Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

NBA: Los Cavaliers ganan el primer título de su historia

| 49 |

LeBron James festeja luego de ganar ante los Warriors1. AFP

“Esto es lo que prometí. Lo he dado todo para conseguirlo”. Las palabras de LeBron James tras completar la victoria sobre los Warriors acabaron de dar sentido a su retorno a Cleveland, sorprendente hace dos temporadas cuando puso fin a su etapa en Miami Heat. ‘King James’ quiso devolver a Ohio todo lo que le había dado en su primera etapa profesional y demostrar al mundo que era capaz de dirigir un proyecto ganador lejos de un gran mercado.

Con su victoria sobre Golden StateLeBron ve culminado su deseo y los Cavaliers se proclaman campeones de la NBA por primera vez en su historia. Lo intentaron en dos finales anteriores: perdiendo por 4-0 ante los Spurs en 2007 y cayendo el pasado año ante los mismos Warriors por 4-2.

El éxito de esta temporada supone además una conquista máxima ya que Cleveland se convierte en el primer equipo que remonta un 3-1 adverso en una final. Previamente sólo tres equipos habían logrado forzar el séptimo partido en esa situación pero ninguno había culminado esta remontada con el triunfo final.

Cleveland Cavaliers remontó una desventaja de 3-1 ante Golden State.  Foto: Getty Images

Cleveland Cavaliers remontó una desventaja de 3-1 ante Golden State. Foto: Getty Images

LeBron James anunció su vuelta a los Cleveland Cavaliers en julio de 2014, tras pasar por los Miami Heat.  Foto: Getty

LeBron James anunció su vuelta a los Cleveland Cavaliers en julio de 2014, tras pasar por los Miami Heat. Foto: Getty

Los Cleveland Cavaliers ganaron a los Warriors de Golden State 93x89 el séptimo juego de la Final, dándole su primer título en la historia de la NBA.  Foto: AP

Los Cleveland Cavaliers ganaron a los Warriors de Golden State 93x89 el séptimo juego de la Final, dándole su primer título en la historia de la NBA. Foto: AP

Finales de la NBA desde 1975:

1974-1975 Golden State Warriors 4-0 Washington Bullets

1975-1976 Boston Celtics 4-2 Phoenix Suns

1976-1977 Portland Trail Blazers 4-2 Philadelphia 76ers

1977-1978 Washington Bullets 4-3 Seattle Supersonics

1978-1979 Seattle Supersonics 4-1 Washington Bullets

1979-1980 Los Angeles Lakers 4-2 Philadelphia 76ers

1980-1981 Boston Celtics 4-2 Houston Rockets

1981-1982 Los Angeles Lakers 4-2 Philadelphia 76ers

1982-1983 Philadelphia 76ers 4-0 Los Angeles Lakers

1983-1984 Boston Celtics 4-3 Los Angeles Lakers

1984-1985 Los Angeles Lakers 4-2 Boston Celtics

1985-1986 Boston Celtics 4-2 Houston Rockets

1986-1987 Los Angeles Lakers 4-2 Boston Celtics

1987-1988 Los Angeles Lakers 4-3 Detroit Pistons

1988-1989 Detroit Pistons 4-0 Los Angeles Lakers

1989-1990 Detroit Pistons 4-1 Portland Trail Blazers

1990-1991 Chicago Bulls 4-1 Los Angeles Lakers

1991-1992 Chicago Bulls 4-2 Portland Trail Blazers

1992-1993 Chicago Bulls 4-2 Phoenix Suns

1993-1994 Houston Rockets 4-3 New York Knicks

1994-1995 Houston Rockets 4-0 Orlando Magic

1995-1996 Chicago Bulls 4-2 Seattle Supersonics

1996-1997 Chicago Bulls 4-2 Utah Jazz

1997-1998 Chicago Bulls 4-2 Utah Jazz

1998-1999 San Antonio Spurs 4-1 New York Knicks

1999-2000 Los Angeles Lakers 4-2 Indiana Pacers

2000-2001 Los Angeles Lakers 4-1 Philadelphia 76ers

2001-2002 Los Angeles Lakers 4-0 New Jersey Nets

2002-2003 San Antonio Spurs 4-2 New Jersey Nets

2003-2004 Detroit Pistons 4-1 Los Angeles Lakers

2004-2005 San Antonio Spurs 4-3 Detroit Pistons

2005-2006 Miami Heat 4-2 Dallas Mavericks

2006-2007 San Antonio Spurs 4-0 Cleveland Cavaliers

2007-2008 Boston Celtics 4-2 Los Angeles Lakers

2008-2009 Los Angeles Lakers 4-1 Orlando Magic

2009-2010 Los Angeles Lakers 4-3 Boston Celtics

2010-2011 Dallas Mavericks 4-2 Miami Heat

2011-2012 Miami Heat 4-1 Oklahoma City Thunder

2012-2013 Miami Heat 4-3 San Antonio Spurs

2013-2014 San Antonio Spurs 4-1 Miami Heat

2014-2015 Golden State Warriors 4-2 Cleveland Cavaliers

2015-2016 Cleveland Cavaliers 4-3 Golden State Warriors

(Tomado de Mundo Deportivo)

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • el jose dijo:

    después de todo james lo merece....hizo su trabajo...yo me sigo quedando con Curry...rompe todos los esquemas modernos del juego de las canastas!!!

  • Barca dijo:

    Tras un partido que tuvo de todo y que llegó al último minuto con empate a 89, un triple de Kyrie Irving dio la victoria y el anillo a los Cavs de su historia.

    El Oracle parecía un silencioso campo de batalla que se fundía al negro entre gritos ahogados de un visitante heroico y un reguero de cadáveres sobre el que se alzaba, como un guerrero de otros tiempos, LeBron James. Herido, agotado y roto por una mezcla inimaginable de emociones mientras su sombra se alargaba sobre la cancha y se transformaba en el mapa de Ohio, o tal vez en el skyline de esa Cleveland a la que regresó para darle fe, devolverle el orgullo… y ganar un campeonato de la NBA. Después, entre el mar de lágrimas que era el vestuario de un campeón improbable y por eso maravilloso, en los ojos de LeBron empezaba a formarse la conciencia de lo logrado, la certeza de una de las mayores hazañas de la historia del deporte. Ha logrado lo imposible y lo ha hecho en un partido que marcará a toda una generación de aficionados. Un drama, una batalla en la que cada palmo de terreno conquistado costó litros de sudor, un ballet brutal. Nadie había remontado un 3-1 en una Final y desde 1978 nadie había ganado el anillo en un séptimo partido a domicilio. Al cielo de la Bahía se van las cuentas sobre sus Finales perdidas y los debates sobre su legado: el legado de LeBron James es esto. Lo imposible, lo inimaginable: el baloncesto. Estos son sus promedios en las dos últimas Finales, en la derrota y en la victoria:

    – 2015: 35,8 puntos, 13,3 rebotes, 8,8 asistencias, 1,3 robos y 0,5 tapones
    – 2016: 29,7, 11,2, 8,8, 2,5 y 2,2.

