos no tienen ese derecho. Ese es uno de los derechos fundamentales y vemos que después del 11 de septiembre esos derechos ya no están siendo respetados.

De cierta manera, de una manera terrible, no es sorprendente ver como el derecho fundamental de la familia se está negando en el caso de Olga y de Adriana, porque este es el nuevo Estados Unidos.

Este es el nuevo Estados Unidos contra el que los especialistas, los decanos de las escuelas de derecho, e incluso los jueces, no luchan y estamos perdiendo los derechos básicos que todos hemos tenido durante 200 años y que en los últimos dos años hemos estado perdiendo.

Es la arrogancia de enfrentar al derecho internacional, e incluso la ley constitucional estadounidense, por parte de esta administración. Es desafortunado pero no sorprendente, es parte de lo que hemos estado soportando en Estados Unidos recientemente.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Bernie Dwyer

Bernie Dwyer

Periodista irlandensa radicada en Cuba, autora del documental Misión contra el terror. Actualmente trabaja en Radio Habana Cuba.