Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

Había más tuyo en mí de lo que siempre supuse

| 8 |
Monumento de José Martí en el Cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Monumento de José Martí en el Cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Martí:

Un niño vestido de Abdala. Una niña disfrazada de Nené Traviesa. “Cultivo una rosa blanca” aprendido de memoria para recitar en un matutino. Un diploma que cuelga en la pared, “Beso de la patria”. Eso fuiste para mí cuando estaba en la escuela primaria.

Más tarde, te convertiste en un tema de prueba, una obra que había que estudiar porque iba al concurso de español, una frase en las conclusiones de un trabajo práctico: “porque como dijera el Apóstol“…

En el preuniversitario fui por primera vez a la Marcha de las Antorchas. No te lo niego, al principio fue solo una novedosa salida de amigos.

Pero ya no tenía cinco años y comprendí la tradición, el respeto y el amor que sintieron los jóvenes por ti para lanzarse a la calle con antorchas.

Aun así era incapaz de sentirte cerca. De hecho, a veces no te vi ni real.

Mas, hace poco me di cuenta que cuando significas tanto para alguien tan grande, debes ser muy grande. Y si además, no solo ocupas un pedacito en su vida, sino que fuiste el impulso y la razón de su quehacer es que eres muy grande.

Me obligué entonces a comenzar a estudiarte. Leyéndote, quizás podía entender también a quien significa tanto para mí. Lo hice asimismo por temor a que un día mis hijos lo vieran a él como yo te veía a ti.

Tú llegaste un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirte el polvo del camino, no preguntaste dónde se comía ni se dormía, sino cómo se iba a dónde estaba la estatua de Bolívar.

Nunca supe por qué, pero de todas las historias que escuché de ti esta fue la que perduró. La forma en que supiste ver a Bolívar, San Martín e Hidalgo. Las palabras que usaste para describirlos. Hay que amar mucho a los héroes para lograr hacerlos eternos.

Quizás no amo a quien tú amaste. Sin embargo, te aseguro que me enseñaste bien. Ojalá un día mis hijos también amen; y lloren, como tú, ante su grano de maíz en Santiago.

Había más tuyo en mí de lo que siempre supuse. Ahora tú y yo compartimos algo, el deseo imborrable de haberlos conocido. El dolor irremediable de vivir con sus imágenes construidas por otros.

Pero también compartimos el llanto que solo surge del compromiso más inquebrantable: el saber hacerlos eternos.

veracruz marti

Busto de José Martí, en la calle Martí de Veracruz, México. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

playitas-cajobabo marti

La entrada de Martí y Gómez por Playitas de Cajobabo para incorporarse a la guerra quedó inmortalizada con un monumento que recuerda el hecho histórico. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

museo-de-cera marti

José Martí en el Museo de Cera, en Bayamo, Cuba. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

marcha marti

La marcha de las antorchas, en memoria del Héroe Nacional José Martí, se realizó por primera vez en la medianoche del 27 de enero de 1953, para esperar el advenimiento del centenario de su natalicio. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Bath Beach

La playa Bath Beach, en Nueva York, inspiró “Los zapaticos de rosa”, poema de José Martí publicado en La Edad de Oro (1889). Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

 

josé marti

Desde el punto más alto de La Habana se erige el memorial José Martí. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Infografía: Dinella García y Arlet Castillo/ Cubadebate.

Infografía: Dinella García y Arlet Castillo/ Cubadebate.

Infografía: Dinella García y Arlet Castillo/ Cubadebate.

Infografía: Dinella García y Arlet Castillo/ Cubadebate.

Infografía: Dinella García y Arlet Castillo/ Cubadebate.

Infografía: Dinella García y Arlet Castillo/ Cubadebate.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • YARU dijo:

