Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Donald Trump niega necesidad de apresurar pacto económico con China

| 8 |

Donald Trump desde que llegó a la presidencia de Estados Unidos ha potenciado la guerra económica con China. Foto: Archivo.

Este viernes, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, defendió  sus polémicas tarifas sobre productos de China y negó que exista necesidad de apresurarse en alcanzar un acuerdo comercial con el gigante asiático.

El mismo día en que su administración elevó del 10 al 25 por ciento los aranceles de mercancías importadas desde esa nación con un valor de 200 mil millones de dólares, el jefe de Estado celebró las grandes sumas de dinero, que según él, esa medida trae a las arcas norteamericanas, una afirmación disputada por expertos.

Tales pronunciamientos se dan mientras representantes de los dos países celebran negociaciones en Washington DC en busca de un pacto que ponga fin a la llamada guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

Las conversaciones con China continúan de una manera muy agradable: no hay ninguna necesidad de apresurarse, ya que China está pagando aranceles de un 25 por ciento a Estados Unidos sobre 250 mil millones de dólares en bienes y productos. Estos pagos masivos van directamente al Tesoro de Estados Unidos, escribió Trump en Twitter.

«Hemos estado comprometidos en una relación injusta con China durante mucho tiempo. Han renunciado a los compromisos que hicieron con la OMC, en particular con respecto a la propiedad intelectual «, cita el tuit del mandatario.

Según el Trump, ya comenzó el proceso para, además de los nuevos gravámenes de hoy, colocar tarifas del 25 por ciento sobre los restantes productos que el territorio norteamericano importa desde la nación oriental, con un valor de 325 mil millones de dólares.

Estados Unidos solo vende a China aproximadamente 100 mil millones de dólares en bienes y productos, un desequilibrio muy grande, expresó el jefe de la Casa Blanca, quien desde el inicio de su administración ha manifestado descontento ante el déficit comercial con otras naciones, fundamentalmente con el territorio asiático.

A decir de Trump, con los más de 100 mil millones de dólares que Washington recibe por concepto de los gravámenes, comprarán las producciones de los agricultores de este país, que han sido un sector fuertemente golpeados por su política tarifaria.

El gobernante dijo que esas compras serán «en cantidades más grandes que las de China», con el objetivo de enviar tales productos «a países pobres y hambrientos» en forma de lo que él llamó «asistencia humanitaria».

Tras los tuits del mandatario, el portal digital Politico consideró falsa su declaración de que «pagos masivos» se depositarán «directamente en el Tesoro de Estados Unidos».

En realidad, los aranceles son impuestos pagados por los importadores, como las empresas estadounidenses que traen productos de China. Esos costos generalmente se transfieren a los consumidores en forma de precios más altos, lo que puede reducir la demanda de importaciones chinas, señaló el medio.

Similar criterio emitió la televisora CBS News, según la cual, los aranceles son pagados por importadores como Ford o Walmart, que asumen el costo o lo pasan a los consumidores. «En otras palabras, a menudo son los consumidores norteamericanos los que pagan la factura de las tarifas».

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Estos comentarios del presidente de los EE.UU., están dirigidos a una audiencia estadounidense a la que el desprecia intelectualmente. Son una mentira mas entre muchos miles y bien premeditada en este caso. Los supuestos «ingresos a las arcas del tesoro estadounidense» son tan falsos como un billete de 7 dólares. Cuando una mercancía tenga tales gravámenes como los descritos, esto se incrementará en el precio que pague el consumidor final. La idea que el sector manufacturero en los EE.UU. renacerá en consecuencia es tan absurda que no admite discusión, sobre todo a la luz de una política anti-inmigrante simultánea. Porque los inmigrantes son los que trabajan o trabajarían en las fabricas (factorías en spanglish) claro está.
    No cabe duda que en China se han producido notables violaciones de la propiedad intelectual, de ilícita reproducción sin licencia, etc. Pero esto es materia de discusión, no justifican esta medida fuera de toda proporción.
    Por otra parte, debe estar claro que el gobierno Trump sabe que esto no es posible, que no se puede generar un sistema de guerra económica con el mundo entero, basado en un proteccionismo ante-diluviano. En mi muy comedida opinión es otro “teatro político” para la re-elección en el 2020, la primera prioridad de Trump, mostrándole a los votantes que él es un real paladín de los intereses de los Estados Unidos y por ende del pueblo estadounidense, otra falsedad simplista, pero tristemente creíble por muchos.

  • marinero dijo:

    ?No se cual dice la verdad? , Donald Trump, Los Chinos, El periodista que escribió este articulo. al final siempre EEUU gana , imprime mas papelitos y solucionado el problema .