    Nunca un jugador había liderado en una serie de playoffs completa, no digamos una Final, en las cinco categorías estadísticas. LeBron ganó su tercer MVP de Finales pero más allá de eso, fuera de todo el significado que podemos comprender con solo un vistazo, está Cleveland. Su Cleveland. Durante años el error junto al lago (“The Mistake By The Lake”), un saco de golpes que solo encontraba decepciones y chistes recurrentes en sus equipos profesionales: 52 años sin un título, ninguno de los Cavaliers. Hasta ahora. Hasta el final feliz y la moraleja. Hasta una hazaña que recordaremos siempre: dónde y cómo la vimos, qué sentimos, qué acabamos pensando. De este jugador que ha trascendido en más de lo que nunca había sido. De este deporte que cuenta historias propias, que no conoce ningún otro. Y de esta competición que difícilmente puede llegar a más. Sobre todo eso, como un guerrero de otros tiempos: LeBron James, convertido en señor oscuro de la NBA justo cuando pensábamos que su tiempo comenzaba a extinguirse.

    A falta de un minuto para el final, el último minuto del último partido de la temporada, el marcador era 89-89… y el total de la Final 699-699. Nadie había anotado en más de tres minutos y medio y cada posesión (se fallaron doce seguidas entre los dos equipos) era un galimatías que pedía a gritos héroes que les dieran forma, que dibujaran un Picasso entre las alambradas. Curry y LeBron intercambiaron fallos hasta que Kyrie Irving, un genio bohemio que se ha descubierto a sí mismo en plenitud en esta eliminatoria, anotó un triple ya histórico a falta de 53 segundos… y delante de Stephen Curry, que volvió a fallar después y dejó el partido pendiente de un tiro libre final de LeBron. Los Warriors murieron donde siempre han matado, deshechos en un final que dependía de un tiro, de una genialidad o de un golpe de decisión. Es un final trágico, horrendo, para el año del 73-9, el de las 88 victorias, el de los récords de triples… y de casi todo lo demás.

    Los Warriors se pasaron los últimos 4 minutos y medio sin anotar, sin saber si aplicarse con su circulación o ponerse en manos de los Splash Brothers. Nada funcionó: Curry se quedó en 17 puntos y 4/14 en triples. Klay Thompson en 14 y 2/10. Entre los dos, 6/24 y ni uno solo cuando toda la temporada dependía de ello. Sin Bogut, con Iguodala renqueante y haciendo todo lo humanamente posible y con demasiados jugadores fuera de foco, estos Warriors roídos hasta el hueso fallaron todo cuando solo necesitaban meter un tiro o dos más. Solo eso para amarrar la mejor temporada de la historia. Así es el deporte, un juego de espejos del que también sale un terrible reflejo para Draymond Green: 32 puntos, 15 rebotes, 9 asistencias, 6/8 en triples y un partidazo enorme (aunque de más a menos) que durante todo el verano no hará más devolverle a su sanción del quinto partido. Cuando la Final, quién se acuerda ahora, parecía abocada al 4-1. Desde ahí, una pesadilla para su equipo y una lección para el extraordinario ala-pívot. Una de sombra ominosa y alargada.

    Los Cavs, de lado a lado del cuadrilátero (87-83 a falta de 5:37, los Warriors solo anotaron una canasta más) ganaron por pura resistencia y un emocionante ejercicio de supervivencia. Eso han sido, y el término es cualquier cosa menos peyorativo, desde el sepulcro del 3-1. Steve Kerr nunca había perdido tres partidos seguidos como entrenador y sus Warriors cierran los playoffs con las mismas derrotas y una más en casa (9 y 3) que en toda la Regular Season (9 y 2). Otra ironía amarga sobre la que se alza un campeón improbable, al que durante todo el año imaginamos peor que sus iguales del Oeste. A punto de firmar el desarme, los Cavaliers optaron por seguir hasta donde llegaran las fuerzas, la versión más extrema de ese grito que ha propiciado tantas proezas en la historia del deporte: es tan condenadamente difícil que precisamente por eso podemos hacerlo. Reunieron toda la energía de la que disponían, física y mental, y se parapetaron sobre unos sistemas brillantemente simplificados por Tyronn Lue, otro enorme triunfador en estos playoffs. Balón en las manos de LeBron, y si no en las de Irving. Y si no a rebotear, y si no a defender… y siempre, volver a empezar. Hasta donde lleguen las fuerzas.

    LeBron no estuvo a la altura de los dos partidos anteriores pero éste era más de percusión y emboscadas que de números en cascada. Terminó con 27 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias. Falló muchos tiros y perdió 5 balones pero puso tres tapones que, ahora mismo lo parece, contaron más que un buen puñado de canastas de otros. El último inhumano, recuperando en un contraataque de Iguodala que, con el público en pie, iba a reventar el nudo que se estaban haciendo los Warriors. En ese tapón imposible estuvo medio partido, la Final, el mensaje: LeBron, este LeBron, es un jugador imposible. Mucho más que un MVP, mucho más que un campeón… o sencillamente solo eso: un campeón.

    Los Cavaliers fueron mejores en el final que les convenía, un cruce de acciones individuales casi sin fuerzas y casi todas sin tino. Pero, en su plan simplificado de supervivencia, tenían más claro cómo rascar los últimos puntos de la Final, los definitivos. Los Warriors se olvidaron de ser los Warriors y se abandonaron a una serie de tiros imprudentes, lo que en realidad también es ser los Warriors. Pagaron de repente todos sus pecados de la última semana, toda su flaqueza cuando solo quedaba dar un paso después de una temporada devorando kilómetros a la carrera. Ante eso, y cuando se buscaban héroes, claudicaron ante un Kyrie Irving que anotó 17 de sus 26 puntos en la segunda parte y que hizo exactamente lo que tenía que hacer: dar sostenibilidad a los minutos de atasco de LeBron. Detrás de ellos Tristan Thompson, JR Smith y hasta Kevin Love hicieron lo poquito que hacía falta para que los Cavs cayeran por su propio peso en la línea de meta, agotados pero un palmo por delante de un rival sin su profundidad y su universo de soluciones, que se desangró cada vez que un pívot (Ezeli, Varejao) pasó por la pista. Como un mago al que de repente le abandona la magia, los Warriors se quedaron petrificados, incapaces de aplicar todo lo bueno que les había llevado por delante al descanso (49-42) y sin fuerzas para sacar tajada de su último golpe sísmico, con el remontaron un peligroso 61-68.

