Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

El dolor de Raúl

| 103 |

¿Nos duele la muerte del Comandante en Jefe? Multipliquemos por un millón ese dolor y aún estaremos lejos de lo que siente Raúl. Este 25 de noviembre debió haber sido uno de los peores días de su vida, quizás tan triste como aquella otra jornada aciaga en la que perdió al amor de su vida: la insuperable Vilma.

Por las Redes Sociales corre el último fragmento de su alocución.

Cuando termina de leer, se echa hacia atrás en la silla, gira su cabeza hacia un lado y suspira, como intentando desahogar todo lo que en ese instante le oprime el pecho. Parece que le ha costado un mundo leer aquellas pocas líneas; la voz, que a veces quiere quebrarse, llega hasta el final, hasta la frase última, esa en la que convida a su querido pueblo a la victoria siempre, aún cuando él mismo está herido, casi de muerte.

La noticia tenía que darla él, solo él podía comunicar tamaño dolor al pueblo de Cuba, aunque su corazón estuviera maltrecho por la despedida. No podría afirmarlo, pero al verlo allí, tan solo, supuse que esa oficina era el último lugar en el que quería estar. A esa hora y con ese dolor, quizás se hubiera sentido más aliviado entre los suyos, rodeado de sus hijos, sus nietos, sus bisnietas, sus amigos, los compañeros de lucha que aún le dan pelea al tiempo y sus recuerdos. Pero el General de Ejército, el presidente de Cuba, debía desprenderse de su condición de hermano, tenía que ser fuerte y anunciarle al mundo que Fidel, el fundador de la Revolución cubana había muerto.

Sus palabras desencadenaron un terremoto sin escalas, un tsunami que nos tragó a todos y nos dio la madrugada más angustiosa de la historia. Si así fue para nosotros ¿qué dimensión ha de tener el abismo que se le abrió a Raúl a las 10 y 29 de la noche del 25 de noviembre del 2016? Él, que nació a su lado; que estudió en sus escuelas; que lo persiguió hasta La Habana; que lo escoltó sin cuestionamientos al Moncada; que lo acompañó a México; que regresó a su lado en el Granma; que junto a él caminó Sierra arriba y Sierra abajo; y que fundó, mano a mano con él, la Revolución que nos salvó.

Por ese compromiso perenne, en el año 2008, Fidel delegó en Raúl todos sus cargos: el del Primer Secretario del Comité Central del Partido; el de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. La salud de Fidel se había quebrantado, pero ahí estaba el hermano más fiel. En una magnitud mucho más grande, volvía a repetirse la historia de aquel discurso en que Fidel perdió la voz y Raúl lo socorrió. Ya la sabia madre, Lina Ruz, allá en Birán, lo había profetizado cuando después de la traición de Urrutia recortó su figura de la fotografía en que acompañaba a Fidel, a Camilo y al Che, colocó entonces la de Raúl y dijo: “Ahí lo voy a poner, porque ese sí que nunca traicionará a su hermano”.

Cuentan quienes estaban cerca, que Raúl era el primer lector de las Reflexiones del Comandante; y todos sabemos que aquel consultaba con este todas las decisiones que implicaban el futuro de Cuba. Eran dos, pero parecían uno.

Por eso esta noche en que mi barrio se ahoga en un silencio triste, pienso en Raúl, en sus dolores, en sus inmensas pérdidas, en la responsabilidad que tiene con esta Cuba, en el esfuerzo sobrehumano que tendrá que hacer estos días para parecer fuerte frente a un pueblo que llora. Con él seguiremos de pie, porque Raúl también es Raúl.

(Tomado de Cubahora)

Se han publicado 103 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arodis dijo:

    Enseguida que vi a Raul dando la noticia, le dije a los que estaban conmigo, que Raul estaba sufriendo mucho dolor y sus palabra eran entre cortada.

  • Emilia Hernández dijo:

    Realmente es muy doloroso tener que asumir que el hombre proa, su guía, su ideal concretizado desde pequeño en su hermano, ya no estará físicamente junto a él, coincido contigo en que esa fatídica noche del 25 de noviembre es y será por siempre la más dolorosa de su vida y ha marcado su existencia en lo más hondo, se apreció en el desgarro de su voz, en el dolor expresivo de sus gestos, también mostró su altura, su talla y dimensión de su personalidad forjada junto a nuestro máximo líder. Por eso lo seguiremos como hasta ahora, para seguir participando en este proceso político iniciado por Fidel, donde no dejaremos caer jamás las banderas del socialismo. HASTA SIEMPRE COMANDANTE, SEGUIREMOS JUNTO A UD EN RAUL, PARTICIPANDO EN TODAS LAS TAREAS DE LA REVOLUCIÓN.

  • Marti Marcel dijo:

    Toda el pueblo de Cuba y toda la gente de bien estamos juntos con Raul.
    Hasta siempre!

  • Adelaida Millares López dijo:

    FIDEL: en el libro de tu vida no se escribirá jamás un capítulo final.

  • fidelds dijo:

    Coincido con los compañeros, debió ser muy difícil para Raúl dar la noticia y es que él no solo perdió al hermano mayor, perdió a su guía, a su jefe de toda la vida, al hombre a quien siguío siempre sin ninguna duda, identificado totalmente con sus ideas, al mentor sabio y humilde, tiene que haber sentido un una profunda sensación de orfandad.
    Creo que lo único que puede calmar su dolor es la convicción de que sabremos seguir adelante haciendo realidad los sueños de Fidel, que le seremos fiel siempre y eso queremos, que llegue a Raúl ese mensaje de aliento. ! Hasta la Victoria Siempre!