  • Lazaro Hernandez dijo:

    Para el señor Oro…..

    »No cabe duda que en China se han producido notables violaciones de la propiedad intelectual, de ilícita reproducción sin licencia, etc. Pero esto es materia de discusión, no justifican esta medida fuera de toda proporción.»

    Me gustaria conocer que solucion propone usted ?

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Lázaro Hernández. Existen varias organizaciones internacionales como la OMC, otras dentro del sistema de las Naciones Unidas, donde se arbitran ese tipo de reclamaciones. Lo que no se admite en el mundo de hoy es tener una política unilateral de sanciones sea contra Cuba, Irán, Venezuela, Rusia, China, Siria, la RPDC y cualquiera que le caiga mal a Trump. Los Estados Unidos no son el único país que tiene reclamaciones contra otros países, sino también el receptor de tales reclamaciones por otros estados soberanos, incluyendo Cuba. Empresas estadounidenses también han cometido delitos contra la propiedad intelectual y muchas otras ofensas de diverso tipo. El método para enfrentar esos problemas, es primero el arbitraje y luego el litigio acorde con las leyes internacionales.
      Como comente antes, no cabe duda de que empresas chinas han cometido violaciones de los derechos de propiedad intelectual. Pero debe quedar claro que estos aranceles contra los productos chinos, son simple y puro proteccionismo, debido a que la manufactura estadounidense no puede competir con los productos chinos. Y no va a poder, porque los Estados Unidos han desarrollado una estructura económica “post – industrial” y porque además en el gobierno de Trump existe una política anti – migratoria completamente enfrentada a la intención de reverdecer la manufactura local.
      Si tal “intención” existiera. Realmente las grandes empresas comerciales estadounidenses, se han llevado la producción de la mayor parte de los productos de amplio consumo a otros países. Wal-Mart por ejemplo, produce casi todo fuera del país.
      Estos impuestos contra los productos chinos, no son consecuencia de las violaciones de propiedad intelectual, sino del enfrentamiento del reto que presupone el crecimiento económico de China, y del terrible ejemplo de que eso se produzca en un país con un sistema político opuesto al del gobierno de Trump.
      Traté de contestar sus preguntas, aunque no se si a su satisfacción.

  • scorpion dijo:

    ¨No cabe duda que en China se han cometido notables violaciones de la propiedad intelectual de ilicita reproducción sin licencia¨ Sr Oro los chinos seran la segunda economía del mundo y todo lo que se quiera pero lo que fabrican no quiero ni decir el nombre en este sitio, Yutong con motor y mecánica Cuming americana, Geely con tecnología y motor Nizzan o Yzuzo japonesa, todo un gran invento, los zapatos tanto de vestir como deportivos chinos en las TRD son desechables dos o tres puestas y a votarlos, los equipos elctronicos chinos no sirven son una falsedad, los rodamientos no sirven ni en la caja donde vienen.
    Por eso el loco de Trump le metió esos aranceles por la cabeza a los chinos porque no quiere que le inunden su país de baratijas y productos de pésima calidad.