    No hubo rachas de Curry y Thompson que dinamitaran el partido, ni un par de triples salvadores surgidos de cualquier parte, ni circulaciones supersónicas para anotar debajo de la canasta. En el último cuarto no hubo nada: angustia, una presión irrespirable, una tristeza sobrevenida antes de tiempo. La certeza de que estaban en el escenario que convenía a un rival sin nada que perder y capaz de saltar de milagro en milagro. Hasta el tapón de LeBron a Igudoala y el triple de Irving sobre Curry. Las dos jugadas que quedarán para siempre tras una Final esplendorosa, épica, agotadora… extraordinaria. Una que escondía un guion en el que nadie creía, seguramente y hace no tanto ni los propios Cavaliers. Nadie salvo LeBron. Rey de Akron, de Cleveland, de Ohio y, ahora mismo, de toda la NBA. Otra vez.

    • Charls dijo:

      muy bueno y elocuente su comentario, y mejor el resultado del juego y de la serie

  • neo dijo:

    vamos a ver que tiempo hay que esperar para que pongan el 7 partido

  • atletico_madrid dijo:

    Increible es lo maximo lebron......aqunque no me gusta mucho el basquet no me perdere ese partido cuando lo pongan en la tv

    • yosjan dijo:

      Lo irónico es que mientras esto sucedía ayer la TV cubana transmitía el 6to partido, hay que avanzar más evidentemente.

      • Olgui dijo:

        Yosjan, lo que pasa es que tele-futbol perdon, futbol-rebelde, digo tele rebelde estaba dando otra programacion.

  • Ciro dijo:

    Se la merecen, la lucharon y la consiguieron. Felicidades, campeones.

  • JOSE dijo:

    felicidades para Lebron James y su gente, tremenda final nos han regalado los dos equipos, pero el mejor se llevo le titulo.
    gracias

  • Sissi dijo:

    Guaoooo, bravo por James, te lo mereces y te lo has ganado...Cuándo ponen ese partido?

  • orlando dijo:

    El mejor ganó, Curry es también un fuera de serie pero es demasiado creyente

    • Aroldo dijo:

      Lo mismo digo.

  • The King dijo:

    Esperando cierto personaje que siempre habla mal de Lebron aparezca por aqui, el sabe quien es , por ahora le dejo esas fotos ahi de regalo, primer equipo en volver de un 3 a 1 , Kyrie y lebron hicieron los ultimos 6 puntos de Cleveland, Lebron con un tapon increible a un minuto del final sobre Iguodala ...Lebron haciendo historia ...

  • RIA dijo:

    EL KING JAMES SE LO MERECE, FELICIDADES
    CON EL PARTIDO QUE TUVO CURRY Y KLAY NO PODIAN GANAR.

  • Adrian Acosta Rosales dijo:

    Al fin el Rey se pone la corona, sin duda alguna Lebron James a sido el icono del basket de Ohio en Cliveland, ya que lo a ha ganado todo en esta ciudad donde tambien gano titulos en categorias inferiores. Lebron enzabezo la liga estatal del 1999-200 con los Fighting Irish con un valance 27-0, en el 2000-2001 de nuevo revalido el titulo este año se llevo MVP de la liga, además, se convirtió en el primer sophomore de Ohio en ser nombrado "Mr. Basketball" por Associated Press y en ser elegido por USA Today en el primer quinteto del All-USA. En su tercer año en el instituto, sus números aumentaron hacia los 29 puntos, 8,3 rebotes, 5,7 asistencias y 3,3 robos,6 siendo nombrado de nuevo "Mr. Basketball" de Ohio. Además, fue nuevamente incluido en el primer quinteto del All-USA, nombrado Jugador del Año Gatorade en 2001-02 y Jugador del Año PARADE High School. Para su cumpleaños número 18, Gloria le compró a LeBron un Hummer H2 valorado en 80.000 dólares. Además de dos camisetas de Wes Unseld y Gale Sayers valoradas en 845 dólares de NEXT, una tienda de ropa urbana en Shaker Square, a cambio de unas fotografías que posteriormente serían exhibidas en el local. Esto fue investigado por la Ohio High School Athletic Association (OHSAA), ya que bajo las normas de esta institución, ningún jugador amateur puede aceptar regalos que superen los 100 dólares.7 LeBron fue sancionado, pero tras apelar a los juzgados, vio reducida su sanción a dos partidos. Sin embargo, al equipo le despojaron una de sus victorias y le dieron el partido por perdido.8 Esta fue la única derrota oficial que sufrió SVSM en la temporada.

    A pesar de los problemas fuera de la cancha, lideró a SVSM a un récord de 25-1 para dar a Irish su tercer campeonato estatal. En la final, vencieron 40-36 a Kettering Alter, con 25 puntos y 11 rebotes de LeBron.
    LeBron James finalizó su carrera en St. Vincent - St. Mary con 2.657 puntos, 892 rebotes y 523 asistencias en las cuatro temporadas que disputó. James fue seleccionado por Cleveland Cavaliers en primera posición del Draft de la NBA de 2003 donde estubo hasta el 2009 donde no llego a conseguir titulos colectivos pero si muchos individuales, luego de 5 años en 2014 volvio a Cleveland Cavaliers llevandalos a una FINAL la cual calleron 4-2 con los Golden State Warriors, pero este año tubo la opurtunidad de quitarse la espina y miren lo logrado.

  • Leo dijo:

    Increible actuacion la de Lebron cuando nadie pensaba que podia remotar. Un buen alegrón. Lo merece pues luchó fuerte para lograrlo. Felicidades Campeon.

  • rommel blue dijo:

    El animal MVP , su tercer anillo , dos juegos seguidos en una final metiendo mas de 40 puntos en dos partidos seguidos , aca falta el comentario de Lisandro Duvergel

  • Babe Ruth dijo:

    Gloria al Kin Lebron, luchó por ello y lo logró, ademas ante uno de los mejores conjuntos en la historia, de hecho el mas ganador en temporada regular..

  • Lisandro Duvergel dijo:

    caballeros no tengo correo pero no les podia de dejar de escribir , felicidades a Lebron se lo merece , de corazon saben que lo odio pero al cesar lo que es del cesar , ahora bien los Warriors una supèrtemportada ¿ para que ? para esto ?? no me parece , de todos modos , OJO con la temporada de agencia Libre que va a ver cambios , los extraño , seguimos en contacto

  • adri@n dijo:

    Brillante El REY hizo lo que solo el puede hacer: hacer lo imposible posible. Felicidades Cleveland, como no soñar cuando tienes en tu equipo a uno de los mejores deportistas de todos los tiempos a un tipo tan competitivo que si hubiera sido gladiador en los tiempos de la antigua Roma conquistaría el coliseo sin dudas. Todo un titan. Ya se q vendrán algunos puristas q si M Jordan , q si a perdido otras finales; señores por favor limitense a aplaudir, a reverenciar al REY, porque el REY sigue en el trono y todavía le quedan muchas historias por escribir.

    Que espectáculo la NBA, que magnifica final, felicidades también a los guerreros posiblemente sean el mejor equipo de la liga, por lo menos lo fueron durante todo el año y calleron con las botas puestas, luchando hasta el final, como gerreros.

