Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Ficciones latinoamericanas de diciembre (+ Cartelera)

| + |

39-festival-cine-habana
Otra nueva edición del antológico Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano ha comenzado, y en esta 39 ocasión se presentarán al concurso de largometrajes un total de 19 filmes.

Entre las más aclamadas por la crítica internacional se destacan Zama y Joaquim (Brasil), Alanis (Argentina), La cordillera (Argentina, Francia y España) y Una mujer fantástica (Chile, Estados Unidos, Alemania, España).

Como siempre, hay países que repiten: Argentina, México, Colombia y Brasil. Pero entre los detalles más curiosos destacan la gran cantidad de coproducciones escogidas, que involucran a países como Uruguay, Alemania, Francia, España, Portugal, Holanda, Estados Unidos, etcétera.

Descargue el Diario del Festival Num. (1,5Mb):
Diario 39 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, Día 9/12

El público que asista a los cines durante los días del 8 al 17 podrá disfrutar de historias como la de Alanis, la prostituta que protagoniza la película de Anahí Berneri, quien lucha por mantener a su hijo. Estrenada en septiembre, el filme otorgó a la actriz protagonista Sofía Gala la Concha de Plata a mejor actriz en la 65ª edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Otra de las sorpresas de esta edición es la presencia del cineasta colombiano Jaime Osorio Márquez, cuyo segundo material Siete cabezas es un thriller psicológico que cuenta la historia del guardabosque Marcos como pretexto para hablar de la fragilidad humana y los monstruos de siete cabezas que algunos pueden llevar dentro.

De República Dominicana llega Carpinteros, la segunda película del director José María Cabral, de la que se ha expresado que “con un interesante prólogo que ya auguraba la condición social del filme, se recrea un microcosmos carcelario con imágenes de estética sucia, de ambientación áspera y siempre hostil. A pesar de que la cámara siempre está en movimiento, la misma acentúa la opresión y el clima sórdido del pabellón de hombres, con momentos puramente cinematográficos, en el que podemos presenciar los estupendos dotes narrativos del director, que van de la mano de un magnético poder estético”.

Tres entregas llegan de la nación azteca: Las hijas de Abril, Restos de viento y Tesoros. La primera escrita y dirigida por Michel Franco, participó de la Selección Oficial del Festival de Cannes 2017 celebrada a principios del año. La segunda película pertenece a Jimena Montemayor, y es una historia autobiográfica que narra el proceso de duelo tras la muerte de su padre, el escritor mexicano Carlos Montemayor.

Por último, Tesoros, de la cineasta María Novarro, es una historia contada desde la mirada de unos niños, sobre la cual se ha expresado que “es muy oportuno resaltar que esta historia emana verdad por todas partes. Los tres protagonistas son los auténticos nietos de la directora, lo cual es seguro que facilitó mucho el rodaje con ellos, porque en el filme se consigue una naturalidad extraordinaria. Es sin duda una película cuya construcción principal radica en el montaje, siendo ese un elemento primordial en una atmósfera que nos está recordando el haber vivido experiencias similares durante nuestra etapa infantil, donde la curiosidad, los puntos de vista, la imaginación desbordante e incluso el poder hipnótico y sugerente de los cuentos, forma parte imborrable del imaginario colectivo de cada uno”.

Entre las coproducciones más exquisitas se presenta Invisible, de Pablo Giorgelli. Con recorrido exitoso en otros certámenes como el Festival de Venecia y el de Mar del Plata; el filme contiene varios có­digos del cine social y narra la soledad de una adolescente embarazada. Sobre su segunda película, Giorgello ha expresado: “Quería meterme con esa etapa de la vida y el personaje principal se revelaba femenino. Lo primero que aparece es el vínculo con la madre y ese hogar estancado. Por eso el corazón y el alma de la película es el desamparo
durante la adolescencia”.

Con similar éxito aparece Zama, una de las películas de más expectativas de una de las directoras más talentosas del cine argentino, Lucrecia Martel; quien tras una década de ausencia en la pantalla grande regresa con este drama adaptado de una novela de Antonio Di Benedetto. Como se ha expresado de este filme inscrito por Argentina al Oscar a Mejor Filme en Idioma Extranjero, «Zama logra traducir la cualidad filosófica del relato literario, transmitiendo el desesperado y pegajoso letargo del protagonista en una serie de secuencias de enorme expresividad y potencia lírica. La cuarta película de Martel es su creación más abstracta, más inasible, más misteriosa. Una de esas películas que piden a gritos varias visiones –y audiciones– para lograr desenterrar todos o, al menos, la mayoría de sus secretos. Un clásico autoral del futuro”.

Compite además Una mujer fantástica (Sebastián Lelio), ganadora del Oso de Plata al mejor guion en el 67. Festival Internacional de Cine de Berlín, inscrita por Chile a los Óscar en la categoría mejor película de habla no inglesa y a los Premios Goya en la categoría de mejor película iberoamericana. Se trata de un drama sobre una mujer transexual en el Santiago de Chile contemporáneo que se ve enfrentada a la muerte de su novio y que tiene que enfrentar a la familia y al mundo.

La cordillera, del director Santiago Mitre.

La cordillera, del director Santiago Mitre.

A Cuba llega también la cuarta película argentina más taquillera del año: La cordillera, un thriller político que está protagonizado por Ricardo Darín y que a decir de su director y coguionista, Santiago Mitre, “propone una mirada dual entre la oscuridad de la política y el lado humano de un presidente que se enfrenta a una complicada situación personal durante una cumbre internacional, un retrato necesariamente crítico de ese mundo”.

Otra de las entregas brasile­ñas es Joaquim, de Marcelo Gó­mes, la reconstrucción de uno de los héroes previos a la independencia en Brasil: Joaquim José da Silva Xavier, quien protagonizó el primer intento de independencia de Portugal. Sobre la cual se ha expresado que “pasa de la sumisión, a la frustración, luego al disgusto y, finalmente, a la insubordinación, y es en el transcurso de este proceso que vamos viendo a unos secundarios, personajes tipo, que van dando sentido a la escalada del hombre que fue servidor y posteriormente rebelde”.

Quedan aún por nombrar otros filmes como los cubanos Sergio & Serguéi y Los buenos demonios, de Ernesto Daranas y Gerardo Chijona, respectivamente. Además de Los perros, de Marcela Said, una cinta sobre las secuelas de la dictadura chilena.

Justamente para eso está el Festival: para que cada cinéfilo elija qué quiere ver entre las últimas producciones del continente. Ya casi estamos a las puertas de cuarenta años de este evento, de ahí que todos los largometrajes de ficción sean un preámbulo a tan esperada fecha.

(Tomado del Diario del Festival)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también