    Saludos

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Scorpion. gentilmente le quiero señalar un error en el tiempo verbal, cuando usted dice «no quiere que le inunden el país de baratijas», etc. usted debió usar el tiempo pretérito del verbo, eso ocurrió hace ya bastante tiempo, cuando los Estados Unidos abandonaron la manufactura por una estructura económica post -industrial. Si paran las que usted llama baratijas chinas, esto será sustituido por «baratijas» de Indonesia, Filipinas, Vietnam o muchos otros países, que son mucho mas competitivos en el area manufacturera. Eso no se puede recuperar por muchísimos factores en los Estados Unidos de hoy, irreconocible de aquel país que producía casi la mitad de los productos industriales del mundo a finales de la década de 1940s, como Cuba nunca volverá a ser el primer productor mundial de azúcar.
      Los impuestos de importación sobre productos hechos en China de cerca de 5,700 categorías aumentaron del 10% al 25%, por órdenes del presidente Trump van a subir los precios de un número importante de artículos que se fabrican en China, como materiales de construcción, productos de iluminación, módems de internet, piezas de automóviles y aspiradoras, entre miles de cosas más. Como usted ágilmente se percatará estas no son ni siempre ni necesariamente “baratijas”
      Se calcula que el aumento en éstos y otros productos podrían representar un gasto adicional de $500 dólares al año para cada familia estadounidense. Desearía comentarle un poco que quiere decir estos $500 dólares. Por ejemplo una familia de clase media baja (peor aun si es pobre) tiene un ingreso de digamos 7,000 dólares mensuales, debe pagar impuestos por aproximadamente el 25% de esa cantidad. De los $5,250 restantes debe pagar un grupo de gastos fijos (alimentos, energía, transporte, gastos de seguros my de salud, gastos de estudios, cable, internet, teléfono, es decir solo pongo unos ejemplos. Le quedan unos $1,000 para comprar las que usted llama baratijas, y anualmente se les encarecerá cerca de un 5%. Porque esto afecta el dinero libre, el resto está atado mensualmente a los gastos fijos. Como usted observa, esto no afecta a los ricos que por lo general no compran productos chinos, y pueden pagar $110 (la más barata) por una camisa hecha en un firma de Jermyn Street, Londres. Pero esta desigualdad no la tiene Trump presente, porque él nació millonario.
      El proteccionismo es un retroceso histórico dentro del capitalismo moderno. El concepto de Globalización implica una especialización del trabajo, los productos y los servicios. Los Estados Unidos “post – industriales” estarían especializados en el sector de los servicios, desde la más alta tecnología aeroespacial o de telecomunicaciones, software, servicios satelitales, un montón de cosas en este giro, de altísimo valor /precio, y otros países que están hoy según ellos en la etapa “industrial” producen producto manufacturados más baratos, para el mercado “post – industrial”. Estos aranceles nuevos a las “baratijas chinas” es el colapso de ese falaz concepto, y de seguir en esa linea, conduciria a una crisis economica mundial y al fin del dolar estadounidense como la divisa por excelencia en el comercio y transacciones internacionales.Todo esto lo sabe Trump y mejor que el los economistas profesionales de su equipo
      La razon ultima de esta accion es ganar votos de la clase obrera en las elecciones del 2020, y desbancar a un competidos mundial como se ha vuelto China. Trump se va a «arreglar» con China, todo esto son los tipicos alardes y tweets del lunatico de la Casa Blanca.

  • Jose R. Oro dijo:

