Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Corte Suprema da luz verde a parte del veto migratorio de Trump

| + |
Los detractores consideran que la medida viola una ley federal y la Constitución. | Foto: EFE

Los detractores consideran que la medida viola una ley federal y la Constitución. | Foto: EFE

El Tribunal Supremo de Estados Unidos (EE.UU.) otorgó este lunes “una victoria” al presidente de ese país, Donald Trump, al permitir la entrada en vigor de algunas partes de su iniciativa que busca prohibir la entrada de refugiados y nacionales de seis países de mayoría musulmana.

La determinación de los jueces incluye que el Gobierno estadounidense podrá negar la entrada a Estados Unidos aquellas personas que no tengan familiares en territorio estadounidense o que no hayan tramitado su ingreso en la nación con el fin de optar a un puesto de trabajo.

Significa que Trump tendrá la libertad de prohibir el ingreso de los “extranjeros que no tengan ninguna relación genuina con una persona o una entidad de Estados Unidos”.

Otro de los puntos fundamentales de la propuesta de Trump, que continuará bloqueada, es la prohibición de la entrada a EE.UU. de los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Somalia, Sudán, Siria, el Yemen y Libia).

El presidente estadounidense deberá aceptar la entrada a la nación de los oriundos de estas naciones que tengan familiares o contratos de trabajo pendientes en territorio estadounidense.

(Con información de Telesur)

Trump califica de clara victoria decisión sobre su veto de viajes

rosa-maria-paya-en-el-acto-con-trump

El presidente norteamericano, Donald Trump, calificó hoy de clara victoria la decisión de la Corte Suprema de Justicia de aceptar el caso sobre su veto de viajes y permitir parcialmente la entrada en vigor de esa prohibición.

La decisión unánime de hoy es una clara victoria para nuestra seguridad nacional. Permite que la suspensión de los viajes para los seis países propensos al terrorismo y la suspensión de refugiados sean en gran medida efectivas, manifestó en un comunicado.

‘Como presidente, no puedo permitir gente en nuestro país que quiera hacernos daño. Quiero gente que pueda amar a Estados Unidos y a todos sus ciudadanos, y que sea trabajadora y productiva’, agregó sobre su polémica orden ejecutiva del pasado 6 de marzo.

El decreto del mandatario busca impedir por 90 días la entrada de personas provenientes de naciones mayoritariamente musulmanas -Irán, Siria, Libia, Sudán, Yemen y Somalia- y por cuatro meses la llegada de refugiados de cualquier nacionalidad.

La máxima instancia judicial norteamericana no había decidido formalmente tomar el proceso presentado por la administración, pero informó este lunes que ‘la revisión ha sido garantizada’.

De ese modo, el panel de nueve jueces deberá determinar si el veto de Trump resulta legal, luego de que tribunales de distrito y de apelaciones fallaran contra la orden y la bloquearan a nivel nacional, al considerar que con ella se discrimina por motivos religiosos y se exceden los poderes presidenciales.

El examen del caso se realizará durante el próximo término judicial de la corte, previsto desde octubre próximo hasta junio de 2018.

La tribunal determinó que mientras decide sobre el caso, dentro de 72 horas comenzará a impedirse el arribo a esta nación de viajeros de los seis territorios incluidos en la directriz que no tengan familiares en Estados Unidos, o que carezcan de un vínculo laboral o de estudios.

Según medios locales, en su declaración Trump celebró erróneamente que la determinación de los magistrados fue unánime, con nueve votos a favor.

Pero el diario Huffington Post aclaró que la decisión fue ‘per curiam’, lo cual significa que no estaba firmada por ningún juez en particular.

Aunque algunas fuentes consideran que la aplicación de una parte de la prohibición de viajes no provocará el caos de enero pasado, cuando el presidente firmó una orden original más restricta que la de marzo, otras estiman que su puesta en práctica sí traerá problemas.

Para el analista legal de la cadena CNN Page Pate, será un dolor de cabeza extremo pensar en cómo la gente en la frontera, en los aeropuertos, tomará la decisión de quién entra o no al país.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también