  • niurka padron almaguer dijo:

    Querido Comandante siempre estará Usted en mi corazón y en el resto de todos los cubanos, los de aquí y los que andan por el mundo. Descanse en paz, amado padre, orgullosa estoy de ser cubana, de los padres que tuve, de mi abuela tan fidelista ella hasta su muerte también. Lo amaremos por siempre. Hasta la Victoria Siempre.
    Patria ó Muerte, Venceremos

  • Regla Teresa dijo:

    El dolor de Raúl es inmenso, tanto como el nuestro, él perdió más que un hermano a un guia, pero debe reconfortarle saber que nunca estará solo, la batalla continúa, quizás nos esperen tiempos difíciles, pero ahí estaremos General de Ejército . Fuerza.

  • dani dijo:

    Quizás Raúl no ha tenido todo el reconocimiento que merece, y me parece justo decir, que sin su apoyo constante tantos años, ni fidel ni la historia de Cuba, hubiesen sido lo mismo, un lujo haber podido compartir el tiempo, de estos dos gigantes, diferentes en carácter, pero a la vez tan semejantes, amor eterno a Fidel, apoyo incondicional a Raúl.

  • Miriam Ruiz García dijo:

    Ay Raúl, querido Raúl, tu pueblo te ama, tu pueblo seguirá junto a tí en este camino sin vacilaciones por el bien de nuestra Patria y nuestra Revolución Socialista, que a nadie le queden dudas del gran amor que sentimos por tí todos lo hombres y mujeres dignos de Cuba, eres el primer discípulo de nuestro Fidel y sabemos que contigo estamos tan seguros como como él.

    Hasta la Victoria siempre Raúl, y como siempre VENCEREMOS

  • Liudmila Fuentes dijo:

    El da 26 de noviembre fue el mas triste de la historia estabamos perdiendo el hombre que nos dio la vida sin ser el padre biologico pero si el que todos debemos amar por sus condiciones y su entrega al pueblo y al mundo
    no podemos llorar solo cumplir con su memoria y no traicionarlo jamas
    Hasta la victoria siempre, Comandante

  • Guillermon Moncada dijo:

    Cuba está contigo RAÚL. TU PUEBLO TE ALIVIARÁ ESE DOLOR CON LA VICTORIA SIEMPRE.

    Un abrazo desde la manigua redentora.

  • Rebeca dijo:

    Raúl y Fidel siempre estuvieron muy unidos sus ideales son los mismos, hermanos de sangre y de lucha, mi confianza siempre la tendrán, ellos construyeron un mundo mejor y esas ideas la defenderemos siempre.

  • neyvis socarras manzano dijo:

    Siento como toda Cuba el dolor infinito de la partida de nuestro líder pero se también se que “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”. Hasta Siempre Comandante.

  • Mirtha dijo:

    LETICIA, YO TAMBIEN SENTÍ MAS QUE MI DOLOR, EL DE RAUL, PERO EL NO ESTA SOLO, LO QUE HA PASADO ESTOS DÍAS EN CUBA NO ES FINGIDO, FIDEL Y RAUL, JUNTO A SU PUEBLO VAN A SEGUIR DANDO BATALLA.
    HASTA SIEMPRE COMANDANTE.

  • neyvis socarras manzano dijo:

    Siento como toda Cuba el dolor infinito de la partida de nuestro líder pero se también se que “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”. Hasta Siempre Comandante. Que valentía la de Raúl que tristeza la de su corazón pero Cuba está con Raúl al igual que está con FIDEL

  • Karl dijo:

    Es verdad, el sufrimiento de nuestro Raul ha de haber sido inmenso, pero le decimos que perdio a su hermano querido, pero aqui le quedan millones de hermanos que siempre estaremos junto a el en los momentos futuro que tendremoa.!VIVA NUESTRO ETERNO FIDEL!!VIVA RAUL!!VIVA CUBA LIBRE!.

  • Elaine dijo:

    Para ningún cubano no ha sido fácil la perdida de nuestro líder han sido días angustiosos , rostros tristes en nuestras casas, calles y centros de trabajo, confiamos en Raúl quien con su legado estará impulsando cada pensamiento de su entrañable hermano, te amamos Fidel.

  • Arl dijo:

    PARA EL MUNDO ENTERO :TENGAN CLARO QUE LOS GRANDES NUNCA MUEREN PERMANECEN INMORTALIZADOS EN LA HISTORIA Y FIDEL NO ES GRADE ES INMENSO .HASTA LA VICTORIA SIEMPRE .

  • Heriberto dijo:

    Como dijo Rául en una ocasión COMANDANTE EN JEFE hay uno solo ´´´´FIDEL´´´´ .
    Hoy podemos decir los cubanos existe solo un ¨¨¨´´´II COMANDANTE EN JEFE´´´´ y ese es Ud. RAUL.
    Ordene.

  • Osmanys Céspedes dijo:

    Hasta Siempre Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, usted se nos va pero nos deja su luz en su hermano fiel, en nuestro General Presidente Raúl Castro Ruz al cual le reafirmamos, los verdaderos revolucionarios, que seguiremos luchando por la consigna de siempre.

    PATRIA O MUERTE
    VENCEREMOS

Se han publicado 103 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leticia Martínez

Vea también