Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Macri es recibido en Roma bajo una “lluvia” de protestas ( + Video)

| 1 |
El Presidente se reunirá hoy con el papa Francisco. Ayer hubo una protesta del Grupo de Argentinos en Italia por la Memoria, la Verdad y la Justicia, que realizó un acto frente al Hotel de Russie, donde se aloja Macri

El Presidente se reunirá hoy con el papa Francisco. Ayer hubo una protesta del Grupo de Argentinos en Italia por la Memoria, la Verdad y la Justicia, que realizó un acto frente al Hotel de Russie, donde se aloja Macri

El presidente Mauricio Macri llegó ayer a Roma para una serie de encuentros, pero sobre todo para asistir hoy a la primera audiencia desde que es Presidente con el papa Francisco en el Vaticano. Poco después de haber llegado, hacia el atardecer, se encontró con una protesta del Grupo de Argentinos en Italia por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Los manifestantes se plantaron frente al Hotel de Russie donde se aloja el presidente, en la exclusiva Via del Babuino, cerca de Piazza del Popolo. Mientras con un altoparlante uno de los manifestantes explicaba en italiano las medidas que había tomado Macri en estos poco más de dos meses de gobierno, un grupo murguero de unas 15 personas sonaba tambores y bailaba en trajes de colores. Otros levantaban carteles que decían: “Patria sí, buitres no”, “Libertad para Milagro”, “No al ajuste”, “Basta de despidos” y decenas de volantes tirados al aire aterrizaban sobre los coches y la calle. Con un gran título que decía “Argentina: Macri = Hambre”, los volantes destacaban en italiano y en castellano: “La revolución de la alegría quedó como promesa electoral. Las balas de goma son realidad”.

Interrogada por Página/12, Diana Caggiano, una de las participantes, dijo que organizaron la protesta “porque en 70 días se ha visto un cambio estructural, se pasa de una política de inclusión social, de preservar la industria argentina, de discutir sobre la deuda, a rendirse completamente. Esto nos preocupa y nos mueve. Se ha hecho un acuerdo con los fondos buitre. Estamos haciendo esto también para mandar un mensaje al Congreso así no aprueba ese acuerdo. Además, la situación en Latinoamérica es muy delicada. Hay evidentemente un acuerdo para terminar en toda América latina con las políticas de inclusión social. ¿Acuerdos entre quienes? La finanza internacional, como siempre, que también lo está aplicando en Europa”.

El mismo grupo de argentinos le mandó en enero una carta al papa Francisco pidiendo por la libertad de la dirigente social de Jujuy, Milagro Sala, y hablando de los peligros que corre el Archivo Nacional de la Memoria, luego del desplazamiento de su director y nieto recuperado, Horacio Pietragalla.

En los últimos días no han faltado críticas al papa Francisco en Argentina, de parte de ciertos sectores macristas, a raíz del rosario bendecido que le envió a Milagro Sala. Y algunos pensaron que este hecho podría opacar el encuentro del sábado. Esas diferencias fueron disminuidas en cambio por el nuevo embajador argentino ante la Santa sede, Rogelio Pfirter, en una reciente entrevista concedida a este diario. “En Argentina se ha abierto una nueva etapa pero no tanto una etapa de militancia política de uno o de otro lado, sino una etapa que ofrece la posibilidad de explorar el camino de la reconciliación”, dijo. Y agregó: “Yo creo que el sábado vamos a tener una excelente oportunidad para fortalecer los vínculos entre la Argentina y la Santa Sede. Soy muy optimista sobre los resultados de esa reunión”.

El Papa y Macri se conocen desde la época en que Jorge Bergoglio era cardenal primado de la Argentina y Macri jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. No es la primera vez que Bergoglio lo recibe siendo pontífice. Lo hizo en 2013, pocos meses después de haber sido elegido, en la residencia de Santa Marta donde vive. Fue un encuentro privado al que Macri asistió con su esposa Juliana Awada y su hija Antonia. Pero el de hoy será el primer encuentro oficial de dos mandatarios y como suele ocurrir en estos casos, se realizará en la Biblioteca privada del Pontífice, en el segundo piso del Palacio Apostólico.

Macri, que viajó luego de haber despedido el jueves en Buenos Aires al presidente francés François Hollande, vino acompañado de su esposa y una delegación encabezada por la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario de Planificación estratégica de la Casa Rosada, Fulvio Pompeo, además de los gobernadores de las provincias de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, del Frente para la Victoria, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, peronista de muy buen diálogo con el PRO.

Aunque las embajadas argentinas, tanto ante el Vaticano como ante Italia, no dieron información sobre los planes de Macri en Roma, trascendió de otras fuentes que el presidente argentino tiene previsto reunirse hoy para un saludo a nivel privado con el primer ministro italiano Matteo Renzi, que estuvo en Buenos Aires hace 10 días. Este encuentro fue confirmado además por el propio Renzi en una rueda de prensa con periodistas extranjeros la semana pasada. También está previsto un almuerzo con el presidente de Italia, Sergio Mattarella, en el Palacio del Quirinale, sede de la presidencia.

Así recibieron a Macri en Roma

(Con información de Página 12)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ibis Palmar dijo:

    Que bueno italianos , que reciban a un deplorable presidente MACRI , así hay que tratar a cualquier presidente que haya violado derechos humanos DDHH, en su país argentina y no tiene tolerancia , además que lleva al país al atraso,

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también