  • arrebatao dijo:

    Hace días escribi que la final estaba dura para los cavalies, pero que mi voto es por ello, ya que a pesar de que los Warrios estaban fuerte (mejor que la temporada pasada), Lebron estaba mucho mejor preparado junto con el equipo y contaba con la actuación de sus principales figuras incluyendo Irving que el año pasado se lesionó junto con los demás jugadores regulares del equipo, por eso dije que los Warrios no se confiaran.

    Mis respetos para Kevin Durán, WestbrooK, Irving y especialmente Lebrón que para mi jugaron a un nivel mas alto que incluso que el propio Curry, que el pobre a pesar de que es un excelente jugador y estar en el equipo indicado, tenía demasiada presión por tanto se privo cuando el equipo mas lo necesitaba y Lebron que si esta acostubrado a ese tipo de retos lo aprovecho al maximo demostrado ser el mejor jugador de la NBA en este tiempo.
    Pienso que la victoria fue bien merecida ya los Cavalies lucharon contra todo pronóstico, estadisticas y le callaron la boca a muchos fanes de los Warrios en el mundo entero, dando a demostrar de que no solo Lebron estaba en una magnífica forma sino que hay para rato...

  • nbermudez(vc) dijo:

    Simplemente es el rey soy fan de el y siempre tuve total confianza para mi es el rey del basquet aunque mucho no esten de acuerdo conmigo para mi va a superar a kobe briant, es un jugador expectacular y un lider es el mejor jugador de basquet del mundo felicidades rey te lo tienes bien merecido, gracias por darno tanto de tu juegos a tus fanaticos que viva el rey de reyes el nro 1

  • walfrido dijo:

    Solo toca felicitar a alos de Cleveland por su extraordinaria victoria, cuando ya casi nadie creia en ellos, pues ahi tienen, asi son los veraderos campeones.Quien duda que James sea uno de los mejores jugadores de la HISTORIA de la NBA, vueno, para el que lo dudara: duda despejada.....

  • Sergio dijo:

    Honor a quien HONOR MERECE

    Gran faena de los CAVALIERS, con un inmenso LEBRON, y un NO MENOS, ya que casi nadie lo menciona, Kyrie Irving, que en muchos momentos claves fue la BUJIA INSPIRADORA.

    Felicidades a los FANS de los CAVALIERS, de LEBRON, del BASKET,, y ahora por favor, no me vayan a UTILIZAR "EL ARGUMENTO" de que LEBRON ha gando con dos equipos, jajajajaja, que ya los veo VENIR,,,, vivir para leer, ya verán.

    Saludos,

  • El Negro dijo:

    Al cesar lo q es del césar y al rey su corona o trabes grande lebrón o trabes ,,,,,,,,,

  • Robertico dijo:

    Que difícil fue la final muy emotiva con 2 tremendos jugadores echándose a sus equipos a las espaldas. Pero que difícil se les hace a la prensa cubana incluyo a los narradores traducirnos lo que significa en español el nombre de cada equipo y a la ciudad que pertenecen, se que son los caballeros y los guerreros pero cuantos no lo saben, es que saben mucho Ingles y solo mencionan lo que hacen los narradores de la cadena americana que transmite esta final. Por Favor al comentarista deportivo tiene que caracterizarse el llegar más fácil al pueblo que somos los que escuchamos y vemos sus comentarios.

  • Juan Carlos (El Poeta) dijo:

    Ayer salí con un grupo de muchachos jugadores de Basquet de diferentes categorías de los equipos Plaza ( 13 y 15, 11 y 12 y 9 y 10 ), salimos a ver la final de la NBA imagínense que fuimos al Centro Vasco, no había señal (fuertes tormentas en California), recorrimos todo el Vedado y no pudimos verlo en ninguna parte, nos enteramos del resultado ahora mismo que salió este artículo, la pregunta es por qué los otros deportes se ven en vivo y el Basquet no, por qué hay noticias de los torneos de fútbol de la Conchinchina y no de la NBA, si queremos potenciar el Baloncesto cubano hay que darle más atención a este aspecto y quiero decirles que la generación que viene de baloncesto nos va a dar muchísimas satisfacciones recuerden eso pero no podemos dejarla perder, tenemos que motivarlas.Con referencia al partido, lo ganó quien se lo mereció , King James se está mereciendo este título desde el año pasado , díganle a Curry que no discuta con quien está entrando en el trono de los inmortales.

  • ibrahin dijo:

    Colegas Excelente partido llegó el último cuarto empatado a 89 a falta de 2 minutos y Irving otro monstruo de los Cavaliers metió canasta de 3 y saco del Juego al equipo contrario

  • Lulú dijo:

    Históricos Cavs: primer equipo que levanta un 3-1 en las Finales

    Cleveland suma su primer anillo escribiendo una de las páginas más bellas en la historia del deporte mundial. Este 2016 hemos vivido 2 de las 11 remontadas de un 3-1.

    20 junio 2016 07:17h CEST

    Los Cavaliers no sólo acaban de conquistar el primer anillo en sus 45 años de existencia, sino que lo han hecho por la puerta grande: remontando un 3-1 en contra por primera vez en las Finales de la NBA. Tras la victoria en The Q en el cuarto partido, los Warriors se aseguraron contar con tres match balls para repetir título. Pocos (por no decir nadie) veían posible que LeBron y compañía pudiesen levantar semejante losa. Es más, de las 32 ocasiones anteriores que se dio un 3-1 en la serie por el anillo, únicamente en dos el equipo en desventaja logró forzar el séptimo y definitivo encuentro. Lo lograron los Knicks en 1951 y los Lakers en 1966. Remaron y remaron, pero murieron ahogándose en la orilla. No así estos Cavaliers. En la que ya es una de las mejores Finales de todos los tiempos, los pupilos de Tyron Lue han protagonizado la que probablemente acabe considerándose la mayor sorpresa de la historia de la mejor Liga de baloncesto del planeta. La undécima ocasión que se remonta un 3-1 en los Playoffs (recordemos, primera en la fase definitiva). Una a una, y comenzando con esta epopeya majestuosa, las repasamos todas:

    2016. Finales: Warriors 3 - Cavaliers 4

    De las 18 ocasiones anteriores que las Finales desembocaron en un Game 7, únicamente en tres se había impuesto el equipo visitante. Los último en lograrlo, los Washington Bullets tras imponerse en Seattle a los SuperSonics (hoy Thunder) por 99-105 en 1978. 38 años después y tras seis triunfos locales consecutivos, los Cavs han roto la racha. Y lo han hecho primero confundiendo y poco después maniatando a los Golden State Warriors en el Oracle Arena. Una victoria que nos deja dos jugadas icónicas: el tremendo tapón a tablero de LeBron a Iguodala y el triple dentro del último minuto de Kyrie Irving ante Stephen Curry. Para ello, los de Oakland han tenido que encajar tres derrotas consecutivas. La primera vez que les sucede con Steve Kerr en el banquillo: ¡había que remontarse a noviembre de 2013! Ya no. Los Cavs se las ingeniaron para forzar un sexto partido en Cleveland. Lo hicieron con la mejor actuación de siempre de unos compañeros (LeBron y Curry sumaron 41 tantos por cabeza) que enfrió Oakland en un Game 5 que Draymond Green no pudo disputar por sanción. El ala-pívot sí estuvo en el sexto, pero un inicio arrollador de los de Ohio y un gran manejo posterior del resto del duelo (con un 'King' James disfrazado, de nuevo, de superhéroe), desembocó en un séptimo partido que se cerró con unas lágrimas de LeBron que jamás olvidaremos.

