Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

Propondrán Museo Farmacéutico de Matanzas a Patrimonio de Humanidad

| 6 |
Farmacia Triolet o Botica Francesa, actualmente Museo Farmacéutico de Matanzas. Foto: Archivo.

Farmacia Triolet o Botica Francesa, actualmente Museo Farmacéutico de Matanzas. Foto: Archivo.

La directora del Museo Farmacéutico de Matanzas, Marcia Brito, aseguró que concluyeron el expediente para proponer a la Unesco que esa institución posee suficientes atributos para que, al menos, su fondo documental aspire a Patrimonio Mundial.

“Más aún puesto que se trata de la única farmacia francesa de finales del siglo XIX conservada en el mundo, y con la condición de sitio Monumento Nacional”, destacó Brito a la radio local.

La Botica Francesa, llamada así en sus inicios, fue fundada el 1 de enero de 1882, en la antigua plaza de Armas, actual parque de La Libertad de esta urbe, a 100 kilómetros al este de La Habana, por los doctores en Farmacia Juan Fermín Figueroa y Ernesto Triolet.

Exponente de la arquitectura neoclásica de fines del siglo XIX en esta villa, funcionó como establecimiento de medicamentos hasta 1963 y al siguiente año pasó a su actual función, única sala con estas características en el continente.

Joya valiosa para los matanceros, posee sus lauros posee los de Patrimonio cubano en el 2007, y Premio Nacional de Conservación en el 2008 y finalizó la digitalización de sus 55 volúmenes de fórmulas de medicina tradicional y natural.

“Se trata de poco más de un millón y medio de recetas de productos de la farmacopea española, francesa, norteamericana y de la cubana que reposan en gruesos volúmenes que atesoramos”, acotó Brito.

“Pero tenemos más, puesto que conservamos los libros de recetas de la farmacia anterior a la que fundara Triolet en 1882, también de su red de boticas en (las ciudades) Cárdenas (occidente) y de sus inicios en Sagua la Grande (centro)”, añadió.

A juicio de la experta, “es un tesoro increíble que debemos poner al servicio de la humanidad”.

La Botica Francesa de Matanzas, única en el mundo

“Los libros de asentamiento de fórmulas y en muy buen estado de conservación, reflejan día a día el desarrollo de las ciencias farmacéuticas en casi un siglo, y no sólo referida a Cuba”, enfatizó. Brito explicó a la fuente que como los fundadores de esta botica estudiaron en Madrid, París y los Estados Unidos, se incorporan compuestos de lo más novedoso y en boga por esos tiempos.

“Es una fuente para estudiar las enfermedades, su evolución y cómo se iban atemperando los medicamentos a las características de la población. Y afortunadamente ya se encuentra digitalizada, es decir, lista para consulta”, destacó.

Según Brito, en ese inmueble nace la botica cubana, y es un arsenal de documentación que permanece a la espera de revelar sus valores en materia de información científica, técnica y farmacológica, como también histórica.

“Hay información desde 1873 hasta 1964”, amplió la especialista.

Durante sus años como droguería fueron preparadas más de 150 fórmulas, entre ellas, jarabes, tinturas, pomadas, esencias, elixires, ungüentos y píldoras, acorde con el archivo del centro.

El Museo muestra frascos de porcelana policromada, utencilios farmacéuticos, produstos elaborados en el lugar o importados de Europa, en su mayoría sacados de plantas medicinales, recetas médicas y muchos otros artículos e instrumentos de la época. Foto: Cuba Tech Travel.

El Museo muestra frascos de porcelana policromada, utensilios farmacéuticos, productos elaborados en el lugar o importados de Europa. Foto: Cuba Tech Travel.

Exposición de los envases originales en el Museo Farmacéutico de Matanzas. Foto: Matanzas City.

Exposición de los envases originales en el Museo Farmacéutico de Matanzas. Foto: Matanzas City.

El Museo muestra frascos de porcelana policromada, utencilios farmacéuticos, produstos elaborados en el lugar o importados de Europa, en su mayoría sacados de plantas medicinales, recetas médicas y muchos otros artículos e instrumentos de la época. Foto: Cuba Tech Travel.