    Hago hincapié en este tema de las relaciones a comerciales entre China y los EE.UU., por su extraordinaria importancia a nivel mundial. En su continuo y característico estilo de amenazas e insultos, Trump dijo que sería “prudente” para China «actuar ahora» para terminar un acuerdo comercial con Estados Unidos, advirtiendo que términos «mucho peores» serían la oferta para ellos después de lo que él predijo que sería su cierta reelección en 2020.
    «Creo que China sintió que fueron golpeados tan mal en la reciente negociación que también pueden esperar para las próximas elecciones», dijo Trump el sábado en un tweet. «El único problema es que saben que voy a ganar.» Quisiera expresarla a los Cubadebatientes, que en muy comedida opinión, estos mensajes de Twitter, no son dirigidos a los dirigentes chinos, sino a los votantes estadounidenses, sobre todo al sector pro – Trump que disfrutan del machismo y de la guapería barriobajera que este demuestra a diario.
    Los comentarios de Trump se produjeron un día después de que las conversaciones entre las dos superpotencias económicas terminaban sin una solución, Estados Unidos aumentó sus aranceles sobre unos 200 mil millones de dólares en importaciones, y China dejó claro que es lo que quiere ver en las conversaciones para poner fin a la guerra comercial contra ellos.
    En una detallada entrevista con los medios de comunicación chinos después de que las conversaciones en Washington terminaron muy mal el 10 de mayo, el Viceprimer Ministro Liu dijo que para llegar a un acuerdo, Estados Unidos debe eliminar todos los aranceles adicionales, fijar objetivos para las compras chinas de bienes en consonancia con la demanda real, y garantizar que el texto del acuerdo sea «equilibrado» y digno para ambas naciones.
    Los propios negociadores de Trump dijeron a China que tiene un mes para sellar un acuerdo o enfrentar aranceles sobre todas sus exportaciones a los Estados Unidos, y este idioma de amenazas no contribuye sino que esta específicamente planeado para enturbiar las relaciones Estados Unidos – China (igual con Rusia, Irán, Venezuela, Siria, la RPDC, Nicaragua, Cuba, etc.).
    Esa amenaza se hizo horas después de una subida de aranceles a $200 mil millones en productos chinos. China dijo que habría represalias, y si la administración Trump no negocia con seriedad, estas represalias se estructuraran, perjudicando a todo el comercio mundial. El representante comercial de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo que la administración el lunes daría detalles de sus planes de aranceles sobre otros $300 mil millones adicionales en las importaciones procedentes de China es decir a la totalidad del comercio entre ambos países.
    En su entrevista, Liu dijo que ambas partes acordaron seguir hablando a pesar de lo que él llamó «resistencia temporal y distracciones», y para celebrar reuniones futuras en Beijing. Rechazó la idea de que las conversaciones se habían roto. «Es normal tener interrupciones durante las negociaciones. Es inevitable.»
    Liu lanzó un desafío. «Por el interés de la gente de China, la gente de Estados Unidos y el pueblo de todo el mundo, debemos lidiar con esto racionalmente», dijo el vice premier. «Pero China no tiene miedo, ni el pueblo chino,» añadiendo que «China necesita un acuerdo de cooperación con igualdad y dignidad.»
    En una serie de tweets a mi juicio dirigidos a los mercados, Trump declaró el viernes que las conversaciones con China habían sido constructivas. «La relación del Presidente XI conmigo sigue siendo muy fuerte, y las conversaciones en el futuro continuarán»
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    Continúa)
    Los comentarios de Liu revelaron otra nueva línea de enfrentamiento: los Estados Unidos exigieron compras chinas más grandes que los acordados originalmente para nivelar el desequilibrio comercial
    Según Liu, Trump y el presidente chino Xi Jinping acordaron «una cifra» cuando se reunieron en Argentina en diciembre. Eso «es un problema muy serio y no se puede cambiar fácilmente.»
    Las compras por parte de China deben estar «en consonancia con la realidad», dijo la agencia Xinhua el sábado. La eliminación de los aranceles adicionales que se han impuesto desde el año pasado es condición previa a un acuerdo. Tal y como ocurre con las negociaciones entre los Estados Unidos y la RPDC
    Trump, que está buscando la reelección insistiendo en una economía estadounidense en auge, basada en acciones ocurrida antes de él ser presidente, principalmente, afirmó como se muestra en el artículo de Cubadebate que:
    «No hay absolutamente ninguna necesidad de apresurarse», y propuso un vasto e imaginario plan de usar los ingresos de los aranceles para comprar cultivos de los agricultores estadounidenses que han visto sus exportaciones a China colapsar, y enviarlos a los países pobres como ayuda.
    Se verán aumentos de precios en teléfonos inteligentes, computadoras portátiles y otros bienes de consumo, del tipo que los asesores de Trump han estado ansiosos de evitar, algunos economistas predicen una recesión de la economía estadounidense justo cuando Trump enfrenta la reelección en 2020.
    El texto «debe ser equilibrado» para la dignidad de un país, dijo Liu, repitiendo que China y Estados Unidos están «tratando de encontrarse a mitad de camino» a pesar de diferentes puntos de vista sobre algunas cuestiones cruciales, incluyendo que Trump quiere cambios en leyes dentro de China, lo que es completamente inaceptable, por supuesto.
    Lograr un acuerdo comercial es probable que se dificulte cada vez más. Los chinos piensan que Trump cada vez que logra algo de ellos, exige algo más. Creo que obtener un acuerdo en un círculo vicioso, y es cada vez más difícil políticamente para Trump echarse para atrás.
    Esta crisis comercial es una muestra del agravamiento general de la situación internacional, y el gobierno de Trump agrava los enfrentamientos, no solo con China, sino con muchos otros países, incluyendo aliados cercanos de los Estados Unidos. En el centro de todo está la intención de Trump de reelegirse en las próximas elecciones presidenciales, la única prioridad de Trump y sus secuaces. La Ley (¿?) Helms – Burton contra Cuba, aranceles contra China, sanciones contra Venezuela, Irán, Nicaragua, apresamiento de un barco mercante norcoreano, apoyo a Israel para masacrar palestinos, y un largo etc., todo con la reelección en la mira.
    Para los que creen torpemente que los productos chinos son “baratijas” y quisiera listar los 10 principales renglones que China exporta a los Estados Unidos, todas la cifras en miles de millones de USD:
    Teléfonos celulares ——————————————————————- 44.8
    Computadoras portátiles ———————————————————— 38.7
    Juguetes, modelos a escala ——————————————————– 11.9
    Consolas para juegos de video —————————————————- 5.4
    Monitores de computadoras ——————————————————– 4.6
    Televisores de pantalla plana, VCR y otros relacionados ——————- 4.5
    Almacenamiento de memoria (USB drives, discos duros, etc.) ————- 4.0
    Partes para equipos telefónicos ————————————————– 2.5
    Artículos hechos de plástico ——————————————————- 2.4
    Impresoras multifuncionales ——————————————————- 2.3
    Para un total de 121.1 miles de millones de dólares anualmente en mercancías, o el 61% del total de importaciones estadounidenses de origen chino que sufrieron un incremento de los aranceles el viernes pasado.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también