    2016. Final del Oeste: Warriors 4 - Thunder 3

    Lo que es la vida, Golden State se convertió en el primer equipo en 35 años en remontar un 3-1 en una final de Conferencia y en el tercer vigente campeón que lograba la machada tras los Rockets en 1995 y los Bullets en 1979. Aunque finalmente no ha podido emular a Houston y repetir título. En el primer año en el que se dan la vuelta a sendos 3-1, los Thunder no lograron contener las acometidas de Curry y Klay Thompson. Los 62 triples que los Splash Brothers convirtieron a lo largo de la serie acabó otorgando el pase a la gran final al equipo del 73-9.

    2015. Semifinales del Oeste: Rockets 4 - Clippers

    El último 3-1 levantado nos queda muy reciente. Sobre todo para los aficionados de unos Clippers que aún siguen sin explicarse cómo se les pudo ir la pasada temporada una serie que tenían totalmente controlada tras haber acabado en primera ronda con los Spurs en un séptimo partido para el recuerdo. Los Rockets se aferraron a un triple-doble de Harden y la reminiscencia de Howard para salvar su primer match ball. Aunque en realidad, donde se desplomaron y perdieron la gran oportunidad de pisar una final de Conferencia por vez primera en su historia fue en un quinto encuentro en el que dominaban por 89-70 a menos de 15 minutos para el final. Desde ese instante, el cortocircuito que sufrieron los de Doc Rivers resultó de dimensiones desproporcionadas al encajar un parcial final de 18-49 liderado por Corey Brewer (15 tantos) y Josh Smith (14). Perder aquella oportunidad en el Staples pesó determinó sobremanera un séptimo partido que los texanos controlaron en todo momento. Harden encontró así la oportunidad (perdida) de vengarse ante un Curry que le había arrebatado el MVP. Por su parte, la maldición de los Clippers y Chris Paul en los Playoffs vivió un nuevo capítulo que escribir a su historia de continuas decepciones. Una pesadilla a lo Expediente X.

    2006. Primera ronda del Oeste: Suns 4 - Lakers 3

    Aunque fuera en primera ronda, 36 años después los Suns se pudieron vengar de los Lakers al ser incapaces estos de hacer valer su 3-1 de ventaja. Como se preveía, los de Arizona —muy favoritos pese a no contar con el lesionado Amar'e Stoudemire— se llevaron el primer asalto. Sin embargo, los angelinos se apuntaron los tres siguientes con un canastón de Kobe Bryant sobre la bocina en la prórroga del cuarto (tiempo extra que él mismo había forazdo) que levantó al Staples y confirmaba el giro de 180º en el guion de la eliminatoria. Sólo faltaba un triunfo más... que no llegó. Los Suns ganaron bien el quinto en Phoenix y el sexto en el Staples tras un triple de Tim Thomas en los últimos segundos para forzar la prórroga que truncó los 50 puntos de Kobe. En el séptimo, el Run&Gun del equipo de D'Antoni destrozó a unos Lakers en los que La Mamba dimitió en la segunda mitad lanzando apenas tres veces a canasta.

    2003. Primera ronda del Este: Pistons 4 - Magic 3

    Tracy McGrady completó una formidable serie (31,7+6,7+4,7 y robos) que no obtuvo la recompensa deseada. Sus Magic se quedaron muy cerca de completar la machada ante el mejor equipo del Este en Regular Season. Sin embargo, los Pistons (aún sin Rasheed Wallace) ya estaban gestando su último equipo campeón (2004) y lograron remontar mostrando su superioridad en las tres últimas citas. El por entonces desconocido rookie Tayshaun Prince se dio a conocer al mundo en el séptimo duelo anotando 20 puntos y amargando con su defensa a T-Mac.

    1997. Semifinales del Este: Heat 4 - Knicks 3

    Otra remontada que siguió el mismo camino hasta el 3-1 que ahora tienen a su favor los Thunder. Los Knicks ganaron el primer encuentro en Miami, donde los Heat aprovecharon para poner el empate a 1. Los dos duelos posteriores, se los apuntaron los neoyorquinos en el Madison. Sin embargo, entre Tim Hardaway, Alonzo Mourning y Dan Majerle se las apañaron para dar la vuelta a la situación y dejar a los Pat Ewing, Charles Oakley, John Starks, Allan Houston y cía con la miel en los labios. Tres victorias en consecutiva (dos en Miami y una entre medias en New York) que dieron el acceso a los Heat a su primera final de Conferencia. Eso sí, la polémica no pudo faltar. En el quinto, una pelea originada en la lucha por un rebote hizo que Ewing, Houston, Johnson y Starks saltaran del banquillo. Lo que obligó a la Liga a suspenderles con un partido (Ewing y Houston en el sexto, Johnson y Starks en el séptimo).

    1995. Semifinales del Oeste: Suns 3 - Rockets 4

    El precedente en el que se fijan los Warriors. La última vez que un vigente campeón remontó un 3-1 en contra fue hace 21 años. Ante los Suns de Charles Barkley, Kevin Johnson y A.C. Green, los Rockets se sobrepusieron a un 3-1 en contra sin contar con el factor cancha a su favor. Phoenix jugaba en casa en el quinto asalto con el premio de pasar a la final del Oeste si conseguía la victoria. Pero pese a los 68 rebotes que capturaron los pupilos de Paul Westphal (Barkley y Green sumaron 20 por barba), un 31+16 de Olajuwon forzó el sexto duelo en el pabellón popularmente conocido como 'The Summit'. Ante su afición, y de nuevo con un Hakeem omnipresente (30+8+10, dos robos y 5 tapones), los de Tomjanovich se apuntaron el 3-3 sin mayores problemas. Lo que sucedió en el séptimo, en Phoenix, es historia de este deporte. Mario Elie anotó a 7 segundos para el final un triple esquinado que daba la vuelta a la eliminatoria dejando para la posteridad una icónica celebración: su beso a la grada (The kiss of death) de Phoenix. Semanas después, los Rockets acabarían repitiendo título. Y es que nunca hay que subestimar "el corazón de un campeón".

