Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Gobierno de EEUU en cierre parcial por sombra del muro fronterizo sobre acuerdo presupuestario

| 3 |

Un rayo detrás del Capitolio, en Washington D. C., el 12 de mayo. Foto: @DildineWTOP, Twitter.

El gobierno de Estados Unidos amaneció este sábado en cierre parcial por falta de fondos debido a la disputa que enfrenta al Congreso y al presidente Donald Trump y que impide alcanzar un acuerdo de presupuesto, además de poner en riesgo a miles de empleados públicos. Trump exige a los congresistas aprobar una partida de 5 700 millones de dólares para construir el muro en la frontera con México.

La administración Trump ya vivió en enero de 2018 su primer cierre parcial, que duró tres días, y fue ocasionado por un desacuerdo sobre política migratoria. El anterior, en octubre de 2013, había sido mucho más largo, de 16 días.

Tras no alcanzar un acuerdo presupuestario el viernes, los líderes del Congreso y la Casa Blanca resolvieron seguir hablando durante el fin para llegar a un consenso y acabar con el cierre parcial antes de las vacaciones navideñas.

El impasse se originó cuando Trump se negó a aceptar una financiación a corto plazo pactada por los senadores demócratas y republicanos al no incluir la partida para el muro en el acuerdo de presupuesto.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, donde los republicanos tienen mayoría hasta que los demócratas tomen el control el 3 de enero, aprobó una norma en la que se incluía este gasto, pero no avanzó en el Senado y la paralización comenzó a la medianoche del viernes.

Al quedar claro que el proyecto de ley de la Cámara no tenía votos para ser aprobado, los líderes del Senado se reunieron con el vicepresidente Mike Pence y otros funcionarios de la Casa Blanca para buscar otro camino, pero fracasaron y los legisladores en ambas cámaras del Congreso se fueron a casa.

Trump escribió en Twitter el viernes que “los demócratas son responsables de la paralización”. Pero la semana pasado había dicho que estaría “orgulloso” de cerrar el gobierno federal por el tema de la seguridad fronteriza e incluso había agregado “yo seré quien lo cierre”.

El presidente ha llegado a decir que está listo para un bloqueo “muy largo”, centrado en conseguir los fondos para el muro que es una de las claves de su política, junto al tema migratorio.

Alrededor del 75 por ciento de los departamentos federales han aprobado presupuestos para varios meses y no se verán afectados, pero algunos departamentos importantes sí se verán afectados, incluidos los de Seguridad Nacional, Justicia, Comercio, Transporte, Vivienda y Tesorería, a los que se une el de Interior, que gestiona los parques nacionales como el Gran Cañón, muy visitados durante este tiempo de celebraciones.

En el “cierre” de enero de 2018 la mayoría de los parques permanecieron abiertos pero redujeron en 80 por ciento su personal y sus servicios al público (tiendas, restaurantes, baños y otros).

Incluso podría ser afectado el acceso a la Estatua de la Libertad podría volverse inaccesible. En enero pasado estuvo cerrada por dos días, antes de que el estado de Nueva York la reabriera con financiamiento propio, un monto de 65 mil dólares por día. Los principales museos Smithsonian en Washington también fueron obligados a cerrar.

Los demócratas del Congreso y del Senado estimaron que más de 800 mil empleados públicos, de un total de 2.1 millones, también serían afectados.

Se espera que aproximadamente 380 mil personas queden licenciadas sin goce de sueldo, incluyendo el 95 por ciento de los empleados de la Nasa y el Ministerio de Vivienda, y 52 mil empleados de servicios fiscales.

Según el detalle del Partido Demócrata, cerca de 420 mil funcionarios públicos, cuyos servicios se consideran esenciales, tendrán que trabajar sin cobrar de inmediato: 150 mil empleados de la secretaría de Seguridad Nacional, de la que depende la policía de fronteras y el transporte, y más de 40 mil agentes del FBI, la agencia antidrogas DEA y la administración penitenciaria.

A inicios de diciembre, Trump declaró que se desentendería del Congreso y encargaría al Ejército la construcción del muro en la frontera con México, una de las promesas de su campaña electoral, si no consigue financiación para su plan.

“Si los demócratas no nos dan los votos para asegurar a nuestro país, el Ejército construirá los segmentos restantes del muro”, dijo Trump, que durante su campaña presidencial en 2016 había asegurado que México pagaría por el muro.

(Con información de Reuters y AFP)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco dijo:

    Yo creo que con ese dinero, no seria mejor repartirlo entre los emigrantes y mandarlo de vuelta s sus países de origen. Segura que sobraba el muró.

    • no dijo:

      No porque vuelven a virar y encima con dinero

  • Juanela dijo:

    Ese presidente está loco de remate.¿no sería mejor destinar los millones que quiere para el muro en el beneficio de los más necesitados?

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también