    De estudiante crecí, viendo un busto blanco con una bandera cubana en cada escuela donde estuve. Se le ponía flores y lo llamaban apóstol. Supe que se llama Martí, y cayó en combate en los campos cubanos por la libertad de Cuba, de cara al sol.
    Empecé conociendo algunas de sus obras literarias: La Edad de Oro, Abdala, los versos sencillos. Ya después en la asignatura de historia supe de su labor revolucionaria para organizar la guerra necesaria del 95, el periódico PATRIA, el Partido Revolucionario Cubano; la unión de todos los cubanos y todas las fuerzas; algunas imágenes suyas.
    Realmente fue poco lo aprendido de este hombre hasta un día que sentí necesidad de indagar en su pensamiento, cuando escuché de boca de alguien: ¨Para Cuba que sufre, la primera palabra. De altar se ha de tomar a Cuba, para ofrendarle nuestra vida, y no de pedestal, para levantarnos sobre ella¨.
    Un bombillo se me encendió, ¿Quién fue realmente Martí que tanto habló de Cuba y de ofrendar su vida por los cubanos?
    Desde aquel día leo mucho al maestro, y la necesidad de leerlo se acrecienta cada día porque mucho encuentro en común con él y obtengo todas las respuestas a todas mis preguntas diarias del porqué sucede esto o aquello y las soluciones a nuestros problemas afloran de sus palabras. Nunca he intentado saber de memoria sus aforismos, los cuáles cito mucho. No intento digan: ¡Ehh mira ese dice ser martiano! porque humildemente me siento martiano, que a cada momento lanza su palabra intentando que el oyente se le encienda el mismo bombillo que se me encendió a mí y me diga: Tengo una duda ahora que me dices eso ¿Martí lo dijo? ¿Quién es Martí? Al final me siento contento porque quien dice eso con admiración al final buscará y encontrará en él y quizás se iniciará en la misma labor que hago.
    Anoche en víspera de su nacimiento estuve con mis hijas leyéndoles una de sus cartas a su madre, cuando estaba en el presidio político en Cuba. Hoy en su día quiero ratificar que los cubanos somos inmensamente ricos, porque tenemos un hombre universal que desde el pasado aún nos habla y que trabajó incansablemente hasta dar su vida por la libertad de los cubanos de su presente y del futuro.
    ¡Busca al maestro y encontrarás! ¡Gloria a José Julián Martí Pérez!

  • Facundo dijo:

    Muy bonita crónica encabezada por una excelente foto.

    • Remberto dijo:

      Si es verdad, linda crónica.

  • vlado alvarez dijo:

    Jose Marti es un icono no solo para sino para la humanidad sus ideas han forjado revolucionarios de su tiempo como de igual manera en tiempos presente y futuros. Prueba de ello al decir que Patria es humanidad. Y Fidel es ña continuidad de las ideas martianas revolucionarias que inspiran a los pueblos de seguir luchan contra el imperialismo norteamericano.

  • Yuyú dijo:

    Que hermosa carta! Es como para que la lean en todas las escuelas, pero muy bien leida. Que falta les hace a los jovenes escuchar cosas tan humanas como esta. Estoy segura que intentarian entender mejor a Marti, conocerlo más. No solo sus “Zapaticos de rosa” sino su pensamiento. Porque con Fidel aprendimos tanto a llevarlo dentro.

  • Maria Elena Castaneda dijo:

    DINELLA MUY LINDO TU ARTÍCULO Y MUY REAL, ASIMISMO ES, TODOS DEBEMOS ESTUDIAR CON PROFUNDIDAD EL APÓSTOL, NOS DEJÓ MUCHAS ENSEñANZAS. DESDE NIñOS APRENDIMOS A QUERERLO.

  • Tomás García Cuéllar dijo:

    Es muy importante el momento que está viviendo el pueblo cunbano, lleno de reafirmación revolucionaria, es de pláceme ver a las nuevas generaciones de cubanos unidos a las precedentes homenajeando a nuestro Héroe Nacional en el aniversario de su natalicio, a este se suma el Club de Alfabetizadores de Placetas que se fundó para honrarlo el 28 de enero 1998, cumpliendo 19 años, en la actividad de su aniversario participaron compañeros del Club de Alfabetizadores del municipio de Remedios, también villaclareño. Días antes se rindió homenaje con una ofrenda floral al monumento de José Martí, situado en el Paseo Martí de la ciudad de Placetas.

    El Club placeteño que lleva por nombre el del joven Manuel Ascunse Domenech, otro educador que pasó para siempre por su valentía a la historia, está conformado actualmente por 164 integrantes, los que han seguido los pasos del Maestro en la misión de enseñar y educar a la población, lo hicieron en aquel entonces para cumplimentar la encomienda dada por nuestro Eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, hoy se alza después de la desaparición física de este gran hombre con la misión segura de dejarle a las nuevas generaciones un legado de valores. Algunos lo hacen incorporados a centros educacionales, otros desde su bastión familiar o en su cuadra.

    La directiva y miembros de ambos Clubes rindieron justo homenaje a Martí y Fidel, e nvitan a nuestra población a continuar la obra que ambos iniciaron en pos de un país libre y soberano.

    Los miembros tienen como propósito

  • ORLANDO VICTOR GARCIA GONZALEZ dijo:

    O ORGULLO SIENTO AL DESCUBRIR ESOS SENTIMIENTOS HACIA LA PATRIA

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dinella García Acosta

Dinella García Acosta

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En Twitter: @a_dinella

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también