    1981. Final del Este: Celtics 4 - Sixers 3

    Trece años después, los Sixers volvieron a quedarse con la miel en los labios ante el mismo rival. En esta ocasión, fue Julius Erving quien se vio apeado de las Finales por unos Celtics que acababan de alumbrar a su histórico equipo de los 80: el del Big Three formado por Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish. La serie siguió exactamente los mismos derroteros que la actual final del Oeste. Los Sixers sorprendieron ganando el primer encuentro en el Garden con Andrew Toney decidiendo desde la línea de personal. En el segundo encuentro, los Celtics igualaron con un claro triunfo tras romper en el segundo cuarto. Con la serie en Philadelphia, los Sixers se hicieron fuertes en casa para sumar dos nuevos triunfos en el Spectrum. El robo logrado en el último ataque de los Celtics por Bobby Jones en el cuarto parecía una sentencia de muerte al significar el 3-1. Sin embargo, los Celtics se llevaron en Boston un ajustadísimo quinto asalto y obraron la machada en Philadelphia en el sexto al conseguir su primer triunfo allí desde enero del 79. Ya en el séptimo, los Sixers tuvieron la oportunidad de conseguir el billete a las Finales con una última posesión cuando faltaba un segundo para la conclusión. Sin embargo, pero Jones no pudo recibir el pase y los verdes obraron la remontada en una de las mejores eliminatorias de Playoffs que se recuerdan: con cinco partidos decidiéndose en un margen de dos puntos.

    1979. Final del Este: Bullets 4 - Spurs 3

    Mucho antes de la llegada de Popovich y Duncan a San Antonio, los Spurs estuvieron a un paso de disputar las primeras Finales de su historia justo 20 años antes del primero de sus cinco anillos. Jugando entonces en el Este, los texanos mandaban 3-1 en la final de la Conferencia ante los vigentes campeones. Los Bullets, pese a contar con la participación de Mitch Kupchak (el hoy general manager de los Lakers) en un solo partido, lograron remontar y hacer valer su ventaja de campo pese a ser sorprendidos en el primer duelo en DC y en el tercer y cuarto en San Antonio. Ya en el decisivo duelo, James Silas puso el empate a 105 a 17 segundos de la conclusión. No obstante, Bobby Dandridge —autor de 37 puntos— anotó el tiro decisivo a 8 segundos del final completando así la doble remontada: la global en el cruce y la del propio séptimo encuentro (los Spurs mandaban 76-86 a 10:35 para el final. De nada sirvieron los 42 tantos de George Gervin.

    1970. Semifinales del Oeste: Lakers 4 - Suns 3

    En 1970 los Knicks conquistaron el primero de sus dos anillos en el séptimo partido de las Finales ante los Lakers con aquella inclusión en el quinteto titular del lesionado Willis Reed que creó una atmósfera inolvidable en el Madison Square Garden. Pero antes de aquel épico encuentro, los de púrpura y oro tuvieron que sobreponerse en la primera ronda al susto que les metieron en el cuerpo los Suns de Paul Silas, Dick Van Arsdale, Gail Goodrich... Tras una plácida victoria en el primer asalto en el mítico Forum de Inglewood, los de Arizona tomaron la delantera por 3-1 en la primera incursión en Playoffs de su historia. Wilt Chamberlain, Elgin Baylor y Jerry West despertaron a tiempo para guiar la reacción angelina. Consiguieron un +63 en los tres últimos partidos de la serie.

    1968. Final del Este: Sixers 3 - Celtics 4

    En 1967, los Sixers de Wilt Chamberlain acabaron con el monopolio de los Celtics de Bill Russell (en su primer curso como entrenador-jugador reemplazando al legendario Auerbach). Con Red, los verdes habían forjado su fama de orgullosos encadenando 8 títulos consecutivos. Una racha nunca vista en la NBA que se truncó con la derrota en la final del Este por 4-1 ante los de Philadelphia. A la temporada siguiente, y con el segundo anillo de los de Pennsylvania a recaudo, Boston se vengó de la manera más dulce que se puede imaginar. Los Celtics ganaron el quinto duelo en Philadelphia, hicieron lo propio en el Garden para forzar el séptimo. De nuevo en un 'The Spectrum' prácticamente recién inaugurado, John Havlicek (21 puntos) y Sam Jones (22) lideraron el triunfo de Boston por 96-100. Fue la primera ocasión en la que se remontó un 3-1 en contra.

  • Lulú dijo:

    Kyrie Irving: "Sólo pensaba en la mentalidad de la Mamba"

    El base, autor del triple decisivo, se inspiró en Kobe durante los últimos minutos del partido. Tyronn Lue emula a Kerr al ganar el anillo en su primer año como 'head coach'.

    Oakland 20 junio 2016 10:42h CEST

    Kobe Bryant ha servido de fuente de inspiración para muchos de los jóvenes talentos que hoy en día habitan en la NBA. Uno de ellos es Kyrie Irving, el mismo que decidió un séptimo partido legendario con un triple dentro del último minuto que le servía para firmar su gran actuación en estas Finales con 17 tantos en la segunda mitad. "Al final del único partido sólo pensaba en la mentalidad de la Mamba", reconoció el base del equipo campeón en alusión al apodo de la leyenda de los Lakers ('Black Mamba' o 'Mamba Negra'). Aunque, cómo no podía ser de otra manera, Irving también tenía palabras de elogio para el MVP de las Finales 2016, su compañero LeBron James: "Es el mejor jugador de este planeta".

    Mientras, su entrenador Tyronn Lue le deba a Kyrie el mérito que merecía. "Ese tiro final tiene que ser uno de los mejores en la historia de los Finales", comentaba el técnico, quien arrancó el curso como asistente de David Blatt. Tras el despido de este último a finales de enero, se hizo cargo del equipo hasta conducir a la franquicia a su primer anillo de la historia. De esta manera, Lue gana el primer anillo de su carrera (como jugador lo consiguió con los Lakers en 200 y 2001) convirtiéndose en el tercer técnico en llevarse el título tras hacerse con las riendas iniciada la campaña. Coge el testigo de Paul Westhead (Lakers, 1980) y Pat Riley (1982 Lakers y 2006 Heat). "Al descanso les comenté a los chicos que no pensaba que hubiesen dado el máximo. Nos aferramos a nuestro plan y nuestra confianza nunca desapareció", reveló. Poco antes, así había aconsejado a LeBron tras sus tres pérdidas en el primer cuarto: "No trates de pensar el juego, sino de jugarlo". Visto lo visto, surtió efecto. "Si alguien merece ganar un campeonato, ese es LeBron James", terció un Lue que emula a Steve Kerr al conquistar el anillo en su primer año como head coach.

