Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Bolsonaro lanza su propio partido político y busca seguidores

En este artículo: Brasil, Jair Bolsonaro, Partido Político
| 4 |

Jair Bolsonaro. Foto: AFP

El presidente Jair Bolsonaro lanzó el nuevo partido político Alianza por Brasil (APB), bajo la bandera de la lucha contra la corrupción y la promoción de valores cristianos, en una apuesta que podría fragmentar su base de apoyo.

"Nosotros le debemos fidelidad absoluta a ustedes, el pueblo brasileño",
arengó el mandatario ante sus correligionarios, en el acto fundacional de la
agrupación realizado hoy en Brasilia, cuando mencionó parte de la carta de
principios de la Alianza por Brasil.

Uno de los puntos salientes es el "respeto a Dios, a la religión (...), a
la defensa de la vida y de la familia".

Esta definición está en armonía con la consigna de la campaña electoral del
año pasado que rezaba "Brasil encima de todo, Dios encima de todos".

Cientos de animados partidarios se reunieron en un hotel de Brasil para escuchar a Bolsonaro después de que encabezó la primera reunión del partido, estableció sus estatutos y designó a su nuevo comité ejecutivo, facultades que no tenía en el derechista Partido Social Liberal (PSL).

“Hoy tenemos la oportunidad de unir a todos los brasileños de bien por el futuro de nuestra patria”, declaró en un discurso en el evento.

La decisión de abandonar el PSL es arriesgada para el excapitán de Ejército, quien aprovechó el auge del apoyo a los conservadores en Brasil para ganar las presidenciales del año pasado. La formalización del nuevo partido podría tomar meses y se acercan los plazos para los comicios de 2020.

Bolsonaro, como candidato del PSL, ganó el balotaje del 28 de octubre de 2018 con el 57 por ciento de los votos válidos para el mandato que finalizará el 31 de diciembre de 2022.

Hace poco más de un mes empeoraron las relaciones entre Bolsonaro y el titular del PSL, Luciano Bivar a raíz de denuncias de corrupción en la campaña de 2018 que rozaron a ambos.

El presidente optó por embestir frontalmente con su ex aliado Bivar para arrebatarle la conducción del PSL y propuso que su hijo, el diputado Eduardo
Bolsonaro, fuera el jefe del bloque en la Cámara Baja.

Pero el ataque de Bolsonaro no dio los frutos esperados, ya que Bivar le respondió con igual dureza, y amenazó expulsar del partido a dos hijos del
presidente, el senador Flavio y el diputado Eduardo.

Luego de un par de semanas de acusaciones y amenazas Jair Bolsonaro resultó
derrotado, pues no logró arrastrar consigo a la mayoría de los congresistas del PSL, y tuvo que dejar el partido.

Y con ello perdió un bloque de más de 50 diputados, el segundo más numeroso, y cerca de 100 millones de dólares correspondientes al aporte estatal al partido.

La relación de Bolsonaro con la cúpula del PSL se quebró en los últimos meses porque ellos buscaban controlar sus vastos fondos de campaña. El partido era casi desconocido en Brasil hasta 2018, cuando se convirtió en la segunda fuerza en el Congreso luego de que Bolsonaro lo usó para lanzar su campaña.

La APB anunció el jueves que Bolsonaro sería su presidente y que su hijo mayor, el senador Flavio Bolsonaro, será su primer vicepresidente. El partido necesita reunir unas 500 000 firmas antes de fines de abril para poder registrarse en las elecciones municipales de octubre de 2020.

“Lo que están intentando hacer es un poco kamikaze”, dijo Daniel Falcao, profesor de derecho electoral en la Universidad de Sao Paulo. “No creo que sea imposible, pero necesitará mucho trabajo para conseguir las firmas a tiempo y analizarlas”.

Bolsonaro busca movilizar a sus seguidores en redes sociales para que firmen la petición, pero bajo las actuales leyes electorales de Brasil, las firmas deben ser reunidas físicamente en papel.

El presidente dijo el jueves a periodistas que si el Tribunal Superior Electoral  no permite las firmas digitales, la APB no participará en la campaña del próximo año porque no habrá suficiente tiempo para reunir las firmas, verificarlas y registrar al partido.

Bolsonaro dijo que espera que la mayoría de los 53 diputados y tres senadores del PSL lo sigan a la APB.

(Con información de Reuters y ANSA)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Aunque sea ilógico, pues no tendrá el respaldo natural de tantas firmas, logrará la acreditación, pues "convencerá" al TSP brasilero de aceptar las firmas digitales y para él será pan comido, ya utilizó estas "redes" para ganar su presidencia y va a tener el respaldo del gobierno estadounidense y sus ciberacólitos. Remítanse a los incontables falsos sitios que han aparecido de la noche a la mañana para justificar y ocultar el golpe de estado a Evo y tendrán la referencia. De todas maneras, espero que pronto la escoba de la Historia, auxiliada por el pueblo brasilero con Lula a la cabeza, le de un pase al basurero

  • Leticia Castillo dijo:

    Al señor Bolsonaro se le presenta una oportunidad ùnica si quiere tener èxito. El año pròximo serà, segùn el horòscopo chino el año de la Rata de Metal, seguramente habrà alguna que otra rata neoliberal y fascista dispuesta a unirse a èl. Pero, a nosotros no nos compete, esto es un asunto entre ratas.....

  • Alessa dijo:

    Qué hombre tan obstinado y egocéntrico.

  • Andrews dijo:

    500 mil firmas en un país de 193 millones de habitantes están garantizadas, solamente Río de Janeiro tiene 14 millones, más que todos los cubanos que existen en este mundo. A veces la prensa no explica datos importantes en los artículos.
    Ya que logré otro mandato es otro tema, pero el partido es casi un hecho que podrá inscribirse legalmente.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también