Utensilios farmacéuticos de la época. Foto: Cuba Tech Travel.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    Los matanceros vivimos orgullosos de nuestro museo farmaceutico. En los estantes de madera tallada de la institución permanecen tinturas, ungüentos, pomadas y elíxires que se indicaban para curar diversas dolencias. La cantidad y variedad de medicamentos preparados en su laboratorio consta en la amplísima colección de etiquetas, en los numerosos frascos y medicamentos de las colecciones existentes y especialmente los 55 libros de asentamientos de recetas.
    Hoy agradecemos a sus trabajadores por cuidar de esta institución.

  • Jose R Oro dijo:

    Es un lugar simplemente maravilloso, que visite con mi esposa, quedamos encantados del buen trabajo de quienes allí laboran y de la excepcional colección de objetos y documentos farmacéuticos. No veía la Botica Francesa desde 1970, cuando también me impresionó en grado sumo.
    Un comentario, se cobra por tomar fotos, lo que mortifica a los visitantes. Centros como esta espléndida farmacia Triolet en el admirable parque de La Libertad en la Atenas de Cuba, deben ser fuentes de recaudar dinero de los visitantes (y como correctamente sucede no cobrarle a los cubanos), si no como mantenerlos y mejorarlos, pero esto debe ser hecho de manera más sutil. Yo creo que en La Habana Vieja o en Matanzas, Trinidad, Gibara o Baracoa, por mencionar solo algunos de muchos lugares en Cuba se debiera incluir un impuesto de digamos 1+% a quienes lo visitan, pero que esto esté incluido en la cuenta de consumo de alimentos, bebidas y licores, hoteles, compras o entrada a actividades culturales, museísticas y de otro tipo. Es necesario tener los recursos necesarios para mantener estas maravillas, que no deben (ni pueden) salir del presupuesto del Estado, hoy mas estirado que si hubiera entrado a un agujero negro de los que leímos ayer en Cubadebate. Pero hay que hacerlo de forma discreta, si ponemos una pizarra que diga la entrada vale tanto, tomar fotos vale tanto, respirar otro poquito, la gente se hastía e irrita. Hay que hacerlo, pero indirectamente. En ejemplo de tomar fotos, queremos que los turistas tomen fotos, se las muestren a sus amigos y que ello entusiasme y genere a mas potenciales visitantes.
    Se merece ser Patrimonio de la Humanidad y si para ello hiciera falta algunos recursos, estos se deben buscar de todas, todas. No solo porque es un orgullo de Matanzas y toda Cuba, sino porque toda el área del parque de La Libertad se beneficiaría con tener un Patrimonio de la Humanidad y la inversión se pagaría de inmediato, con creces.

    • senelio ceballos dijo:

      Apoyo lo expuesto por el comentario anterior de J. de Oro…..Pero ese historico-impuesto..No entregarlo a los funcionarios-bancos y gobierno nacional……Debe ser manejado, incorporado a los fondos de los gobiernos MUNICIPALES donde radiquen esos objetivos…Por Ej….la bellisima..LA DROGUERIA de la calle Obispo….o la de SS . la camagueyana etc…Son farmacias-droguerias que Deben ser bien mantenidas y conservadas para nuestros futuros nietos……

  • VictorFaife dijo:

    Soy farmaceutico y me siento doblemente orgulloso por esta noticia, primero por la preservacion del legado historico de este sitio, realmente maravilloso ; segundo porque es parte de la historia de la Farmacia en Cuba,que llego a ser la vanguardia de esa ciencia a nivel Panamericano y mundial. Ojala podamos poner a nuestras farmacias de barrio al mismo nivel profesional que los centros de atencion Medica y los Institutos de Investigacion de los Polos Cientificos.

  • PST dijo:

    Todo muy lindo…. ya dentro de poco todas las farmacias de barrio podrán ser convertidas en museo. Le agradecería si alguien me puede decir dónde puedo comprar dipirona? o algún spray de Salbutamol? quizás una tirita de ibuprofeno… se lo voy a agradecer. Digo, si me publican…

  • Lisandra dijo:

    Realmente es una joya del patrimonio material, la calidad y conservación de estantes, frascos maderas y los olores de su estantería de aromas son una colección de incalculable valor para la cultura matancera, realmente somos una provincia que siente orgullo por su pasado y construye el presente con alegría.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también