  • stivens dijo:

    Sin duda alguna ganó el mejor equipo de la NBA, aunque los Warrios impusieron record de victorias los Cleveland de la mano de Lembron soy invensibles, si Irving y Love hubieran estado en las finales del año pasado también se hubieran proclamado campeones, no obstante debo decir que el equipo en las finales no se comportó a la altura de sus posibilidades de juego ya que tiene jugadores que pueden hacer la diferencia como ready, Priece, Mosgov, Love, Thomson, Delavedoba jugadores que también aportaron y fueron muy valisos en el triunfo del los Cleveland, además era hora de que Lebron se redimiera ya que era la cuarta final consecutiva buscando un anillo. nueno en fin felicidades a la fanaticada de la Cliveland en la cual me incluyo, creo que también Lebron ganará el premio de más valioso de las finales. gracias.

  • Lulú dijo:

    LA FINAL DE LA NBA
    Los Cavaliers conquistan el anillo con un grandísimo LeBron James
    Cleveland y un decisivo Irving ganan (89-93) y culminan la inédita remontada (3-4) ante los Warriors

    20 JUN 2016 - 11:36 CEST

    LeBron James, Kyrie Irving y los Cavaliers hicieron historia en Oakland al vencer el séptimo y definitivo partido de la final ante los Warriors por 89-93 y ganar el anillo de campeones. Es el primer título para Cleveland desde que se fundó hace 45 años y la primera vez que un equipo remonta un 1-3 en la historia de las finales de la NBA. Las 32 veces en que se había dado tal situación, ganó el equipo que había tomado ventaja.
    GOLDEN STATE, 89; CLEVELAND, 93 (3-4)

    Golden State Warriors: Curry (17), Klay Thompson (14), Barnes (10), Draymond Green (32), Ezeli (0) -equipo inicial-; Iguodala (4), Varejao (1), Livingston (8), Barbosa (3) y Speights (0).

    Cleveland Cavaliers: Irving (26), JR Smith (12), LeBron James (27), Love (9), Tristan Thompson (9) –equipo inicial-; Jefferson (2), Shumpert (6) y M. Williams (2).

    Parciales: 22-23, 27-19, 27-33 y 13-18.

    Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

    El título refuerza la leyenda de LeBron James que suma su tercer anillo en su séptima final. Probablemente éste sea el más emotivo, porque lo consigue para el equipo de su casa, de Cleveland, muy cerca de Akron, donde nació hace 31 años. Dejó el equipo en el que debutó en la NBA, con 19 años en 2003, para jugar cuatro finales y ganar dos anillos en Miami con Dwyane Wade y Chris Bosh (2012 y 2013). Pero regresó a la franquicia de Ohio como el gran redentor, la esperanza para poner a la ciudad en el primer plano del deporte mundial. Lo consiguió. Por fin es profeta en su tierra. Y por supuesto, fue designado el MVP de la final, en la que no falló y volvió a protagonizar una actuación descomunal con un triple doble: 27 puntos, 11 rebotes, 11 asistencias, dos robos de balón y tres tapones.

    Los Cavaliers necesitaron eso y mucho más para doblegar a los Warriors, a los campeones, al equipo que esta temporada ha hecho historia al superar con 73 victorias en la fase regular el histórico récord en poder de los Bulls de Michael Jordan desde 1996. El inmenso talento de Stephen Curry y Klay Thompson, los Splash Brothers, la pareja de cañoneros que ha abierto una nueva dimensión en el manejo del balón y que ha inundado la temporada de triples, no funcionó en el último partido de la temporada. Sumaron 6 triples en 24 intentos. Curry se quedó en 17 puntos y Klay Thompson en 14. Pero aun así, el partido fue muy igualado. Draymond Green, impresionante, tiró de su equipo con 32 puntos, 15 rebotes y 9 asistencias. El partido llegó igualado al final después de que ambos equipos se recuperaran de sus pequeños baches.
    MÁS INFORMACIÓN

    LeBron desquicia a Curry y fuerza el duelo definitivo
    5º El festival de Irving y LeBron derrite a los Warriors (97-112)
    4º Curry pone a los Cavaliers entre la espada y la pared (97-108)
    3º Los Cavaliers se rebelan y se la devuelven a los Warriors (120-92)
    2º Green y los Warriors bailan a los Cavaliers (110-77)
    1º La cara B de los Warriors da primero (104-89)

    Los Warriors, siempre con su estilo tendente a los tiros abiertos y más esta vez en la que notaron la ausencia de su pívot titular Bogut, abrieron hueco mediado el tercer cuarto (54-46). Pero los Cavaliers, que atacaron decididamente el interior de la zona de su rival, le dieron la vuelta al marcador con un parcial de 7-22, gracias a la labor de Irving, LeBron y a su superioridad en el rebote (61-68).

    Green y los triples volvieron a igualar la contienda en un último cuarto tenso, repleto de fallos, en el que el marcador apenas se movió. Se llegó con empate a 89 puntos a los últimos cuatro minutos. Y en ese agónico y tenso final, los Warriors naufragaron por completo. No fueron capaces de anotar, mientras que los Cavaliers decidieron gracias a un triple de Kyrie Irving a 49 segundos para el final. LeBron James, que poco antes le había puesto un tapón a Iguodala, estableció el definitivo 89-93 con un tiro libre. Los Cavaliers, con la aportación de Kevin Love, con 9 puntos y 14 rebotes, fueron especialmente superiores en el rebote (32-48) y sumaron 21 puntos desde la línea de tiros libres por solo 10 de los Warriors.

    Congrats to the #NBAFinals MVP @KingJames pic.twitter.com/UNGQ2j5HLE
    — NBA (@NBA) 20 de junio de 2016

    El equipo de Steve Kerr sufrió un rosario de inconvenientes a lo largo de los palyoffs. Tuvo que remontar en la final del Oeste un 1-3 ante Oklahoma. Stephen Curry se lesionó entonces y se perdió algunos partidos. Ya en la final ante Cleveland, Draymond Green fue suspendido con un partido por acumulación de faltas flagrantes, Bogut se lesionó e Iguodala también sufrió unos problemas físicos. El año anterior había ocurrido todo lo contrario. Los Cavaliers no pudieron contar con Kevin Love y Kyrie Irving se lesionó en plena final. Esa vez, los Cavaliers, que mediada la temporada relevaron a David Blatt por Tyronn Lue en la dirección técnica, han conseguido rendir a un magnífico nivel y LeBron James, el Rey, por fin, puede brindar el título al equipo de su casa.
    LA FINAL Y EL HISTORIAL
    LeBron y Curry. LeBron y Curry. Bob Donnan REUTERS

    Los siete partidos de la final

    1er partido. 2 de junio. Golden State, 104; Cleveland, 89 (1-0)

    2º partido. 5 de junio. Golden State, 110; Cleveland, 77 (2-0)

    3er partido. 8 de junio. Cleveland, 120; Golden State, 90 (1-2)

    4º partido. 10 de junio. Cleveland, 97; Golden State, 108 (2-2)

    5º partido. 13 de junio. Golden State, 97; Cleveland, 112 (3-2)

    6º partido. 16 de junio. Cleveland, 115; Golden State, 101 (3-3)

    7º partido. 19 de junio. Golden State, 89; Cleveland, 93 (3-4)

