Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

El paso de Matthew por Guantánamo: Historias Huracanadas

| 6
Foto: AFP.

Foto: AFP.

Por Edelman Henríquez Pons

Siempre hay un vecino que se solidariza…

Cosa horrible, así lo califica María del Carmen Savón, una lugareña de Tortuguilla que como muchos en esta región, vivieron minuto a minuto el paso de este huracán desde su surgimiento, entrada a Guantánamo y salida, en los albores del pasado miércoles.

“Todo se lo agradezco a mi vecino, que en su casa con techo de placa nos dejó pasar la tempestad, a pesar de estar frente al mar y ser tan vulnerable a la furia de este huracán como tantas otras. Nos pusimos todos en el último cuarto, agrupados, escuchando y temiendo que al otro día no tuviéramos techo, o televisor…”

“Ahora el mar está más calmado, pero su furia era muy intensa y las olas de casi diez metros; parecía que se quería tragar todo esto por aquí. Normalmente el tiempo se pone malo por acá, la mar se pica y a eso uno está acostumbrado, pero lo sucedido con Matthew me hizo tomarle más respeto a ese tipo de tempestades. Mil gracias a quien nos ayudó.”

Varias familias, un solo propósito: salvar la vida

Dolores Rodríguez por su parte contó a Venceremos, que en su vivienda estuvieron cinco familias evacuadas: porque nuestras casas son de techo de zinc y fibrocemento y sabíamos que no iba a aguantar porque el viento era muy fuerte y las olas grandísimas… casi topaban con el arrecife que sirve de barrera, explicó.

“Escuchábamos en la noche el sonido del fuerte viento con las intensas olas. Solo rezaba y pedía a todo lo que existe que la mar no subiera hasta acá arriba porque no sé a dónde nos íbamos a ir, no es fácil salir corriendo con tanto viento y oscuro.

“La mar arrasó, no dejó nada, hasta las escaleras de mampostería se las tragó. Las autoridades se preocuparon por nosotros, nos dieron alimentos en el restaurante de Tortuguilla. Sin su ayuda creo que nunca habríamos sobrevivido ante algo como esto”.

No lo esperábamos tan fuerte

Sentimos la presencia del huracán más o menos a partir de las cinco de la tarde, testimonió Arturo Martínez, residente en la cabecera del municipio de San Antonio del Sur.

“El Consejo de Defensa orientó las cosas que se debían hacer para salvaguardar lo principal que era la vida humana, fueron horas muy difíciles, los vientos muy fuertes, no tanta lluvia. Los techos de zinc volaban y chocaban con los árboles, las palmas se iban de un lado a otro y además sin tener corriente eléctrica.

“El agua rompió la cabeza del puente en los dos lados, hubo más afectaciones en el servicio eléctrico, cables en el suelo y las viviendas con derrumbes parciales y sin techo fueron las principales víctimas de este fenómeno atmosférico.

“La antena que emitía la señal del canal Multivisión ya no existe, mis padres han perdido cerca de dos hectáreas de cultivo, cosechas que le permitirían terminar la construcción de la casa y ponerle techado de placa. No hubo tiempo para nada”.

xxxxxxxxxx

Guantánamo fue la principal víctima del paso de este huracán, pérdidas materiales incalculables aun se ven por todo el Este de la provincia, sin embargo, con este fenómeno también se muestra un valor que hoy agradecemos sea propio del cubano: la solidaridad, esa que salvó a muchos de la desesperación y el desastre dejados por Matthew.

(Tomado del periódico Venceremos)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Isamaría Calvo Sánchez dijo:

    De los momentos difíciles quedan generalmente dos cosas- en la mente las imágenes-, y en el corazón- el agradecimiento -a quienes nos tendieron la mano , nos dieron techo, abrigo y alimento.Entre las cosas buenas que tenemos los cubanos está la unidad entre vecinos cuando más falta hace.En ese momento se nos olvida si es que alguna vez estuvimos enemistados, y hacemos valer aquello de que es hermano el vecino más cercano.Todavía recuerdo con cariño a Odalis, mi vecina de San Rafael , en Holguín, en cuyo hogar pasamos las rachas del huracán Ike, mi niña , mi madre y yo,junto a cuatro familias más.-Cuba que linda es Cuba-.

  • nmartinez dijo:

    En el poblado de Arroyo Blanco, provincia de Sancti spiritus, a través de los CDR, se está realizando una donación de ropas, zapatos y utencilios para el hogar, para los hermanos guantanameros que sufrieron los daños del huracán Matthews.

  • Daniel dijo:

    También la Iglesia Católica cubana esta recogiendo ropa, comida y otras cosas necesarias para las familias de las zonas mas afectadas de la provincia de Guantánamo. En cada iglesia se propuso el pasado Domingo enviar todo este donativo hacia esa zona.

  • Lourdes dijo:

    Hola yo soy Cristiana, y vimos la mano de Dios como obró para que solo fueran mínimos los daños que hizo el huracán, en las iglesias de acá estamos recogiendo dinero más todo los que podamos dar, que esté en buenas condiciones pues los cristianos no damos lo que nos sobra damos lo que sabemos va a ser muy útil para otras personas y además se está formando una brigada para también ir a ayudar a los damnificados a Guantánamo.

  • Acel dijo:

    Todos los que realmente nos sentimos Cubanos sabemos lo que se esta pasando en la hermana provincia. Anoche el delegado nuestro nos reunio para realizar una valija y enviarla a nuestros compatriotas afectados, al llegar a la casa mi hijo de 11 años saco sus uniformes de años anteriores y me dijo que se los mandara a esos niños que se quedaron sin su uniforme escolar. Realmente me conmovio.

  • Joseginaa irigarrieta dijo:

    Con solidarity no se vive, construyan mejores casas

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también