    Año Final y resultado MVP de la final

    2016 Golden State-Cleveland (3-4) LeBron James

    2015 Golden State-Cleveland (4-2) Andre Iguodala

    2014 San Antonio-Miami (4-1) Kawhi Leonard

    2013 Miami-San Antonio (4-3) LeBron James

    2012 Miami-Oklahoma (4-1) LeBron James

    2011 Dallas-Miami (4-2) Dirk Nowitzki

    2010 Lakers-Celtics (4-3) Kobe Bryant

    2009 Lakers-Orlando (4-1) Kobe Bryant

    2008 Celtics-Lakers (4-2) Paul Pierce

    2007 San Antonio-Cleveland (4-0) Tony Parker

    2006 Miami-Dallas (4-2) Dwyane Wade

    2005 San Antonio-Detroit (4-3) Tim Duncan

    2004 Detroit-Lakers (4-1) Chauncey Billups

    2003 San Antonio-New Jersey (4-2) Tim Duncan

    2002 Lakers-New Jersey (4-0) Shaquille O’Neal

    2001 Lakers-Philadelphia (4-1) Shaquille O’Neal

    2000 Lakers-Indiana (4-2) Shaquille O’Neal

    1999 San Antonio-Nueva York (4-1) Tim Duncan

    LOS EQUIPOS CON MÁS TÍTULOS

    17 Boston Celtics

    16 Los Ángeles Lakers

    6 Chicago Bulls

    5 San Antonio Spurs

    4 Golden State Warriors

    3 Miami Heat

    3 Detroit Pistons

    3 Philadelphia Sixers

  • Richard dijo:

    Felicidades se lo merece, Lebron e Irving los dos se tiraron el equipo arriba y ganaron FELICIDADES

  • Lulú dijo:

    NBA
    Los Cavs ganan 4-3 a los Warriors
    El anillo prometido de LeBron

    Los Cleveland Cavaliers se proclamaron campeones de la NBA derrotando a domicilio a los Golden State Warriors en un partido épico (89-93)

    20/06/2016 08:53

    Desde que 'Sports Illustrated' le bautizó como 'El Elegido', cada paso de LeBron James se dirigió hacia aquí. Hacia esta encrucijada de la historia que era el séptimo partido entre los Golden State Warriors de las 73 victorias y sus Cleveland Cavaliers. Hacia el anillo que toda una ciudad creyó predestinado cuando esa leyenda que había crecido en su patio trasero aterrizó en la franquicia. Hacia el momento exacto en el que, derrotado el monstruo con sus propias manos, LeBron James se postró de rodillas en el parqué del Oracle Arena con el marcador certificando un 89-93 que es de su gloria. Todo lágrimas y campeón de la NBA.

    "He dado todo lo que tenía. Me he dejado el corazón, la sangre, el sudor y las lágrimas", confesaba LeBron James. Lágrimas que derramó arrodillado en el suelo, rodeado de un enjambre de cámaras hambrientas de historia, y en el podio, abrazado ya al trofeo de campeón. Es el título que vertebrará la narración de una carrera que a sus 31 años ya le situaba entre los mejores jugadores de todos los tiempos. El anillo que dará sentido a cada éxito y cada paso en falso.

    El rival, el escenario y el guión sólo. Contra los Warriors de las 73 victorias, un equipo que merecerá un lugar propio en la evolución del baloncesto. Fuera de casa, donde ningún equipo había ganado un séptimo partido en las Finales desde 1978. Y en un duelo que entró directamente entre los grandes clásicos de la NBA. Un intercambio de golpes entre talento desnudo que se decidió en el último minuto con un triple de Kyrie Irving ante Stephen Curry, el MVP reinante, y un tiro libre de LeBron James, que dos minutos antes había frenado un contraataque con un tapón monstruoso sobre Iguodala.

    Fue su signo de exclamación de la noche, como en el sexto partido había sido el tapón sobre Stephen Curry. Aquella acción -y el gesto posterior- fue una manera de reclamar su autoridad ante el hombre que más ha cuestionado su reinado. Ésta otra, una jugada decisiva para sostener a su equipo en la recta final. Ese grupo al que había arrastrado hasta el séptimo partido con una determinación animal en los dos anteriores asaltos. Sólo dos equipos habían forzado un séptimo partido tras empezar las Finales perdiendo 3-1. Ninguno hasta estos Cavaliers había conseguido el anillo.

    Herida cerrada

    La remontada empezó en el quinto partido, un encuentro que Draymond Green no pudo disputar por sanción. Su manotazo a LeBron James le había costado la falta flagrante que le faltaba para recibir una suspensión automática y el Oracle Arena la tomó con el alero de Akron. Sólo una vez LeBron James vivió un ambiente más ensordecedor en su contra: su primer partido de regreso a Cleveland como jugador de los Miami Heat.

    Porque hace sólo seis años los aficionados de los Cavaliers se echaban a la calle para prender fuego a sus camisetas de LeBron James, que había anunciado en una entrevista a nivel nacional que se marchaba a Miami. Aquello sentó como una alta traición, aunque en siete temporadas Cleveland sólo le hubiera rodeado de medianías y estrellas pasadas de fecha. Tuvieron que pasar unos años para que las dos partes limaran diferencias y trabajaran para su regreso en 2014.

    De la tabula rasa sólo quedó Kyrie Irving, su más estrecho colaborador en estas Finales. Después de un mal comienzo de eliminatoria, el MVP del último Mundial destapó su tarro de las esencias, uno de los mayores abanicos de recursos técnicos que haya tenido un base en los últimos años. Un arsenal con el que superó una y otra vez la excelente defensa de Klay Thompson, con el que cimentó la extraordinaria actuación del quinto partido y con el que encaró a Stephen Curry para anotar el triple que decidió las Finales.

    Si algo había faltado en una eliminatoria preñada de alicientes era un partido igualado, un duelo en el que por fin los dos equipos coincidieran en su punto más alto. Y eso fue el séptimo partido. Draymond Green, el alma de los Warriors, sostuvo a los campeones hasta la línea de meta (32 puntos, 15 rebotes, nueve asistencias); LeBron James cerró las Finales con un triple-doble (27 puntos, 11 rebotes, 11 asistencias); Stephen Curry tuvo momentos brillantes, pero no pudo con la (sorprendente) defensa de Kevin Love en el último ataque. La última palabra fue de Kyrie Irving.

    Misión cumplida

    El anillo de los Cavaliers acaba con una sequía de más de medio siglo. Desde que los Browns conquistaron la NFL en 1964, ningún equipo de la ciudad de Cleveland había ganado nada, la racha más larga del deporte estadounidense. Ésa fue la maldición que LeBron James prometió enterrar. Cuando le preguntaron por qué este anillo es diferente de los dos que ganó en Miami, James contestó todavía entre lágrimas. "Porque estoy en casa. Estoy en casa. Para esto volví".

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también